Mostrando entradas con la etiqueta Nueva York. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nueva York. Mostrar todas las entradas

jueves, 17 de noviembre de 2016

Ruta por bibliotecas importantes de la Costa Este de EEUU

Biblioteca del Congreso en Washington


Esta entrada de hoy está especialmente dedicada a los que os gustan las Bibliotecas. 

Porque hoy os quería proponer una ruta por algunas preciosas. No os voy a engañar, no nos pillan nada cerca, a los que vivimos en España. Pero, si alguna vez visitais EEUU, y más concretamente su costa Este, yo os quería recomendar que no dejáseis de visitar cuatro bibliotecas muy, muy especiales. 

Quiero dedicar una entrada de este blog a cada una de ellas por separado, porque lo merecen de sobra. Y de hecho ya he publicado un par de ellas como la de la Biblioteca Pública de Nueva York y la de Boston, que serían dos de las cuatro paradas obligatorias.

Pero antes de seguir hablando de ellas pormenorizadamente, vamos a detenernos a enumerarlas, y mostraros el itinerario a seguir, para que tengais una idea global sobre ellas.



Biblioteca Pública de Nueva York.


Está situada en todo el centro de Manhattan, no tiene pérdida, entre las calles 40 y 42 con la Quinta Avenida. Muy cerca del parque Bryant y de la Estación Central. La Biblioteca Pública de Nueva York es la segunda mayor de Estados Unidos y una de las más importantes del mundo. Posee un inmenso fondo, con más de 3 millones de ejemplares, y un sistema de búsqueda en catálogo de los más eficientes del país.

Os dejo el enlace del blog donde comentamos sobre ella de forma más pormenorizada:
http://rociodiazgomez.blogspot.com.es/2016/10/la-biblioteca-publica-de-nueva-york.html



Biblioteca Pública de Boston: 



La colección de esta biblioteca inmensa, cuenta con más de 15 millones de libros, solo superada por la Biblioteca del Congreso o la de la Universidad de Harvard.
También destaca por tener además 600.000 fotografías, obras de Rembrandt, Durero, Goya, Daumier, Toulouse-Lautrec y 350.000 mapas antiguos.
 
Cómo ya la hemos comentado en el blog más detalladamente os copio el enlace:



Biblioteca del Congreso en Washington:



A espaldas del Capitolio, en el edificio Tomas Jefferson está está preciosidad de Biblioteca. Tuvo su origen en 1800 en la presidencia de éste último y su biblioteca, que al principio estuvo en el Capitolio. Pero cuando las tropas inglesas en el 1815 la destruyeron, cedió su propia biblioteca de 6.500 volúmenes.



En la actualidad tiene más de 35 millones, y se considera la Biblioteca Nacional de EEUU. Tenemos aún pendiente dedicarle una entrada a ella sola.



Biblioteca Morgan en Nueva York:


Bastante cerca de la Estación Central de Nueva York, en la quinta avenida, tenemos esta joya. Un adinerado J.P. Morgan Jr. a la muerte de su padre J.P. Morgan, decide abrir al público su colección. En ella tenemos varios incunables, originales como el de Ivanhoe, algunas cartas manuscritas de importantes escritores como Dickens, Balzac, primeras biblias impresas, y un buen montón de tesoros más.

Pero ya os hablaré de ella más despacio, que se merece de sobra su propia entrada.



Os recomiendo mucho estas cuatro bibliotecas. Si andáis por esas tierras no os las perdáis.

martes, 18 de octubre de 2016

Murales de Nueva York




Para nuestra colección de murales. Unos poquitos de Nueva York.

Espero que os gusten.












martes, 11 de octubre de 2016

"Historias de Nueva York" de Enric González



"La vida en Nueva York es un deporte de velocidad y reflejos en el que, al final, decide la suerte. Eso tiene que ver, seguramente, con el tipo de personas al que atrae la ciudad. Pocos van a NuevaYork para retirarse o para llevar una vida tranquila. A Nueva York se va a trabajar y a vivir con la mayor intensidad posible, lo cual acarrea riesgos. Y hace falta suerte. Supongo que yo la tuve. Algunos de mis amigos no la tuvieron".

Os contaba en la entrada anterior dedicadas a las reseñas de libros que voy leyendo, que me había terminado "Lugares que no quiero compartir con nadie" de Elvira Lindo, y también os decía que como consecuencia de mis vacaciones por EEUU me había preparado dos libros sobre Nueva York, el anterior y otro, el titulado "Historias de Nueva York" de Enric González.

También me gustó mucho. Desde la primera página, me atrapó y lo leí enseguida. Por su tono reflexivo, por su aire nostálgico, por lo circunstancial y concreto de las cosas que contaba... No es una novela, es un libro de viajes, o un ensayo, no sé muy bien cómo calificarlo.

Por supuesto su visión de la ciudad es otra que la de Elvira Lindo, cuenta menos sobre su biografía, solo que tiene a su mujer Lola, pero coinciden en la profesión de periodistas y en su atracción a veces díficil pero leal, por este Manhattan que no duerme nunca.

Me gustan mucho estos libros que te ofrecen un Nueva York diferente al de las guías. Que no se incide, ni se detiene, en los monumentos principales que no debemos dejar de ver, sino que te regala otra ciudad, en este caso, a pinceladas, sin dar muchos detalles de nada, pero logrando transmitirte sus sensaciones. La historia de los Yankees, por qué los filetes son más amarillentos, el sandwich de Woody Allen, el último martini de Dylan Thomas...

Tiene este pequeño gran libro mucho de nostalgico y triste, cuando te habla de la solidaridad de los neoyorquinos cuando el 11S, según él se portaron mucho mejor que en Washington. O la gran tristeza por los compañeros periodistas, muertos en los conflictos, con quiénes coincidió en Nueva York. O simplemente cuando te describe esa ciudad silenciosa tras una gran nevada.

A mí me ha gustado mucho cuando habla de los millonarios que contribuyeron a la creación de los rascacielos o edificios emblemáticos de la ciudad. Gracias a éste libro he sabido de algunos como Morgan, y he podido conocer su preciosa biblioteca, o he sabido de otros rascacielos que no son el Empire o el Chrysler, más conocidos.

Es un libro corto, de capítulos breves, que se lee muy rápido ya os digo, porque no tiene muchas páginas, pero algunos de sus párrafos son muy profundos. Es el libro de un periodista viajero que recaló en la ciudad de los rascacielos, no de un turista. Yo se lo recomendaría desde luego a quién fuera a visitar Nueva York.

A mí ya me está dando rabia de que se me olviden algunos de los detalles que he conocido gracias a este libro. Pero bueno, seamos positivos, lo mejor es saber dónde puedo volver a encontrarlos y repasarlos.

Este autor tiene libros sobre otras ciudades: Londres, Roma... que seguro voy a leer.  Porque Enric González ya es uno de "mis" autores.


Enric González trabajó de corresponsal en Nueva York desde el año 2000 hasta el año 2003. 


"He vuelto, claro que he vuelto.

Hacía mucho frío, como en mi primer viaje. (...)

Nueva York sigue siendo una tormenta de almas, un caudaloso río humano. Para entender ciertas cosas no hacen falta idiomas, ni experiencia, ni memoria. Basta con abrir la ventana y escuchar el rugido de la bestia."

lunes, 10 de octubre de 2016

La Biblioteca Pública de Nueva York. Paciencia y Fortaleza



Hoy vamos a dedicar la entrada del blog a una Biblioteca que hay que escribir así con mayúscula. En nuestra sección del blog de "La vuelta al mundo en 80 bibliotecas" se merecía un lugar de honor.

Me estoy refiriendo a la Biblioteca Pública de Nueva York: The New York Public Library.

La primera vez que fui a esta ciudad la ví por fuera, pero no sé por qué no entré. Pero claro ya en esta segunda vez, fue la primera visita que hice. ¡Que ganas tenía de conocerla por dentro!

Está situada en todo el centro de Manhattan, no tiene pérdida, entre las calles 40 y 42 con la Quinta Avenida. Muy cerca del parque Bryant y de la Estación Central. La Biblioteca Pública de Nueva York es la segunda mayor de Estados Unidos y una de las más importantes del mundo. Posee un inmenso fondo, con más de 3 millones de ejemplares, y un sistema de búsqueda en catálogo de los más eficientes del país.

¿Y por qué he puesto en el título de la entrada "Paciencia" y "Fortaleza"? Pues bien, porque físicamente la Biblioteca Pública de Nueva York ocupa un edificio de estilo neoclásico, que está franqueada por dos leones que cambiaron de nombre. Sí, en un primer lugar fueron bautizados como Leo Astor y Leo Lenox en honor a los fundadores de la biblioteca. Peeero, dicen que el Alcalde de Nueva York en tiempos de la Gran Depresión, sobre los años 30, los rebautizó con los nombres de Patience (Paciencia) y Fortitude (Fortaleza), cualidades que deberían tener los neoyorquinos por aquel entonces. Y no son malas cualidades ¿verdad?


Es un refugio, como veis, en medio del caos de transeuntes, taxis, rascacielos...

Fue inaugurada a principios del siglo XX, exactamente en 1911, y cómo decíamos gracias a la donación de dos magnates, Astor y Lenox, de sus colecciones privadas.

Merece mucho la pena su visita. 



Nada más entrar, por la puerta principal, ves el Astor Hall, ese monumental vestíbulo de marmol blanco impresionante, con las enormes escalinatas que te llevan a las plantas superiores y a sus distintas salas. Uno puede pasear libremente por toda la biblioteca, admirando sus pasillos y sus salas de lecturas, dejan entrar libremente.

En la más impresionante de todas, la Rose Main Reading Room, de unos noventa metros de largo, con frescos en el techo y miles de libros, con mesas de roble y sillas para más de 600 personas, no pudimos entrar, estaban restaurándola. Una pena, aunque tampoco te suelen dejar hacer fotos, así que de ella no os puedo dejar señal, pero para que os hagáis una idea os dejo fotos de otras salas, mucho menos impresionantes, pero únicas.

Esta preciosa biblioteca ha salido en numerosas películas: Desayuno con diamantes, los Cazafantasmas, Spiderman, El día de mañana...

Y ahora la tenemos en el blog. ¡Con lo que nos gustan aquí las bibliotecas!