jueves, 10 de febrero de 2011

Las tertulias literarias de Madrid en este febrero de 2011



Siempre hemos oído hablar de las tertulias literarias de aquel Madrid de principios de siglo o las de la postguerra. Algunas ligadas para siempre al nombre de importantes escritores.

Pero ahora mismo en Madrid sigue habiendo muchas tertulias literarias. Ya sabéis que yo formo parte de la tertulia Rascamán. Comenzamos siendo los huídos de algunos talleres de creación literaria que iban en busca de un sitio donde nos dejaran reunirnos. Al principio de todo lo hacíamos en un espacio que nos dejaba la editorial Amargord en Lavapies. Pasábamos mucho frío en pleno invierno, nos tapábamos con el tapete de las mesas, bajo el que cobijábamos al radiador, y yo me llevaba siempre un termo con café porque solo nos servían cervezas y refrescos. Pero tenía su encanto. Estábamos medianamente solos y la verdad es que es un barrio tan variopinto que no sabías nunca quién iba a entrar... Cuando cerró Amargord y se trasladó fuera de Madrid, empezamos a reunirnos en el Café Galdós, que está en la calle Los Madrazo. Es un café que tiene mucho encanto, y allí expusimos por primera vez la exposición de Poesario que hicimos el año pasado. Pero, aunque estaba muy céntrico a dos pasos de las Cibeles, teníamos mucho ruido y cuando tenían algún evento, nos levantaban de nuestra mesa para trasladarnos a la parte delantera donde aún la música estaba más alta y había más gente. Así que después nos trasladamos al Café Ruiz. Desde el primer día los camareros que estaban en ese momento, Julio y Mabby, nos trataron genial. Nos reservaban nuestro sitio siempre en la parte de la Granja, cuando llegábamos teníamos las mesas preparadas, la jarra de agua y los vasos, e incluso les decían a otros clientes que si no les importaba sentarse en las mesas de la otra parte, porque en esa parte estábamos nosotros. Más majos... Lo malo es que como ahora la cuestión laboral está tan mal, estos dos camareros ya no están. Pero ahí seguimos un par de años en el Ruiz, haciéndonos fuertes en la parte de la Granja, estrechando relaciones con la camarera lituana que hay ahora, y luchando por hacernos oír si el día está más ruidoso, sobre la música del Norah Jones o los infiltrados en las mesas aledañas.

Esta línea la estoy escribiendo dos años después de haber escrito esta entrada. Simplemente para dejar constancia de que ahora, febrero de 2013, ya no nos reunimos en el Café Ruiz. Ahora nos reunimos en La Livreria. Una libreria que está por la zona de Diego de León. Un lugar acogedor con una sala silenciosa donde nos dejan reunirnos cada semana. 

Pero claro afortunadamente no somos la única tertulia que existe ahora mismo en Madrid. En otras ocasiones os he hablado de la del Círculo de Bellas Artes, porque algunos de sus componentes han pasado a ser tertulianos también de la nuestra, ya sea esporádica o asiduamente. También he tenido ocasión de conocer, en una cena literaria, a la persona que lleva la del Café Oriente, una persona que me causó además muy buena impresión.

Por otra parte en los últimos meses ha arrancado de nuevo la tertulia del Café Lyon, que coordina una compañera del Ruiz, frecuenta también algún que otro compañero y espero visitar algún día de éstos. Además es que, en este caso, se centran más en el relato.

Pero además de todas éstas, hoy os quería hablar de otra de esas tertulias, la llamada La trastienda. Tertulia que no conocía, y que visité el último lunes. 

Fue un encuentro muy agradable. La hacen en una tetería que está en la calle Martin de los Heros, y se reunen el primer y tercer lunes de cada mes de 18.30 a 20.30 para hablar de poesía.

Tienen la suerte de contar con un espacio de lujo, pues disfrutan de ese saloncito de la foto superior de esta entrada. El dueño de la tetería prepara unas infusiones riquísimas y es muy agradable. Yo me tomé un rooibos con naranja y eucalipto, que me supo fenomenal. Y claro la mezcla de estar ahí tranquilamente escuchando y charlando sobre poesía, mientras te tomas una infusión tan rica pues la verdad, es uno de esos pequeños placeres de la vida que, después de todo un día trabajando y corriendo de aquí para allá, es un lujo.

Ayer dos componentes de esa tertulia vinieron a la nuestra y volvimos a compartir lecturas.

Me gusta mucho, tanto hacer incursiones en las tertulias vecinas, como que sus componentes visiten la nuestra, creo que aprendemos mucho los unos de los otros y ampliamos nuestros horizontes. Son muy provechosas estas mezclas de componentes de diferentes tertulias. Muy enriquecedoras.

Las fotos de esta entrada, ambas de la tetería de la Trastienda, proceden del blog de Begoña Montes, la poeta que coordina esta tertulia.

Podéis visitar su blog, muy interesante: http://bmontes.wordpress.com/

Y en fin, que yo hoy quería hablaros de las tertulias que aún no salen en las fotos con ese color sepia,  pero están vivas, muy vivas.

domingo, 6 de febrero de 2011

Un jueguecito literario: Cada personaje de una frase hecha con su historia...



Hace mucho tiempo que no jugamos a nada ¿Verdad? Pues esto no puede ser...

 Vamos resolver esto en un pispás. Ahora mismo vamos a jugar a unir a los personajes  protagonistas  de algunas frases hechas con su historia. Repasamos el lenguaje popular.

 Porque ¿Quién no conoce a Maricastaña, a Picio o a Roque? Por poner un ejemplo... Pero... ¿Quienes eran estos personajes a los que hemos oído nombrar tantas veces que parecen de nuestra propia familia?

Pues para repasarlos vamos a unirlos. Primero os pongo una lista con los nombres propios. Y debajo una lista con sus características. 

¡Hala! a unir se ha dicho...

Nombres:



1- Picio
2- Matusalén
3- Caín
4- Catalina
5- Blas
6- Roque
7- Maricastaña
8- Pandora
9- Adán




Historia de la frase hecha correspondiente a cada uno de los nombres:


1- Mucho debió impresionar la imagen, en los retablos de las Iglesias, de este señor desnudo y humillado, que es expulsado del Paraíso tras la caída original. La desnudez de su compañera no les debió parecer tan repulsiva y harapienta. Y fue él quién pasó al lenguaje popular como prototipo de desaliño y descuido en el vestir.

2- No hay certeza acerca de la existencia de este personaje, como tampoco se conoce el motivo por el cual se lo asocia con épocas remotas. Podría tratarse de una heroína que existió en la provincia de Lugo (España) una mujer llamada así, que, junto con su marido y hermanos, encabezó un partido de extracción popular que se oponía al pago de los tributos exigidos abusivamente por el obispo del lugar. Incluso, se afirma que habría sido ella misma la que ordenó matar -como represalia- al mayordomo del prelado.
Sin embargo, también hay quienes afirman que el personaje no es real sino ficticio y pertenecería a la leyenda celta, a través del cuento "La batalla de los pájaros", cuyo personaje central es una tal Auburn Mary (traducible como María de color....).

 
3-Famoso por estar relacionado con una casa que estaba en la calle del Barquillo, de Madrid, y fue demolida en 1850. Era una casa de vecindad fea e insalubre, famosa por haberla inmortalizado don Ramón de la Cruz en La Petra y la Juana o el buen casero, por los mil zipizapes que en ella se armaron; el último, para oponerse al desalojo del inmueble, dispuesto ya el derribo del mismo.De ahí la frase de "Tócame..."


 4-  Esta mujer llevaba consigo una caja o vasija en la que los dioses habían escondido todos los males. Cuando ella, picada por la curiosidad, abre la caja, todos estos males se difundieron por la tierra. Así es como surgieron las enfermedades y demás calamidades que aquejan al género humano. Cuando asustada volvió a cerrar la caja, sólo quedaba en su interior la Esperanza.


5- A ciencia cierta no se sabe ni quién fue este señor ni qué origen tiene la frase; pero la creencia más generalizada es la siguiente: En los tiempos del feudalismo existía un señor de los de horca y cuchillo, llamado así,  y que se distinguía por su carácter avasallador y por la particularidad que había tenido siempre, queriendo imponer su voluntad. Cuando dos de sus vasallos tenían una cuestión, iban a resolverla ante su señor, y éste, como era natural, fallaba a favor de una de las partes. La parte desairada protestaba casi siempre, y el señor, indignado, ordenaba retirar al que protestaba, quien lo hacía, diciendo entre dientes: «Lo dijo fulano, punto redondo.» Desde entonces se popularizó la frase.


6- Para Iribarren, la explicación es la siguiente: Parece ser que en tiempos de Juan II de Castilla (1406-1454), residía en Sahagún (León) cierto judío converso, casado con una mujer llamada así, a la que le gustaba tanto el arroz, que no sólo hacía de él un gran consumo, sino que lo recomendaba a todos como remedio para cualquier indisposición. En su concepto, el arroz era una especie de panacea universal, como la que buscaban los alquimistas de aquella época. Cayó enferma, para morirse, y como rechazara todas las medicinas que intentaban darle, preguntáronle si quería tomar un poco de arroz, al recordar la debilidad que sentía por esta gramínea. Nada contestaba, o si lo hacía era con monosílabos ininteligibles. Repitieron varias veces la pregunta cuantos rodeaban su cama, reiteración que hacían en voz alta, diciendo: «¡Que si quieres arroz, fulanita!»... y ella falleció sin responder. (Ni Covarrubias en su Tesoro de la Lengua, ni Ramón Caballero en su Diccionario de Modismos, ni Sbarbi en su Gran Diccionario de Refranes, recogen esta expresión popular).

7- El autor José María Sbarbi asegura haber hablado con personas que conocieron a este señor, un zapatero de principios de siglo que vivió en el pueblo granadino de Alhendín. Se dice que este hombre fue condenado a muerte, pero que hallándose en capilla recibió el indulto. La impresión de la noticia le produjo la pérdida total del pelo, aparte de una serie de increíbles deformaciones en el rostro que le hicieron pasar a la leyenda española como símbolo de la fealdad física. Al parecer, mirarle producía tal horror, que, años después, le administron la extremaunción con una caña.

 8- Aunque algunos dicen que se refiere a un pueblecito perdido que se llama así, en las montañas de León, en la Ruta del Cares, parece ser que en realidad la frase se debe al personaje bíblico del mismo nombre. Personaje, que despues de matar a su hermano por envidia, fue obligado por Dios a trabajar una tierra que le negaría sus frutos, y a vagar errante y fugitivo.

9- Este señor era un personaje bíblico que según leemos en el Libro del Génesis del Antiguo Testamento: "Tenía ciento ochenta y siete años cuando engendró a Lamec; después vivió setecientos ochenta y dos años, engendró hijos e hijas y a la edad de novientos sesenta y nueve años murió." (Gén.5, 25-27).

Y ahora ¿Cuáles eran esas frases hechas que los llevaban por protagonistas?
 

Bibliografía:
IRIBARREN, José María: El porqué de los dichos. 4ª. ed. Madrid, 1974.
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Diccionario de la Lengua Española. XX edición.
COVARRUBIAS, Sebastián de: Tesoro de la Lengua Castellana o Española. 1611. Ed. preparada por Martín de Riquer, Barcelona, 1943.
GUILLERMO SUAZO PASCUAL. Abecedario de dichos y frases hechas.
JOSE LUIS GARCÍA REMIRO. ¿Qué queremos decir cuando decimos...? Alianza Editorial 2001

jueves, 3 de febrero de 2011

Revista de artes y letras "Luces y Sombras" nº 26 Presentación



El pasado martes 1 de febrero, estuve en la presentación del número 26 de la revista de Artes y Letras Luces y Sombras, que tuvo lugar en el salón de actos de la Biblioteca Pública Manuel Alvar.

Las fotos no son muy buenas, no había luz, pero para que os hagais una idea. Aquí tenemos comenzando por la izquierda a Ana Delgado Cortés, Jesús Jiménez Reinaldo y Norberto García Hernanz. Como podéis ver en la pantalla mientras tanto se iban proyectando algunas de las ilustraciones que también hay en la revista.


Fui a sabiendas de que iba a estar bien porque conocía a algunos de los autores que iba a encontrar allí. Aún así además tuve el placer de conocer a algún otro que me sorprendió muy gratamente.

La revista Luces y Sombras es anual, y está editada en Tafalla (Navarra) por la Fundación María del Villar Berruezo de Tafalla. Yo supe de su existencia hace tres años, cuando me publicaron en el número 23.

Es una revista curiosa, la mitad está orientada hacia un lado y la otra mitad al otro. Está bien hecha y es muy agradable de ver y de leer. Y digo ver, porque aunque se compone de cuatro espacios literarios coordinado cada uno de ellos por un escritor, también lleva dos secciones dedicadas a artistas gráficos. En esta ocasión han sido las ilustraciones de Sandra Allo Pérez y Cristina Martínez Lana, las que han ocupado esas páginas.

Uno de los editores de la revista es Jesús Jiménez Reinaldo, poeta del que ya he hablado en otras ocasiones en este blog (http://rociodiazgomez.blogspot.com/2010/05/los-utiles-del-alquimista-de-jesus.html%29. 
Y en esta ocasión cada espacio literario ha sido coordinado por: Alfonso Pascal Ros, Víctor Izco, Norberto García Hernanz y Ana Delgado Cortés. A los tres primeros no los conocía, pero de Ana también os he hablado muchas veces  http://rociodiazgomez.blogspot.com/2009/06/ana-delgado-cortes-y-la-feria-del-libro.html Ana  García Delgado es una estupenda poeta, que sabe elegir a los poetas de los que se quiere acompañar y que se desenvuelve con muchísima naturalidad y templanza hablando en público. 

Cada uno de estos cuatro coordinadores han elegido a diez autores para formar parte de la revista. 

Y en estas ando yo, poquito a poco leyendo la revista. Descubriendo a esos autores. Y maravillándome de lo que me gustan algunos de ellos a los que no conocía como: María Eloy-García, Marina Tapia, Carmen Camacho o Jesús Malia, con cuyos poemas estoy disfrutando mucho.  Mas adelante ya os  los iré  presentando para que los vayais conociendo. Pero poco a poco, en otras entradas, sí, la poesía a pequeños sorbos.

Pero dejadme que os hable algo más del día de la presentación de la revista. El martes volví a escuchar los poemas de Celia Cañadas y de Navarro Beloqui. De ellos también ya he hablado en este blog. De este último en la entrada que dediqué a la presentación de su poemario Nafsak (http://rociodiazgomez.blogspot.com/2010/11/presentacion-de-nafsak-de-navarro.html) y de Celia os hablé cuando os dejé con uno de sus poemas: http://rociodiazgomez.blogspot.com/2010/06/celia-canadas-en-libertad-8.html a propósito de la lectura en Libertad 8 en la que participó. Un gusto volver a escucharles. De verdad. Con otros poemas.

De izda a dcha Celia Cañadas, Ana Delgado Cortés y Jesús Jiménez Reinaldo.



De Ana Delgado Cortés me faltó algún poema. Alguno de esos suyos que te deja ese regusto y ese eco, a pesar ya de haber terminado su lectura, de cuánto te ha gustado. Qué elegancia la de Ana presentando los poemas de diez autores, sin querer incluír ninguno de ella. Que por otra parte y dicho sea de paso a mí me hubiera gustado mucho escuchar y leer, y que por tanto hasta hubiera agradecido. Pero tengo que quitarme el sombrero ante el gesto elegante de coordinar su parte, sin querer involucrarse como poeta. 

Ana Delgado Cortés


Tengo que contaros también que me sorprendió mucho la lectura de Oscar Martín Centeno. Que forma de leer tan impresionante, era pura música con su voz y sus palabras. Teníais que haber estado para que viérais  el silencio tan sepulcral que había en ese Salón de Actos cuando iba leyendo su poema sobre Ulises. Era precioso. Nos transportó. De verdad buscarle en internet y escucharle, merece la pena.

Y por último escuchar hablar en público a Jesús Jiménez Reinaldo también me gusta mucho. Su voz pausada, cómplice, es muy agradable de escuchar, además por supuesto de lo qué dice. Quería terminar esta entrada con sus palabras. Con ese mismo párrafo que él nos leyó, cuando ya todos los autores habían leído, para cerrar el acto y que es una pequeña parte del texto con el que se encabeza la revista.

Dice Jiménez Reinaldo:

"...Ciegos o no, en nuestra memoria quedan los restos de miles de notas olfativas que nos evocan multitud de recuerdos que solo a nosotros nos pertenecen, como el del olor de las sábanas en el armario con membrillos, el de la cocina de la infancia con el vapor circular de la olla express, el de la panadería en las inmediaciones del camino a la escucela, o el de los labios de nuestro primer amor ofreciéndonos su frescura bajo la lluvia. Son recuerdos que no siempre podemos convertir en palabras, pero que la Poesía busca revolviendo palabras en su particular mercado de especias, mientras clama tanto por el Amor como por la Justicia."

Mercado de especias
Jesús Jiménez Reinaldo
Pág 3 y 4. Revista Luces y Sombras. Núm. 26



lunes, 31 de enero de 2011

Luis Rosales. "El contenido del corazón"

 
"...Pero lo verdadero es el conjunto, la levadura de cansancio, la contracción que se va haciendo cada vez más personal y permanente, revelando la urdimbre de la vida. Andando el tiempo la expresión de los ojos se apaga; la expresión de la boca se concentra. Los labios cumplen años, y hay gestos que en cierto modo los hacemos, y gestos que en cierto modo los tenemos, se van quedando escritos en nosotros..."

Pág. 540
El contenido del corazón
Luis Rosales

sábado, 29 de enero de 2011

El señor Ibrahim y las flores del Corán


"A los trece años, rompí mi cerdito y me fui de putas."

Así comienza el libro que terminé de leer la otra noche. El libro que volveré a leer muchas veces. Porque hacía tiempo que no me gustaba tanto ningún otro. Os estoy hablando de "El señor Ibrahim y las flores del Corán" de Eric-Emmanuel Schmitt.

Aparentemente es una pequeña historia, comienza en la página 9 y termina en la 95. Se lee muy rápido claro, pero es tan intensa, tan poética, tan sencilla y tan profunda al mismo tiempo que te va calando dentro, dentro, como la lluvia fina de estos días atras,  mojándote de buenos sentimientos.

Cuánto me ha gustado.

Momo, un niño que vive con su padre en un piso oscuro de la calle Azul de París, se encuentra muy solo. Hasta que conoce al señor Ibrahim, el tendero arabe de su calle. Entonces comienza una amistad que está por encima de religiones, de edades, de sexos, de tristezas. La calle Azul no es Azul, el arabe no es arabe y la vida, dice el libro, no es tan triste...

-Eso no importa -decía el señor Ibrahim-. Tu amor por ella es todo tuyo, eso no te lo quita nadie. Te pertenece. Aunque lo rechace, ella no puede cambiarlo. No lo aprovechará, eso es todo. Todo aquello que des Momo, será tuyo para siempre; lo que guardes ¡estará perdido para siempre!

Sí también habla de amor. Porque son muchos los temas que aborda el libro, ya lo he dicho:  la diversidad, ya sea en edad, en religión... El amor, la soledad, los viajes, la amistad, sobre todo trata de la amistad, que ayuda a sobrellevar y superar lo demás.

Teníamos un montón de juegos. Él me hacía entrar en los templos religiosos con una venda en los ojos para que yo adivinara la religión por el olor.
- Aquí huele a velas, es una iglesia católica.
-Pues sí, es San Antonio.
-Aquí huele a incienso, es ortodoxa.
-Sí, es Santa Sofía.
-Y aquí huele a pies, es una mezquita musulmana. ¡Oh, en serio, aquí apesta...!
-¿Qué? ¡Pero si es la Mezquita Azul! ¿Un lugar que huele a persona no es lo suficientemente bueno para tí? ¿Qué pasa, es que a ti no te huelen nunca los pies? Es un lugar de oración que huele a hombre, que está hecho para los hombres, con hombres en su interior, ¿eso te da asco?..."

Está contado en primera persona, lo cuenta Momo, desde su punto de vista de adolescente. Pero está salpicado de diálogos entre él y el señor Ibrahim, que hacen la narración mucho más ágil y entretenida.

La verdad es que seguiría y seguiría contandoos cosas del libro de tanto cómo me ha gustado. Vamos que os podría hacer un comentario casi tan o más largo incluso que la historia misma. Pero claro eso no es.

Hay que leerlo, dejarse transportar, volar a la calle Azul y vivir con ellos dos para sentirlos. Y yo, lo pienso volver hacer cualquier día. Pero mientras voy a intentar ver la película, protagonizada por Omar Sharif y que también debe estar muy bien. Aunque no sé, no sé, ya os contaré, porque el libro me ha gustado tanto...


jueves, 27 de enero de 2011

Un lugar nuevo donde recalar: "Tenía que contarte que está nevando en Madrid"


Hay un blog con un nombre especial:

"Tenía que contarte que está nevando en Madrid..."

http://teniaquecontarte.blogspot.com/

Y en ese blog hay poemas tan originales y bellos como éste:



Nota autobiográfica

En la vida:
cinco punto cero.

Aprobado en tristeza.

Insuficiente en estabilidad,
necesita mejorar en besos en la espalda.
Progresa adecuadamente en voluntad y optimismo.

Notable alto
                    en echarte de menos.

En la vida:
cinco punto cero,
                             sobresaliente en el resto.



Jaime Cacharrón


¿A que apetece pasarse por ese blog?
¿A qué va a apetecer hacerlo a menudo?


domingo, 23 de enero de 2011

"Cuentame un poema y te rimo un cuento" un 21 de enero mágico...




Queríamos hacer una lectura a dos voces.

Queríamos hablar en ella de cómo pasa el tiempo sobre las personas, la vejez, la madurez, la adolescencia, la infancia... De cómo al ir pasando el tiempo nos vamos haciendo literatura.

Queríamos que en la primera parte comenzara Javier con sus poemas y yo le siguiera con un relato. Nos alternaríamos a la hora de recitar: poemas-relato-poemas-relato-poemas-relato. Y fuimos haciéndolo al reves de cómo es  la vida. Comenzamos con la vejez en el primer bloque, luego madurez-adolescencia, y por último la infancia.Queríamos que cada uno ofreciera la voz que él tiene contando...

Y por último queríamos inventar una historia entre los dos. Y así surgió el relato titulado: "Poemas sin ruido y sin remite" donde se alternaba la prosa con la poesía. Lo habíamos escrito entre los dos, a fuerza de escribir uno y pasárselo al otro que entonces escribía su parte, volvía después al anterior, reescribía si quería de nuevo su parte y continuaba la historia... y así hasta el final.  De uno a otro, de uno a otro... Lo hemos escrito y reescrito muuuuchas veces.  También lo hemos hablado mucho, ha estado de verdad muy trabajado.

Porque Javier decía que lo nuestro tenía que ser una lectura dialogada, presentar primero cada uno su propia voz en la literatura y después lo que eramos capaces de inventar y recitar juntos...

He pasado muchos nervios toda la semana anterior a la lectura, preocupada por si la historia estaba bien, o  mal, si estaban bien engarzadas la prosa y la poesía, si el personaje realmente cambiaba, si  lo contábamos de ésta o aquella forma. Y después preocupada por si la lectura sería así o asá, por si el público estaría bien, preocupada si iba a venir mucha gente a ver cómo se hacían sitio, si se escucharía desde todas partes,  preocupada por si habría poca gente, porque se aburrieran, porque fuera largo, porque fuera corto... Yo que sé, preocupada por todo.

En fin...





Comenzastéis a llegar, los conocidos, los amigos de los conocidos, los desconocidos.... Madre mía... Muchísimas gracias a todos. A los que intentasteis venir y no pudisteis,  y por supuesto a los que vinistéis y estuvisteis ahí, tan cerquita, acompañándonos.

Muchas gracias también por vuestras palabras tan cariñosas, por esos halagos, después del acto y ahora.

Javier, coincidía que acababa de sacar un libreto con dos poemarios, y ahí le teneis venga a firmar y firmar...





Alberto Ramos Díaz, un narrador de lujo, nos hizo una presentación natural y entrañable.



Qué gozada fue. Qué publico más calladito, más atento, más concentrado. De 10. Que gusto veros ahí, riendo, llorando, escuchando. Qué gusto teneros.

Me encanta esta foto. La ha hecho Piluca Martinez de Velasco. Me encanta.

Yo no tengo ya ninguna duda de cual es mi pasión: contar. 

Gracias por dejarme hacerlo, por estar.