martes, 12 de noviembre de 2019

El cielo de Madrid en Noviembre




En noviembre y en Madrid veíamos pelis de otoño.

No nos importaba “la fiesta del cine” o que ya hiciera frío. 

Nosotros nos abrigábamos bien, nos aprovisionábamos con un cucurucho de castañas calentitas y nos sentábamos en la terraza, con los pies en lo alto de las macetas, a contemplar el cielo.

“¡Cómo me pises una sola flor de los ciclamen te mato!” -Me decías apuntándome con el índice.
“Que nooo –te contestaba yo- anda, ven, hoy echan el arco iris perfecto”.

Teníamos, para nosotros solos, una pantalla enorme donde se proyectaban atardeceres de ensueño y arco iris espectaculares, las primeras nevadas sobre las montañas y nubes que invitaban a soñar.

Teníamos Madrid entero a nuestros pies y todo el cielo del mundo solo para nosotros. 
Teníamos un tesoro. 

Y no lo sabíamos.


Foto cedida por Xosé Areses



#ElcielodeMadrid
#Madrid

martes, 5 de noviembre de 2019

"Recoger el guante" exposición visual de la Tertulia Literaria Rascamán



Este viernes, 8 de noviembre de 2019, la tertulia literaria Rascamán a la que pertenezco desde hace mil años, y casi no exagero, podéis creerme que son muuuuuuuchos años, hacemos una lectura de textos y poemas relacionados con guantes. 

Nuestro poeta más sabio, Aureliano Cañadas, tuvo la feliz idea de embarcarnos en una exposición que tuviera por excusa esos guantes que vamos perdiendo por la vida. 

Como nuestro Aure siempre nos invita a aventuras extraordinarias, todos nos pusimos manos a la obra, nunca mejor dicho, y nos estrujamos las neuronas para crear nuestros cuadros con guantes y palabras dando vida a esta colección que lleva por título "Recoger el guante".

Ésta es la segunda vez que hacemos una exposición con todas nuestras creaciones.

La primera vez fue en la cafetería librería Verguenza Ajena, y ahora nos vamos a Colmenar Viejo, a la Casa de la Juventud. 

Para celebrarlo vamos a hacer una lectura en grupo de esos textos que inventamos para esta ocasión. 

Será a las siete de la tarde.

Si os apetece, ya sabéis... Nos encantará veros.




Lectura "Recoger el guante" por la Tertulia Literaria Rascamán.
Casa de la Juventud de Colmenar Viejo
C/ Ctra. Hoyo de Manzanares, 16









Las fotos son de Javier Díaz Gil.


sábado, 2 de noviembre de 2019

"Señora de rojo sobre fondo gris" en el Teatro Bellas Artes de Madrid



 “Nos bastaba mirarnos y sabernos. Estábamos juntos, era suficiente. Cuando ella se fue, todavía lo vi más claro: aquellas sobremesas sin palabras, aquellas miradas sin proyecto, sin esperar grandes cosas de la vida, eran sencillamente la felicidad".

"Señora de rojo sobre fondo gris" es un lamento. 

Un lamento sobre la pérdida que José Sacristán borda.

Sobre la novela de Miguel Delibes con el mismo título, se ha montado este monólogo de hora y media donde un pintor Nicolás desgrana como era su vida con Ana, su mujer, a la que perdió. Desgrana su enfermedad y los recuerdos. La voz de Ana nos llega en la voz de Mercedes Sampietro.

 «Su sola presencia –nos dice, en frase que oyó a Julián Marías– aligeraba la pesadumbre de vivir».


Qué pena. 

Qué pena te transmite la voz de Sacristán en esta elegía. 
Qué voz la de este actor, honda, una veces rota de dolor y otras esperanzada. 
Qué maravilla como actúa este hombre.
Qué suerte haberle visto.
Qué emoción ver a todo el teatro en pie al final.
Y cómo él interrumpe los aplausos para dedicárselo a Miguel Delibes y a su mujer Ángeles de Castro.


«No te aturdas, déjate vivir»

 Si os gusta Delibes, si os gusta Sacristán, no podeís perdérosla.


 







Ficha artística
Reparto
José Sacristán
Adaptación: José Sámano, José Sacristán e Inés Camiña
Director Técnico: Manuel Fuster
Técnico de iluminación/sonido: Manuel Fuster y Jesús Díaz Cortés
Voz de Ana: Mercedes Sampietro
Autor cuadro: Eduardo García Benito
Ayudante de dirección Inés Camiña
Directora de producción: Nur Levi
Producido y dirigido por: José Sámano
Una producción de: Sabre Producciones, Pentación Espectáculos, TalyCual y AGM


#Teatro
#Mujer de rojo sobre fondo gris
#Sacristán
#Delibes
#Teatro Bellas Artes
 

jueves, 31 de octubre de 2019

Las palabras que vienen de nuestro cuerpo

Esta ilustración es de Ana Yael


Entrañable viene de entraña. 

Y entraña viene del sustantivo latino interanea que significa "intestinos". 
Para formar entrañable hemos sumado el sufijo able.

Pero tú cuando dices que algo es entrañable no piensas en su etimología, claro, porque tanto como te gusta esta palabra, te desagrada la casquería.

Pero a poco que lo pienses, qué certeras te parecen todas las palabras que proceden de nuestro cuerpo:

Entrañable. Corazonada. Estomagante. Lenguaraz. 

Puedes saborearlas. Son intensas, las sentimos.

Tan certeras como las que vienen precedidas por ese "des" que como un esparadrapo te arranca de cuajo la sensación:

Deslenguado. Descorazonador. Desentrañar. Destripar. Despecho

Por no hablar del desaliento o del desánimo, tan etéreas, pero que támbién nos salen de muy dentro. 

Qué visuales son todas estas palabras, qué transparentes en su significado.


Y ese sinfín de frases hechas que decimos tan sin pensar y que verbalizamos tan automáticamente que jamás hemos pensado que se han construído con nuestro cuerpo:

"Hacer de tripas corazón", 
"Tomárselo a pecho", 
"Poner la mano en el fuego", 
"Estar hasta las narices", 
"No pegar ojo", 
"Arrimar el hombro", 
"Creerse el ómbligo del mundo", 
"Ser un cara dura", 
"Hacerlo con las propias manos", 
"Ser uña y carne". 
"Tener la mano larga", 
"Hablar por los codos", 
"Costar un ojo de la cara", 
"Tener la lengua muy larga"...

¿No seguimos no?

Pero podríamos.  Pensadlo un momento, seguro que se os ocurre alguna más.

En esta noche de víspera de difuntos, noche de espíritus, nosotros que estamos muy vivos vamos a reparar en nuestro cuerpo, al que nombramos tantas veces sin apenas darnos ni cuenta.


#Cuerpo
#Lenguaje
#Palabras
#Frases hechas



domingo, 27 de octubre de 2019

Fray Escoba y Perú



La niña que yo era tiene una biblioteca particular que viaja con ella a todas partes y siempre.

La niña que yo era leía tan deprisa, que su madre le decía que estirara un poco más los libros, que eran cuatro, y no había dinero para comprar tantos.

La niña que yo era, ya no recuerda si los libros que están en su biblioteca, eran de ella o de alguno de sus hermanos; sin embargo, recuerda a la perfección los títulos, la portada y el chorro de sensaciones que dejaron dentro de ella.

Y le ocurre que a veces, muy de vez en cuando, en los lugares más remotos y sin esperarlo, tropieza con algún personaje de los libros de su biblioteca.  

Y sin querer vuelve al presente uno de aquellos títulos, la portada y el chorro de sensaciones que dejaron dentro de ella y que con el paso del tiempo creía perdidas.

No lo estaban. 

Habían viajado con ella: Solo tenían que despertar. 

Y ocurre que a veces, en los lugares más remotos y sin esperarlo, la niña que yo era y la que soy, sonreímos a la vez. 

A la vez. 

¡Anda Fray Escoba!

Y se van cerrando círculos.




Los restos de San Martin de Porres, Fray Escoba, descansan en la Basílica y Convento de Santo Domingo de Lima, junto a los restos de Santa Rosa de Lima y San Juan Macías en el denominado Altar de los Santos Peruanos.





#San Martín de Porres
#Lima
#Perú

lunes, 21 de octubre de 2019

"El gran mercado del mundo" en el Teatro de la Comedia



Yo te dije que me cuesta mucho salir los domingos por la tarde, que no sabía si me iba a gustar, que el teatro ya sabes que me encanta, pero el clásico a mí me impone mucho, que aunque de vez en cuando me gusta la poesía, pero cuánto verso el de un auto sacramental... 

Tú me dijiste que cuántas pegas para un caballo regalado, que así veía cómo habían dejado el Teatro de la Comedia que desde que hicieron la obra yo no lo había pisado, que suelen ser montajes buenos, que la vida también existe los domingos por la tarde. Venga... dijiste, y merendamos...


Y yo que muero por una meriendita rica, claudiqué. Con ese dulce argumento final me ganaste.

Y fuimos, y qué buena nuestra merienda y por supuesto nuestra conversación (aunque eso ya lo sabía yo). 

Y fuimos al teatro de la Comedia, y tenías razón qué bien lo han dejado, da gusto entrar en él.

Y comenzó la obra "El gran mercado del mundo"y otra vez tenías razón porque me hipnotizó.


Sobre todo en cuánto terminó aquel ventilador ruidoso del comienzo, qué alivio cuando dejó de sonar y por fin el canto coral y el verso nos atrapó.

Aquella Silvia Marsó cantando y bailando haciendo de Culpa cómo yo nunca la había visto. Aquellos Buen genio y Mal genio disputando su amor por Gracia viendo como gastar su talento. Aquella Lascivia juguetona, aquella Gula, Malicia, Herejía...  

Una banda sonora ecléctica y divertida, que combina la revista, el cuplé de la Bella Dorita de Régimen Severo, con la rumba catalana, y la música clásica con la canción italiana de Il Mondo, que me encanta. 



Un tio vivo, un carrusel donde se han sentado las virtudes y los pecados capitales. Y una cruz excesiva a todas luces y nunca mejor dicho. 

Rara, excesiva, profunda en sus versos, pero reconvertida en una fiesta teatral, así es "El gran mercado del mundo".

Y yo que estaba tan recelosa, cuánto disfruté.

Y tú como reías.


Qué suerte la mía tenerte.





Obra: El Gran Mercado del Mundo
Autor: Pedro Calderón de la Barca
Versión y dirección:  Xavier Albertí -  
Escenografía: Max Glaenzel -  
Vestuario: Mirian García Milla - 
Iluminación:  Ignasi Camprodon -  
Sonido: Jordi Bonet -  
Movimiento: Roberto G. Alonso -  

Reparto: CRISTINA ARIAS – Soberbia; ALEJANDRO BORDANOVE – Buen Genio; ANTONI COMAS – Inocencia; ELVIRA CUADRUPANI – Penitencia, Humildad; JORDI DOMÈNECH – Herejía; RUBÉN DE EGUÍA – Fe; ROBERTO G. ALONSO – Lascivia; ORIOL GENÍS – Gula; LARA GRUBE – Fama, SILVIA MARSÓ – Culpa, JORGE MERINO – Padre de Familias, Mundo; MONT PLANS – Malicia; AINA SÁNCHEZ – Gracia; DAVID SOTO – Mal Genio - Coproducción TNC, Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC)

sábado, 19 de octubre de 2019

"Fondo de armario" de Patricia Esteban Erlés




«Las palabras casi siempre cuentan una historia. Así sucede con la voz armario, que antiguamente definía el lugar donde se guardaban las armas. Creo que todavía hoy cada armario conserva parte de su significado original, porque en ese mueble oscuro y secreto guardamos a buen recaudo la ropa con la que armamos nuestro cuerpo, las prendas que nos defienden de la desnudez, que nos ocultan del otro o nos hacen brillar ante los demás, según nos convenga. (... ) Mi armario real está lleno de camisetas negras, de vestidos verdes, de terciopelo. El armario de esta selección de mis columnas, publicadas en el Heraldo de Aragón, es un muestrario de temas a los que recurro con frecuencia. Cuestiones como la defensa del feminismo y de los derechos de los animales, la fe inquebrantable en la sanidad y la educación públicas, el amor a la literatura que nos salva. Mi eterna fascinación por la belleza y el mal. Ese es mi fondo de armario».



Acabo de terminar de leer "Fondo de armario" de Patricia Esteban Erlés.

Lo encontré por casualidad buscando algún libro suyo de cuentos, porque es una cuentista que admiro. Y mira por dónde tropecé con éste que también había publicado este año y no me había enterado. Es una recopilación de 72 columnas, de artículos periodísticos, que ha ido publicando esta autora de Zaragoza en el Heraldo de Aragón.

Yo he disfrutado mucho con ellos.

Los temas que subyacen a la mayoría de las columnas son la preocupación por la educación pública, la autora es profesora en un Instituto Público; también ahonda, en general, en la indefensión de algunos colectivos, hay algunos en concreto del maltrato animal; temas que han sido actualidad, casos reales, como el de la Manada, un suicidio por acoso escolar; también aborda el arte, la literatura, el cine, la pintura... y en concreto te cuenta de algunos de sus mitos (Bette Davis, Amy Winehouse, Marilyn Monroe...).
Como son columnas escritas a lo largo de diez años, pues hay una variedad de temas importantes con los que he repasado algunos momentos cruciales de éstos últimos años.

Como las columnas periodísticas tienen el máximo de los 1750 caracteres, son textos breves, pero son contundentes. La autora sabe como dosificar los ingredientes para que ninguna pase desapercibida. Une su opinión personal sobre el tema, con los hechos objetivos y lo adereza con su destreza literaria, no faltan las imágenes, las buenas imágenes, el amor por el lenguaje y las palabras.

Coincido con ella en su admiración por María Moliner, en sus párrafos nostálgicos que hablan de cabinas telefónicas y profesores que no se olvidan, en su gusto por utilizar a veces la segunda persona del singular, en su pasión en general por las letras.

Me han encantado algunas de las columnas como la dedicada a Marilyn, la de Casitas con encanto, Tontas perdidas, la de Follarse a alguien, Oposicionitis, Antes... Bueno, la verdad es que me han llenado muchas y mucho.

Yo ya la había leído en sus microcuentos, en el libro de "Casa de Muñecas". Pero también me han parecido muy instructivos sus artículos, además de entretenidos, y por supuesto literariamente muy bien escritos, no les falta ni la buena frase de arranque, ni la final que parezca la guinda, ese final que  aún retumba como un eco despues de terminado y te hace pensar que mereció la pena leerlo.


Muy recomendable.



#Patricia Esteban Erlés
#Fondo de armario
#Artículos periodísticos
#Elisa Arguilé ilustradora