miércoles, 13 de enero de 2021

La Mejor Música de Cine en Concierto. Auditorio Nacional de Madrid

 


13 de enero de 2021

Tercer día después del paso de Filomena

Querido blog,

Espero que a la llegada de estas cuatro letras estés bien. Yo te pienso bien, en el mundo de los blogs no hay pandemias ni nevadas ni esos hechos históricos que tampoco pasaba nada si a este, nuestro mundo real, no nos afectaran. Pero, sí que lo hacen, por eso quizá, solo quizá, te haya tenido un poco aparcadito. No, por favor, no hagas esos mohínes de blog, que te veo por el rabillo del ojo, no te pongas así de mimoso que solo ha sido un poco. 

Ponte en mi lugar, entre el teletrabajo y la nieve, la cabeza no da para mucho más.

Pero el año no había empezado tan mal ¿sabes? De hecho hasta, recién comenzado, había ido un concierto. ¿Tú sabes cuánto hacía que no iba a uno? Pues fui al Auditorio Nacional de Música de Madrid, sí ese lugar mágico, al que voy mucho menos de lo que debería. Pero fui, para comenzar bien el año, fui muy bien acompañada a ver un concierto de la...

Ta,ta, ta, chan!!

Fundación Qualitas. Film Symphony Orchestra. La Mejor Música de Cine en Concierto

Así leído suena bien ¿verdad? Pues si hubieras estado ahí, si hubieras estado como yo estuve, en esas butacas de los Bancos del Coro, a dos pasos de la orquesta, te habría sonado infinítamente mejor.

 Como verás por el título era de Bandas Sonoras, de Música de Cine. Aladdin, Piratas del Caribe, Améli, Inteligencia Artifical, El bueno, feo y el malo, Regreso al Futuro... Te habría encantado. 

El director de la orquesta, que he leído que se llamaba Constantino Martínez-Orts, iba explicando entre fragmento y fragmento musical, la historia de la banda sonora y de la película, y completamente entregado a la música, con todo su cuerpo, batuta en ristre, era muy ameno haciéndolo. ¡Hasta nos regaló un mini concurso de películas de siempre a cien por hora! Qué emoción todos a la vez intentando descubrir con los primeros sonidos a qué película correspondía: ¡¿Memorias de Africa?! ¿La Misión?...

Fue un concierto muy entretenido, complementado con efectos especiales, que nos arrastraba con esas melodías que conocíamos tan bien. Nos entusiasmó a todos cuántos fuimos. Fue todo un espectáculo.

Y todos con sus mascarillas, claro, y cada dos butacas ocupadas, escrupulosamente cada dos ocupadas, una libre.  

Mereció muchísimo la pena. Qué buena forma de empezar con la cultura en el nuevo año.

Te voy a dejar que escuches unos fragmentos pequeños, no te gustan a ti los vídeos más largos, ya lo sé, pero unos cortitos que para que te hagas una idea, querido blog, te van a servir y mucho. 

Y me despido.

¡Aunque tenga que teletrabajar, quitar nieve, o lo que sea, a Dios pongo por testigo de que jamás volveré a tenerte aparcado!

Ya, no me va mucho el papel de Scarlet O´Hara ¿verdad? Me lo temía... 

Cuídate blog, en nada vuelvo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me enriquecen, anímate y déjame uno