Mostrando entradas con la etiqueta Mis obras de teatro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mis obras de teatro. Mostrar todas las entradas

lunes, 13 de marzo de 2017

"El test" en el Teatro Alcazar (Cofidis Alcazar) de Madrid




¿Qué escogerías, cien mil euros en mano, ahora mismo, o un millón dentro de diez años? 

Ay el vil metal... que pone en jaque a la amistad, al amor y a la vida entera.

El conflicto está asegurado.


Maru Valdivielso e Itziar Atienza, Antonio Molero y Luis Merlo.

Es una comedia, que tiene sus golpes. No es que yo me muriera de la risa, pero sí que tienes una sonrisa toda la obra, y en algunos momentos sí, te ríes de verdad.
Lo que más me gustó es la obra escrita de Jordi Vallejo, el guión ágil, sutil, con humor; los giros que el autor ha sabido dar, la dosificación de los detalles para llevarte dónde quiere, esos diálogos ingeniosos. Y el tema: La naturaleza humana frente al dinero.

Los cuatro actores están bien. En general me gustaron todos. Los más naturales me parecieron Antonio Molero, me gustó mucho cómo lo hace en su papel realista de "al pan, pan y al vino, vino", y Maru Valdivieso me parecía creible. Pero es que Luis Merlo me gusta siempre, en los papeles cómicos te lleva por dónde quiere. Itziar Atienza es que tiene menos papel, pero bueno, está correcta.

El Teatro Cofidis está bien. Desde luego desde la primera fila del Club se ve fenomenal. 

Entretenida, amena, graciosa, está bien. Te invita a pensar.

Y tú:

¿Qué escogerías, cien mil euros en mano, ahora mismo, o un millón dentro de diez años? 

 

viernes, 7 de octubre de 2016

"Cartas de amor" en los teatros Canal de Madrid



Ayer estuve viendo la obra "Cartas de amor" interpretada por Julia Gutierrez Caba y Miguel Rellán. 

Solo por ver actuar a estos dos actores ya merece la pena.

La obra, en realidad, es más una lectura que otra cosa. Porque los dos interpretes están toda la obra sentados leyendo las cartas que se escriben entre sí. Toda la vida mandándose cartas, relacionándose de esta manera. 



Por lo tanto la obra es tranquila, plácida, no tiene más acción que la que se van contando de sus propias vidas. Pero está bien. A mí me gustó. 

Argumento: "Melissa Gardner y Andrew Makepeace Ladd III son dos personajes entrados en edad que se leen el uno al otro las notas, cartas y postales en las que, durante casi 50 años, se han ido relatando las esperanzas, ambiciones, sueños, miedos, fracasos y éxitos que han cosechado a lo largo de la vida."

Ha supuesto la vuelta a los escenarios de Julia Gutierrez Caba que dijo en el encuentro posterior con el público que ha vuelto con ésta obra y no con otra, precisamente por eso, además de porque le interesó el argumento, porque cuando Miguel Rellán la buscó para el papel de chica, ella habló con el Director, David Serrano, y éste le aseguró que no iban a estar ensayando más de dos o tres horas diarias, y que durante toda la actuación estaría sentada. 


Y es cierto. Pero también es verdad que solo con sus voces, con el tono, van cambiando los personajes. Y pasan de ser niños a ser mayores. Y sólo oyéndoles interpretar tú puedes imaginar perfectamente cómo va transformando, cómo va madurando el personaje. Pero claro, es que estamos hablando de dos actores increibles. 



Cómo os decía, al terminar la representación hubo un encuentro con el público que me encantó. Me gustó mucho esa media hora que nos dedicaron tanto el Director, David Serrano, como los dos actores. Los tres sentados frente a nosotros charlando tranquilamente de los personajes, de la interpretación suya, de todos los temas que se abordan en la obra: la amistad, el amor, el miedo a cambiar de vida, las decisiones equivocadas... En fin.. sentimientos que todos hemos sentido alguna vez y con los que perfectamente te puedes sentir identificado, como decía Miguel Rellán.

Los tres estuvieron francamente bien en este encuentro. Resultó muy distendido. Miguel Rellán siempre me parece franco, natural, desenvuelto. Julia Gutierrez Caba es elegante, elegante al moverse, al hablar. Y el Director de la obra, David Serrano, parecía contento, con sus actores sobre todo, y luego con la obra. Dijo que es una versión, que la había cambiado un poco, había quitado parte de las cartas infantiles que tenían demasiado detalle, pero en cambio había dado más intensidad a las cartas finales.

Me gustó mucho este encuentro con el público, aún siendo día laborable fue un acierto quedarse más tiempo y escucharles, compartir con ellos la obra.



Cartas de amor escrita por el dramaturgo norteamericano A. R. Gurney (finalista del Pulitzer en 1990) se estrenó en 1988 bajo la dirección de John Tillinger, protagonizada por John Rubinstein y Joanna Gleason. Gracias a las buenas críticas, la obra dió el salto a Nueva York y con el tiempo se convirtió en la obra del off Broadway que todo actor quería representar.  Más de cincuenta actores firmaron para representaciones limitadas de la función, incluyendo a Stockard Channing, Swoosie Kurtz, Christopher Walken, Edward Hermann, Christopher Reeve, John Clark y Joseph Sommer. La producción tuvo tal éxito que se mudó al Edison Theatre de Broadway el 31 de octubre de 1989, con Jason Robards y Colleen Dewhurst como protagonistas. El montaje bajó el telón por última vez el 21 de enero de 1990  pero la historia de amor seguía viva,  y en los años siguientes Charlton Heston y Jean Simmons (1991), Sigourney Weaver y Jeff Daniels (2007), Elizabeth Taylor y James Earl Jones (2007) y Samantha Bee y Jason Jones (2010), entre otros muchos, continuaron dando voz a esas cartas inolvidables. Cartas de amor se ha representado en multitud de países. En 2014  Alain Delon y Gerard Depardieu la representaron en París. Y aquí en España fue representada por Alberto Closas y Analía Gadé anteriormente.


Ubicación: Teatros del Canal - Sala Verde
Autor y dirección – David Serrano
Reparto – Miguel Rellán y Julia Gutiérrez Caba




lunes, 12 de septiembre de 2016

"El cielo que me tienes prometido" de Ana Diosdado


El viernes pasado, 9 de septiembre, estuve por primera vez en un encuentro con el público previo a la asistencia a una representación en el Teatro María Guerrero de Madrid.



Fue muy interesante, la verdad. Era en la sala Margarita Xirgú, que está en la primera planta, una sala pequeñita cuyo acceso es libre. La sala estuvo más concurrida de lo que yo pensaba. El tema del encuentro era Ana Diosdado, porque se esta celebrando un ciclo de actividades como homenaje a esta autora con motivo del primer aniversario de su fallecimiento. Este ciclo está organizado por la SGAE y el Centro Dramático Nacional.



En el encuentro se habló de Ana Diosdado como escritora de novela y de teatro. A cargo de la disertación sobre esta tema estuvo Pedro Villora, periodista y escritor. Y después se centraron en la obra de teatro a la que íbamos a asistir. El productor fue quién habló de ellos, Salvador Collado, quién también se la había encargado escribir a la autora. La moderadora fue Miriam Gómez. 

video


Nos faltó tiempo, se pasó enseguida, era muy entretenido y ameno. El tiempo hablando de la obra de Ana Diosdado se pasó volando, y después también era interesante saber de dónde había surgido la obra de teatro que íbamos a ver, cual fue su origen, cual el ánimo de la escritora al inventarla, y cómo se tomaba de en serio los ensayos, sin querer perderse ni uno a pesar de su enfermedad. Muy, muy interesante.

video



Me gustó después también "El cielo que me tienes prometido", la última obra de teatro que escribió y dirigió Ana Diosdado. El argumento es el encuentro entre Teresa de Jesús y la Princesa de Éboli, tras morir el marido de ésta última, y su pretensión de tomar el hábito en el Monasterio de Pastrana. La novela parte de un hecho histórico que realmente tuvo lugar, aunque la autora inventó el choque tuvo que haber entre ellas, debido a su fuerte carácter.



El tema que subyace a toda la obra es el amor. El amor a Dios, el amor entre marido y mujer, el primer amor. El amor divino frente al profano. Encarnado en los tres personajes femeninos de la obra: Maria Teresa de Jesús, La Princesa de Éboli y Mariana, una sirvienta de ésta última. 

Me gustó mucho el trabajo de las tres actrices, cada una muy metida en su papel. Maria José Goyanes es una Teresa de Jesús asentada, mayor, con un monólogo pausado que te va atrapando. La joven Mariana es Elisa Mouliaá, vehemente, simpática, un encanto, qué bien lo hace. Y la Princesa de Éboli es Irene Arcos, destrozada por la muerte del marido, pero sin perder su clase de Princesa. Me gustaron las tres, las vi muy creibles en su papel. Y la voz de Emilio Gutierrez Caba recitando versos de San Juan de la Cruz, era muy buen contrapunto. La escenografía muy, muy sencilla, sin embargo resultó efectiva. Me gustó.


El cielo que me tienes prometido
Texto y dirección: Ana Diosdado. 
Escenografía y vestuario: Alfonso Barajas. 
 Iluminación: Rafael Echeverz. 
Intérpretes: María José Goyanes, Irene Arcos, Elisa Mouliaá y Emilio Gutiérrez Caba (voz en off). Teatro María Guerrero. Madrid



lunes, 28 de marzo de 2016

Ayer, 27 de marzo de 2016, día Mundial del Teatro. El lenguaje y el Teatro



Ayer, 27 de marzo, era el día Mundial del Teatro. Y yo quería que nos detuviéramos un ratito en ello.

El origen de esta celebración se remonta al año 1961, cuando el Instituto Internacional del Teatro de la Unesco decretó el Día Internacional del Teatro para dar a conocer y que llegara a más personas este arte. Pero fue el 27 de marzo de 1962 cuando se realizó la primera celebración de este día.

En esta edición ha sido el director y profesor de teatro ruso Anatoly Vassiliev quién ha enviado el mensaje para conmemorar este día. Y se ha centrado en su capacidad para comunicar y transmitir.



¿Os acordáis de las conchas que había en el escenario y donde estaba metido el el Apuntador? Yo no sé si he llegado a verlo en la realidad, creo que no, imagino que solo lo he visto en las películas. 

El Apuntador era la persona que recordaba a los actores el texto si tenían algún olvido, o si no estaban moviéndose correctamente por el escenario. En el diccionario de la Real Academia vemos exactamente su definición en el teatro en la segunda acepción :


apuntador, ra
1. adj. Que apunta. U. t. c. s.
2. m. y f. En una representación teatral, persona que, oculta a la vista del espectador, dice en voz baja a los actores las palabras que olvidan o en las que vacilan.
3. m. y f. traspunte.


traspunte
De tras1 y apunte.
1. m. y f. Teatro. Persona que avisa a cada actor cuando ha de salir a escena y le apunta las primeras palabras que tiene que decir.


De esta figura  nos han quedado algunas frases hechas que utilizamos muy a menudo: "Aquí se muere hasta el apuntador", "Aquí no se salva ni el apuntador" "Aquí no queda el apuntador"... ¿Quién no las ha utilizado alguna vez?

Del teatro tenemos muchas más frases hechas:

- Hacer mutis por el foro: De cuando los actores, en el teatro clásico, desaparecían silenciosamente por el fondo del escenario.

- Estar en el candelero: Que significa estar de actualiadad y viene de que los antiguos escenarios se iluminaban con una fila de luces o candelas llamada candelero. Estar en el candelero era, y es, estar en la parte más iluminada del escenario, es decir, estar en primera fila bajo la atenta mirada de todos.
 
- Entre candilejas: Con poca luz, medio en penunbra... Viene de la cuarta acepción del significado de la palabra candileja, la que se refiere a la fila de luces que hay en el borde del escenario y que diluye la luminosidad entre el públicos y los actores.


candileja
1. f. Vaso interior del candil.
2. f. Vaso pequeño en que se pone aceite u otra materia combustible para que ardan una o más mechas.
3. f. neguilla (‖ planta).
4. f. pl. Línea de luces en el proscenio del teatro.
- Que empiece el espectáculo: Cuando va a empezar cualquier tarea.

- Mucha mierda: Esta frase se suele decir que teatro para desear suerte. He leído por internet que procede de cuando se asistía a las representaciones teatrales, a los Corrales de Comedias, en coche de caballos. Se sabía que la obra tenía éxito, si había muchos excrementos de caballo a la puerta del teatro. 

Y por supuesto tenemos otras tantas que se nos han quedado a todos en la cabeza y que repetimos en otros contextos, que originariamente procedían alguna obra de teatro en concreto:

- "Mi reino por un caballo": Que procede de la obra de Shakespeare "Vida y muerte de Ricardo III"
- "Largo me lo fíais..." de "El burlador de Sevilla" de Tirso de Molina.
-"... Porque toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son..." de "La vida es Sueño" de Calderón de la Barca.
- "¿No es cierto ángel de amor..." de Don Juan Tenorio de Zorrilla.

En fin... hay muchas. Seguro que a vosotros se os ocurren otras tantas que muchas veces, sin daros cuenta, se os vienen a la cabeza y decís. 

La magia del teatro.

domingo, 17 de enero de 2016

"Insolación" en el teatro María Guerrero


Comienzo las salidas al teatro en este nuevo año 2016 asistiendo al teatro María Guerrero de Madrid para ver "Insolación".

Me la había recomendado un amigo y la verdad es que me gustó mucho.

Adaptada por Pedro Víllora y dirigida por Luis Luque es una obra de Emilia Pardo Bazán. Obra del año 1889 que en su momento fue un gran escandalo e incluso fue calificada de pornográfica por la crítica. Después de ver la obra te parece algo increíble esa calificación. 

Pero claro en aquel momento era un texto muy adelantado a su época donde de forma muy irónica se trata la excitación de la mujer ante el amor. Es una obra donde la autora trata los roles masculino y femenino, y aboga por la libertad femenina en lo moral y social. Algo impensable en aquella época. Pero ya se sabe que la Pardo Bazán era una mujer muy viajada, muy adelantada, muy resuelta, que defendía la educación y la libertad de la mujer.

"Insolación" tiene un punto autobiográfico. Emilia Pardo Bazán se la dedicó a José Lázaro Galdiano, editor y coleccionista de arte, con quien tuvo un affaire en Barcelona en 1888 y que confesaría después a Benito Pérez Galdós, con quien mantenía una relación de más de 20 años a pesar de que estaba casada con José Antonio de Quiroga y Pérez de Deza (de quien se separó en 1884 después de que le exigiera dejar de escribir tras la publicación de 'La cuestión palpitante').
 

La obra abarca un período de tiempo de seis días durante los cuales la protagonista (interpretada por María Adanez) Francista de Asís Taboada, una marquesa viuda y gallega afincada en Madrid, es pretendida por un andaluz, un joven conquistador Diego Pacheco, que viene a perturbar su tranquila existencia.


Los cuatro actores están bien: María Adanez, Pepa Rus, Chema León y José Manuel Poga. A mí me encantó sobre todo el actor jerezano Poga. Estaba muy creíble en su papel de galan piropeador incansable. Qué gracioso. Y Pepa Rus también lo hace muy bien en su triple papel. Me gustaron mucho los cuatro.

También me gustó mucho la puesta en escena. Simplemente con unas telas y un sol crean unos ambientes increíbles. Cómo le sacan partido a cuatro cosas que hay sobre el escenario, está muy bien. Esas ondas azules qué chulas... Y el sol qué logrado, es casi un personaje más. 

Me ha gustado bastante sí. Hasta el 24 de enero se puede ver.




«Insolación» .- Autora: Emilia Pardo Bazán. Versión: Pedro Víllora. Dirección: Luis Luque. Escenografía: Mónica Boromello. Iluminación: Juan Gómez-Cornejo. Vestuario: Almudena Rodríguez. Música: Luis Miguel Cobo. Intérpretes: María Adánez, Chema León, José Manuel Poga y Pepa Rus. Teatro María Guerrero. Madrid

domingo, 29 de marzo de 2015

"Luciernagas" Teatro del que me gusta bastante




"¿Sabes el miedo que da que alguien te quiera?"


Luciernagas en el Teatro del Arte.

Una obra de teatro de Carolina Román, interpretada por Aixa Villagrán, Fede Rey y Jaime Reynolds.



Una obra en que hay un poco de todo: risas, tristeza, música, baile, columpios y bicicletas.

Una obra de nosotros, de todos: "Mitad luz, mitad bichos"

Una obra donde el guión tiene frases que dices: Jo qué bien eso que ha dicho. Donde los actores interpretan bastante bien. Sobre todo dos de ellos me han parecido que estaban muy, muy bien. Y donde estás ahí en su casa, pegadito a ellos.

Me ha gustado mucho. Es una obra de sentimientos: cómo te unen, cómo te atan. 

"Cuando sacas, dejas más hueco dentro".



Teatro del Arte – Madrid

San Cosme y San Damián, 3

SÁBADOS Y DOMINGOS A LAS 19:30

domingo, 22 de marzo de 2015

"El disco de cristal" en la Sala Off del Teatro Lara



El cielo de Madrid es muy bonito, porque se come el brillo de la gente que viene con sus sueños”

El sábado estuve viendo en el teatro Lara, en la Sala Off la obra "El Disco de Cristal".

Me reí mucho. La verdad es que me gustó más de lo que esperaba porque bueno fui por una serie de razones que no vienen al caso, y pensaba que no me encantaría y sin embargo... me gustó. Me reí, disfruté de las canciones y bueno, como siempre me pasa cuando voy al teatro, siento que tiene mucho mérito el trabajo de los actores. Están ahí a un palmo de ti haciendo todo lo posible, sin grandes medios escénicos sino que de una forma muy sencilla, por transportarte a otra parte... Y lo consiguen.

El Disco de Cristal es una versión muy libre y actualizada de "El zoo de cristal" de Tenesee Williams. 

 El argumento es: La familia de Tommy Tomás, un antiguo cantante melódico que sobrevive haciendo bolos mal pagados con la ayuda de sus dos hijos: Goyita, con una cojera que daña su autoestima, y Pere, quien en secreto sueña con alejarse de la familia, por fin consigue una actuación que puede cambiar sus vidas…

 Es una historia agridulce, de desencanto. Una comedia con canciones de Mina y Bambino. 


La verdad es que a mí me recordaba a años atras cuando vivía en Barcelona, y algunas canciones también me devolvían a los 80. Supongo que todo eso influye para que me gustara porque ese toque nostálgico está conseguido. Me sorprendió, como ya os digo me agradó más de lo que esperaba. Me gustaron bastante los actores. Secun de la Rosa, en otro matiz más serio al que hemos visto ultimamente en la televisión, consigue ese papel de padre pesado con sus hijos, muy, muy pesado. El hijo, Xavi Melero, está muy bien representado, es muy rico en matices, te hace reír, te hace entristecerte y además canta muy bien. Y Ana Hurtado consigue que la hija te devuelva una imagen muy tierna, y también canta muy bien.

Pues eso, que está bien.


Una obra escrita y diriga por Secun de la Rosa
Elenco:
Secún De La Rosa
Ana Hurtado
Xavi Melero
Música en directo: Pablo Mendez

sábado, 13 de diciembre de 2014

"Un dios salvaje" de Yasmina Reza



Después de leerme "Anillos de Oro" de Ana Diosdado, he seguido leyendo obras de teatro. Y he recalado en "Un dios salvaje" de Yasmina Reza.

No había visto la película dirigida por Roman Polanski y la obra de teatro, protagonizada por Aitana Sanchez-Gijón y Maribel Verdú en los papeles femeninos, tampoco tuve ocasión de verla (Pere Ponce y Antonio Molero hacían de sus maridos). Pero siempre de ambas versiones había escuchado muy buenas críticas.

Por otra parte sí que había visto de esta autora, Yasmina Reza, la obra de teatro "Arte" y tengo un recuerdo estupende de ella con Flotats, Poy y Carlos Hipólito. Buenísima obra y buenísimos actores.

Así que dije ¡pues a leer el guión! 

El argumento es: Dos matrimonios de clase media acomodada se reunen para hablar de la pelea que han tenido sus hijos de once años, en la que uno de ellos con un palo le ha roto un par de dientes al otro. Se supone que se han reunido para civilizadamente tratar sobre ello, pero resulta que terminan cómo terminan... Dejando a un lado la pelea infantil para ponerse a discutir sobre moralidad, quién es más que quién...

Me ha gustado. Está bien. Ésta autora francesa escribe muy bien. Domina los diálogos como nadie.

Los personajes están muy bien perfilados en su papel de parejas acomodadas, de clase media, íntegras, con una serie de valores y moral, y sobre todo civilizadas.

El tema ya os podéis imaginar, que en una situación extrema: ¿Somos tan civilizados? Hay una constante crítica que subyace en toda la obra.

Por supuesto está bien escrita y se mastica la tragedia que cada vez está más próxima.

Si se le puede poner "un pero" es que el final es previsible. Pues sí, se ve claro cómo va a terminar, pero es lo suficientemente entretenida en sus diálogos para que, al menos yo, no abandone la lectura, aunque solo sea por disfrutar de la naturalidad con la que la escritora los está inventando y contando.

lunes, 8 de diciembre de 2014

"La mitad invisible" de la 2: Buero Vallejo


El otro día, este sábado 6 de diciembre, vi un programa de la 2 en rtve que ya tenía ganas de ver alguna vez: "La mitad invisible" de Juan Carlos Ortega. 

A este presentador, y muchas cosas más le escucho a menudo con "Sus cuentos para Ulises" en el programa "No es un día cualquiera" de Radio Nacional de España en las mañanas de los fines de semana. 

Bueno pues por fin pude ver La mitad invisible y la verdad es que me soprendió gratamente. En esta ocasión el tema era el autor Buero Vallejo y su "Historia de una escalera". Uno de esas obras de teatro que casi todos hemos leído porque era obligatorio hacerlo en el BUP.

Os dejo con el enlace para que podáis disfrutarlo, es corto, como una media hora, pero está muy interesante.



martes, 2 de diciembre de 2014

"Testosterona" en el Teatro Galileo de Madrid. Recomendación teatral


Recomendación teatral para este otoño: "Testosterona".

Solo hay dos personas en el escenario durante toda la obra: Miguel Angel Solá y Paula Cancio, pero no te hacen falta más.

Una obra escrita por Sabina Berman y dirigida por Fernando Bernués.

Yo, si veo que Miguel Angel Solá actúa en Madrid, procuro no perdérmelo. Desde que lo descubrí haciendo "El diario de Adán y Eva" de Mark Twain, soy una incondicional de este actor.

En esta ocasión, como siempre, no me ha decepcionado. Es más, me ha vuelto a encantar su naturalidad, su sensibilidad, su voz. Miguel Ángel Solá siempre te hace "sentir". Y ella tampoco me ha parecido que lo haga nada mal. Pero nada mal, para darle contrapunto a semejante compañero.

No quiero contaros demasiado. Una obra de teatro sobre las historias de amor no resueltas. Sobre la admiración. Sobre el amor a pesar de los estados civiles, de la edad, del tiempo... Una obra de teatro sobre el desencuentro. Sobre la ambición, sobre el poder, sobre la vida laboral y sus exigencias. 

En fín... Solo deciros que me gustó, me gustó bastante. 


Teatro Galileo de Madrid. Del 25 de octubre al 14 de diciembre de 2014.

domingo, 20 de abril de 2014

"Los miércoles no existen" en el teatro Lara




Bueno, bueno, bueno, tenía yo una cuenta pendiente este año con el teatro a la que he intentado poner remedio éstos días de Semana Santa.

Dos obras de teatro he visto. Dos obras muy diferentes pero que me han gustado, la verdad.

Vamos a dedicar esta entrada a hablar de una de ellas, y en otra ya comentaramos la que nos queda. Ahora vamos a centrarnos en "Los miércoles no existen" en el teatro Lara de Madrid.

Me ha gustado, está graciosa. Pasas un buen rato con ese grupo de treintañeros y sus visicitudes sentimentales. 

Dice la publicidad que es una "dramedia" romántica que gira en torno a esas reacciones en cadena derivadas de nuestras decisiones. Bueno pues sí, se podría definir así. Es una obra fresca y simpática.

Es muy curiosa la estructura, porque se trata de un crisol de pequeñas historias urbanas y sentimentales de los mismos seis personajes que aparentemente no tienen ninguna conexión pero que en el fondo sí que están todas relacionadas. Lo que ocurre es que te las muestran, te las cuentan de forma aleatoria sin respetar un hilo temporal. Por supuesto eso lo hace más entretenido. El decorado también es muy curioso pues en una pizarra ya están escritos los títulos pero ellos te los van remarcando a modo de comienzo de cada pieza teatral. Ahí ves la fecha para que mejor te sitúes temporalmente, aunque por el argumento no lo necesitas mucho, pero bueno está bien como guía.

Hay tópicos, claro que los hay. Pero pasas un buen rato. También cantan y bailan... Y hay música en directo que está fenomenal. Vamos que es una obra amena y entretenida, además de graciosa. 


Los seis actores lo hacen bien. Son actores que hemos visto muchas veces en series de televisión. Hay dos grupos de actores, seis y seis que se van reemplazando. En mis seis, tres chicos y tres chicas, estaba Daniel Guzman (Comisario...) que actúa muy bien. También está Irene Anula (Amar en tiempos revueltos), Mónica Regueiro (Nada es para siempre), Armando del Río (Gran Reserva), Bárbara Grandío (Nada es para siempre), Marta Solaz (Los misterios de Laura), Javier Rey (Amar en tiempos revueltos) y Alberto Matesanz a la guitarra. Entre los otros seis están Gorka Otxoa (Vaya Semanita), Diana Palazón (Hospital central), Luis Callejo (Los hombres de Paco, El barco)... 

En cuánto al director y autor se trata de Peris Romano, al que ya conocemos por su película Ocho citas, y ha sido guionista en otras como La sopa boba, Impares y Yo soy Bea, entre otras.

En fin, que la obra está bien. Si quieres ver una obra de teatro distendida, sin pretender más que pasar un buen rato con las historias de esos jóvenes de ahora, ésta es tu obra.



domingo, 17 de noviembre de 2013

"La llamada" en el teatro Lara


 Pues el viernes estuve en el teatro Lara viendo "La Llamada" una comedia musical de Javier Calvo y Javier Ambrossi. Ambos son actores, los hemos visto en Física y Química o Sin tetas no hay paraíso, pero ésta es su primera obra, aunque ya habían hecho pequeñas obras para Microteatro por dinero.

Bueno pues me gustó bastante. Qué buen rato.

Lo pasé muy bien. Es una obra loca sobre la fe, el descubrimiento del amor y una invitación a seguir el propio camino. ¿El argumento? Si os digo que a la protagonista, a la adolescente que encarna Macarena García (Goya por "Blancanieves"), se le aparece Dios cantando canciones de Whitney Houston... Pues ya os he dicho bastante. Pero no es irreverente sino ingeniosa.

Lo pasamos muy entretenido, nos reímos en bastantes ocasiones y se pasó en un suspiro. Me gustó. Las actrices: Macarena García, Gracia Olayo, Andrea Ros y Belén Cuesta interpretan a dos adolescentes y dos monjas y luego Richard Collins-Moore a un Dios peculiar y ochentero. No me parecía que nadie lo hiciera mal, aunque algunos, claro, me gustaron más que otros. Aunque están todos muy en su papel. las monjas tienen unos golpes que se te meten en el bolsillo. Tanto Gracia Olayo como Belen Cuesta, que particulamente me gustó mucho. 

Canciones como ya os he dicho de Whitney Houston, de Presuntos Implicados y la banda de rock cantando en ese momento...  

Curiosa y desenfadada, loca e ingeniosa, fresca, graciosa. Desde luego no te deja indiferente, tan absurda como es, pero sales con un buen sabor de boca.


  

Horarios: viernes 22:30 h., sábados 23:00 h y domingos 20:30 horas.
Texto y dirección: Javier Ambrossi y Javier Calvo.
Reparto: Macarena García, Gracia Olayo, Belén Cuesta, Andrea Ros y Richard Collins-Moore.
Duración: 90 minutos.



sábado, 2 de noviembre de 2013

"Una semana... nada más" en el teatro La Strada



Ayer estuve en el teatro viendo la obra "Una semana... nada más".

El argumento cuenta la historia de una pareja formada por Pablo (Antonio Hortelano) y Sofia (María Castro) que llevan cuatro meses viviendo juntos. Pero ahora Pablo quiere romper con ella porque cree que ya no la quiere, no la aguanta. Para ello, como es un cobarde y no se atreve a decírselo y ya está, decide romper la relación invitando a su amigo Martín (Cesar Camino) que se vaya a vivir una semana a su casa (de ahí el título) porque como ha dicho su novia en un momento dado con tres viviendo juntos al final uno no lo aguanta (Sofía según Pablo) y se termina yendo de casa...

A mí me gustó. No es que piense que es la gran obra de teatro, pero tampoco lo pretende en absoluto. No es una obra sesuda sino distendida, fácil. Yo la verdad es que estuve muy entretenida toda la obra y me reí en muchas ocasiones. Es una comedia ligera que progresa en espiral con varios giros que hacen que la atención no decaiga.

Los actores no lo hacen mal. En mi opinión Cesar Camino, el actor que encarna a Martín, es el que lo hace más natural, a mí es el que más me gustó. Interpreta sobresaliendo sobre los otros dos. Aunque éstos últimos tampoco es que lo hagan mal.Yo les había visto en otros papeles sobre todo a María Castro más serios y la verdad es que no lo hace nada mal en un papel mucho más de comedia, más bobalicona e ingenua. A los tres los conocía ya de series de televisión y me gustaban como actores. También es verdad que el papel más agradecido lo tiene Cesar Camino, y eso hace que llegues a tener más empatía con él porque interpreta a un amigo un poco débil, que se deja llevar, mientras que el papel de Antonio Hortelado es mucho más egocéntrico y manipulado, bueno, hace una interpretación correcta. Los tres hacen muchísimos gestos, la comunicación no verbal está muy lograda y en muchas ocasiones te lleva a la risa, incluso la carcajada.

Está bien la trama, es original, porque la historia ya os digo que va girando y girando en redondo hasta un desenlace brusco, efectivo. Es del dramaturgo Clément Michel, es su cuarta obra de teatro.

Toda la historia se desenvielve en un único escenario, una sala de estar de un piso. Los actores entran y salen de forma agil y con soltura. Y los juegos de luces ayudan mucho a que el espectador se sitúe y se crea más los cambios de tiempo. La historia se desarrolla en una semana. La escenografía destaca, es moderna, colorista.

Pues eso, que es una obra ligera, dinámica, ágil, fresca en la que pasas un rato entretenido.

Me gustó que el público de la obra fuera jóven. Eso está muy bien para el teatro que normalmente le suele gustar a personas más mayores. No, en ésta obra predominaban los treintañeros.

Lo que menos me gustó de todo fue mi butaca. Un poco incómoda la verdad y encima tenía que andar sorteando la cabeza del de delante. Una pena, porque estaba en la fila 7, una buena fila.

Estuvimos en el Teatro La Strada, que es el antiguo Teatro Arlequín. Lo iban a cerrar y ha vuelto con éste nuevo nombre gracias a la gestión del grupo teatral Jamming. He leído que se dedican a la improvisación. Está muy bien que hayan hecho porque no se cerrara un teatro. Y se ve que lo han pintado y le han lavado la cara un poco. Pero las butacas... por lo menos la mía es un poco incómoda.

De todos modos este teatro nunca fue de mis preferidos porque está demasiado profundo y hay que bajar escaleras y salir haciendo unos recovecos que no me gusta mucho. Pero bueno también es cierto que no nos salió nada cara la entrada.

En fin que si queréis pasar un rato distendido viendo en el teatro una obra desenfadada ya sabéis que tenéis esta opción, creo que hasta finales de noviembre.

domingo, 1 de septiembre de 2013

"Toc, toc" en el Príncipe Gran Vía de Madrid


Se nos ha ido agosto y comienza septiembre, el curso escolar. La segunda vez que parece que comenzamos un nuevo año ¿verdad? La primera en enero y la segunda en septiembre.

¿Quién de vosotros no ha pensado ya alguna actividad para este nuevo curso? ¿Nuevos proyectos? ¿Nuevos propósitos? Este otoño voy a volver a...

Bueno, pues yo para empezar os voy a proponer una obra de teatro. Hay que volver al teatro, que seguro que a partir de ahora hay un montón de propuestas interesantes.

Pero por favor, si no habéis ido, que probablemente sí porque ya es la 5ª temporada (y por algo será...) yo os propongo que no dejéis de ver: "Toc, toc". En Madrid en el teatro Príncipe Gran Vía.

¡Qué divertida! Qué buen rato pasamos todos los que estuvimos allí el viernes por la noche, que comenzaba esta nueva temporada. Qué risas...

Dice el argumento:
"Seis personajes con Trastornos Obsesivos Compulsivos TOC se conocen en la sala de un afamado psiquiatra con el fin de solucionar sus problemas. Las consecuencias divertidas e imprevisibles le sorprenderán.."

Los actores están muy bien. Claro, unos mejor que otros, porque desde luego el que hace de taxista (Esteve Ferrer) a mí me encantó. Pero todos están bien. Los intérpretes son Esteve Ferrer, Africa Gozalbes, Ana Frau, Miguel Foronda, Inge Martín, Fran Sariego y Sara Moros. La decoración es bastante sencilla pero cumple su función muy bien. Y la obra es muy dinámica, buenos diálogos, muy amena.

Y de verdad que sí, no os la perdáis. Os la recomiendo, qué buen rato.


martes, 16 de abril de 2013

"La lengua madre" de Millás, con Juan Diego



El domingo pasado estuve en el teatro. La verdad es que este fin de semana ha sido completo en obras teatrales, el sábado "Lastres" y el domingo en Getafe estuve viendo "La lengua madre". Sí, me gusta mucho, ya se ve ¿no?

En esta ocasión el actor era Juan Diego. Qué bueno es, qué bien lo hace. Y qué bueno el texto de Millás sobre el que iba la obra. Se trata de un monólogo sobre el mundo de las palabras.

Yo la verdad es que ya conocía muchos pasajes de este monólogo porque coincidían con lo que contó el autor en una conferencia en la Biblioteca Nacional a la que asistí en noviembre del año 2009. Me gusta mucho. Es tan ocurrente...

Os copio el vínculo de la entrada que hice entonces de la conferencia, por si queréis echarle un vistazo, es bastante completa porque tomé muchas notas:


En esta ocasión Millás ha actualizado el texto de entonces, y hace bastantes referencias al momento de crisis que estamos viviendo. Comienza haciendo una alusión al término "Crecimiento negativo" con el que quiere hablar de cómo la literatura puede disfrazar a veces el contenido de la información. Esos términos huecos, en ocasiones fruto de una antítesis, que no tienen ningún sentido a poco que quieras discernirlos.

Y a partir de ese arranque va saltando de un tema a otro, de un tema a otro, pero siempre girando en torno al mundo curioso de las palabras, sobre todo desde los ojos de un niño que descubre algunas palabras. Os copio aquí de aquella entrada que os comentaba un párrafo que repitió en esta ocasión y con el que nos reímos un montón de una confusión cuando se pasa lista en el colegio:

...De ahí pasó Millás a contar su primer día de colegio. Observó que cuando se pasaba lista en clase los niños cuando se les nombraba decían “Vicente”. Al principio le extrañó pero luego rápido encontró la justificación, puesto que el director del colegio se llamaba Vicente. Entonces siempre que le nombraban a él, decía “Vicente”. Y era curioso porque aunque todos los demás niños decían “Presente”, Millás niño entendía perfectamente “Vicente” y cuando le nombraban a él todos entendían que él decía “Presente”, aunque en realidad decía “Vicente”. El problema empezó cuando cambiaron al Director y en vez de llamarse Vicente se llamó Federico. Millas niño empezó a enfermar de nervios viendo que todos los demás niños cuando se pasaba lista seguían diciendo “Vicente” en vez de Federico y a la vez deseaba que llegaran ya a la M porque él sí que lo iba a decir bien. Así que en cuánto dijeron “Millas, Juan José”, él gritó a pleno pulmón “Federico”. Cuando todos rápidamente se volvieron a mirarle ya vió que algo no iba a bien. Pero cuando se dio cuenta de lo que en realidad pasaba, también pensó que cómo iba él a dar su justificación… esa justificación de la confusión con los nombres de los Directores... Así que optó por el mutismo. Del colegio llamaron a casa y hablaron con su madre, a la que oyó decir por teléfono que “le observaría…”

En esta ocasión, como en aquella, habló del género de algunos sustantivos que no le concordaban con sus sustantivos, habló de términos como "abotargamiento" que le traía por la calle de la amargura. Habló de "amorfo" que le llevó de la personalidad de las personas a la "mesalidad" de las mesas, la "sillalidad" de las sillas... Habló de esas frases hechas que tanto me gustan a mí y que de niño le hacían sentirse dentro de una familia especial, como "en esta casa somos muy cafeteros" o "los negros llevan el ritmo en la sangre" o "por la tarde hay que ponerse una rebequita y de noche echarse una manta"...
 
En fin... que no os puedo contar palabra por palabra cuánto dijo, pero de verdad que estuvo fenomenal. Es tan curioso todo lo que decía, tan bien hilvanado, tan ocurrente, tan gracioso... Te hacía pensar pero con un ingenio tal que daba gusto. Me gustó mucho.
 
Y al final fue emotivo porque todo el mundo se puso de pie a aplaudir a Juan Diego que se le escapaban las lágrimas...
 
Muy bien, la verdad.
 

domingo, 14 de abril de 2013

"Lastres" en el Teatro Bellas Artes



El viernes pasado, el día 12 estuve en el teatro: "Lastres" en el Teatro Bellas Artes.

Qué divertida. Cómo me reí. Y es un humor, a veces, bastante simple que hasta yo misma me sorprendía de que me estuviera haciendo tanta gracia, la verdad. Pero me reí mucho.

Es la tercera obra que veo, escrita por Jorge Roelas. De las dos anteriores ya he hablado en el blog. Y no es la más me ha gustado. Pero sí la más divertida. El argumento me gustó mucho más "100 metros cuadrados", con María Luisa Merlo y Miriam Díaz Aroca:(http://www.rociodiazgomez.blogspot.com.es/2011/02/100-metros-cuadrados-en-el-teatro-lara.html). También ví "Verano" con Ana Marzoa, Lidia Navarro y Ruth Gabriel, que por ahora es la que menos me ha gustado: http://www.rociodiazgomez.blogspot.com.es/2012/07/verano-en-el-teatro-fernan-gomez.html

Pero después de haber visto las tres obras, creo que cuando vea que estrenan otra obra escrita por Jorge Roelas, la querré ver, porque me gusta cómo escribe.

En este caso las actrices protagonistas son Anabel Alonso(Concha), Ana Fernández (Lucía) y Marta Berenguer (Carmen). Las dos primeras me gustan bastante. Y en este caso no me han defraudado para nada. Anabel Alonso más en su vis cómica. Y Ana Fernández me ha demostrado que puede ser bastante creíble tanto haciendo un papel serio como uno más risueño, como en ésta ocasión. Me gusta mucho esta actriz desde que la vi en "Solas".

El argumento es el de tres amigas de siempre, que se reencuentran tras siete años (y dos meses), sin verse… Y no lo han hecho por un hecho concreto que marcó su ruptura, o eso, al menos, es lo que ellas creen. Una de ellas decide juntar de nuevo a las que, durante muchos años, formaron parte de su vida diariamente, desde la adolescencia. 

El título me gusta mucho: Lastres. Tanto por esos lastres de la vida con los que cargamos, que pesan, que permanecen... Cómo por ese juego de palabras de "las tres" por las tres protagonistas. Está muy bien esa doble vertiente de la palabra.

Y  hay un momento en la obra que tengo que señalar, porque es con el que más me reía, cuando bailan al son de la música de Rafaela Carrá. Qué graciosas. Qué bueno...

Ah y en cuánto al Teatro Bellas Artes. Sigo opinando que las butacas no me gustan demasiado, y es estrecho. Y desde luego si te va a tocar un poco detrás, es preferible coger las localidades en el anfiteatro. Muchísimo mejor, porque es un teatro muy estrecho y con mucho fondo. Así que arriba en las primeras filas, se ve muy bien. 

En fin, que lo pasé muy bien con "Lastres". No es ninguna obra sesuda. Ya he dicho que es una comedia, un pelín ácida y con un humor un poco tontorrón, simplón, en mi opinión, pero que te hace reír.


domingo, 24 de marzo de 2013

"Hermanas" en el Teatro Maravillas





La otra noche estuve viendo la obra de teatro "Hermanas" en el Teatro Maravillas. Yo había escuchado hablar de esta obra a María Pujalte en una entrevista que le hizo Pepa Fernández en la radio, en su programa No es un día cualquiera. Y lo cierto es que me apeteció verla. Os dejo con el vínculo donde podéis escuchar esta entrevista.



La obra es original de la autora de teatro Carol López, que ya la estrenó en catalán y por la que recibió numerosos premios (Premio Max a la mejor autora teatral, Premio Butaca al mejor montaje y Premio de la Crítica de Barcelona a mejor dirección).

Protagonizada por tres hermanas muy diferentes:  Inés (Amparo Larrañaga), la mayor, es cuarentona, pija, histérica y muy sobrada.  Irene (María Pujalte) mucho más serena, madre soltera con hijo que intenta reconstruir su vida de pareja con Álex e Ivonne (Marina San José), la hermana pequeña, descentrada, bisexual y politoxicómana que no quiere madurar. Todos los personajes tienen nombres que comienzan por I.

Me gustó la obra. Está muy curiosa, la verdad. Los actores están bien: Amparo Larrañaga, María Pujalte y Marina San José a mí me gustaron bastante. Amparo Fernández que hace de Isabel la madre, también, en las dos ocasiones en que canta, lo hace muy bien. Y los chicos son los que tienen los papeles menos lucidos, pero están bastantes aceptables: Chisco Amado y Adrián Lamana.

Me gustó especialmente el número de baile de las tres hermanas con la música de "Girls just wanna have fun". Y algunas frases de la obra cuando vienen a decir que solo hay una vida y que no se puede estar uno siempre lamentando, como cuando le dice una de las hermanas a la pequeña: "Tú eres feliz ¿No? ¡Pues adelante!"

En general es una obra original. El escenario tiene un poco de todo, desde unos vídeos que se pueden ver en varios momentos de la obra (comienza con uno de ellos), como diversos flashbacks y paros en el tiempo, hasta varios números musicales y cambios de luz que te mantienen de lo más entretenida.

Es una comedia curiosa sobre la vida y la muerte. Sobre la familia. Pasa el tiempo, pasan cosas y pasan de forma original. Se ríe, se llora, se cocina, se grita, se canta... Sales con una sensación agradable del teatro.Sí, está bien.


domingo, 10 de marzo de 2013

Una recomendación teatral: "El diccionario" de Manuel Calzada Pérez


 Hoy vengo a recomendaros una obra de teatro. La que viví ayer: "El diccionario"

Si te gustan las palabras, si te gustan mucho, no te puedes perder esta obra. Estuvo en Navidades aquí en Madrid en el teatro Abadía, y me la perdí. Estuvo también en Barcelona en el Teatre Romea, y le he ido siguiendo la pista hasta que ayer pude verla en Rivas. 

 El diccionario, de Manuel Calzada Pérez. Una obra dirigida por José Carlos Plaza y protagonizada por Vicky Peña interpretando a María Moliner, la autora del Diccionario de uso del español. 

Ya sabéis que María Moliner, ella solita, se escribió todo el diccionario. Pero su vida no fue nada fácil, sufrió la depuración franquista, por sus ideas políticas, relegándola a un puesto laboral muy inferior al que le correspondía. Y luego sufrió "arterioesclerosis cerebral". Así que poco a poco su mente fue olvidando aquellas palabras que con tanta disciplina, tanto esfuerzo ella había ido creando su diccionario. Cuánto debió sufrir mientras se dió cuenta. 

Me gustó mucho esta obra. Vicky Peña está genial interpretando a María Moliner. Palabras y palabras, ésto es la obra: Oxímoron, definición, diccionario, libertad...

El texto me encantó además. Muy interesante, muy bien articulado. Cuánto me gustaría tenerlo. Manuel Calzada Pérez ha creado una obra de teatro esencialmente sobre las palabras, del que me gustaría atesorar un buen ramillete de frases. Qué bien va saltando de adelante a atrás, constantemente. Saltando de las visitas al médico que hace María Moliner, a escenas con su marido, a vivencias de su pasado, y todo ello hilvanándolo con el discurso imaginario que hubiera hecho María Moliner si la hubieran escogido como miembro de la Real Academia Española, para el que estuvo nominada.

Es una obra larga y que transcurre lenta. Claro a quiénes no le gusten las palabras quizás les pueda resultar aburrida. Pero si este tema te interesa descubres una obra conmovedora. 

Qué bien lo hace Vicky Peña, cómo interpreta a esa María Moliner enfrascada en su trabajo. Qué desgarradora cuando interpreta la entrada de las tropas franquitas o rememora el episodio de la depuración y qué buena, qué buena interpretación cuando ya está muy desmemoriada, qué tremenda. Helio Pedregal interpreta al doctor y Lander Iglesias al sufrido marido de la disciplinada diccionarista. Y ambos le prestan un buen contrapunto.

La escenografía una pila de muebles y objetos amontonados al frente, a la izquierda la mesa del médico y a la derecha la mesa de trabajo de la casa de Moliner.

De verdad si os gustan estos temas tanto como a mí, no os la perdais cuando la tengáis cerca. Es todo un homenaje a María Moliner, que desde luego es digna de admiración. 

"Mujer: Persona, hembra". 

“Ninguna verdad vale más que la vida de un hijo” 

"...Al final todo se reduce a un acto expresivo… Expresar con la palabra, qué difícil a veces. Pero qué necesario. Expresar. Y entender. "

Libertad: (diccionario de María Moliner) facultad del hombre para elegir su propia línea de conducta, de la que, por tanto, es responsable.

 



  "María Moliner (Zaragoza 1900 – Madrid 1981) Filóloga, lexicógrafa y parte del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos en Murcia y Valencia, Moliner decidió un buen día de 1950 empezar una tarea titánica, mastodóntica, imposible a todas luces para una sola persona. Ficha a ficha, palabra a palabra, de una manera extremadamente meticulosa empezó un viaje que según ella duraría “un par de añitos” y que en realidad le llevó más de quince. En 1966 había conseguido que Gredos publicase su única obra: un Diccionario, como ella misma bautizó, del Uso del Español. Las incoherencias, repeticiones y encadenaciones absurdas de significados de la RAE hicieron que María se decidiese a partir desde cero desde su propia casa. Enterrada entre miles de fichas que ella misma mecanografiaba y con un complejo sistema de clasificación, introdujo varias novedades que tardaron años en ser admitidas oficialmente por la Academia, como la inclusión en cada acepción de numerosos ejemplos de sintaxis, frases hechas y sinónimos. También permitió que la LL y la CH fueran respectivamente engullidas por la L y la C. Asimismo ideó un sistema de definiciones y disposición de las palabras basándose en una jerarquía ascendente de conceptos."






domingo, 19 de agosto de 2012

"Concierto de una orquesta de verano" en el teatro Alfil



Pues de pura chiripa llegué a ver este musical: "Concierto de una orquesta de verano" porque el viernes pasado, 17 de agosto, era el último día que la representaban. Me lo propusieron el viernes por la mañana y allá que fuimos. Y qué bien que hice.

Fue muy sorprendente, muy curioso, muy divertido. Y sobre todo salí del teatro diciendo que qué bien lo hacían los cinco actores, cinco jóvenes que bailan y cantan durante hora y media .

El argumento es el de una orquesta de esas que van por las fiestas de los pueblos. Una orquesta de "andar por casa", tirando a cutre que llega a uno de esos pueblos. Los componentes de la misma no tienen desperdicio: Un chulo caradura que dirige el grupo y presume de ir con todas, es uno de los chicos. El otro es su contrapunto, un pobrecillo que hace lo mismo que el anterior pero solo en su cabeza porque no se come un rosco, y está colgadito por otra del grupo, una lesbiana pasota, que a su vez está enamorada de la vocalista del grupo una cantante ya mayorcita que está como loca por el lider del grupo, que a su vez está liado con la jovencita que aspira a triunfar en ésto. En fín... ya os imaginais el trajín de unos y otros, cada uno enamorado del que no le corresponde. 

Pero está muy bien. Porque en un momento dado cambia totalmente el argumento, hay un punto de giro, y se convierten en otros personajes: un rey, una reina, elfos y faunos, y lo hacen fenomenal en sus nuevos papeles que van combinando con los anteriores, tan frikis y tan burdos.

De verdad cómo me gustó. Tanto por lo sorprendente, como por el buen hacer de esos actores que no son conocidos pero que son unos artistas que no paran en el escenario. Es muy divertidos cuando van intercalando las canciones conocidas de toda orquesta: Aserejé, Viva España... Yo que sé, si no sabías por dónde iban a salir...

Dirigido por Rafael Boeta Pardo y con música y dirección musical de Gonzalo García Baz, Concierto de una Orquesta de Verano está protagonizado por Didier Otaola, Laura González, Laura Rojas Godoy, Noelia Marló y Roberto Saiz. Las coreografías son de Alberto Marco, y la escenografía de Mónica Florensa.

El reparto lo componen jóvenes y muy experimentados actores que rebosan de talento en esta locura de noche de verano. Roberto Saiz, Sebas, ha trabajado en la joven compañía de Teatro Clásico y desde hace más de 10 años recorre los escenarios españoles con montajes como Hoy no me puedo levantar, Hello Dolly, Falsetos, Peter Pan. Saiz forma un dúo inmenso de gracilidad actoral con su compañero Didier Otaola, Juan Gallo, actor de raza, formado en la Escuela de Arte Dramático (RESAD) y que cuenta con diversos montajes de zarzuela y teatro a sus espaldas. El trío femenino no se queda atrás en talento: Laura González, Lola Limón, actriz y cantante, que interpreta a la folclórica con mucho acierto; Laura Rojas Godoy, Vanessa, de origen colombiano, también cantera de la RESAD, cuenta con una larga experiencia en teatro (Drácula), televisión y cine (Ganstags); Noelia Marló, integrante de la compañía Baz&Boeta desde el su anterior montaje, El Principito, también ha formado parte de Telón Tolón. Todos ellos hacen gala de gran vitalidad y versatilidad en la función, y falta les hace ya que todo va a gran velocidad y los cambios de vestuario y de personaje se suceden y no acaban, con auténtico frenetismo, en un diseño de movimiento escénico orquestado magistralmente por Alberto Arcos.

Puro entusiasmo y divertimento. Una cutreria, un disparate. Pero cómo te ries. Además del buen hacer, no solo ya cantando y bailando que daba gusto verles, sino también recitando en verso cuando se convierten en los seres bucólicos.
 
En fin que enhorabuena, al escritor del argumento y a los actores, porque pasé un rato buenísimo. Es un delirio, una locura, pero de lo más alegre.

Además parece mentira, pero aún no había estado yo en el teatro Alfil. Uno de esos teatritos que hay en Madrid, tirando a cutre, en la calle del Pez, pero donde luego te puedes encontrar con obras casi desconocidas pero con las que lo pasas muy bien. El teatro tiene mesitas con sillas en su parte delantera, y ahí puedes estar tomándote algo tranquilamente mientras la función. Y con precios anticrisis, porque además nos rebajaron dos euros por ser el último día de función.

¿Qué más se puede pedir? Pues que vuelvan ¿no? que vuelvan a representarla cualquier día...

http://teatroalfil.es/espectaculos/concierto-de-una-orquesta-de-verano/