Mostrando entradas con la etiqueta Pintura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pintura. Mostrar todas las entradas

sábado, 3 de agosto de 2013

Dalí en el Museo Reina Sofia de Madrid



Hoy os quería hablar de la exposición que estuve viendo hace un par de semanas en el Museo Reina Sofia de Madrid "Dalí: Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas". Me gustó mucho, mucho.

La verdad es que fue un lujo porque tuve la suerte de formar parte de una visita privada guíada. Imaginaos lo que es ver la exposición sin nadie más, solo acompañada de mis compañeros de grupo. Una maravilla.

Además tuve la suerte de que nos tocara una guía bien buena, que era muy amena explicando, muy entretenida, muy interesante todo cuánto nos decía.

Tomando como punto de partida su método paranoico-crítico, la muestra es un recorrido por la trayectoria de Dalí.

La muestra llega a Madrid procedente del Centro Pompidou de París. Y es muy importante pues han conseguido reunir en un único lugar más de doscientas obras de Dalí. Y algunas de ellas nunca se habían visto antes en España.
He leído que entre ellas estarían Las bañistas, cedida por el Museo de Saint Petersburg (Florida, EEUU); La persistencia de la memoria, del MoMA, o Alucinación: seis imágenes de Lenin sobre un piano, del Centro Pompidou de París, donde la muestra pudo verse con importantes cambios.
Estas doscientas obras son pinturas, esculturas, dibujos... y se presentan organizadas en once secciones y siguiendo un cierto orden cronológico, esta exposición propone repensar el lugar que ocupa Salvador Dalí en la historia del arte del siglo XX, planteando que la importancia de su figura y de su legado va más allá de su papel en el movimiento surrealista.

Como os decía es cronológica, por ello la exposición comienza con obras primerizas sobre su familia o los paisajes de Cadaqués donde vivía. La verdad es que daba gusto cómo nos explicaba la guía la evolución del artista.  
La obra La miel es más dulce que la sangre también titula la parte que refleja su paso por la Residencia de Estudiantes de Madrid, su relación con Federico García Lorca y Luis Buñuel, y su inclinación por el cubismo, el fauvismo o el futurismo, con obras como Las bañistasUn perro andaluz.
Después viene ya la parte en profundiza en el Surrealismo, con obras como El Gran MasturbadorLa persistencia de la memoria (qué pequeño es ese cuadro, llama la atención…).
La guía nos hacía ver las diferentes lecturas que tiene un cuadro, era increíble porque tú no te fijas y según ella iba apuntando aquí o allá señalándolo la misma imagen parecía otra, y luego otra, y otra… Y te dabas cuenta del genio del artista. Sus obsesiones: la muerte, la inmortalidad, el paso del tiempo, el sexo.
Aunque supongo que muchos ya lo sabréis porque se ha dicho muchas veces, Dalí tuvo un hermano antes que él que murió a quiénes sus padres ya habían llamado Salvador. Cuando nació nuestro pintor le volvieron a poner el mismo nombre, y parece que lo comparaban continuamente. Éste hecho marcó bastante al genio. Por otra parte existía su pánico al sexo, por lo que también sufrirá impotencia. De ahí la proliferación de formas flácidas y muletas y su tendencia a la exageración.
Nos hablaba del simbolismo de muchos detalles: las hormigas simbolizan la muerte. El saltamontes, animal que le aterra desde la infancia. Los anzuelos como atadura a su familia. La cabeza de un león como deseo sexual. Por ejemplo lo vemos casi todo En el Gran Masturbador. Vemos la figura de una mujer que aproxima su rostro a unos genitales, representa la masturbación como la forma más pura de relación sexual. Gala aparece representada en la pareja del fondo del cuadro que se abrazan. La figura aislada es la soledad y las pestañas largas simbolizan la esperanza de cumplir sus sueños. En otro cuadro por ejemplo podemos ver a la mujer como un insecto, la mantis religiosa, conocida por engullir al macho tras la cópula. Y la carretilla puede reflejar la sumisión sexual.

Con las secciones dedicadas al Surrealismo después de 1938AméricaLa vida secreta de Salvador Dalí o El enigma estético finaliza la exposición.
Desde el 27 de abril hasta el 2 de septiembre.
 

domingo, 18 de abril de 2010

"Madrirámicas 2" exposición de pintura Paula Varona. Casa de Vacas




Porque Madrid está salpicado, además de por la lluvia, por múltiples exposiciones.
Porque las exposiciones enriquecen.
Porque gran parte de la riqueza de Madrid es su parque del Retiro.
Porque el Retiro es un lugar privilegiado para pasearlo una tarde de abril.
Porque en abril y en el Retiro y en la Casa de Vacas hay una exposición de esta pintora.
Porque la pintora Paula Varona despierta mi curiosidad.
Porque la curiosidad puede traer buenos descubrimientos.
Porque descubro otra vez Madrid en sus cuadros luminosos.
Porque luce mucho más una tarde, que aún salpicada de lluvia, se disfruta esta exposición.



 
"El mejor Madrid" está "un metro por debajo de la línea de las cornisas. Se disfruta del cielo, se disfruta del bullicio de las calles, sin el agobio, se disfruta de la belleza de los detalles arquitectónicos sin que las nuevas máquinas de los aires acondicionados lo tapen y estropeen todo...". Paula Varona
 
 
 
"Cuando expresa nieve no quiere decir frío, quiere afirmar la capacidad que tiene la ciudad para arroparse. Y cuando expresa día no quiere decir, tan solo, vida en las calles, mercado, tráfico. Hay en ese día de Madrid retratado por Paula Varona un grito tranquilo de lo cotidiano que expresa sin rubor que está feliz de seguir existiendo", dice de ella Juan Cruz.
 
 
 
Su gusto por composiciones pictóricas muy fotográficas se debe a que "es la única manera -señaló- de que la memoria consiga ser evocada, con intensidad, con realismo; pero con los colores ligeramente distorsionados, para mutar el recuerdo y la realidad" Paula Varona
 
 
 
"Madrirámicas 2"
Hasta el 8 de Mayo de 2010
Casa de Vacas. Parque del Retiro
Lunes a Domingo de 11h a 20h




jueves, 25 de marzo de 2010

Miquel Barceló. Caixa Forum "Pintamos porque la vida no basta"






Pintamos porque la vida no basta. Dije yo eso o lo leí en alguna parte. Creo que es mío. En cualquier caso aquí la vida sí basta. Es casi excesiva” Cuadernos de Africa. Miquel Barceló (1957).

La suerte de vivir en Madrid.
La suerte de disponer de un par de horas en el centro de un miércoles primaveral.
La suerte de que en el Caixa Forum haya una exposición de Miquel Barceló.
La suerte de poder ser turista en tu propia ciudad.

La suerte de tener una buena compañía, tranquilidad, interés, ojos.
La suerte de encontrar tres palabras en el primer panel:”misterio, adrenalina, incertidumbre” que encierra el proceso creativo, que tienen tus medidas, que crees.
La suerte de 140 obras: pinturas, cerámicas, esculturas, acuarelas, dibujos, posters, libros, cuadernos de viaje.




Los tomates y las papayas.
El fondo del mar y el desierto.
Los cefalópodos en la oscuridad.




La suerte de encontrar un grupo con guía que entra a la vez que tú.
La suerte de que la guía “¿Será la agente de Miquel Barceló?” sea una apasionada de lo que cuenta.




“Siempre que veáis que hay una retrospectiva de un artista no os lo penséis: hay que ir. Es genial, fijaros como ha hecho las rayas de la barca, con un cepillo de raíces sobre la pintura, que a la vez de pintar, va dibujando. Estos son de la época que pinta a cuatro patas, sobre el suelo… fijaros en las huellas de sus zapatos ¿las veis aquí? Y mirad, mirad la colilla. Son cuadros hechos sobre los papeles que previamente había puesto en el suelo y sobre los que ya había caído la pintura, así ya tiene el fondo. Es normal que la cúpula se esté cayendo, también cuando se hacían las de las iglesias góticas al principio se caían… Fijaros que curioso como hace el desierto, con tizas… Adelantaros hasta aquí ¿Veis cómo la base son las hojas del papel de periódico que había en los suelos?. Este retrato sí que es curioso: lo recuperó veinte años después y fijaros dejó las telas de araña y los nidos de los abejorros. Noo, Miguel Barceló no está solo, está casado y tiene dos hijos. Sí es que ella vive en París. Fijaros, fijaros aquí como son acuarelas muy, muy líquidas. Fijaros, está claro que lo ha hecho un pintor que sabe mirar, que estaba allí en ese momento…”

La suerte de sus palabras entregadas, de su timbre de voz claro y alto.




“Gao es la ciudad más pobre de uno de los países más pobres del mundo” se dice así mismo sobre Mali, de donde proceden tantos de los subsaharianos que llegan a España en patera. Hay “mucho polvo y moscas grandes como palomas”, “mosquitos y todas las enfermedades del mundo”, y la corrupción está a la orden del día, pero “aquí las cosas me parecen más reales y pintables. En París los cuadros me parecen más reales que las calles”.

“Como una serpiente que se traga una rata enorme, hay que digerir lentamente todo el aburrimiento del mundo. Y de repente, como un rayo, el deslumbramiento” escribe el pintor, que explica como prepara sus cuadros: “Pisamos descalzos las telas, que colocamos sobre las rocas al borde del acantilado. Después, pintó con las manos”.




“Además de celebrar los extraordinarios logros de un destacado artista vivo de renombre internacional, esta exposición experiencial se propone presentar los logros de este artista de un modo excepcionalmente experimental resaltando el misterio, la adrenalina, la incertidumbre que prefiguran el proceso creativo.”


Miquel Barceló (1983-2009)
CaixaForum Madrid
Hasta el 13 de junio
Entrada gratuita

La suerte de hallar un libro que me apetecería algún día leer: “Los cuadernos de África” de Barceló.