viernes, 30 de marzo de 2012

Me llamo Rocío y estoy infoxicada



Me llamo Rocío y estoy infoxicada. 

Te queremos Rocío, tenéis que contestarme todos. O si no todos, si una buena mayoría de vosotros...

¿O acaso soy la única que se ha sentido alguna vez sobrecargada de información? Los correos electrónicos, los blogs, las redes sociales: ¡¡¡facebook, twitter, twenty!!! además del teléfono fijo, el móvil, el fax... ¿No os han llamado nunca por el skype, el fijo, el móvil, a la vez, mientras os bombardeaban a correos? Nos llega tanta información de todas partes... ¿Y si eres tú quién busca? Los diccionarios están cogiendo polvo en la estantería... ¿No vas a Google? Ristras y ristras y más ristras de entradas...

Pues ese agobio que yo siento muchas veces, esa angustia, hasta que consigo ir seleccionando, es porque estoy "infoxicada", estoy "intoxicada de información".

Y cuando me etiqueto de ese modo, estoy utilizando un neologismo, un nuevo término que se ha creado a raíz de una conferencia que dió Alfons Cornellá para hablar de ello:

http://www.infonomia.com/img/pdf/sobrevivir_infoxicacion.pdf

Infoxicación, que según nos dice la Fundeu (Fundación de Español Urgente):

Infoxicación es una palabra adecuada en español para referirse a una sobrecarga de información difícil de procesar.

Es lo que llamamos un acrónimo, que en su segunda acepción la Real Academia Española de la Lengua dice:

Acrónimo.

2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (crédi)to.


Infoxicación:   Intoxicación por Información, viene de la unión de información e intoxicación.



En fin... Que cómo os iba diciendo:


Me llamo Rocío y estoy infoxicada.





Fuentes:

- Alfons Cornellá

- Fundeu BBVA, institución sin ánimo de lucro promovida por la Agencia Efe
- Ilustración de El Roto

miércoles, 28 de marzo de 2012

"Microteatro por dinero" en Madrid


 ¿Está bien el cartel verdad?

La otra noche estuve en un lugar del que había oído hablar y tenía mucha curiosidad por conocer. El lugar donde estaba este cartel.

Está en el centro de Madrid, en una callecita muy pequeña por detrás de la Gran Vía, hacia la calle del Pez, Ballesta y aledañas.

Se trata de un sitio donde se representan obras de menos de quince minutos para menos de 15 personas. Las entradas se compran en taquilla desde una hora antes del comienzo de las funciones. 

El lugar era una antigua carniceria, y luego fue un burdel. Cuando se quedó abandonado un conjunto de socios, 21 o 22, entre dramaturgos, actores y demás montaron este tinglado y teníais que ver las colas que se organizan...

Las obras se represetan en el sotano, en las pequeñas habitaciones que hay de unos siete metros cada una. Ahí, algunos de pie y otros sentados en taburetes (los quince sentados no cabrían), asistes a la representación de unos actores que están a escasos centímetros de tí. Previamente te han llamado a voces para que vayas hasta el principio de la escalera, donde una persona acompaña a todo el grupito hasta la puerta que lleva el núm. de tu sala.

Es curioso, la verdad. Comenzó costando 3 euros. Ahora os puedo asegurar que vale 4 euros. Como son varias sesiones te da tiempo a entrar a más de una si coges pronto las entradas. También hay sesiones golfa, y creo que algunos días por la mañana también hay infantiles.

A mi me gustó la experiencia. Es curioso. La verdad es que no dura apenas nada, es visto y no visto, porque claro un cuarto de hora se pasa volando. Pero bueno si te gusta el teatro como experiencia está bien. Arriba también te puedes tomar algo. Y vamos la zona está llenita de sitios para antes y después. 

Yo vi una obra cuyo guión era de Nancho Novo. Me reí claro. Me gustó, la verdad, es un lugar peculiar.

Microteatro por dinero. Loreto y Chicote, 9. Madrid. Metro: Gran Vía y Callao. Ver programa



martes, 27 de marzo de 2012

"Paisajes de invierno" de Milagros Frías Albalá




Me tropecé con esta novela "Paisajes de Invierno" en una tienda de segunda mano de libros. Nunca había oído hablar de esta autora Milagros Frías Albalá, sin embargo vi la carátula, leí la contraportada y me la traje a casa. La novela ha esperado pacientemente su turno y la verdad es que apenas la comencé la he leído en poco tiempo.

Es una novela sencilla que habla de sentimientos, habla de las relaciones entre las personas. De cuánto pesa el pasado en el presente. Habla de los vínculos entre los familiares, entre los amigos. Cuenta la vida, las motivaciones que te hacen más o menos vulnerable, los caminos que decidimos recorrer. Habla de lo que nos une con nuestros ascendientes, de lo que influimos unas personas en otras, de lo que "nos debemos". Un entramado sentimental.

La forma de narrar es a través de un conjunto de voces que se van relevando  unas a otras para contar la historia, siempre en primera persona. Por tanto está contada desde el multiperspectivismo.

Son varios los personajes: Carmen una jóven que en ese momento está en medio de una relación entre dos hombres, que son por tanto dos personajes más que cuentan la historia: Alberto que decide dar un giro de 180 grados a su vida y Carlos, que solo quiere encontrar el amor de su vida. Por último también está Violeta, la abuela de Carmen, una anciana que le pide ayuda desde su pueblo. Es por tanto una novela coral.

De todos ellos a mi los pasajes que me gustaban más son los que contaba la abuela, con ese lenguaje tan característico del mundo rural, de las personas entradas en años, de su forma de ver la vida, me parecen los más logrados por la prosa de la autora.

"Me miro y no me reconozco. Toda arrugada que estoy; las venas de las manos y de las piernas tan abultadas que me parece feo que se vean; esta desgana tremenda para hacer un mandado, y luego ese empeño de la cabeza por estar a todas horas reviviendo cosas pasadas, momentos que se fueron y que dejaron un rastro imborrable y luego no acordarme de dónde puse el pan, que lo tengo delante y no lo veo."


Y quizás lo que menos me haya gustado ha sido el final. Creo que está precipitado porque añade una situación que quizás según mi critero no era necesario... Pero claro ésto es una opinión.

Aunque en general me ha gustado esta novela. Es una forma de escribir íntima, cercana y sencilla.

"Carmen tiene su propia teoría: los finales no siempre llegan porque los marque el destino, sino porque nos empeñamos en que todo concluya, en poner un punto allá donde el recuerdo o el abismo de lo imprevisto aparecen en nuestras vidas."




Milagros Frías Albalá (Jerez de los Caballeros, 1955) es licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Es periodista y en la actualidad trabaja en el sector editorial. Cuenta en su haber con las novelas “El verano de la nutria” por el que obtuvo el XXI Premio Torrente Ballester. Paisajes de invierno (2003), Ars Amandi (2000) y La sal de la vida (1999). Ha publicado el relato "L' Ennui" en la colección La casa ciega (2005) y es coautora de los títulos Sobre raíles (2003), Relatos de viajes (2000) y del volumen Suiza y la migración: una mirada desde España (2004).




domingo, 25 de marzo de 2012

"La mujer de la lluvia" un poemario de María Antonia Copado




De izda a derecha: Jose María Herranz (editor), Javier Díaz Gil (poeta), María Antonia Copado (poeta) y Mercedes Rodríguez de la Torre (rapsoda)


El pasado viernes día 23 de marzo de 2012 a las 20 hr. se presentó el Libreto nº 9 de Poeta de Cabra, "La mujer de la lluvia", de María Antonia Copado, en la sala de conferencias del Ateneo de Madrid, en la C/ Prado 21.
Estuvieron presentes Jose María Herranz, editor del libreto y poeta. Javier Díaz Gil que colaboró con María Antonia para que pudiera editar su libro corrigiendo el original y preparando la edición. La propia María Antonia Copado, que recitó de memoria dos de sus poemas (sus problemas de visión no le permiten leer ella misma todos sus poemas) y la rapsoda Mercedes Rodríguez de la Torre.

 Os dejo varios vídeos para que podais ver vosotros mismos cómo se presentaba el libro por parte tanto de Jose María Herranz (editor y poeta) como de Javier Díaz Gil (poeta corrector del libro). A mi me gustaron las presentaciones que hicieron ambos, muy elaboradas las dos, muy bien hechas.







También os dejo con la propia autora María Antonia Copado recitando y con la rapsoda Mercedes Rodríguez. Dos formas muy diferentes de recitar que no dejan indiferente a quién las escucha.

María Antonia Copado es compañera de nuestra tertulia Rascamán y éste es su segundo poemario publicado. Es un libro atrevido, de un amor erótico muy intenso. Ella tenía mucho interés en que este libro saliera y poco a poco en nuestra tertulia le hemos visto crecer, poema tras poema. Un libro con mucha fuerza poética, con pasión en cada verso.









Y éste vídeo ya pertenece al final de la lectura donde leen a dos voces la poeta y la rapsoda.

viernes, 23 de marzo de 2012

La Casita de Chocolate del Metro de Nuevos Ministerios




Tenía que contarte que cada mañana paso por la Casita de Chocolate. Sí claro la de Hansel y Gretel ¡Cual va a ser! ¿Quién me lo hubiera dicho a mí verdad? Cuando medía la mitad de lo que mido ahora y me gustaba ese cuento, especialmente aquel párrafo donde le enseñaban a la bruja el muslito de pollo para que creyera que Hansel no engordaba...

Tenía que contarte que dan ganas de saltarse la pequeña valla que la protege para comerse alguna de esas golosinas, sobre todo las nubes que me gustan tanto y con la que han decorado la puerta. No, lo cierto es que no les ví hacerla, dice un cartel que han sido cuatrocientos madrileños bajitos y revoltosos más o menos de la edad que tendría yo cuando me gustaba el cuento. Dice el cartel que la han hecho para conmemorar los 200 años de la edición de Hansel y Gretel, el cuento de los Hermanos Grinn, y la XVI Edición de Teatralia 2012, un festival de teatro de la Comunidad de Madrid para toda la familia.

Tenía que contarte que fue toda una sorpresa descubrirla de pronto, una de estas mañanas, cuando aún no eran las ocho, justo enfrente de por donde salimos al Paseo de la Castellana. 

Tenía que contarte que todos los días se me olvidaba la cámara... Hasta hoy.

Qué bien les ha quedado ¿verdad?   

Tenía que contártelo.







jueves, 22 de marzo de 2012

Ayer fue el día de la poesía: Wislawa Szymborska





AGRADECIMIENTO

Debo mucho
a aquellos que no quiero.


El alivio con el que acepto
que sean más cercanos a otro.


La alegría de que yo no sea
el lobo de sus ovejitas.


La Paz sea con ellos,
y mi libertad con ellos,
y eso el amor ni lo puede dar
ni tomarlo sabe.


No les espero
desde la ventana hasta la puerta.


Paciente
casi como un reloj de sol,
comprendo
lo que el amor no comprende,
perdono
lo que el amor jamás perdonaría.


Desde el encuentro hasta la carta
no pasa una eternidad,
sino, simplemente, algunos días o semanas.


Los viajes con ellos son siempre un acierto,
conciertos oídos,
catedrales visitadas,
paisajes nítidos.


Y cuando nos separan
siete montañas y ríos,
son montañas y ríos
muy familiares del mapa.


Es mérito suyo,
que yo viva en tres dimensiones,
en un espacio no lírico y no retórico,
con un horizonte, por móvil, real.


Ellos mismos no saben
cuánto llevan en sus manos vacías.


"No les debo nada"-
diría el amor
sobre esta cuestión abierta.


Wislawa Szymborska
(El gran número, 1976)

Traducción de Elzbieta Bortkiewicz
Ilustración de Nicoletta Ceccoli


martes, 20 de marzo de 2012

"Jacinto Flores e Hijos: Huerta y jardín"


Estas fotos que os traigo hoy son un regalo para mi blog.

Me las han regalado Piluca (http://pilupiruletadefresa.blogspot.com.es/) y Javier (http://senalesdelpasado.blogspot.com.es/) que saben de esta querencia que tengo yo por los letreros de la calle, los nombres de las tiendas, de las librerias...
A quiénes les he agradecido mucho el regalo porque me alegró en cuánto lo desenvolví.

En este caso dicen que se acordaron de mí cuando vieron el nombre de esta floristeria de Burgos:
¡Jacinto Flores e Hijos: Huerta y Jardín!

¡¿Qué negocio iba a poner Jacinto Flores sino una floristería...?!




lunes, 19 de marzo de 2012

"Tan fuerte, tan cerca" Las personas...





"Pero las personas no son números 
son más cómo letras...
Y esas letras están tratando
de convertirse en historias.
Y papá decía que 
las historias deben ser compartidas..."


"Tan fuerte, tan cerca"

Título original: Extremely loud and incredibly close.  
Dirección: Stephen Daldry.  
País: USA. Año: 2011. Duración: 129 mi

domingo, 18 de marzo de 2012

"El apagón" en el Teatro Alcazar en Madrid



Ayer estuve en el teatro viendo "El Apagón" de Peter Shaffer, un clásico de la comedia de enredo. 

En este caso ha sido la compañía Yllana la que nos la devuelve a las Salas de Madrid con actores como Gabino Diego, Eva Santolaria, Aurora Sánchez, Diego Molero, Paco Churruca, Ramón Merlo y Ana Arias.
 
Gabino Diego se mete dentro de un personaje que se ve envuelto en un lío tremendo cuando tiene lugar un corte de luz. 

A partir de ahí los personajes ya no ven nada y andan por el escenario como si estuvieran a tientas y tú ya comienzas a reírte con ese espiral de contratiempos que no dejan de ocurrirles. 

Había ocasiones en que te reías tanto que ya no podías escuchar a los personajes lo que seguían diciendo. Gabino Diego, que a mí reconozco que me cae muy bien, siempre en su faceta cómica me gusta aún más. No puedo decir que ninguno de los actores me haya parecido que no lo hacía bien, no, todos están muy metidos en su papel y resultan bastantes graciosos. Pero tengo que destacar que me encantó Aurora Sánchez como la vecina Miss Furnival, te partes con ella, un esperpento total. Y también Paco Churruca en su papel de Coronel destaca bastante.

Lo que es la vida misma. Te apagan la luz, ya no te ven los demás y sale lo que te empeñas en esconder a su vista.

Es ese tipo de humor de gestos, de interpretación del actor moviéndose por el escenario de forma bastante hilarante. Pasamos una tarde entretenida, amena. La verdad es que nos reímos mucho.








viernes, 16 de marzo de 2012

"100% Residencia.Una tradición recuperada (1910 - 2010) la exposición de la Residencia de Estudiantes



Os propongo una exposición  para este largo fin de semana en Madrid.
La exposición 100% Residencia: Una tradición recuperada (1910-2010).

Yo creo que puede ser un buen lugar para disfrutar del ocio y de la tranquilidad, para pasear un rato. Esos edificios rodeados de jardines, en la que Juan Ramón Jiménez denominó La colina de los Chopos, a donde se traslado en 1915 la Insitución y donde sigue.
La Residencia de Estudiantes es un lugar sereno dentro del bullicioso Madrid. 


Es una exposición muy interesante sobre toda su trayectoria en estos 100 años. Conocer cómo se inspiró en la Institución Libre de Enseñanza de Giner de los Rios, cual era su primera ubicación, cuántas personalidades de la cultura la frecuentaron, los Premios Nobel que salieron de ella, cómo tras la guerra se dejó de lado, cómo resurgió...


Os la recomiendo.














jueves, 15 de marzo de 2012

"El olvido que seremos" Hector Abad Faciolince




"Han pasado casi veinte años desde que lo mataron, y durante estos veinte años, cada mes, cada semana, yo he sentido que tenía el deber ineludible, no digo de vengar su muerte, pero sí, al menos, de contarla. (...) Es posible que todo esto no sirva de nada; ninguna palabra podrá resucitarlo, la historia de su vida y de su muerte no le dará nuevo aliento a sus huesos, no va a recuperar sus carcajadas, ni su inmenso valor, ni el habla convincente y vigorosa, pero de todas formas yo necesito contarla. Sus asesinos siguen libres, cada día son más y más poderosos, y mis manos no pueden combatirlos. Solamente mis dedos, hundiendo una tecla tras otra, pueden decir la verdad y declarar la injusticia. Uso su misma arma: las palabras. ¿Para qué? Para nada; o para lo más simple y esencial: para que se sepa. Para alargar su recuerdo un poco más, antes de que llegue el olvido definitivo" (Págs. 254-255).


En la memoria de los libros que voy leyendo, éste del que os quiero hablar hoy lo leí hace dos historias. Ahora estoy en la novela negra de Suecia, pero entonces pase una temporada en Colombia, donde transcurre "El olvido que seremos".

¿No os habéis leído este libro? Pues hacedme el favor y hacéroslo de leerlo. Qué historia tan entrañable, además de cierta. ¿Qué más se puede pedir como lector?

Es uno de esos libros que te dejan huella.

En agosto de 1987, cuando Abad Faciolince aún no había escrito ni un libro, su padre fue asesinado en su ciudad natal, a manos de un par de sicarios frente al Sindicato de Maestros de Medellín. Tenía 65 años y en el bolsillo de su pantalón llevaba un soneto de Borges, cuyo primer verso dice: "Ya somos, el olvido que seremos".

El autor del libro, su hijo, necesitó veinte años para escribir estas memorias. Estas memorias que son también una novela sobre su padre. Sobre el amor filial.

El padre fue una persona que había sido amenazada varias veces, pero aún así seguía batallando con su compromiso social, luchando por los desprotegidos. Era médico, y pensaba en otra idea de la medicina. También era un padre amoroso, que pensaba que a los hijos hay que hacerlos lo más felices posible, porque ya viene después la vida a demostrarles lo dura que es. Un padre que confiaba en el amor, en la paz, en la justicia. Un padre que carcajeaba y lloraba a raudales al mismo tiempo. Un padre que amaba el arte. Y que cuando atravesaba malos momentos se encerraba en su despacho a escuchar música clásica y a llorar a solas.

Está contado de forma cronológica. Comienza cuando Hector Abad es un niño, el único hijo con cinco hermanas. Y termina 28 años después cuando el padre muere. Pero hay algunos saltos en el tiempo anticipando acontecimientos.



Es también un libro sobre la sociedad de Colombia en ese tiempo, sobre la violencia que había, sobre el nacimiento de grupos paramilitares que no tienen ninguna contemplación en quitar de enmedio a quiénes les molestan.

En fin... La historia de una familia, de una sociedad. Una biografía, unas memorias, que hay que saborear despacio. No es un libro ñoño, es un libro emotivo, sentimental. Habla del amor, de la vida, de la muerte con detenimiento, con un detalle que te hace sufrir, es cierto. Pero también con una prosa sencilla, delicada, tocando los temas sin caer en la sensiblería.

"Yo recordaba que muchas veces mi papá me había dicho que todo ser humano, la personalidad de cada uno, es como un cubo puesto sobre una mesa. Hay una cara que podemos ver todos (la de encima); caras que pueden ver algunos y otros no, y si nos esforzamos podemos verlas también nosotros mismos (las de los lados); una cara que sólo vemos nosotros (la que está al frente de nuestros ojos); y una cara oculta a todo el mundo, a los demás y a nosotros mismos (la cara en la que el cubo está apoyado). Abrir el cajón de un muerto es como hundirnos en esa cara que sólo era visible para él y que solo él quería ver, la cara que protegía de los otros: la de su intimidad..."




Un libro intenso, que conmueve.


EL OLVIDO QUE SEREMOS
Hector Abad Faciolince


“Amaba a mi padre por sobre todas las cosas... Amaba a mi papá con un amor animal. Me gustaba su olor, y también el recuerdo de su olor... Me gustaba su voz, me gustaban sus manos, la pulcritud de su ropa y la meticulosa limpieza de su cuerpo”.

martes, 13 de marzo de 2012

Dimensión Vocal en el Café Violín de Getafe



 Hoy os quería hablar de un grupo de música vocal que como su propio nombre indica se llaman...
 Ta, ta ta, chin... redoble de tambores...

¡Dimensión vocal!

¿Que no sabéis de quién os hablo? ¿Que nunca les habéis escuchado? Pues perdonadme que os diga pero no teneis ni idea de lo que os estais perdiendo... No, no, no lo flipo... Que yo bien que me divertí con ellos el otro día. ¿Cómo que qué día? El viernes pasado. Sí ,sí éste, el 9 de marzo de 2012. En el Café Violín de Getafe.

Buscaló, buscaló... Ya verás cómo es cierto. Allí que estuvieron. Los seis: el bajo, el barítono, los tres tenores y el "beat-box". ¿Que no sabes lo que es un "beat-box"? Un poco de culturilla... ¿eh?

Esos, son esos de ahí arriba... Sí, sí esos que encabezan la entrada. Que sí... los seis.

Ah ¿Qué te creías? 

Desde Stand by me o California dreaming hasta "Aquí, aquí, aquí no hay quién viva..." Sin un solo instrumento, solo con sus voces. Buenísimos. Y eso que los vídeos, ya veréis, no les hacen justicia, porque apenas había luz, que los técnicos del Café ya podían haberles puesto algún foco de más... Pero no dejéis de escucharles, porque os entrarán ganas de verles mejor, de oírles mejor, de disfrutarlos.

Cómo lo oyes... Entretenido, fresco, alegre, un espectáculo que nada tiene que envidiar a otros que hay por ahí por el mundo... Ya te digo.

Así que ya sabes en cuánto alguien te pase un evento de este grupo por el facebook, por el boca a boca, por dónde sea, no te despistes... Y toma nota.

Ya sabes... ¡Dimensión vocal!

¡No te lo pierdas!




















lunes, 12 de marzo de 2012

Rutina de Hector Abad Faciolince




¡A por el lunes!


RUTINA
Esa felicidad,
esa seguridad
de repetir los mismos gestos cada día.
Exprimir las naranjas,
preparar el café,
tostar las rebanadas
de pan,
untar la mermelada.
Darle a la vida
el ciclo regular de los planetas,
acostarse a las once,
levantarse a las seis,
sentir que cae el agua
tibia, plácida,
encima de tus hombros,
usar siempre
el mismo jabón, el mismo champú,
la misma loción
–la que usaba tu padre–.
Protestar por lo malo
que se ha vuelto el periódico,
el de toda la vida,
el pan de cada día,
y volver a comprarlo
con ese mismo asco resignado
de tener que cagar
una mañana sí y otra también.
Usar siempre los mismos
viejos zapatos que se parecen
más a ti que tus pies.
Vestirte
con el eterno azul
que te vuelve invisible,
felizmente invisible.
Sentir que tú eres tú,
que yo soy yo.
Ir a los mismos sitios,
comer las mismas cosas,
jueves frijoles,
lunes pescado,
sábados arroz...
Visitar a tu hermana todos los veranos
y pensar que envejece,
pero decirle siempre que no cambia,
que no cambie.
Recordar a los muertos
en cada aniversario;
enviar tarjetas cursis
en cada cumpleaños.
Planear de nuevo el viaje
que nunca emprenderemos.
No poder soportar
que ya no haya tranvía,
que hayan movido
la parada del bus
a la otra manzana,
que hayan quebrado los ferrocarriles,
que nadie escriba cartas
y haya que adaptarse
al correo electrónico,
tan vulgar, tan urgente,
la vida un permanente
telegrama.
Resistirse a llevar en el bolsillo
un teléfono,
detestar que el dinero
sea de plástico
y no de plata, de oro o tan siquiera
de papel.
Que el mismo corte de pelo
te lo haga siempre el mismo peluquero,
que tengas siempre gripe por enero,
que el primero
y el quince
llegue la quincena.
Desayunar trancado,
almorzar abundante,
cenar poco,
quejarse de la gota, de la bilis,
de la memoria y de la digestión.
Creer que nunca sueñas.
Recordar ese chiste
de tu única esposa:
“Aquí se picha los viernes
estés vos o no estés vos”,
y hacer hasta lo imposible
cada viernes
por encaramarte en ella
con ganas o sin ganas
porque l’appetito vien mangiando
como dicen en Turín.
Negar que eres un soso,
un rutinario
con el verso aprendido de un amigo:
“La vida se soporta
tan doliente y tan corta
solamente por eso”.
Caminar por la calle ensimismado,
ausente de este mundo,
rumiando en tu cabeza
historias, frases, viajes, desventuras,
crímenes, adulterios, melodramas, incestos,
abortos, heroínas, traiciones, sacrificios,
saber que todo drama
está en tu calavera,
que la gran aventura
ocurre en las paredes de tu cráneo,
que nunca habrá más grande sensación
(orgías, drogas, sueños)
que aquello que imaginas.
Que la vida consiste en perdonarnos
las ofensas que hacemos,
los gestos que no hicimos,
los silencios cobardes,
los fingidos afectos,
las mentiras.
Y escribir cada día,
ganar la lotería
de al menos una frase
que nadie ha dicho nunca,
tener un pensamiento
que todos han tenido,
pero decirlo bien
con todas las vocales,
con todos los sonidos,
con todos los sentidos.
Lograr que la aventura de tu vida
esté en las páginas que escribes,
en los ojos que ahora
pulen un heptasílabo,
quitan o ponen una coma, una tilde, un acento,
en los ojos que ahora se detienen
complacidos tal vez
o entretenidos
en un punto, este punto.

Héctor Abad Faciolince

domingo, 11 de marzo de 2012

"Fotografía sin verdad. El poder de la mentira" una exposición de fotografía que hubo en la EFTI

Como dice la cartela, con dos fotografías se hizo solo una. Mirad detenidamente y veis como se han borrado a algunas personas, se ha puesto al sujeto mirando al frente...

La imagen hecha con honradez supone una de las mejores formas de reflejar la realidad y contribuye de forma muy eficaz a la memoria colectiva. ¿Pero por qué muchas veces nos llegan imágenes retocadas?

Dos periodistas de la agencia EFE y profesores de fotografía en la Universidad San Pablo-CEU han hecho un libro donde han recogido muchas de estas imágenes en las que se nos ha ofrecido una visión distorsionada de la realidad. Ya haya sido por motivos políticos, sociales, o religiosos... muchas veces se ha retocado la imagen ofreciéndonos una visión sesgada de lo que verdaderamente ocurría. Diego Caballo Ardila y Daniel Caballo Méndez nos señalan que estamos viviendo una crisis de la verdad dentro de la gran crisis.

"A veces la verdad es desvirtuada, disfrazada, pisoteada para beneficio de alguien..."

En la EFTI siempre hay exposiciones que me llaman la atención. De vez en cuando acostumbro a consultarlas. En esta ocasión la información me llegó por unos amigos. Enseguida pensé que esa exposición de la que me hablaban tenía que estar aquí, en la EFTI: Escuela de Fotografía y Centro de Imagen.

Ya no podéis ir a verla, terminó en febrero. Lo siento, no he tenido tiempo hasta hoy de colgar las fotos. Pero os dejo con algunas de ellas. Son interesantes, ya veréis. Y así ya conocéis este lugar, pequeñito, céntrico, cerca del Panteón de los Ilustres, en Atocha (Madrid), donde suele haber exposiciones de fotografía dignas de verse.

De hecho, he recordado que os debía la reseña en el  blog de esta exposición, porque hoy me he acordado de que entre estas fotos, había una del atentado del 11 de marzo en Madrid. Estaba la misma foto en diversos periódicos de aquel momento. La misma foto pero retocada... Pero esa no os la voy a dejar aquí, cómo podéis imaginar no es nada agradable, de ahí que la retocaran. Pero su recuerdo vale como homenaje.



A Manuel Chaves le quitan la rosa y le ponen una pistola, o a Barak Obama le vuelven un poco más "blanquito"


Esta foto de la Familia Real se hizo recortando nietos de aquí y de allá hasta ponerlos a todos juntos... Fue un fotomontaje realizado por la Reina Sofia en la Navidad del 2005 como felicitación.

Aquí también retocaron la foto quitando a algunas personas hasta que consiguieron que se viera a Acebes mucho más cerca de Maria del Mar Blanco en una manifestación.

En esta le borran la esvástica del brazo a uno de los legionarios que en la procesión llevaba al Cristo


Y aquí le quitan un michelín a Sarkozy...


jueves, 8 de marzo de 2012

Hoy es 8 de marzo, día de la mujer. Un relato de Rocío Díaz Gómez: "Planchando lágrimas"





Hoy con eso de que es el Día internacional de la mujer os quería dejar con uno de mis relatos, que hace mucho tiempo que no os dejo mis historias.

Se trata del relato titulado "Planchando lágrimas" con el que gané tal día como hoy pero en el 2007 el primer premio del III Certamen de Relatos Breves "Nosotras contamos" organizado por el Ayuntamiento de Zamora.

La entrega de premios fue en el Salón de Plenos de ese Ayuntamiento, un lugar muy elegante, muy señorial y donde después nos invitaron a un ágape. Recuerdo que era una tarde casi primaveral, muy soleada con una temperatura muy suave. Yo no conocía Zamora, así que antes de la entrega de premios pude pasearla despacio con esa buena temperatura que hacía y me pareció muy agradable.





Planchando lágrimas


Hay dos clases de lágrimas:
las que derramamos por los que nos abandonan
y las que derramamos por los que no dejamos marchar.
Anónimo



Mi querida Elena Francis,

Desde que mi Pedro me dejó, no sabes qué bien, que requetebién se me queda la ropa cuando plancho. No puedo por menos que escribirte para decírtelo y sobre todo para que leas mi carta en tu maravilloso programa, son tantísimas cosas y tan interesantes sobre la vida las que aprendemos las unas de las otras en él... Perdona el atrevimiento de ésta oyente fiel, pero incluso he pensado cómo podrías anunciarlo ese día en antena, cómo sobre esa musiquita familiar y entrañable podrías decir algo así: “No hay nada en el mundo mejor que el que tu novio te deje, creedme amigas y daros tiempo, no os reportará más que ventajas.”

¿Qué te parece...? ¿Esta bien no...?

Porque mi querida Elena, te plantan y para empezar, la ropa planchada te queda de fábula... Que a mi, antes, por mas horas que estaba ahí de pie derecho, dale que te dale a la plancha, se me quedaba siempre de penita, cogía una camisa y cuando la planchaba del derecho se me arrugaba del revés, cuando planchaba las mangas se me arrugaba la pechera, cuando iba a la pechera otra vez la espalda arrugada, y así una y otra vez, hasta que se la veía puesta a mi Pedro, y no podía por menos que decirme por dentro “...Espero que con el calorcillo del cuerpo se le estire un poco porque ¡ay! el pobre lo fachoso que va...” Y casi sin mirarle, medio de reojo, le decía: “Venga, venga a trabajar que llegas tarde...” Porque, no te voy a engañar Elena Francis, vergüenza me daba hasta mirarle bien de frente.

Pero querida ahora que Pedro ya no está conmigo, da gusto con la plancha. Ni agua, ni almidón, ni nada: lágrimas de desamor. Abandonadas de España, creedme, mano de santo. Lágrimas de desamor, que no lágrimas de jabalón, que empieza y termina igual pero no es lo mismo... Aunque, y ahora que estamos en confianza, las de jabalón, no es por nada pero también ayudan lo suyo y mucho. Una copita de ese moscatel tan dulce, tan fresquito para aperitivo a media mañana y otra del tiempo con una rosquillita de anís para merendar a media tarde y ¡gloria bendita!... Esas dos copitas te entonan, te espabilan el alma y te dan una alegría al cuerpo que pa qué las prisas... vamos de ¡rechupetearte los dedos!.

Perdóname Elena, que me emociono con estas cosas y se me va el hilo, ya, ya sé que no estábamos hablando de las de jabalón si no de las de desamor... porque no todas las lágrimas son iguales, desde luego.

Las de desamor son mucho más numerosas, más escandalosas, sale una y salen detrás un millón a ver que pasa que hay tanto jaleo fuera... Hija, te plantan y es como si se abriera un grifo en tu interior y a chorros que terminas llorando por las esquinas, que parece mentira lo que una puede llorar, además son más saladas que las lágrimas de alegría que son mucho mas dulcecitas y empalagosas, y desde luego mucho mas brillantes que ningunas otras, de ahí que el resto del mundo se vuelva gris y desvaído desde ese momento, porque todo el color y el brillo que tenía se lo llevan las lágrimas, hija, que parece mentira lo que arrastran, que poderío, ojalá arrastrara tanto y tan a conciencia el limpia cristales que venden en el súper... Pero en fin, que desde luego no tienen más que ventajas.

Pero no hago más que desviarme de lo importante, el planchado, porque mi querida Elena que sean tantas y tan saladas tus lágrimas, hace que ya no necesites humedecer la ropa, sobre todo si es cien por cien algodón como era mi Pedro, ni echarle almidón que yo por más mimitos que le di a mi Pedro ya ves que me dio lo mismo, ni que le eches cualquier producto de esos que venden y cuestan un riñón, con la sal es bastante, nada de nada es igual que echarles tus lágrimas de desamor.

Tu coges la plancha, te imaginas que es tu Pedro o tu Juan o tu lo que sea, y oye empiezas a descargar y a descargar mirando a la ruedita del termostato como si le miraras a los ojos y sin darte ni cuenta notarás como empiezan a caer lágrimas sobre la ropa limpia, venga a caer lágrimas y tu erre que erre diciéndole cosas, mirando a la ruedita, apretando el botón del vapor como si le apretaras una y otra vez la nuez y pasando la plancha por encima de la prenda como si le pasaras una apisonadora, erre que erre, dejando que la humedad y la sal y la plancha te vuelvan tan tiesecita, tan tiesecita la ropa limpia, como tu alma, hasta quedar sin una sola arruga, ni de pena ni de nada. Un primor de sabanas que te quedan... Un primor... Todos esos bordados de tu ajuar que tanto te había costado alisar en tu vida de pareja, pues oye en esta nueva vida mucho mejor, te lo digo yo.

Y por supuesto Elena, querida, lo más importante, qué desahogo más grande para el dolor de tu alma... qué sueltita te quedas, qué liviana y qué bien después de una terapia de plancha.

Eso sin hablar del sobresueldo... Porque oye tu le comentas a tu vecina del segundo lo bien que te queda la ropa, y se la enseñas claro, porque hay que desengañarse con su propio ojo, como pasa con los hombres, que si no Elena no vale, ya sabrás que te digan lo que te digan te tienes que estrellar bien estrellada para aprender... Y claro tu vecina del segundo se queda admirada del resultado de tu colada y corre escaleras arriba a decírselo a la del tercero, porque entre mujeres ya se sabe se cuenta todo, y en seguidita a la del tercero la tienes abajo a que se lo enseñes también, y nada más verla sube a decírselo a la del cuarto, que también se baja rauda y veloz, y la del cuarto sube a decírselo a la del quinto, que también, y la del quinto a la del sexto, el séptimo, el octavo... Así hasta que toda la escalera ha pasado por tu casa como una procesión de Semana Santa, y nada mas adecuado, que si te plantan así te sientes, como en Semana Santa, como una plañidera más, que lo que tienes es un duelo encima que no hay manera de quitártelo...

Pero a lo que íbamos... ¿Y que pasa con tus vecinas cuando han visto tu ropa planchada? Que todas quieren tener las sabanas y las camisas de su marido así de lisitas como ahora tú tienes las tuyas. Pero... como ellas están felizmente casadas o arrejuntadas o como estén, pues por más que quieren tener ese tipo de lágrimas, no las salen. Porque estas cosas o te salen del corazón querida Elena o no te salen. Que las lágrimas de cocodrilo son baratas, pero las de desamor te salen carísimas... Total que como no las tienen pues ¿qué pueden hacer? contratarte por horas para que subas y les hagas la plancha. ¡Y anda que no te has quedado tú con cosas dentro de tu alma que echar fuera...!, ¡anda que no tienes tú cosas que echarle en cara al termostato...!, ¡anda que no coges tú soltura apretando y apretando el botón del vapor y dándole a la plancha...! Vamos que en dos meses y casa por casa te haces de oro. De oro, Elena, te lo digo yo. Te lo dice una servidora despechada pero con el bolsillo lleno.

Y eso no es lo mejor... Porque con tanto llorar y llorar gordas lágrimas de desamor, que con las otras no es lo mismo, de tanto llorarlas gordas y bien gordas, entonces tu cuerpo pierde más líquidos... Con tanto llorar y perder líquidos, con tanto trabajar planchando y tanto subir escaleras y tanto bajarlas, unido a las poquitas ganas que te quedan de comer con el disgusto y lo mal que duermes dándole vueltas, pues te vas quedando escurridita, escurridita, hasta quedarte con un tipín de escándalo Elena, de escándalo créeme que se te queda el tipo si te plantan.

Y te habrán plantado como a una lechuga pero ¡hay que ver! lo bien que te quedan ahora todos esos modelitos que te has comprado con el dinerito que te has ganado llorando... ¡Lo mona y lo moderna que te ves en el espejo! y ¡la de pretendientes que te van a salir a partir de ahora...!

Mi querida Elena Francis, desde que mi Pedro me dejó, no sabes qué bien, qué requetebién se me queda la ropa cuando plancho, y no sabes qué bien, lo requetebién que se me ha quedado la vida entera.

©Rocío Díaz Gómez





miércoles, 7 de marzo de 2012

Javier Díaz Gil, recita estar tarde en Granada ¿Te lo vas a perder?



AL ESCONDITE


"Ronda, ronda... "
Te escondías
para que no te encontraran.

Detrás de una columna
con los ojos cerrados,
sin hacer ruido.

Escuchabas contar hasta diez,
hasta veinte...
-muy deprisa, gritando-
hasta cien...

"quien no se haya escondido
que se esconda..."

Tienes la boca apretada y tiemblas.

Tiemblas.
Y ya no eres un niño.

"...que ya voy."


© Javier Díaz Gil
27 de febrero de 2012

 
 
¿A que apetece pasar la tarde noche en Granada? Pasear por allí viendo la Alhambra iluminada, tomarte algo fuera, que seguro que hace buen tiempo... Y si además te digo que la visita incluye un recital poético ¿Cómo se te queda el cuerpo?
 
Apetece ¿verdad? Mira que no es un recital cualquiera... Que es entretenido, ameno, de poesía cotidiana, cercana, sentimental...
 
Ainnsssss...
 
Pues nada ya sabes lo tienes que hacer, si sales ahora en el coche, justo ahora te da tiempo porque el poeta en cuestión debe andar recogiendo para ponerse en camino...
 
¡¡¡Venga, no te lo pienses, regalaté una tarde noche en Granada con velada poética incluida!!!
 
Ay quién pudiera...
 
 
 
ENCUENTROS LITERARIOS

DEL CENTRO ARTÍSTICO LITERARIO Y CIENTÍFICO DE GRANADA

Calle Almona del Campillo 2-2º

Será el miércoles 7 de marzo de 2012
 las 20.00H

Lectura del poeta

JAVIER DÍAZ GIL

(lectura de obra publicada e inédita)


Coordinan y presentan:
JUAN PEREGRINA MARTÍN
FERNANDO SORIANO BENSUSAN





¡¡Que sí, que hoy, hoy mismo, en Granada y a las 20 horas!!

Venga espabila...


martes, 6 de marzo de 2012

La casa de Blas de Otero en Bilbao. Iñaki Túrnez amable reportero de este blog




 Hoy os quería dejar con otra casa de escritores para nuestra colección. Ya sabéis que si pinchais (a la derecha del blog) en la pestaña "Las casas de escritores" podéis acceder rápidamente a todas las entradas de este blog que he dedicado a este tema. Ya tenemos unas cuántas casas aquí registradas...

Pues bien, hoy os quiero dejar con la información sobre la casa del poeta Blas de Otero, en Bilbao.

Como no he viajado ultimamente al norte, el mérito no es mío, sino de un escritor amigo Iñaki Túrnez, a quién ya os presenté en otra ocasión:
http://www.rociodiazgomez.blogspot.com/2012/01/inaki-turnez-escritor-y-la-casa-de.html

De nuevo Iñaki ha sido tan amable de visitar otra casa de escritor de su ciudad para dejarnos constancia de sus coordenadas. Así que cómo yo solamente he sido la afortunada destinataria de su regalo mejor os dejo con sus palabras y sus fotos.

Mil gracias Iñaki.


"Ayer, mientras me documentaba para un relato que estoy escribiendo y que se ambienta en Bilbao (estoy muy ilusionado con este relato, creo que es mi mejor trabajo), me encontré de repente con una información sobre las casas donde han nacido ilustres bilbaínos. Enseguida me acordé de ti. Apunté las direcciones de las casas de nacimiento de los poetas Blas de Otero y Gabriel Aresti. Me pillan relativamente cerca del itinerario que hago por las mañanas para ir a trabajar, así que esta mañana me he desviado un poco y he pasado por la calle Hurtado de Amézaga, donde nació Blas de Otero en 1.916.
Es el número 28 de la calle Hurtado de Amézaga, muy cerca del centro financiero de la ciudad.






Como la otra vez, he procurado sacar una foto de la fachada, otra con el cartelito que hay junto a la puerta, y otra más general del inmueble y la calle donde se ubica. Amanecía un precioso día soleado en Bilbao, y todavía estaba encendido el alumbrado público. La casa donde nació Blas de Otero es la primera que se ve a la izquierda en la vista general, la que está iluminada con la luz del la farola. Me he puesto en mitad de la carretera para sacar las fotos y casi me atropella un coche (peligros de la profesión periodística, menos mal que el sueldo me compensa).




Y ya puestos, en una calle cercana inauguraron en 2.005 un monumento con la escultura del poeta (obra de un escultor madrileño, Francisco López), así que también he pasado por ahí y he tomado una foto. No se aprecia muy bien, pero en la escultura se representa al poeta sosteniendo un libro donde se lee "Pido la paz y la palabra". Bonitas palabras ¿verdad?"

Iñaki Túrnez


Muy bonitas Iñaki.

Qué suerte tengo ¿verdad? Qué suerte tengo yo, y qué suerte tiene mi blog de poder contar con este reportero en el norte de la península. 

Mil gracias otra vez.

¡¡Señores y señoras un aplauso para Iñaki Túrnez !!

lunes, 5 de marzo de 2012

Espectros de Manuel Vicent




...Cuando llegué a la Residencia corrían leyendas. Esa misma habitación la habían ocupado alternativamente García Lorca con Dalí y luego Dalí con Buñuel. Se decía, por ejemplo, que cuando Dalí y Lorca vivían juntos se peleaban todos los días y pasaban tiempo sin dirigirse la palabra, hasta el punto de llenar de arena el cuarto y hacer caminitos individuales desde la puerta a la cama y desde la cama al lavabo. Ponían macetas en los bordes para caminar sin rozarse. Por la Residencia venían mucho Unamuno, Antonio Machado y Ortega con la condesa de Yebes. Un día incluso vino el Rey. El conserje gritó: “¡Que viene el Rey!”. Y Buñuel, que se estaba afeitando en la habitación, salió al patio en pelotas con la cara enjabonada, y se puso un sombrero para poder saludar.
...
Gatos en la Residencia.
Espectros
Manuel Vicent





Tengo atraso en las reseñas de libros que he leído ultimamente. No quiero dejar pasar más días porque estoy a punto de terminar el que estoy leyendo en este momento y se nos va a acumular la tarea.

He pensado que a modo de breve anotación os copio un fragmento de "Espectros" de Manuel Vicent. Un libro que nació de la recopilación de artículos publicados por este autor entre la década de los 80 y finales de los 90.

No es que sea el libro suyo que más me ha gustado, la verdad. Otros me han entusiasmado más. Aunque nunca decepciona leer la prosa de Vicent, solo por eso ya merece la pena.

En su favor tengo que decir que, en este caso, trata temas muy variados y originales: la seguridad de la cámara del "tesoro" del Banco de España, el virus del sida, la orquesta del Titanic, los sotanos de Bérlin... Si tengo que escoger entre todos los artículos aquí recopilados, me quedo con 23F Huyeron los pájaros, con La huerta de las Descalzas Reales, con el del garrote vil y sobre todo con éste del que os he copiado el fragmento: "Gatos en la Residencia" sobre la Residencia de Estudiantes, que me gustó mucho.


viernes, 2 de marzo de 2012

"Mientras suenen los Platters" de Alberto Ramos



Hoy he estado en el estreno de "Mientras suenen los Platters" de Alberto Ramos. Ha sido volver a encontrarme con esa obra, que su autor me dejó leer un día lejano...

Un autor (ganador de importantes premios literarios y algunos más como dramaturgo) con quién tuve la suerte de compartir taller de creación literaria. Y quién, como compañero, me enseñó mucho a la hora de escribir. Me corrigió, me regaló personajes, títulos y finales para mis propios relatos siempre con acierto. Y desde luego con humor, con mucho humor.

 Dice Alberto Ramos de su obra "Mientras suenen los Platters": 
"No es fácil escribir una nota sobre una obra sin desvelar su secreto. Por eso he pensado que mejor que contar nada sería quedarse con la frase que dice una de las protagonistas y que resume a la perfección el sentido de Mientras suenen los Platters: "Cuando no se puede vivir la vida que se desea, se inventa"..."

Representada por el Grupo de teatro del Club Iberia (grupo que se fundó en el año 86 y que se renueva constantemente tanto en la dirección como en el escenario) en el Centro Cultural Nicolas Salmerón de aquí de Madrid, el salón de actos estaba lleno.




En esta ocasión la obra la había escrito Alberto Ramos y también dirigía su puesta en escena. Una obra que habla de la vida y de los sueños. Una obra que habla de amor. Una obra que se va dando la vuelta y dando la vuelta, hasta que vuelven a sonar Los Platters... Lo he pasado muy bien. El trabajo de la actriz que encarnaba a Julia, María José Pintado, me ha gustado mucho. Tengo que decirlo. Y la obra... la obra como diría su autor "es una delicia".

Mañana, 3 de marzo, repiten en el Nicolás Salmerón, pero va a seguir representándose por otros Centros Culturales de Madrid. Si tenéis ocasión de ir, disfrutadla.


Caperucita y el lobo





Porque es viernes, porque va de cuentos, una chorrada.


Ha salido la sentencia del caso de Caperucita y el Lobo.

 
Visto y considerando los acontecimientos por todos conocidos :

1) Que Caperucita no desconocía que podía encontrarse con el Lobo.

2) Que tampoco era ajena al hambre del Lobo, ni a los peligros del bosque.

3) Que si le hubiera ofrecido la cesta de la merienda para que el Lobo calmara su hambre, no habrían ocurrido los sucesos referidos.

4) Que el Lobo no ataca a Caperucita de inmediato, y hay evidencias claras que primero conversa con ella.

5) Que es Caperucita quien voluntariamente le da pistas al Lobo y le señala el camino de la casa de la abuelita.

6) Que la anciana no es imputable ya que confunde a su nieta con el Lobo.

7) Que cuando Caperucita llega y el Lobo está en la cama con la ropa de la abuela, Caperucita no se alarma.

8) Que el hecho de que Caperucita confunda al Lobo con la abuelita demuestra lo poco que iba a visitarla, hecho que se tipificaría como abandono de persona anciana por parte de la joven Caperucita.

9) Que el Lobo, con respuestas simples y directas, quiere desesperadamente alertar a Caperucita sobre su posible conducta final.

10) Que cuando el Lobo, que ya no sabe qué más puede hacer para alertarla, va y se come a Caperucita, es porque ya no le quedaba otra solución.

11) Que es altamente posible que antes Caperucita hiciera el amor con el Lobo e incluso lo disfrutara.

12) Que la versión de que Caperucita, cuando oye la pregunta del Lobo:**Adónde vas?* Responde: *A bañarme desnuda en el río..*, cobra cada día más fuerza.

13) Que se desprende del punto anterior que es Caperucita la que provoca los más bajos instintos brutales y depredadores, en la pobre fiera.

14) Que el Lobo ataca, pero tal hecho corresponde a su propia naturaleza y a su instinto natural y animal, exacerbados por la conducta de la susodicha Caperucita.

15) Que merece un párrafo aparte la madre de Caperucita, quien exhibe culpabilidad por no acompañar a su hija conociendo los peligros del bosque.

Por todo lo antes dicho, se absuelve al Señor Lobo y se dispone además:

1.- Apercibir a la familia de Caperucita, imponiendo a la abuela que se presente en el hospital que se designe, para su observación gerontológica.

2.- A la madre, apercibirla para que cumpla correctamente con sus deberes de madre.

3.- A Caperucita:

* Trabajo comunitario en el zoológico local para conocer plenamente la naturaleza y el instinto animal.

* Indemnizará al Sr.Lobo a razón de 100 EURdiarios y habrá de prepararle todas las tardes la merienda durante un año.

* A pagar las costas del proceso.


Aclarar asimismo en el presente fallo que este proceso no afecta el buen nombre y honor del señor Lobo.

Publíquese, archívese, y téngase por firme el presente fallo.



(De los correos de internet)