Mostrando entradas con la etiqueta Mis amigos escritores. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mis amigos escritores. Mostrar todas las entradas

viernes, 2 de marzo de 2018

Presentación Libros de Aureliano Cañadas y Javier Díaz Gil 26 febrero 2018






A veces la vida te regala momentos que hacen que los lunes dejen de ser lunes. Que se vuelvan cálidos y amistosos, que se devuelvan en verso y ritmo.

A veces la literatura te regala momentos que descorren el velo de lo cotidiano y, aunque sea lunes, se hace festiva la tarde, y encuentras un lugar en el que la rutina y las prisas, las obligaciones y las penas quedan en suspenso por un lapsus habitado de poemas hilados en tranquilidad y confidencias.

Este lunes pasado, el 26 de febrero de 2018, todo eso fue posible gracias a Aureliano Cañadas y a Javier Díaz Gil. Mis dos poetas preferidos.

Aureliano Cañadas, nuestro Aure, nuestro poeta más longevo, más sabio, presentaba su último poemario "Conjugación secreta", y Javier Díaz Gil, nuestro coordinador de la tertulia literaria a la que asisto, nuestro "pegamento", presentaba también su último libro "Regresar a Chile".

Sientan bien estas tardes pausadas y recogidas al amor de los versos y los amigos. Sienta bien volver a Villaverde Alto, un barrio al sur de Madrid, lejísimos de casa, donde sin embargo sigo sintiendo que allí tengo amigos, que allí despegué escribiendo relatos, que allí tengo también un poquito "mi casa", mi casa literaria.

Siempre digo que yo soy de prosa, no de poesía, pero estos dos caballeros del verso blanco, me han enseñado que la poesía puede ser un bálsamo, un viaje, un estar en paz con el mundo y con uno mismo.

Y eso, eso no se lo podré yo pagar nunca.

Muchísimas gracias Aure y Javier por ser mis maestros.




De dcha a izda Lidia López Miguel , editora de Lastura, Javier Díaz Gil, y Aureliano Cañadas.



DESPERTAR

Despertar a otro nombre,
a ninguna memoria, y a la sed
y al agua de algún río,
al hambre de otra boca hambrienta de la tuya,
a la luz venturosa de una ciudad atlántica,
a otra voz y cantar;
                                a otra vida,
pero qué hacer con esta
y cuándo, y cómo
                             abandonarla.

Conjugación Secreta
Aureliano Cañadas





1.
Iré a la infancia de la Tierra.
Al lugar donde nace
el Hombre nuevo.

La sombra de los Andes
abraza la ciudad,
me abraza,
y hay una música de guitarra,
y la voz profunda
del Poeta -la oigo-
que me está llamando.

Iré a mis manos de niño,
a mis manos de hombre
descubriendo el mundo.

Las manos que te acarician,
levantarán la copa de vino rojo
que mojará mis labios,
que calmará la sal de mis labios.

Se escucharán mis versos
en una calle de Santiago,
la luz será más luz
y los días se alargarán
como se alargan las sombras
y la ausencia.

Es posible regresar a lugares
a los que nunca fuiste.

Regresaré a mi sangre,
a recorrer tus Alamedas,
a las calles en las que crecí,
a tus sombras acogedoras.

El tacto febril
del alerce.
El azul hielo
de los glaciares.
La sal y la sangre
de Atacama.

Regresaré a Chile al fin,
como quien regresa
a una boca

             amada.

© Javier Díaz Gil
(Primer poema de mi libro "Regresar a Chile" 
( Ed. Lastura, Madrid, 2017)





















Aureliano Cañadas nació en Almería en 1936. Es Licenciado en Literatura Hispánica por la Universidad Complutense, Diplomado por el Instituto de Idiomas de la Universidad de Granada,  entre otros títulos académicos. Autor de quince poemarios, ha recibido algunos premios, entre ellos el José Luis Gallego, el Marina Romero de la Asociación de Artistas y Escritores Españoles, el X Premio de Poesía del Aula de Encuentros del Círculo de Bellas Artes de Madrid, el Andrés García Madrid del Ateneo 1º de Mayo de CC.OO., y el María del Villar de la Fundación navarra del mismo nombre. Incluido en varias antologías de ámbito nacional y autonómico, ha colaborado en las más importantes revistas literarias españolas. Figura en el Diccionario de la  Literatura Española de Jesús Bregante editado por Espasa Calpe, y en el Diccionario de Autores de la Cátedra Miguel Delibes de la Universidad de Valladolid. Es corresponsal en Madrid de Ágora y miembro del Instituto de Estudios Almerienses. Ha sido traducido al griego, al portugués y al rumano.


Javier Díaz Gil (Madrid, España 1964) Profesor de EGB, Licenciado en Geografía e Hª. Premios: • 1995, Accésit I Certamen de Poesía “Miguel Hernández”, A.V.V. ‘Pueblo Unido’, V. Alto (Madrid). • Nov. 1998, 1º Premio XI Certamen de Poesía E.U. Magisterio Guadalajara (Univ. Alcalá de Henares). • 1999, 2000, 2001, Premio ‘Ciudad de Getafe’, relato corto, modalidad ‘escritura rápida’. • 2000, 2001 y 2002, Premio ‘Ciudad de Getafe’,Poesía. • 2000, 1º Premio I Certamen “Humberto Tenedor”, para el poemario “HUMO”, Abarán(Murcia). • 2000, 1º Premio “NICOLÁS DEL HIERRO” al poemario “HALLAZGO DE LA VISIÓN” • 2008, Seleccionado Premio de Poesía Experimental "Diputación de Badajoz" • 2010. Finalista primer Premio de Poesía Addisson de Witt . 2013. Premio poesía "Manzanares el Real" • Ha formado parte como jurado de premios de poesía y relato corto. • Ha leído sus poemas en distintas ciudades de España e Iberoamérica. • Participó en los encuentros de poesía iberoamericanos "Poquita Fe" Santiago de Chile (2006), en 2007 en el "Festival de Tordesilhas", Sao Paulo (Brasil), en "Raias Poéticas" (Portugal) en 2012-2014, Coordina la Tertulia "Rascamán" en la cafetería SANTANDER. Madrid








martes, 13 de febrero de 2018

Conferencia de Celia Cañadas "Relaciones entre ciencia, poesía y mujer"



Celia Cañadas es poeta. Pero también es química. Y estudiosa, y estudiante y hasta conferenciante.

Y aunque dicho así hasta chirría con esa rima en consonante, escucharla en esta última faceta fue de lo más gratificante.
Porque decíamos que Celia Cañadas es poeta, pero también química y para ella esa dualidad aparentemente "extraña" no ha supuesto nunca ninguna dificultad ni contradicción, y de eso precisamente es de lo que versaba su conferencia del último sábado y a la que me alegré mucho de haber podido asistir: "Relaciones entre ciencia, poesía y mujer".
Con motivo del Día de la mujer y la niña en la Ciencia, el pasado sábado, 10 de febrero en el Edificio Centro-Centro, ya sabéis "Correos" de toda la vida en Cibeles, edificio que por cierto siempre me parece precioso, se llevaron a cabo varias charlas. Entre ellas la que dio Celia.

Fue de lo más interesante.
Comenzó con hacernos levantar la mano a los allí presentes según nos sintiéramos de ciencias o de letras, eso ya nos arrancó la primera sonrisa. Y tras ello la conferenciante nos llevó de la mano por esta aparente dualidad "Ciencia y poesía" tocando varios puntos en su argumentación:

- Debate entre en las dos culturas: ¿Existe incomunicación entre ciencias y humanidades? En el año 1959 Snow, físico y novelista inglés, señaló que sí. Sin embargo nos decía Celia Cañadas que desde la fundación de las primeras Universidades, en el XIII, ambas han pasado más tiempo conviviendo que no.

- Desmitificación de la poesía. Aquí la conferenciante se centró en la poesía. Y lo primero que hizo fue mostrarnos en dos imágenes, de lo más ilustrativas, como son en la actualidad las reuniones de poetas, competiciones a manera de contiendas (Slam) en bares y garitos, en contraposición a cómo nos las podríamos imaginar de silenciosas y tediosas.  Muy graciosas las diapositivas.



Hoy en día proliferan las "jam sesión", la poesía en las redes sociales, las tertulias, y resulta que los recitales de poetas hasta hay ocasiones en que son numerosos y muy concurridos, como ocurre con Elvira Sastre. Habló de la poesía en la actualidad, la irracionalidad de la poesía, dónde la encontramos (los libros, la publicidad...).


- Ciencia. ¿El método científico? Celia Cañadas nos va a contar las premisas en las que se basa el método científico. Señalándonos que en realidad tampoco está tan alejado de la poesía. Ambos son paralelos y buscan el mismo fin.



- Y una vez que ha hablado de Poesía y Ciencia no cabe más que relacionarlas con las Mujeres. Hay una tradición de mujeres científicas como Hypatia, pero la realidad es que luego las Academias no las han dejado entrar hasta bien adelante. Eso hace que el número de científicas  con reconocimiento hanya sido escaso. No hay que dejar de nombrar a Marie Curie, la primera persona que recibió dos premios Nobel y que también escribía poesía.

En todo momento Celia fue hilando su argumento con fluidez, saltando desde el contexto histórico y tocando los distintos puntos que quería señalar. Una vez centrada en el siglo XX nos mostró el trabajo de distintas poetas. Nos habló de Inmaculada Mengíbar (Córdoba 1962), Amalia Bautista (Madrid 1962), Silvia Ugidos (1972).

Y ya dando una vuelta de tuerca más, nos apuntó a las mujeres poetas científicas, y aquí estaría Asunción Forcada (1947 Lleida), Susana Barragués (1979 Bilbao) y la propia autora.

Homeostasis o la caligrafía de la vida

 Con celo de viejo prestamista
que incansablemente
hiciera el recuento exacto
de monedas.
A salvo del festín de Babel
y sus saetas cósmicas,
una y no otra
temperatura,
todas y cada una
de las concentraciones
de sustancias,
en los estrechos márgenes
de un cuaderno ancestral
como la primera molécula
de agua.
Así
y  solo así
se escribe
VIDA.

Celia Cañadas

Celia Cañadas nos descubrió a más autores que no conocíamos como María Cegarra (1903-1993), María Rosal (Córdoba 1961) y María Eloy-García (Málaga 1972) e invitó a dos compañeras poetas que también han fundido ciencia y metáfora en sus poemas a salir y leer sus propias creaciones.

Ana Delgado Cortés (Madrid 1973), poeta y periodista que nos leyó de su libro "Zoología marina, vertebrados terrestres" (Edit. Azarbe 2006).
Ana Delgado Cortés en su turno de lectura con Celia Cañadas


Y Alma Pagés, filóloga y poeta, que nos leyó de su libro "Un cuento oscuro" los poemas Fractal I y Fractal II.
Alma Pagés leyendo sus poemas sobre Fractales




La conferencia fue muy interesante. El público no perdía el interés en ningún momento mientras el argumento de la conferencia iba fluyendo, saltando de un tema a otro, alternando el humor con los versos, y los conocimientos con las diapositivas.

Para terminar en el posterior coloquio en un diálogo con Bernardo Herrasón, asesor ciéntifíco de la Revista Principia, de lo más instructivo.

No debo extenderme más. Solo concluir que habrá que estar atento a más conferencias de Celia Cañadas, merecen la pena.

Un gusto retomar así las conferencias.


martes, 28 de marzo de 2017

75 años sin Miguel Hernández





Hoy es el 75 aniversario de la muerte del poeta Miguel Hernández Gilabert, nacido un 30 de octubre de 1910 en Orihuela (Alicante), y muerto de tuberculosis en una prisión en Alicante en 1942.

Hoy no procedía otra entrada que una dedicada a él y a la poesía.


 
CARTA


El palomar de las cartas
abre su imposible vuelo
desde las trémulas mesas
donde se apoya el recuerdo,
la gravedad de la ausencia,
el corazón, el silencio.

Oigo un latido de cartas
navegando hacia su centro.

Donde voy, con las mujeres
y con los hombres me encuentro,
malheridos por la ausencia,
desgastados por el tiempo.

Cartas, relaciones, cartas:
tarjetas postales, sueños,
fragmentos de la ternura,
proyectados en el cielo,
lanzados de sangre a sangre
y de deseo a deseo.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra
que yo te escribiré.


En un rincón enmudecen
cartas viejas, sobres viejos,
con el color de la edad
sobre la escritura puesto.
Allí perecen las cartas
llenas de estremecimientos.
Allí agoniza la tinta
y desfallecen los pliegos,
y el papel se agujerea
como un breve cementerio
de las pasiones de antes,
de los amores de luego.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra,
que yo te escribiré.


Cuando te voy a escribir
se emocionan los tinteros:
los negros tinteros fríos
se ponen rojos y trémulos,
y un claro calor humano
sube desde el fondo negro.
Cuando te voy a escribir,
te van a escribir mis huesos:
te escribo con la imborrable
tinta de mi sentimiento.

Allá va mi carta cálida,
paloma forjada al fuego,
con las dos alas plegadas
y la dirección en medio.
Ave que sólo persigue,
para nido y aire y cielo,
carne, manos, ojos tuyos,
y el espacio de tu aliento.

Y te quedarás desnuda
dentro de tus sentimientos,
sin ropa, para sentirla
del todo contra tu pecho.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra
que yo te escribiré.


Ayer se quedó una carta
abandonada y sin dueño,
volando sobre los ojos
de alguien que perdió su cuerpo.
Cartas que se quedan vivas
hablando para los muertos:
papel anhelante, humano,
sin ojos que puedan serlo.

Mientras los colmillos crecen,
cada vez más cerca siento
la leve voz de tu carta
igual que un clamor inmenso.
La recibiré dormido,
si no es posible despierto.
Y mis heridas serán
los derramados tinteros,
las bocas estremecidas
de rememorar tus besos,
y con su inaudita voz
han de repetir: te quiero.


Miguel Hernández








Y ahora un poema dedicado a Miguel Hernández de Aureliano Cañadas, poeta compañero a quién admiro mucho por su buen hacer y su talante:




NO SEPAS LO QUE PASA


                   


                    En cuclillas, ordeño


                    una cabrita y un sueño.


 


                    No sepas lo que pasa


                    ni lo que ocurre.


 


 


Si en vez de ponerme a ordeñar sueños


hubiera continuado ordeñando mis cabras,


ahora volvería con ellas por los campos de Orihuela


y al llegar a casa, levantaría al niño por el aire,


lo llevaría a su cuna y cuando se durmiera,


nos meteríamos entre las sábanas con olor a membrillo.


Pero Dios me tocó con su dedo más hierro, Josefina,


con aquel que señala al poeta, ciega sus miles ojos,


aparta del aliento de la rosa su aliento


para que cante en las trincheras.


Y ¿qué podía hacer yo, sino encender ese canto


y levantar el puño?


 


Y ese niño, ese niño que necesita


unos brazos para copiar su fuerza,


y, obstinado en su resentimiento, tal vez


se niegue un día a saber cuanto ocurrió:


en su memoria sólo guardará la cara oculta de los héroes,


lo que es único e irrepetible en ellos.


 


Y este dolor, Josefina, este dolor en el pecho.


 
                                     
AURELIANO CAÑADAS

martes, 14 de abril de 2015

Presentación de la novela de Enrique López Clavel

Amelia Peco (Poeta), Enrique López Clavel (Poeta y narrador), Alma Pagés (Poeta y narradora) y yo.

Hoy os quería dejar con una reseña de la presentación de la última novela "Templo de las orejas" de Enrique López Clavel (Filólogo cubano, poeta, narrador) que se presentó el mes pasado en la biblioteca Iván de Vargas de Madrid.

En esa ocasión me pidió Enrique que fuera la lectora de algunos fragmentos de su novela. 

La novela podríamos encuadrarla como afín al realismo mágico, cercana a la picaresca cubana. A mí me gustó su prosa rica en elementos poéticos, con profusión de imágenes y recursos estilísticos. El argumento es el de un padre que esconde a su hijo para ocultar la deformación que tiene en las orejas.

Como os decía yo estaba allí porque Enrique, que tiene una discapacidad visual, me pidió que leyera algunos extractos de su novela. En la foto superior podéis ver que está el autor sentado entre Amelia Peco, poeta y compañera literaria, que coordinaba la presentación, y Alma Pagés, filóloga y también compañera, que hizo un estudio filológico de la novela en el que habló mucho de la figura del "monstruo" en la literatura. 

Además el acto se abrió y se cerró con una actuación musical.

No quiero extenderme, prefiero dejaros con algunos momentos de la velada, que  a mí me pareció muy entretenida, para que veais cómo se iba desarrollando. Al final hubo momentos para el diálogo y las preguntas al autor sobre su obra. 

Fue una tarde interesante.











jueves, 26 de marzo de 2015

Presentación de la novela "Templo de las orejas" de Enrique López Clavel, donde leeré algunos fragmentos



Mañana 27 de marzo en la Biblioteca Iván de Vargas, en todo el centro de Madrid, un compañero de letras Enrique López Clavel presenta una novela.
Se titula "Templo de las Orejas"
Nos decía ayer Enrique que es una novela que se escribió en Cuba (Enrique es cubano), se editó en Estados Unidos y se va a presentar en España, en Madrid, por primera vez. Tres ubicaciones geográficas para una misma novela. 
También tres compañeras de letras vamos a estar con él acompañándole en la presentación: Amelia Peco (Poeta extremeña) que realizará la presentación, Alma Pagés (Filóloga, y escritora) que la comentará y yo, que prestaré mi voz a algunos fragmentos de la novela.

Allí estaremos para quiénes nos queráis acompañar.

Os dejo con una reseña de la novela que nos envía el autor.
 
Novela: Templo de las Orejas.
Autor Enrique López Clavel.
La novela (Templo de las Orejas) es un texto original, de un tratamiento exclusivo a la picaresca de los cubanos,  al lenguaje y a la estructura dramatúrgica del texto.
Un padre que obedeciendo a un instinto proteccionista o a su vergüenza propia, esconde a su hijo para ocultar a la vez la grotesca deformación de sus orejas, para que al ser visto, no sea juzgado por una sociedad que no discrimina entre lo humanamente posible, y lo que por desdicha le toca a cada cual. A lo largo de la novela ¿quién juzga a quién, el padre al niño o el niño al padre?
El realismo mágico y lo real maravilloso, más que una intención, es una propuesta conceptual de alcance redondeado por la trama que se relata, y por abordar lo fantástico con estilizado ritmo y estilo, lo que de hecho permite insertar esta  novela, de manera inequívoca, a lo mejor de su género en las dos últimas décadas.

 

Enrique López Clavel

Santiago de Cuba, 1963

Enrique López Clavel es de origen cubano, y actualmente reside en Madrid. Se licenció en Filología en 1990 en La Universidad de Oriente, Cuba. Ha sido profesor e investigador de la discapacidad, director creativo de radio y especialista en publicidad y relaciones públicas.
Es autor de 10 obras teatrales y numerosos libros de poesía, entre ellos: Licántropo aterido (1991), Animaduendos (1995), Quemaduras para no perder la paciencia (2001), Departir tiras de piel (2003), Artimañas (disco de poemas y música, 2004), Entre cuatro labios de hombre (2007). También ha escrito dos novelas: Ballet de las pestañas (2008) y ahora Templo de las orejas.
Posee los siguientes premios: Primer Premio de Publicidad en el Festival Nacional de la Radio Cubana (1992), Primer Premio de Poesía en El Concurso Nacional de Literatura de la ANCI en sus ediciones de 1988, 1990, 1995, Accésit Especial en Los Juegos Florales Ateneo Cultural de Santiago de Cuba 1997 y Primer Premio de Poesía Tiflos en España 2008.

Día del acto: viernes 27 de marzo
Hora: 19 h. de la tarde 
Lugar: Biblioteca Iván de Vargas 
Calle San Justo, 3, al lado de la Plaza de la Villa.
Transporte: estaciones metro Sol, Opera y  La latina.

domingo, 15 de febrero de 2015

Lectura poética de Carlos Ceballos de Castro: "Seis olas con un único regreso"



El sábado pasado, el día 7 de febrero, asistimos a la puesta de largo del poemario de Carlos Ceballos de Castro titulado "Seis olas con un único regreso".

El encuentro poético musical fue en Motown, un café irlandés de la zona norte de Madrid. También leyó Gema Palacios, y hubo música a cargo del grupo celta Grace O'Malley & The Madriders. 

Carlos Ceballos como os ya contaba en otra entrada es compañero de tertulia y sobre todo filólogo. Siempre sus aportaciones literarias a nuestras reuniones son brillantes y lo cierto es que no podríamos prescindir de sus enriquecedoras aportaciones. Pero además es que sus poemas son distintos, son trabajados, tienen una calidad innegable y algunos de ellos un punto irónico de humor fino que a mí me encanta. Carlos tiene talento y nosotros el lujo de tenerle entre nosotros.

Se ha pensado mucho eso de publicar y ahora que se ha topado con una editorial nueva que está interesada en una poesía para nada comercial como Ediciones Paralelo pues ha considerado que ha llegado el momento. Este poemario es una especie de antología, quizás hasta sin el "una especie", porque tiene varias partes muy diferentes.

En la primera ha reunido un grupo de poemas de su etapa en Guinea Ecuatorial, donde estuvo un tiempo viviendo, titulada "Voces de Ela Nguema":

Destino Forzoso

Vióleme ya,
señor militar.
Vióleme ya.
Mi familia está en la finca
y mi novio trampeando.

Por favor,
señor militar,
vióleme ya.
Mañana diré 
que es más más el harmathán
quién me está llorando.

Vióleme ya,
señor militar,
por favor, vióleme ya:
No quiero esperar mi turno.

Págs 14 y 15

 "más más el harmathán" (en el castellano de Guinea Ecuatorial "sobre todo"y Harmathán es un viento del desierto cargado de arenilla).


La segunda parte del libro se titula "De cómo están los árboles en los sueños":

María, que me quedo,
no sé muy bien por qué.
Entiendo que hay un sol
que se enreda entre pértigas
de álamos, muy hermosos;
y es cristal la jornada,
con los montes ascendidos a su trono,
y está trotando el río,
con las crines alineadas hacia el tiempo.

María, no lo sé;
no sé por qué me quedo:
la tristeza se ha hecho fuerte en la garganta
y me consta que lloro,
que estoy llorando alegremente
sin consideración alguna por los árboles,
por la templanza o por la casa en ruinas,
por la osadía madrugadora del trébol.

No sé de dónde viene esta tristeza
tan tonta;
me digo los porqués más razonables
y busco algún trastorno insospechado...
Solo sé que la tarde está cayendo
en mitad de su íntima belleza
y nada es en mi vida lo que quiso.

Pág. 52

La tercera parte del libro se titula "Mob":

Nadie le enseñó a quererse.
Busca amor por Internet con dos puntitos.
Un día se subió a su madre y le dijo: bésame de fresa. Su
remadre le rompió un repalo en su esqueleto y lo engendró otra
vez junto a un ciego invisible por muleta para toda la rutina.
Con dos puntitos, con dos bajadas al hombro rema conta el
tráfico de corbatas para no ahorcarse.
A veces busca el campo y lo contempla y el campo lo mira a él.
Pero no basta. Hay que subir a llenar el plato vencido en una
ciudad de trajes mudos.

En el metro, dos soles.

En los neones, leche tibia.

Pág. 68

 Y la cuarta, y última parte, se titula "Vendado que me has vendido":

Somos como alevines sin rumbo, repentinos,
moviéndose nerviosos, nadando a ser felices.
Pág. 87

Con éste último poema, breve pero tan intenso, termina el poemario.

Quedaría el prólogo-epilogo que le escribe Eva Chinchilla titulado "Con la misión de latir".

Yo tendría que escribir varias entradas sobre este poemario de tanto cómo me gusta. He escogido un poema de cada una de las partes, pero podría haber elegido cualquiera de ellos. Y me dejo fuera varios que me gustan mucho y que amenazo con copiaros cualquier día. 

Porque el talento poético de Carlos Ceballos no me cabe en esta entrada, no cabe, no hay manera.

martes, 18 de noviembre de 2014

Aureliano Cañadas, poeta, presenta su último poemario en Libertad 8

Aureliano Cñadas, Fabianni Belemuski y al piano Alexando Belemuski
 Adiós, adiós. Adioses

                                      Adiós, adiós. Adioses
                                      Concha Lago

A qué ir y venir
como hormiga hacendosa,
volar
de una a otra lectura
como si fuese pájaro,
sonreir al maestro, sonreírle
a su fiel enemigo,
creer en las promesas
de algún falso editor,
estar al tanto y cuánto de concursos
y ser juzgado como
si hubiese cometido algún delito.

Adiós, adiós. Adioses:

Hoy sé que nadie puede darme más
de cuanto la poesía
me ha dado.

Y sé que ella tampoco puede darme
más de cuanto me ha dado 
la vida.

Aureliano Cañadas
El único que vive



Ayer en Madrid, en el café Libertad 8, Aureliano Cañadas presentaba su último poemario. El titulado "El único que vive", que hace el número 13 de su producción. E inmediatamente tras confesar el numero, apostillaba el poeta que tendrá que escribir otro, porque no se puede quedar en esa cifra... 

Y cómo no sonreir cuando le escuchas decir ésto. Mientras piensas que ojalá llegues a su edad con esa ilusión que pone en su escritura a sus setenta y muchos, que cuando Aure nació también nacía aquella fatídica guerra nuestra. Y no solo querría yo llegar con esa ilusión, sino también con su dedicación, por no hablar de su capacidad y por supuesto su talento para la creación literaria, para sus versos, innegable.

Aureliano Cañadas es compañero no solo de letras, sino de tertulia literaria. Y es una persona no solo admirable sino también entrañable, y qué ripiosa me ha salido la frase pero no la voy a cambiar, porque para mí son las dos palabras que mejor le definen. Aure generoso para con nosotros, que batallamos al mismo tiempo con las palabras, siempre ha favorecido que escritores de aquí y de allá nos conociéramos y nos enriqueciéramos con las letras de los demás. "Niña tienes que conocer a Fulanito... ya verás qué bien escribe.". Ese "ábrete sésamo" suyo con ese "niño" y "niña" almeriense con que nos llama, que ha favorecido que yo haya conocido a muchos escritores interesantes y anónimos de los que aprendo día a día.  

Aureliano Cañadas y Alfredo Piquer, Poeta y Profesor en la Complutense.

Aureliano Cñadas y Javier Díaz Gil, poeta y coordinador de la tertulia Rascamán.


Aureliano Cañadas y José María Herranz, Editor y poeta.


Aureliano Cañadas y Jorge Díaz Leza, poeta.
El poeta con su hija Celia Cañadas, poeta también.


Aureliano además de venir a nuestra tertulia desde hace tanto tiempo que aún éramos taller de creación literaria, asiste habitualmente a la del Círculo de Bellas Artes. Y siempre activo no deja de inventar versos y darlos conocer en lecturas varias con esa naturalidad y esa profundidad con que versifica. Ayer le acompañaban: en nombre de la Editorial Niram Art el novelista Fabianni Belemuski, Alfredo Piquer, poeta y profesor en la Facultad de Bellas Artes de la Complutense de Madrid, Jose María Herranz, editor y poeta, Javier Díaz Gil, poeta y coordinador de la tertulia "Rascamán", y por último y al piano Alexandro Belemuski que puso un broche musical de altura a una lectura íntima y sentida. 

El Maestro Cañadas de las letras volvió del revés un lunes de noviembre y lo hizo especial. Como tantas veces ha hecho. Una tarde de tertulia se presentó Aureliano con una maceta pequeña en una bolsa, me miró y me dijo: "Niña hoy porque te lo mereces, te voy a laurear. Y allí mismo que me hizo entrega de un laurel plantado por él mismo con el que me fui más que contenta a casa. No todos los días laurean a una...

Qué bueno Aure... qué bueno.

Aquí os dejo con algún momento que otro de la lectura de ayer, mientras esperamos a que Aureliano saque su siguiente poemario, que lo sacará ya veréis, y será tan especial como los anteriores.





jueves, 6 de noviembre de 2014

Aureliano Cañadas - Poeta - Presentación de su nuevo libro






Mi compañero de tertulia, Aureliano Cañadas, presenta nuevo libro en el Café Libertad. Os dejo con los datos de la convocatoria de uno de mis maestros y poetas preferidos. Aureliano Cañadas, poeta nacido en Almería hace 78 años tiene una larga trayectoria literaria. Si queréis leer algo más sobre él, podéis acudir a la derecha, a las etiquetas de mi blog y pinchar la que lleva como título "Mis autores Aureliano Cañadas".




LA EDITORIAL NIRAM ART
tiene el gusto de invitarle
a la presentación del poemario de
AURELIANO CAÑADAS,
EL ÚNICO QUE VIVE

          que tendrá lugar el lunes, 17 de noviembre a las 19 h.
         en el  Café Libertad, C/ Libertad nº 8, Madrid.

 Intervienen: Alfredo Piquer, poeta y Profesor en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense, Sergio González Moreno, Profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, José Mª Herranz, Editor y poeta, Javier Diaz Gil, poeta, Jorge Diaz Leza, poeta, y, en nombre de la editorial, el novelista Fabianni Belemuski.

Al piano:  Alexandru Belemuski 


Libros publicados: Nunca llega el olvido (1979). Lengua para hablar solo (1985), Oscuros son los signos (1990), Menos nuestro dolor, (1993), Porque soy Teseo (1995), Máquina, el hombre mismo (2000), Telémaco, el sur de otra vida (2004), Doble vida, (2005). Menos nuestro dolor (2ª edición ampliada, 2008) y Contra Domene (2010).


Poética de Aureliano Cañadas:

 "Cómo podría yo instalarme en una poética, yo que no estoy seguro de nada. Cómo podría definir ese fuego del que algunos quedan tan lejos y donde otros arden eternamente. La poesía se define por lo que no es: no es rima, anécdota, reflexión o sólo ritmo. La imagen es una arma imprescindible cuando se quiere salir a cazarla; la emoción también. Pero ni siquiera ellas nos aseguran que volvamos con una buena pieza y no con las manos vacías. " Aureliano Cañadas. Cátedra Miguel Delibes  


AMOR

Le digo:
amor, nos completamos;
no oyes, yo no veo.
Al fin
el uno para el otro. 



LA MUJER JIRAFA
A esta mujer jirafa, a quien la vida
inexorablemente va alargándole
su collar de marido, hija, empleo,
señor de cuellos y úteros, no permitas
que el Maligno jamás
se lo retire y vea cercenadas
su magnolia cabeza y su sonrisa.
.
A esta mujer jirafa, porque es ésta,
ninguna otra, la que amo.