miércoles, 5 de junio de 2013

Premio Príncipe de Asturias de las Letras a Muñoz Molina



Hoy, 5 de junio, que es el 115º Aniversario del nacimiento de Federico García Lorca, también le han dado el Príncipe de Asturias de las Letras a Antonio Muñoz Molina, uno de mis autores preferidos.

Normalmente sigo su blog "Escrito en un instante", del que seguramente ya os habré hablado en más de una ocasión.



Por ello, me ha alegrado mucho la decisión del jurado en esta ocasión.

Muñoz Molina es el primer español este año que gana uno de los Premios Príncipe de Asturias y el primero en 15 años que recibe el de las Letras, después de que Francisco Ayala lo ganara en 1998.

El jurado del Príncipe de Asturias de las Letras lo ha presidido José Manuel Blecua y lo han integrado Andrés Amorós, Luis María Anson, Xuan Bello, Amelia Castilla, Juan Cruz, Luis Alberto de Cuenca, José Luis García Martín, Alex Grijelmo, Manuel Llorente, Rosa Navarro, Carme Riera, Fernando Rodríguez Lafuente, Fernando Sánchez Dragó, Diana Sorensen, Sergio Vila-Sanjuán y José Luis García Delgado, que ha actuado como secretario.

Os dejo con la última entrada de su blog:


Correspondencia


jun
04
2013

En el hotel de Lyon, en la sala de espera del aeropuerto, en el viaje a Madrid en un pequeño avión que pasaba de los verdores de Francia a las sequedades españolas, en la calma recobrada y frágil de mi casa, leo el testimonio más hermoso que existe sobre el oficio de la literatura, las cartas de Gustave Flaubert, en una edición escogida y anotada por Bertrand Masson, en la admirable colección Folio Classique. En esas cartas está lo que me gusta de escribir y de leer. Casi todo lo demás, salvo la complicidad activa de cada lector, es superfluo.

lunes, 3 de junio de 2013

Maldito Karma de David Safier




Comenzamos junio con los libros pendientes de reseñar.

Hoy vamos a hablar de "Maldito Karma" de Safier, que ya hace tiempo que me lo terminé y está esperando su comentario.

Pues me encantó. Tengo que decir que durante todo el tiempo que estuve leyéndolo estuve bien entretenida y encantada de la vida. Y eso que yo creía que no me iba a gustar, que me iba a parecer una tontería y ya está. Pero para nada, me gustó mucho, lo disfruté.

¿El argumento? Pues os cuento. La presentadora de televisión Kim Lange está en el mejor momento de su carrera cuando sufre un accidente y muere aplastada por el lavabo de una estación espacial rusa. En el más allá, Kim se entera de que ha acumulado mal karma a lo largo de su vida: ha engañado a su marido, ha descuidado a su hija y ha amargado a cuantos la rodean. Pronto descubre cuál es su castigo: está en un agujero, tiene dos antenas y seis patas ¡es una hormiga! Kim no tiene ganas de ir arrastrando migas de un osito de goma. Además, no puede permitir que su marido se consuele con otra. Sólo le queda una salida: acumular buen karma para ascender por la escalera de la reencarnación y volver a ser humana. Pero el camino para dejar de ser un insecto y convertirse en un ser bípedo es duro y está plagado de contratiempos.

Los personajes están muy bien caracterizados. La protagonista se va convirtiendo en distintos animales con cada reencarnación y está muy bien definido su punta de vista dentro de cada uno de ellos. Es una novela muy visual, está tan bien escrita que enseguida ves a los personajes tal cual son.

El tema está claro: ahondar en el sentido de nuestra vida. Dejarnos pensativos sobre cómo estamos conduciéndola y conduciéndonos. Y la verdad es que sí, que te deja pensativo.

El libro está escrito con un tono narrativo muy ágil. Salpicado de diálogos ocurrentes y divertidos, muy bien escritos. Tiene un toque de ironía e incluso sarcasmo muchas veces que está muy logrado. Con un lenguaje muy sencillo, muy directo, muy claro. Las notas al pie de página con la visión de uno de los personajes están genial.

En fin, que cómo veréis a mí me ha encantado. No sé si es que me ha pillado en un momento que yo necesitaba leer una historia así, entretenida y divertida. Quizás. No siempre nos apetece leer las mismas historias. Pero aún así, hay que reconocer la originalidad que desborda toda la novela. Y solo por eso ya merece la pena leerlo.





 
David Safier, (Bremen, 1966), se dio a conocer como guionista de series de televisión de éxito como Mein Leben und Ich («Mi vida y yo»), Nikola y Berlin, Berlin. Ha sido galardonado con el Premio Grimme y el Premio TV en Alemania, y con un Emmy en Estados Unidos. Vive y trabaja en Bremen. Maldito karma (Seix Barral, 2009) será publicada próximamente en once países. En Alemania, después de más de un año desde su aparición, sigue en las listas de libros más vendidos, junto con la nueva novela del autor, Jesús me quiere.






jueves, 30 de mayo de 2013

Estar en la Inopia o Estar en la luna de Valencia



Hoy hablamos de palabras ¿Vale?

Bueno mejor dicho hablamos de expresiones o frases hechas. Me gustan mucho, ya sabéis.

Vamos a hablar de "Estar en la Inopia" y "Estar a la Luna de Valencia": Dos lugares paradisíacos donde nadie nos molesta y se está tan ricamente...

Estar en la Inopia

Resulta que yo no sabía (tengo tanto que aprender...) que Inopia también significa Pobreza. No lo sabía. Pero sí, ahora vais a ver que es su significado. Aunque luego está la expresión "Estar en la Inopia" que es a la que yo me quería referir y que significa no haberse enterado de algo...

¿Cómo pasamos de un significado a otro?

inopia.
(Del lat. inopĭa).
1. f. p. us. Indigencia, pobreza, escasez.
estar en la ~.
1. loc. verb. coloq. Ignorar algo que otros conocen, no haberse enterado de ello.

Por lo que he encontrado aquí o allá, en internet, parece ser que el origen de la expresión "Estar en la Inopia" viene de que, de acuerdo con su origen latino, "inopia" (in-ops) es palabra latina que significa ´sin riqueza´.

 ¿Por qué se identifica el estar ausente, con la pobreza, o la indigencia? Pues porque las personas pobres, indigentes, viven apartadas de la sociedad y consecuentemente no se enteran de nada, están ausentes.

Ésta es la explicación que yo he encontrado. Pero si alguno de vosotros sabe cualquier otra, compartidla por favor.



 
Estar a la luna de Valencia

En cuánto a esta expresión, con parecido significado a la anterior: no enterarse, estar despistado... tiene distintas versiones en cuánto a su origen.

Parece ser que, al menos, la mayoría de ellos proceden de la Valencia amurallada.

Nos referimos a las antiguas murallas que rodeaban la ciudad de Valencia. Éstas tenían unas puertas por las que acceder al interior y que eran cerradas por la noche tras el toque de queda. Aquellos rezagados, por despiste, que llegaban tras el cierre no podían pasar al interior y por lo tanto no tenían posibilidad de ir a dormir a sus casas, por lo que debían pasar el resto de la noche al raso, a la luna de Valencia.


Pero hay otras fuentes que nos ofrecen otros orígenes al dicho.

Entre ellos el que da el periodista y escritor Vicente Vidal Corella (1905-1992) en el libro “La Valencia de otros tiempos” en el que, aparte de la versión explicada más arriba, también relata que algunos cronistas atribuyen el origen al momento de la expulsión de los moriscos de la ciudad y la acumulación de éstos en las playas de Valencia, ya que debían de ser trasladados en barcos hasta las costas de Argelia, Marruecos y Túnez, pero debido a la gran cantidad que eran no cupieron todos en las naves, prometiéndoles que regresarían a recogerlos, por lo que muchos quedaron esperando varias noches a la luna de Valencia.

Y hay quién atribuye el uso de la expresión a aquellos barcos que arribaban a las costas valencianas y debido a la mala marea no podían acercarse para atracar, motivo por el que sus pasajeros permanecían a bordo, a la luna de Valencia, esperándo poder desembarcar.


Hay muchas expresiones en español (¿Por qué será...?) para referirnos a ese estado en el que no nos enteramos de nada, empezando por las que ya conocemos:

Estar en la Inopia
Estar a la luna de Valencia

Estar en las Batuecas
Estar en Babia
Caerse de un nido
Caerse de un guindo (ésta yo la utilizo mucho... me sale aquí mi vena jardinera)
Estar en las nubes
Vivir en las nubes
Estar fuera de onda
Pensar en las musarañas...


¿Conocéis más?

¡Pues venga a ver quién sabe más!






domingo, 26 de mayo de 2013

Una tarde leyendo en Radio Morata





El pasado lunes, día 20 de mayo, estuve participando en el programa "Condición Humana"(de 7 a 9 de la tarde) de Radio Morata. Me llevó invitada Javier Díaz Gil, poeta y coordinador de nuestra tertulia, que a partir de septiembre va a conducir dos lunes al mes dicho programa.

En esta ocasión coincidimos allí con Celeste, poeta, reflexóloga y compañera de nuestra tertulia. También coincidimos con Luis Guadano, profesor de español en Norfolk (Virginia) que venía acompañado de su madre. El conductor del programa es Vicente Pinto.







Fue una experiencia muy grata, estuve muy a gusto. Charlábamos de forma distendia sobre la poesía y la literatura. Sobre cuánto había que corregir los textos, sobre la razón y el corazón a la hora de escribir. También abordamos la filosofía, y el cine, puesto que Luis Guadano esta haciendo un estudio sobre cine y habló también sobre ello. 

Javier leyó algunos de sus poemas y yo leí un relato casi al final de la primera parte del programa. Aunque ya os digo que casi todo el tiempo estuvimos dialogando tranquilamente, como si no estuviéramos en ningún programa sino en cualquier tertulia o coloquio.  



Hacia la mitad, mientras el descanso en antena, nosotros seguimos charlando mientras tomábamos unas pastas bien ricas que nos trajo amablemente la madre de Oscar, el chico que se ocupa del sonido. 

Fue una tarde diferente, muy amena, donde estuvimos hablando de un montón de temas con personas bastante agradables.

Podéis escuchar el programa en este enlace que han colgado en la web de Radio Morata:

http://www.divshare.com/download/24130055-514





sábado, 25 de mayo de 2013

"Madrípolis" de Paula Varona


Hasta el día 29 de mayo en la Casa de Vacas del Retiro 
podéis visitar la exposición
 "Madrípolis" de Paula Varona.

No es la primera vez que hablamos de esta pintora en este blog,
si consultais la etiqueta con su nombre veréis que ya hablamos de otra exposición suya.

Yo estuve el otro día viendo ésta. 
A mí me gustan mucho éstos óleos del centro de Madrid. 
Su Gran Vía, sus bellos edificios, sus cúpulas, sus habitantes... Tienen tanto colorido...
Merece la pena. No os la perdais.










miércoles, 22 de mayo de 2013

La Iglesia Ortodoxa rusa de Madrid




En Madrid hay una nueva catedral, y justo está en mi barrio. Cómo ha cambiado la fisonomía de éste desde que comenzaron a construirla. Ahora estamos de estreno porque desde mayo sus fieles pueden visitarla.

Me estoy refiriendo a una Basílica ortodoxa rusa a dos pasos y medio de mi casa. Qué cosas...

Cinco cúpulas de pan de oro —en honor a Cristo y los cuatro evangelistas— brillan en el horizonte y una no puede evitar contemplarlas cada vez que llegas o te vas del barrio.



Parece ser que la parcela la cedió el Ayuntamiento en julio de 2010 y tiene unos ochocientos metros (756 metros). La construcción está dividida en dos partes. La primera la forma la basílica: un templo con forma de cuadrado, que dicen que tiene capacidad para albergar a unos 250 fieles. Adosado a ella, un edificio de tres plantas donde se ha habilitado la biblioteca, tres aulas para dar catequesis, oficinas administrativas y dos viviendas para los sacerdotes. El sótano se utilizará como zona de aparcamiento para nueve vehículos.



He buscado información sobre ella. Y he encontrado que fue en 1756 cuando esta comunidad se fundó en España. Su primer local fue una parroquia en la embajada rusa, que existió hasta finales del siglo XIX. El templo estaba dedicado a Santa María Magdalena. Tras la Segunda Guerra Mundial, se trasladó a la vivienda de los Grandes Duques de Romanov, pero desapareció poco después. Desde entonces, no volvió a tener representación en Madrid... Hasta hace 11 años.

Oficiaban el rito en un local alquilado de 150 metros, junto al Metro Laguna. Andrey Kordochkin es su actual párroco, quien ha dispuesto del poder otorgado por Su Santidad el Patriarca con respecto a todos los asuntos referentes a la construcción del templo. Cuando aterrizó en nuestro país recuerda en el primer encargo que le hicieron: «Me dijeron que tenía construir una iglesia nueva y sólo tenía 100 euros en la caja». La comunidad ruxa ortodoxa había crecido bastante en los últimos años. Actualmente, unas 150 personas asisten a misa todos los domingos.

Con la bendición de Su Santidad, el Patriarca de Moscú, se registró la Fundación de la Natividad de Cristo ante el Ministerio de Cultura, a cual goza de todas las garantías fiscales y contables que establece tanto la jerarquía eclesiástica como la legislación española, a la cual se acoge. El presidente de la Fundación es el mismo párroco.