lunes, 27 de noviembre de 2017

Visita al vestíbulo de la estación de Metro de Madrid de Pacífico

Vestíbulo del Metro de Pacífico en Madrid


Allá por mayo de este año ves en internet que se va a poder visitar uno de esos lugares del pasado que se han recuperado para contar la historia.


Cómo es un pequeño placer para ti que te enseñen lugares, y más cuando son en tu propia ciudad, enseguida enviaste un correo para inscribirte.


Se fue mayo, voló junio, y detrás de él todo el verano, cuando de pronto y ya en octubre, te llaman para ver a qué hora querrías apuntarte para la visita del Vestíbulo de la estación de metro de Pacífico. Cuando tú ya ni te acordabas de aquel correo de mayo...


Son varios los espacios a modo de museo que tiene ya el Metro de Madrid.
Está La Nave de Motores de Pacífico que se construyó entre 1922 y 1923, y se inauguró en 1924, permaneciendo en activo hasta el año 1972.
También tenemos la Antigua estación de metro de Chamberí que pertenece a la primera línea de Metro inaugurada en 1919 y que se clausuró en 1966 ya que se tomó la decisión de aumentar la longitud de los trenes y la estación no se podía hacer más grande.
Y está también el Museo arqueológico bajo tierra que hay en la estación de Ópera. Mientras estaban haciendo los ascensores se encontraron con vestigios arqueológicos tan importantes como la Fuente de los Caños del Peral, el Acueducto de Amaniel y el Alcantarillado del Arenal.




Ahora se suma a ellos el antiguo vestíbulo de Pacífico. Le pasó lo mismo que a la estación de Chamberí. Había empezado a funcionar en el año 1923 pero cuando los andenes de la línea 1 pasaron a ser de 90 metros en vez de 60, en el año 1966, se crearon nuevos vestíbulos y éste quedó obsoleto.


Se puede ahora admirar la decoración original diseñada por Antonio Palacios en 1923: los azulejos blancos y los elementos ornamentales azules con cobre.


Es curioso visitarlo, y más cuando piensas todo el tiempo que hace que se construyó, te haces una idea de cómo era entonces el Metro de Madrid. Además es curioso porque entras por una puertecita que pasa desapercibida desde el mismo andén del metro de la línea 1. Es como saltar al pasado para admirar una decoración que merece la pena contemplarse. Aunque lo cierto es que te quedas un poco desilusionada porque esperabas que os enseñarían algún pasillo, algo más. Pero no, solo te enseñan el vestíbulo. Te habías hecho a la idea de que sería como en la estación de metro de Chamberí que ves la entrada, los pasillos y toda la estación. Pero piensas que, en cualquier caso, dura muy poquito tiempo la visita y te enseñan un vídeo sobre la historia de la estación de Pacífico. Después te dan una pequeña explicación y se pueden ver unos trípticos sobre su evolución. Cuando preguntas te dicen que no enseñan más porque los andenes son los mismos que había entonces, el resto de instalaciones son las que aún se utilizan y que se adecuaron. Solo permanecía tapiado ese vestíbulo que ahora han rehabilitado.



Al final te vas con la sensación de que siempre son curiosas e instructivas estas visitas. Pero si tuvieras que elegir entre este vestíbulo de Pacífico y la de Chamberí, no dudarías en elegir la antigua estación, donde puedes admirar toda ella: el vestíbulo y los pasillos, los anuncios y los andenes. Volver en metro al 1966 de un plumazo.


Vestíbulo del Metro de Pacífico en Madrid



Vestíbulo del Metro de Pacífico en Madrid


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me enriquecen, anímate y déjame uno