Mostrando entradas con la etiqueta RESEÑAS LIBROS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta RESEÑAS LIBROS. Mostrar todas las entradas

sábado, 18 de enero de 2020

"La reina Roja" de Juan Gómez Jurado



Y ocurrió que pasé la última página del penúltimo libro de Juan Gómez Jurado, "La Reina Roja", la leí, y a continuación abrí el siguiente libro del mismo autor "Loba negra" y comencé a leer la primera página.

Es lo bueno de leerse un libro cuando ya te está esperando otro con los mismos personajes. 

Y a mí la voluntad siempre me la ganan los personajes, más que las historias en sí. Y Antonia Scott es todo un personaje.


¿Y que nos cuenta el argumento de "La Reina Roja"? Pues nos presenta a una Antonia Scott, una mujer muy especial, muy inteligente, que vive en un piso casi vacío del barrio de Lavapies de Madrid y del que no tiene intención de salir porque nada de lo de fuera le interesa en absoluto.
Por otro lado está el inspector Jon Gutiérrez acusado de corrupción y suspendido de empleo y sueldo. 
 A ambos les va a unir la propuesta de un misterioso desconocido que le ofrece a Jon la posibilidad de limpiar su nombre, si consigue sacar a Antonia Scott de su "retiro". Pero Antonia no es una persona fácil. 


 En cuánto al estilo literario en que está escrita, me ha parecido una novela muy entretenida, pues tiene un ritmo rápido, es bastante ágil, se le van sirviendo tantos obstáculos a los personajes que no puedes dejar de leer para comprobar cómo los van salvando. Tiene una estructura con capítulos cortos y bastante diálogo. Todos esos ingredientes imprimen a la narración mucho ritmo.  Contada de forma sencilla, directa, amena.


La trama está ambientada en el centro de Madrid y en la actualidad. Que esté ambientada en la ciudad que vives, lógicamente te la devuelve más reconocible. Y por último sus constantes alusiones a la música de Joaquín Sabina, me hacen sonreír casi sin darme cuenta. Una novela de misterio ambientada en Madrid y con una banda sonora entre líneas que me encanta. Son tres puntos a favor indiscutibles.


Los dos personajes principales me han parecido muy atractivos.

Por una parte tenemos a la susodicha, Antonia Scott. Que resulta que ni es policía ni criminalista. Pero resuelve muchísimos crímenes. No sabe disparar, pero tiene una inteligencia prodigiosa en la que "están saltando muchos monos a la vez de liana en liana" mientras las neuronas debe estar estableciendo conexiones a muchísima velocidad. Es una persona difícil y reservada, con una situación familiar muy complicada y a la que no le gustan que le toquen.

"Antonia Scott solo se permite pensar en el suicidio tres minutos al día. Para otras personas, tres minutos pueden ser un período minúsculo de tiempo. No para Antonia. Diríamos que su mente lleva muchos caballos debajo del capó, pero la cabeza de Antonia no es como el motor de un deportivo. Diríamos que es capaz de muchos ciclos de procesamiento, pero la mente de Antonia no es como un ordenador. La mente de Antonia es más bien como una jungla, una jungla lleva de monos que saltan a toda velocidad de liana en liana llevando cosas. Muchos monos y muchas cosas, cruzándose en el aire y enseñándose los colmillos."

 Y por otra parte tenemos a Jon, un policía vasco, que pesa 100 kilos, es gay y muy honesto.  Es muy bonachón, aunque no entiende para nada a Antonia que no deja de sorprenderle. Es un personaje que cae bien, le ves venir y es buenazo.

Juan Gómez Jurado ha inventando un tandem protagonista que resulta muy atractivo, como os decía, da mucho juego y no me extraña que escriba más libros con ellos.

Lo que menos me ha gustado de "La Reina Roja" es su final. Pero como expresamente al final del libro el autor nos pide por favor que no hablemos de él, yo voy a respetarlo. 


Lo más importante, en cualquier caso, es que yo ahí estoy ya, leyendo el siguiente de Juan Gómez Jurado: "Loba negra".

Dicho ésto, dicho todo ¿no?




#Juan Gómez Jurado
#La Reina Roja"


jueves, 19 de diciembre de 2019

"Terra alta" de Javier Cercas. Reseña




 -¿Sabe cuánto hace que soy policía? -pregunta-. Cuarenta años. ¿Y sabe una cosa que he aprendido en ese tiempo? -Levanta la vista hacia Melchor y fija en él una mirada envejecida, un poco triste-. Mire, hacer justicia es bueno. Para eso nos hicimos policías. Pero lo bueno llevado al extremo se convierte en malo. Eso he aprendido en estos años. Y también otra cosa. Que la justicia no es solo cuestión de fondo. Sobre todo, es cuestión de forma. Así que no respetar las formas de la justicia es lo mismo que no respetar la justicia. Lo comprende, ¿verdad?
-Melchor no dice nada; el subinspector esboza una sonrisa tolerante-. Bueno, ya  lo comprenderá. Pero acuérdese de lo que lo digo, Marín: la justicia absoluta puede ser la más absoluta de las injusticias.


Ya me he terminado de leer el último premio Planeta, el último libro de Javier Cercas “Terra alta”. Y confieso que me ha parecido muy entretenido.
Ya, ya sé, que ha sido criticado de no tener el ritmo narrativo que debería tener “una novela negra” al uso, o por cometer ciertas faltas con el estilo. También es verdad que tiene alguna que otra, mejor dicho, algunas que otras frases hechas que podrían haberse pulido para no caer en los lugares comunes. Pero a mí no me ha molestado eso demasiado y en cambio me ha atrapado la historia.
El argumento arranca con el asesinato de una pareja de ancianos acomodados, pues son propietarios de una empresa de artes gráficas con sucursales por medio mundo, en Gandesa, un pueblo tarraconense de la “Terra alta”. El encargado de la investigación es un treintañero mosso d’esquadra, Melchor Marín. Un letraherido por Los Miserables que no es de la zona y se va a empeñar en desentrañar por completo el asesinato.

 Olga sonrió y Melchor se fijó en la red de arrugas que brotaba junto a sus labios. Como la semana anterior, la biblioteca acababa de abrir; como la semana anterior, estaban solos.
-Pasternak era poeta -dijo Olga-. ¿Te gusta la poesía?
-No mucho -reconoció Melchor, que apenas había leído poesía-. Los poetas me parecen novelistas perezosos.
Olga se quedó pensativa.
-Puede ser -dijo-. Aunque a mí casi todos los novelistas me parecen poetas que escriben demasiado.


El tema de esta novela es la justicia, el odio, la venganza.
Y para desarrollar el argumento, Cercas nos va a abrir una doble vía, por una de ellas va a circular el presente con la investigación del crimen. Y por otra la propia vida del protagonista, donde a su vez hay como dos momentos. Por un lado su pasado revuelto hasta llegar a ser Mosso, y por otro su pasado sentimental con Olga, su mujer cuando se lleva a cabo el homicidio.
Para mí el ritmo de la novela no es lento. Es cierto que el autor no atiende tanto al esclarecimiento del doble crimen, como a presentarnos sin duda al personaje principal. Pero aún así, que la narración vaya hacia adelante y atrás, ya imprime agilidad.
Espacialmente, ya hemos dicho que la novela está ambientada en el pueblo catalán de Gandesa, que fue muy importante en la batalla del Ebro en nuestra guerra civil. Pero además nuestro protagonista vamos a descubrir que tuvo relación con los atentados islamistas de Barcelona. Luego la historia espacialmente se desarrolla en Cataluña y temporalmente tiene un contexto histórico detrás, que la encuadra en el periodo que va desde la guerra civil hasta nuestros días.
Por otra parte, sobre todo a mí, el autor me ha conquistado con su personaje de Melchor. Es un personaje cuya evolución es evidente y se ha plasmado muy bien en la novela. Es un personaje muy interesante. Y por supuesto que además sea letraherido, claro, me ha encantado. Está obsesionado con la novela de Los Miserables, y se pasa toda la novela haciendo paralelismos de él con los personajes de Jean Valjean y con Jabert. Gracias a estos paralelismos, el autor va a trabajar esos temas de la novela que comentábamos: la justicia, el odio, la venganza…
Es una novela donde los libros tienen mucho protagonismo, no solo el de Los Miserables sino también los libros en general. El personaje de su pareja, Olga, trabaja en una biblioteca,  el compañero en la prisión que le dice que “la mitad de un libro la pone el escritor, la otra mitad la pone el lector”…

-Eso decía un amigo mío -replico él-. Que la mitad de una novela la pone el que la escribe, y la otra mitad el que la lee.
-Ese sí que era un amigo inteligente -dijo Olga-. No el que decía que después del siglo diecinueve no se han escrito buenas novelas.
-Bingo: eran dos amigos distintos -volvió a mentir Melchor-. Tienes dotes de adivinación.

Bueno, pues que, a pesar de las críticas que he leído, para mí ha sido muy agradable volver a la escritura de Javier Cercas.



#Javier Cercas
#Reseña
#Terra alta

jueves, 5 de diciembre de 2019

"Joaquín Sabina y el Club de Rota" de Francisco Sierra Ballesteros





"El libro que tienes entre las manos es un testimonio de la amistad –forjada a base de versos– entre el cantautor más grande del mundo hispanoparlante y algunos de los mejores literatos de este país. Joaquín Sabina, Ángel González, Luis García Montero, Benjamín Prado, Felipe Benítez Reyes, José Manuel Caballero Bonald, Almudena Grandes y otros aparecerán a lo largo de estas páginas salpicadas de whisky, salitre procedente de la costa roteña, pentagramas, poemarios, nubes negras, marichalazos, risas y algún que otro garito mal iluminado. Pasen y comprueben que sus días distan mucho de ser «como los de casi todo el mundo»." Francisco Sierra Ballesteros.


La verdad es que me ha parecido un libro entretenido. Efectivamente el tema de este ensayo, es la amistad entre los integrantes de este grupo donde sobra el talento para la literatura. 

El ensayo se centra en Joaquín Sabina, o lo que es lo mismo, en Joaquín Ramón Martínez Sabina que es como realmente se llama el cantante y quién parece ser que deslumbró al autor, Francisco Sierra Ballesteros, con su disco 19 días y 500 noches cuando aún éste era bastante jóven.

Es un libro que tiene 18 capítulos.

Este autor en los cuatro primeros capítulos nos cuenta la vida de Joaquín Sabina desde el principio, su familia y su formación académica. Nos referimos a los capítulos titulados: "Familia e infancia: Primeros años", "Primeros vuelos granadinos", "El exilio londinense" y "El regreso".

Después en el capítulo "Primeros contactos con Luis, Benjamín y Felipe" nos va contando cuando coincide con Luis García Montero en el bar "La tertulia" de Granada. Y como fueron formándose los lazos con Felipe Benitez Reyes, o con Benjamín Prado que de jovencito no se despegaba del poeta Alberti. También nos hablan por supuesto de la relación con Ángel González y o con Caballero Bonald que tiene casa en otra ciudad cercana de Cádiz.

Así hasta que llegamos al capítulo "Rota: Una primera aproximación" en el que se incide en cuándo van coincidiendo en Rota donde terminan comprándose casa.

  “Busqué un sitio en el que vivía mi amigo Felipe Benítez, para consolarme de la obligación familiar de llevar a los niños a la playa. Ahora han crecido los niños, y Almudena y yo bajamos al mar por las tardes, para caminar por la orilla hasta Punta Candor”. Luis García Montero. 

"Pero el “núcleo fundacional de forasteros”, no se completó hasta la llegada de Joaquín Sabina, que contribuyó a animar el mercado inmobiliario local comprando casa en este rincón de Cádiz" Felipe Benitez Reyes.

Por supuesto tampoco falta el capítulo dedicado al momento trágico en el que el Sabina sufrió el ictus y cuando sufrió la depresión, lo que él y sus amigos llaman "la nube negra".

 Uno de los capítulos con los que más he disfrutado es con el dedicado al poeta Ángel González, se plasma el cariño que siempre ha inspirado el poeta a y entre sus amigos. Después más adelante también hay otro dedicado a su muerte.

Luis García Montero escribió una vez: "Cuando Ángel se va, cualquier ciudad se queda sola, más hostil y más desamparada" (Revista Litoral, "Ángel González. Tiempo inseguro" 2002). El día 12 de enero de 2008 el mundo enfermó de soledad, hostilidad y desamparo en un abrir y cerrar de ojos. Ese día los redactores de diario contaban noticias sobre un gran criminal llamado Bush y sobre la previsión de nevadas, sin ser conscientes de que unas horas más tarde tendrían que hacerse eco de la muerte a los 82 años del que, en ese momento, era el más grande entre los poetas españoles vivos.

 Hay otros capítulos dedicados a Almudena Grandes, a los libros de Joaquín Sabina, a los discos que ha hecho con Benjamín Prado, al momento en que García Montero fue candidato...

Y para finalizar el libro hay un apartado con fotografías de los protagonistas.

Simplemente he querido contaros por encima lo que vais a encontrar en este ensayo, pero ahora faltaría que, si os interesa el Universo Sabina, os sumerjais despacio en todas las anécdotas que se cuentan, en los detalles de su vida, en sus ires y venires por el mundo en general y por Rota en particular.

El autor quería plasmar el sentimiento de amistad que subyace bajo sus relaciones y yo creo que sí que lo consigue.



#Sabina
#Rota
#García Montero
#Felipe Benítez Reyes
#Ángel González


jueves, 28 de noviembre de 2019

"La cara norte del corazón" de Dolores Redondo

Resultado de imagen de dolores redondo libros

Tenemos que poner orden en las reseñas de libros que se nos están acumulando.

He pasado unas semanas en Nueva Orleans, uno de mis destinos pendientes, uno de los que siempre quise conocer. Y puestos a ir, lo he hecho a lo grande, he estado en uno de sus momentos más trágicos, cuando pasó el huracán Katrina. Así que fijaos lo empantanada, nunca mejor dicho, que he estado, cómo para andar haciendo reseñas...

Ya sabéis ¿no? Me estoy refiriendo a La cara norte del corazón de Dolores Redondo.

La última novela de la autora de la trilogía del Baztán me ha parecido entretenida. Tenía muchas ganas de recuperar a Amaia Salazar, la protagonista. Ese personaje navarro tan sugerente y con un pasado tan turbulento. Pero tengo que reconocer que creo que me gustó bastante más la trilogía o su libro "Todo ésto te daré".

Pero vamos a reseñar éste que nos ocupa: "La cara norte del corazón". 
Para empezar el título me parece un acierto, muy sugerente.

Os copio el argumento:
"En agosto de 2005, mucho antes de los crímenes que conmocionaron el valle del Baztán, una joven Amaia Salazar de veinticinco años, subinspectora de la Policía Foral, participa en un curso de intercambio para policías de la Europol en la Academia del FBI, en Estados Unidos, que imparte Aloisius Dupree, el jefe de la unidad de investigación. Una de las pruebas consiste en estudiar un caso real de un asesino en serie a quien llaman «el compositor», que siempre actúa durante grandes desastres naturales atacando a familias enteras y siguiendo una puesta en escena casi litúrgica. Amaia se convertirá inesperadamente en parte del equipo de la investigación que les llevará hasta Nueva Orleans, en vísperas del peor huracán de su historia, para intentar adelantarse al asesino...
Pero una llamada de su tía Engrasi desde Elizondo despertará en Amaia fantasmas de su infancia, enfrentándola de nuevo al miedo y a los recuerdos que la dotan de un extraordinario conocimiento de la cara norte del corazón."

 Bueno pues cómo os decía me ha parecido entretenida. Pero, aunque no se debe comparar, es inevitable, y creo que sus otras novelas me han llegado más que ésta.

Creo que está muy logrado el ambiente en el que se desenvuelve la novela. Yo creo que es muy importante que resaltemos lo conseguido que está. Es un ambiente reflejo de la devastación previa y posterior al paso del huracán Katrina. Oscuridad, inundación, desastre. Dejó casi 1900 muertos en la ciudad. Eso en lo que toca a los capítulos que se desarrollan en Nueva Orleans, ciudad de músicos y fantasmas, tan bien retrada por la autora. Y en los capítulos que se desarrollan en Navarra, en el Baztán, también tenemos lluvia, oscuridad, desasosiego, inquietud, peligro. Luego ya veis que no hay luz por ninguna parte, la ambientación ya te pone rápidamente en situación.

La obra está narrada alternado dos hilos temporales. Eso le otorga un poco más de agilidad, que dicho sea de paso, no le viene mal. Por un lado está la actualidad con el crimen del asesino en serie de Nueva Orleans que parece que está basado en un hecho real. Y por otra parte está la vida de Amaia cuando era pequeña en Elizondo. Eso nos permite bucear aún más en la psicología, en el retrato de la protagonista, perfilándose más nítidamente. También nos permite conocer mejor a tía Engrasi, descubrimos a una tía más jóven que tuvo un papel fundamental en la vida de Amaia y eso lo desconocíamos.

Y como ya estamos con los personajes, lo bueno también que tiene esta novela es que en la historia que se desarrolla en la actualidad recuperamos el personaje de Aloisius Dupree del FBI. En la trilogía estaba rodeado de misterio su breve incursión telefónica y aquí por fin sabemos qué les unió y cómo es realmente Dupree. Me ha gustado bastante el breve epílogo que tiene la obra donde están Amaia y él, no os digo más para no desvelar.

Luego entonces yo destacaría de esta novela su ambientación, muy lograda. Dentro de ésta habría que señalar su inclinación hacia lo mágico, hacia lo inexplicable, lo que se escapa a la razón, que es muy sugerente. Y por otra parte también, hay que poner en relieve la caracterización de sus personajes principales, muy lograda también. 

Por otra parte, en la novela hay dos tramas, la principal que es la de la caza del asesino en serie, que es con la que comienza, y luego hay otra que aparece mucho más adelante que es el mito del Barón Samedi. Pues bien, creo que la resolución de la primera trama se alarga demasiado, es como si fuera flojeando a medida que van pasando los capítulos, va perdiendo pasión; y en cambio la de la segunda, en mi opinión, queda coja, no termina de resolverse. Eso me ha faltado. Y mucho. Tenía muchas ganas de saber cómo se resolvía esta trama. No sé si la autora lo quiero retomar más adelante en otra novela, o nos va a dejar así para siempre.

En cualquier caso yo creo que Dolores Redondo tiene una prosa muy cuidada, precisa en los detalles, que se desenvuelve muy bien en los diálogos y que merece la pena conocerla porque te suele atrapar con las historias que cuenta.

Pero si no la conocíais ya, que me extraña, sí que os aconsejaría que la leyérais en el orden en que han ido publicándose sus libros, así no os faltará información.


#Dolores Redondo
#La cara norte del corazón
#Trilogía del Baztán
#Novela
#Reseña

sábado, 19 de octubre de 2019

"Fondo de armario" de Patricia Esteban Erlés




«Las palabras casi siempre cuentan una historia. Así sucede con la voz armario, que antiguamente definía el lugar donde se guardaban las armas. Creo que todavía hoy cada armario conserva parte de su significado original, porque en ese mueble oscuro y secreto guardamos a buen recaudo la ropa con la que armamos nuestro cuerpo, las prendas que nos defienden de la desnudez, que nos ocultan del otro o nos hacen brillar ante los demás, según nos convenga. (... ) Mi armario real está lleno de camisetas negras, de vestidos verdes, de terciopelo. El armario de esta selección de mis columnas, publicadas en el Heraldo de Aragón, es un muestrario de temas a los que recurro con frecuencia. Cuestiones como la defensa del feminismo y de los derechos de los animales, la fe inquebrantable en la sanidad y la educación públicas, el amor a la literatura que nos salva. Mi eterna fascinación por la belleza y el mal. Ese es mi fondo de armario».



Acabo de terminar de leer "Fondo de armario" de Patricia Esteban Erlés.

Lo encontré por casualidad buscando algún libro suyo de cuentos, porque es una cuentista que admiro. Y mira por dónde tropecé con éste que también había publicado este año y no me había enterado. Es una recopilación de 72 columnas, de artículos periodísticos, que ha ido publicando esta autora de Zaragoza en el Heraldo de Aragón.

Yo he disfrutado mucho con ellos.

Los temas que subyacen a la mayoría de las columnas son la preocupación por la educación pública, la autora es profesora en un Instituto Público; también ahonda, en general, en la indefensión de algunos colectivos, hay algunos en concreto del maltrato animal; temas que han sido actualidad, casos reales, como el de la Manada, un suicidio por acoso escolar; también aborda el arte, la literatura, el cine, la pintura... y en concreto te cuenta de algunos de sus mitos (Bette Davis, Amy Winehouse, Marilyn Monroe...).
Como son columnas escritas a lo largo de diez años, pues hay una variedad de temas importantes con los que he repasado algunos momentos cruciales de éstos últimos años.

Como las columnas periodísticas tienen el máximo de los 1750 caracteres, son textos breves, pero son contundentes. La autora sabe como dosificar los ingredientes para que ninguna pase desapercibida. Une su opinión personal sobre el tema, con los hechos objetivos y lo adereza con su destreza literaria, no faltan las imágenes, las buenas imágenes, el amor por el lenguaje y las palabras.

Coincido con ella en su admiración por María Moliner, en sus párrafos nostálgicos que hablan de cabinas telefónicas y profesores que no se olvidan, en su gusto por utilizar a veces la segunda persona del singular, en su pasión en general por las letras.

Me han encantado algunas de las columnas como la dedicada a Marilyn, la de Casitas con encanto, Tontas perdidas, la de Follarse a alguien, Oposicionitis, Antes... Bueno, la verdad es que me han llenado muchas y mucho.

Yo ya la había leído en sus microcuentos, en el libro de "Casa de Muñecas". Pero también me han parecido muy instructivos sus artículos, además de entretenidos, y por supuesto literariamente muy bien escritos, no les falta ni la buena frase de arranque, ni la final que parezca la guinda, ese final que  aún retumba como un eco despues de terminado y te hace pensar que mereció la pena leerlo.


Muy recomendable.



#Patricia Esteban Erlés
#Fondo de armario
#Artículos periodísticos
#Elisa Arguilé ilustradora

viernes, 11 de octubre de 2019

"Flores sobre el infierno" de Ilaria Tuti


"Una leyenda gravitaba alrededor de aquel sitio. Una de esas que se adhieren a los lugares igual que un olor persistente. Se decía que a finales de otoño, antes de que las lluvias se convirtieran en nieve, el lago alpino exhalaba siniestras emanaciones."


Bueno pues me acabo de terminar "Flores sobre el infierno" de Ilaria Tuti y ahí que me ha tenido varios días enganchadita con su trama oscura.

La novela negra puede conmigo, qué le vamos a hacer.

En este caso se trata de novela negra de la italiana, que de todo hay. 

Al primer muerto que nos encontramos le encuentran con los ojos arrancados, desfigurado y desnudo. Pues ya tenemos el cadáver servido. 

Si a eso le añadimos que pronto conoceremos a una inspectora singular: Teresa Battaglia, comisaria de policía especializada en perfiles criminales, de unos sesenta años, diabética, que empieza a tener problemas con su cabeza y que tiene un humor de mil demonios, pues ya tenemos otro punto más. Y enseguida también aparece un jóven inspector: Massimo Marini, que va a ser el novato al que va a hacer sufrir un poco, bastante, Teresa con su talante endiablado.Ya vemos que los personajes tienen su miga, forman una buena pareja, están bien perfilados, son originales y te los crees con sus miedos y sus problemillas. Me ha gustado bastante tanto el personaje principal de Teresa, tan contradictorio pero por el que terminas sintiendo cierta ternura como el personaje del asesino, que es el menos convencional de todos.

Por otra parte la novela tiene dos tramas, la principal que es la que se desarrolla en la actualidad, en italia, en Taverni, un pequeño pueblecito de la montaña donde ha aparecido el cadáver y comienza la investigación. Y una segunda trama en la que la autora nos hace retroceder al pasado, al 1978, en Austria, a una especie de institución llamada La Escuela donde ocurre algo misterioso. Por lo tanto tenemos dos tramas que van a ir paralelas, con un salto temporal y ambiental, hasta que confluyan. Eso ya imprime a la novela mucha agilidad pues el lector está todo el rato saltando de una historia a otra, a cual más enigmática.

Está narrada en tercera persona, en estilo directo, con un lenguaje sencillo que va fluyendo. Las descripciones de la naturaleza son buenas, muy pormenorizadas. Y también el narrador es reflexivo, se detiene de vez en cuando en las relaciones afectivas, sobre todo en las de las madres y los hijos. Todo eso hace que aunque sea una novela negra su ritmo no sea muy rápido.

La ambientación está muy lograda. En la primera trama, la historia se desarrolla en un pueblo italiano de las montañas (que no tiene nada que ver con "Marco"...), con un relieve muy abrupto, con bosques, niebla, nieve... vamos que invita a que se te encoja ya el ánimo un poquito. Y si saltamos a la otra trama, ya se te encoge del todo porque lo que te van contando da su "cosilla". Total que buena ambientación.

"Marini estaba concentrado en la conducción y no había dicho ni una palabra desde que se habían puesto en marcha. Teresa observaba el paisaje. En cuánto empezaron a subir fueron tragados por nubes bajas que rodeaban la montaña como una corona. El mundo había cambiado de nuevo: era un limbo suspendido entre bruma, hielo y la ausencia de luz.
Después de algunas curvas cerradas, la quitanieves se detuvo. Desde la ventanilla bajada, el conductor llamó su atención con el brazo levantado. Pararon el coche y se bajaron. El aire era denso, cargado de minúsculas partículas de agua. Estaban respirando nubes. "

No os voy a decir que sea una obra maestra del género, se parece a otras en conjugar dos tramas, en tener una pareja de inspectores que son el contrapunto el uno del otro, quizás hay algunos detalles previsibles... Pero da un poco igual que no sea súper original en ésto, porque creo que funciona bien, resulta entretenida aunque no es trepidante, entretenida mucho, cada vez más a medida que vas avanzando en la lectura de la novela porque las dosis de la intriga están muy bien repartidas. Yo la he disfrutado mucho.

Nunca había leído nada de esta autora y leo ahora que es su primera novela. Pues qué más queremos. Está muy lograda para ser una primera novela, y yo, después de haber leído ésta, espero leer más de Ilaria Tuti, prometen.


Os dejo un enlace a una entrevista con la autora por si os apetece leerlo. Me gustó mucho el títular que escogieron:

Ilaria Tuti: "Los cuentos son para contar el mal a los niños; los thrillers, para contárselo a los adultos"




#Ilaria Tuti
#Novela
#Thriller
#Flores sobre el infierno

"Largo petalo de mar" de Isabel Allende



“El soldadito era de la Quinta del Biberón, la leva de niños reclutados cuando ya no quedaban hombres jóvenes ni viejos para la guerra. Víctor Dalmau lo recibió junto a otros heridos que sacaron del vagón de carga sin mucha consideración, porque había prisa, y tendieron como leños en esterillas sobre el piso de cemento y piedra de la estación del Norte, en espera de otros vehículos para llevarlos a los centros hospitalarios del Ejército del Este. Estaba inerte, con la expresión tranquila de quien ha visto a los ángeles y ya nada teme. Quién sabe cuántos días llevaba zarandeado de una camilla a otra, de una posta de campaña a otra, de una ambulancia a otra, hasta llegar a Cataluña en ese tren. En la estación, varios médicos, sanitarios y enfermeras recibían a los soldados, mandaban de inmediato a los más graves al hospital y clasificaban al resto según dónde estaban heridos —grupo A los brazos, B las piernas, C la cabeza, y así seguía el alfabeto— y los enviaban con un cartel al cuello al lugar correspondiente. Los heridos llegaban por centenares; había que diagnosticar y decidir en cuestión de minutos, pero el tumulto y la confusión eran sólo aparentes. Nadie quedaba sin atención, nadie se perdía. Los de cirugía iban al antiguo edificio de Sant Andreu en Manresa, los que requerían tratamiento se mandaban a otros centros y a algunos más valía dejarlos donde estaban, porque nada se podía hacer para salvarlos. Las voluntarias les mojaban los labios, les hablaban bajito y los acunaban como si fueran sus hijos, sabiendo que en otra parte habría otra mujer sosteniendo a su hijo o a su hermano. ..."



He vuelto a pasar unos días de placer en el universo de Isabel Allende.

Viajar de nuevo a sus historias, volver a vivir entre sus páginas es garantía de disfrute, de conocer personajes entrañables, de vivir muchas vidas fascinantes.

“Largo pétalo de amor” no ha sido ninguna excepción.

Me daba pena que se terminara, y de hecho fue lo que menos me gustó de todo el libro, que se termina casi sin que te des cuenta. El final no me convence mucho. Llegas a la última página y te preguntas: ¿Ya? Y sí, más o menos te imaginas qué pasará después. Pero querrías que también eso te lo hubiera contado, porque la Allende cuenta las cosas “tan bonito…”.

El tema de la novela es la patria y el desarraigo. Y por supuesto creo que también podría ser el amor.

"Y entonces ese vasco alegre y corajudo, que había visto tanta muerte y sufrimiento, tanta violencia y maldad, lloró disimuladamente con la cara escondida en la nuca de la joven, cuyo olor no olvidaría. Lloro por ella, porque todavía no sabía que era viudad, lloró por Guillem, que nunca conocería a su hijo ni volvería a abrazar a su novia, lloró por Carme, que se había ido sin despedirse, lloró por sí mismo, porque estaba muy cansado y por primera vez en su vida dudaba de su buena suerte."

Por primera vez la historia está ambientada en España, en tiempos de la Guerra Civil. Ahí arranca esta novela. Y después nos hablará del barco Winnipeg, donde un puñado de republicanos, ni más ni menos que dos mil, buscarán otro lugar para vivir: Chile. Y ahí la historia se trasladará a ese país mientras nos cuenta las vidas del médico Víctor Dalmau y la que será su mujer, la pianista Roser Bruguera y su historia de amor.

Pablo Neruda tiene un papel importante en la obra y la autora le hace un homenaje en este libro. Por esta historia circulan junto a los personajes ficticios, personajes reales como, ya he dicho Pablo Neruda, pero también Salvador Allende o Elizabeth Eidenbenz.

Temporalmente  la novela comprende un periodo de tiempo entre el año 1936 y el 1994. 

No quiero contaros mucho porque es mejor zambullirse en esta nueva novela e ir descubriéndola poco a poco. La gesta del Winnipeg, barco del que yo nunca había oído hablar y un ramillete de vidas a las que toca no solo pasar la Guerra Civil, sino también el golpe de Pinochet. 

Como siempre la autora disecciona los sentimientos y los sabe traducir a palabras de forma efectiva y delicada. 

A mí me ha parecido una novela muy entretenida y amena. Creo que me ha gustado más que la anterior novela de esta autora, pero quizás a otras personas ésta le guste menos que alguna que otra, porque Isabel Allende tiene muchas novelas entrañables, y para gustos…

  En fin, por mi parte, muy recomendable.


#Reseñas
#Isabel Allende

lunes, 23 de septiembre de 2019

"El último akelarre" de Ibon Martín




Aquelarre, palabra formada a partir del vascuence akelarre 'prado donde pasta el cabrón o macho cabrío', compuesta por aker 'macho cabrío' y larre 'prado'. 



Pues me terminé de leer "El último akelarre" de Ibón Martín. Y muy entretenido.

Ya me había leído el primero de esta saga que tiene como protagonista a la escritora Leire Altuna, "El faro del silencio". Y había topado con algunas críticas del segundo, entonces me pasé al tercero directamente. Estas cosas que una hace a veces... Pero bueno he recapacitado y creo que me tendré que leer el segundo en algún momento, y el cuarto desde luego.

En este caso la acción, espacialmente, se desarrolla entre Bilbao y Zugarramurdi.  Y temporalmente vamos a estar saltando en la novela entre el siglo XVII y el año 2015. Así que el ritmo de la novela es muy ágil. Que vayan paralelas las dos tramas y se nos obligue al leer a ir cambiando de una otra imprime al texto una buena dosis de dinamismo.

Eso unido a la cantidad de giros que el autor sabe ir imponiendo a la trama hace que se haga una novela fácil de leer y que te la bebes.

La estructura de la novela son 63 capítulos muy cortos encabezados todos por una fecha, con lo cual te sitúas rápidamente en el tiempo en que estás.

La novela comienza en Bilbao durante la noche que se celebra una regata famosa, la Nocturna de Bilbao, en la que Leire Altuna, una famosa escritora de género negro y nuestra protagonista, participa. Lo que va a ocurrir es que de pronto llamará la atención de todo el mundo un fuego en lo alto de una chimenea en el parque Etxebarria. Y lo peor de todo es que proviene de un ser humano que se está quemando.

Leire, se acercará hasta ese lugar donde se encontrará con Ana Cestero, una joven ertzaina con la que ya trabajó en anteriores casos.

Éste es el comienzo del argumento con el que parte la primera de las tramas de la novela. 

La segunda trama se desarrollará en el año 1609 en Zugarramurdi, donde conoceremos la historia de María, una joven que se dedica al cuidado del ganado y al oficio de partera. Conoceremos como, a partir del nacimiento de un niño muerto, será acusada por la Santa Inquisición de brujería. Y el Santo Oficio no solo la acusará a ella, sino a un tercio de la población de aquella zona. 

"Invierno de 1610
María se sentía aturdida, desorientada. ¿Cuánto tiempo llevaba allí? ¿Horas, días, semanas? Lo último que recordaba era la sensación de agonía, el ardor en el pecho y el agua colándose por su nariz en plena tortura. Aquel barreño infame en medio de la sala de interrogatorios le había brindado las sensaciones más escalofríantes de su vida. Todavía reverberaban en su cabeza las preguntas del inquisidor. ¿Confiesas que adoras al demonio? ¿Cuántas veces has yacido con el maligno? ¿Cuántos hijos diabólicos le has dado ya? ¿Cuántos bebés has matado? ¿Cuántos bebés...? esta era sin duda la más dolorosa. Ella ayudaba a los niños a llegar al mundo, no los mataba. Por más que lo aseguró, el verdugo no tuvo piedad. Una y otra vez su cabeza era introducida con saña en el agua gélida. Cada vez más tiempo, cada vez con menos segundos para recuperar el resuello. ..."


Esta segunda trama está basada en los hechos reales que ocurrieron en Zugarramurdi y aledaños en esa época. 

Y a seguir leyendo se ha dicho. 

El estilo de este autor es sencillo, con un buen manejo en la dosis de la intriga y los giros en la narración, que hacen que la atención de los lectores no decaiga. Domina la técnica.

Lo único que me ha chirríado un poco, es que creo que hay un abuso de frases hechas. Y no formando parte del lenguaje de un personaje, que no estaría mal porque lo caracterizaría. En este caso se trata de un abuso tanto en el narrador como en algunos diálogos sin distinguir quién las dice. Aunque por otra parte, al mismo tiempo se ve que hay un lenguaje muy rico, así que no es por falta de vocabulario, yo creo que simplemente ha faltado algún repaso en este tema a alguna parte de la novela.

Pero salvo por ese detalle, me ha parecido una novela muy entretenida, donde se han manejado muy bien los ingredientes de la novela negra, como decíamos, la intriga y los giros. Novela negra de la nuestra que merece la pena. 

Por otra parte la ambientación está muy lograda, como he comentado ya en otra entrada, yo conocía ya Zugarramurdi, pero me parecía que estaba allí de nuevo. Muy bien la ambientación.

Novela negra, de "la nuestra", recomendable.


#IbonMartin
#Elúltimoakelarre


viernes, 23 de agosto de 2019

"Malaherba" de Manuel Jabois


“La primera vez que papá murió todos pensamos que estaba fingiendo”

Me he leído esta novela volando porque no podía dejar de hacerlo. 

Es una novela sin demasiadas páginas, no llega a 200, pero es grande, honda, profunda, especial.

La historia la cuenta Tambu, un niño de 10 años que se ha bautizado con ese nombre porque no le gusta el suyo. Un niño que está a punto de dejar de serlo.

Me aprendí todas las capitales europeas con ese puzzle de la misma manera que aprendí muchas cosas de la gente a la que quería juntando sus pedazos.

Arranca con la historia de su familia, la historia de sus padres, su hermana Rebe que es mayor y él. Aunque pronto va a entrar en la historia otra familia, la que tendrá que cuidar de su hermana y Tambu, compuesta por un padre y también dos hijos: Claudia y Elvis. Para finalmente centrarse en la relación de Tambu y Elvis. Dos almas sensibles, dos críos frágiles que crecen en los años ochenta. 

«Antes de soltarme me dijo que no estudiase si no quería estudiar, pero que leyese; que no pegase si no quería pegar, pero que me defendiese como sea; y que me enamorase, que me enamorase siempre que pudiese.».

La amistad más leal, el descubrimiento del sexo, la culpa, la primera vez de las cosas, la visión infantil del mundo adulto, las drogas, la maldad infantil, muchos temas toca esta novela, sin ser nada explícito ni ahondar en lo desagradable o duro. Todo está contado de forma muy sutil.

El autor utiliza una prosa sencilla, salpicada de anécdotas infantiles que hace fluir la historia de forma muy ágil. La historia, como os decía, la cuenta Tambu, con su peculiar forma de ver el mundo, y nosotros vamos recomponiendo el puzzle a través de su mirada infantil. La prosa está salpicada de momentos divertidos, hay mucho humor, aunque todos los momentos divertidos se van posando sobre una fina capa de tristeza. También hay música, como la canción Nómadas de Battiato y otras más, que lo impregna de sonidos entrañables.

Pero ese verso que tanto nos gusta: "Qué dificil es seguir siendo padre cuando el hijo crece, y las madres envejecen", es de una vieja canción muy hermosa de un cantante italizano que se llama Gino Latilla. "Tute Le Mamme".

Es una novela que he disfrutado mucho, que no podía dejar de leer y de la que he subrayado muchas frases.

Una novela que rezuma ternura. Conmovedora.


Mi padre era guapo, pero sólo si lo veías al primer impacto. Todas las partes de la cara por separado eran como horrendas, pero en eso sólo me fijaba yo porque lo quería mucho y me fijaba. Querer a la gente es mirarla mucho hasta no saber si es guapa o fea, y que no te importe lo más mínimo.



#ManuelJabois
#Reseñaslibros


domingo, 11 de agosto de 2019

"Cuaderno de faros" de Jazmina Barrera




“...quizás es cierto que me gustan los faros porque soy desorientada. Me siento todo el tiempo a la deriva y por eso la imagen del marinero perdido en altamar me parece tan angustiante”.

Este libro me hizo un guiño desde la caseta de la librería "Tipos Infames" en la última Feria del Libro de Madrid.

Todo confluyó para que yo me rindiera ante ese guiño: la Feria del Libro es uno de mis lugares favoritos para comprar libros, la librería Tipos Infames de Madrid es una garantía de calidad, la portada del libro tiene una imagen con un faro y su título es "Cuaderno de Faros". No pude hacer otra cosa que acercarme hasta la caseta y hojear el libro. Con lo que me gustan los faros, me venció. Recuerdo que el librero me dijo que era un libro muy especial, y tengo que reconocer que lo es.

Este "Cuaderno de faros" está a caballo entre ensayo y cuaderno de viaje. O quizá sea un cuaderno de cuadernos, de notas de acá y allá, donde la autora siguiendo su obsesión por coleccionar los faros ahonda en ellos en todos los sentidos. 

El libro está dividido en seis capítulos con una extensión variable que, en principio, está dedicado cada uno a un faro. Nos habla de Yaquina Head en Oregón, después Jeffrey's Hook o el pequeño faro rojo de Nueva york, a continuación el faro de Montauk Point de la isla de Montauk también en el estado de Nueva York, después del faro de Goury en Normandía en la península de Hague, el Faro de Blackwell un faro histórico también en Nueva York y por último el Faro de Tapia de Casariego en Asturias.

Pero unas veces el capítulo está más enfocado al faro, y otras se ocupa del viaje hasta el faro y entre tanto habla de todo: Fareros, naufragios, leyendas, animales marinos... y anécdotas personales salpicándolo todo. Habla de faros que existen, otros que ya no como el de Alejandría, y otros que solo son ficticios.

Por ello tiene muchas referencias literarias al faro, los fareros, la soledad, la locura y todo lo que los envuelve. Muchas referencias a Virgina Wolf y su "Al faro", a Verne con "El faro del fin del mundo", a Herman Melville, Poe, Durrel, Homero, Joyce... incluso Cernuda.

Hay mucha literatura en este "Cuaderno de faros". También hay alusiones a "El faro por dentro" de Menchu Gutierrez o "El faro del fin del Hudson" por Muñoz Molina. Y muchas anotaciones sobre Walter Scott, Stevenson, Mishima...

 No solo es una colección de faros, sino que también es una colección de apuntes y reflexiones de todo tipo: literarias, filosóficas... cotidianas. De todo tipo.

Es un libro raro y corto, pero está salpicado de información, con un tono íntimo, cercano,muy poético y reflexivo muchas veces. Tiene mucho de nostalgia también. Es un libro especial, que no puede gustar a todo el mundo, pero desde luego a mí me ha atrapado.

Me he sentido identificada con la autora en muchas ocasiones, para empezar y por supuesto en esa pasión por coleccionar los faros. Yo también, como muchas personas, los colecciono y viajo para conocerlos, como colecciono  también libros, librerías, fotos, álbumes, bibliotecas... Y entiendo su pasión entre placentera y angustiante.

 Una delicia este "Cuaderno de faros".




María Jazmina Barrera Velázquez nació en la Ciudad de México en 1988. Es licenciada en Literaturas Modernas Inglesas de la UNAM y fue becaria de la Fundación para las Letras Mexicanas y del programa de Jóvenes Creadores del Fonca. Ha ejercido como traductora, redactora y editora en varios medios impresos y digitales. También recibió la beca Fulbright en 2011 y 2014, y en 2013 ganó el premio Latin American Voices de ensayo por su libro Cuerpo extraño. Es editora y socia fundadora de Ediciones Antílope. 

 #Reseñas libros
#Jazmina Barrera
#Faros
#Cuaderno de Faros