Mostrando entradas con la etiqueta Museos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Museos. Mostrar todas las entradas

viernes, 23 de septiembre de 2016

Man en Camelle. Museo y Casa


 Hace muchos años, la primera vez que viajé a la Costa de la Muerte, y conocí Camelle, también conocí a Man. 

Man en realidad se llamaba Manfred Gnädinger, y era un artista alemán que se había afincado cerca de la playa. Allí se había hecho una casa y allí, vestido únicamente con un taparrabos, se dedicaba a hacer unas curiosas construcciones alrededor de la casa en la que vivía. Teníais que haberlo visto, alto, delgado, muy delgado, con el pelo y la barba larga, y su escasa indumentaria moviéndose por su Museo al Aire libre...

Parece ser que había llegado allí en los años sesenta, en 1962 más concretamente, y desde entonces, al principio con oposición de los vecinos que no entendían por qué tenía que establecerse ese peculiar hombrecillo en su pueblo alterándoles... se había quedado. Dicen que al principio era mucho más corpulento, e iba bien vestido. También dicen que fue debido a un fracaso sentimental con una maestra del lugar por lo que terminó aislado en ese terrenito en la costa, que había comprado, y donde hizo su peculiar comunión con el mar y con la naturaleza.

Sí, Man, el amante del medio ambiente, había llegado para quedarse e inventar su peculiar edén con sus obras de arte hechas de piedras, botellas, conchas... Cincelaba las rocas con figuras geométricas, utilizaba las pinturas, las fotografías... y su ingenio.

Si tú le visitabas, costaba un euro entrar, y otro si querías hacer fotos, te dejaba una libretita para que le hicieras un dibujo. He leído que decía que “en cada papel está el alma de cada uno y mi objetivo es hacer un gran rascacielos con todas ellas”. Fuimos tres amigas, y la verdad es que yo no entré, pero una de mis amigas sí que le dejó su dibujito. 

Cuando la desgracia del naufragio del Prestige, gran parte de su obra al aire libre quedó teñida de negro, Man se deprimió por el desastre del Medio Ambiente y finalmente murió en 2002. Dicen que de pena.

Yo decir que esto no deber limpiarse nunca. Ser episodio de la historia. Quedar así debe, para todos recordar quién es hombre” “Dolor mucho dolor, porque el hombre no querer a hombre, ni querer a mar, ni querer peces, ni querer a playas”. 


Este verano he vuelto a Camelle, y por supuesto he vuelto a visitar a Man. Después de tantos años me ha gustado mucho hacerlo. Ahora sus vecinos le guardan memoria con un Museo a donde trasladaron todo lo que pudieron salvar de su casa. 

En él se puede ver gran parte de su obra. Muchos de los autorretratos que se hizo están allí, podéis verlo en las fotos.




También se pueden admirar las figuras que hacía con los botes de plástico, con las conchas, con los huesos de los animales, artilugios de pesca, con los distintos elementos que recogía de aquí y de allá, y con los que trabajaba.


Por supuesto están todas sus libretitas. Montones y montones de ellas. Se consideran ahora cuadernos de artista.





Junto a todo ello también estaban sus libros, libros de arte y de otras disciplinas.





Si seguís caminando hacia el mar llegareis a lo que queda de la casa de Man. En el Museo nos dijeron que claro, tan cerca del mar, con el clima que tienen tan extremo, esos vientos, esas olas, pues al ir pasando los años se va erosionando todo, y se va deteriorando. 

Pero aún quedan algunas de sus esculturas de roca en pie, quedan también sus figuras geométricas, la mayoría con forma de círculo que tanto le gustaban. 

Si vais a Camelle no dejéis de visitar a Man.




He encontrado este vídeo, por si os apetece saber más sobre Man y sus circunstancias, está muy bien.


https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=a39fdhGJrsg




lunes, 25 de abril de 2016

Museo al aire libre "Platero EScultura" en Moguer (Huelva)

Se titula "Asnografía" de Victor Pulido, basado en el capítulo LV. Cómo veis está hueco pero tiene escritos muchos nombres de pila



Hoy os traigo un original museo con base literaria. 

Está en Moguer, en Huelva, y se trata del Museo al aire libre "Platero EScultura", me gusta ese juego con el "ES": Platero es.

Son unas esculturas que aluden a algunos capítulos de la obra. Y cómo no podía ser de otra forma están diseminadas por Moguer, en Huelva, el lugar donde nació el autor de Platero y yo: Juan Ramón Jiménez. Ha sido un proyecto liderado por el Ayuntamiento de la localidad con motivo de la celebración del centenario de la publicación de "Platero y yo" en el año 2014. Se publicó en 1914 en una colección infantil, aunque el escritor ya dijo que en principio no era para niños,

Prologuillo
Suele creerse que yo escribí "Platero y yo" para los niños, que es un libro para niños.
No. En 1913, "La Lectura", que sabía que yo estaba con ese libro, me pidió que adelantase un conjunto de sus páginas más idílicas para su "Biblioteca Juventud" Entonces, alterando la idea momentáneamente, escribí este prólogo:

  Advertencia a los Hombres que lean este libro para niños 

Este breve libro, en donde la alegría y la pena son gemelas, cual las orejas de Platero, está escrito para... ¡Qué sé yo para quién!..., para quien escribimos los poetas líricos... Ahora que va a los niños, no le quito ni le pongo una coma. ¡Qué bien!
"Dondequiera que haya niños- dice Novalis-, existe una edad de oro". Pues por esa edad de oro que es como una isla espiritual caída del cielo, anda el corazón del poeta, y se encuentra allí tan a su gusto, que su mejor deseo sería no tener que abandonarla nunca.
¡Isla de gracia, de frescura y de dicha, edad de oro de los niños; siempre te halle yo en mi vida, mar de duelo; y que tu brisa me dé su lira, alta y, a veces, sin sentido, igual que el trino de la alondra en el sol blanco del amanecer!
El Poeta
Madrid, 1914

Pero ahora estamos ya en 2016 y en Moguer. En su día no todas las esculturas se inauguraron a la vez, sino que fue algo paulatino. Pero lo bueno de ir pasado un tiempo es que hemos podido disfrutarlas todas a la vez.

Estuvo visitando Moguer en el fin de semana y la verdad es que merece mucho la pena.

Os dejo con este original museo.



"Asnografía"
 
En dicho capítulo, el LV, Juan Ramón reflexiona sobre la palabra 'Asnografía' y su definición en el diccionario cuestionando el por qué un animal como el asno no merece "una descripción seria" cuando es "tal intelectual, amigo del viejo y del niño, del arroyo y de la mariposa...".
Pulido ha logrado un espectacular efecto en tres dimensiones de la figura de un asno a partir de los sencillos trazos de letras, palabras y nombres que acaban componiendo la figura del personaje.




"El niño y el agua" delante de la Casa Natal de Juan Ramón Jiménez
Se trata de un trabajo en bronce realizado por el artista extremeño afincado en Málaga Francisco Martín Molina, que representa al niño protagonista del capítulo en el que Juan Ramón Jiménez describe el modo en el que un chiquillo del Moguer de la época queda absorto ante el agua que fluye de una fuente. La obra, además de sus valores artísticos, se ha diseñado también como una fuente pública de agua potable, lo que la dota sin duda de un valor añadido.
 




"La miga"

 "Si tú vinieras, Platero, con los demás niños, a la miga, aprenderías el a, b, c, y escribirías palotes" Inspirado en el capítulo VI de Platero y yo.
 
 "La miga" es la clase de los párvulos. Y esta obra de María José Díaz Olivares rinde homenaje a la figura del maestro, lo que justifica la ubicación de la escultura en la Plaza de la Soledad, junto a la entrada del antiguo colegio Pedro Alonso Niño, cuya entrada en funcionamiento a finales de los años 50 del pasado siglo, supuso el inicio de la educación moderna para los moguereños y moguereñas.




"Darbón"

Esta  pieza está dedicada a Darbón, el entrañable veterinario de Platero, un personaje histórico que desempeñó su labor en Moguer a finales del siglo XIX y principios del  XX, al que Juan Ramón eleva a la categoría de universal al dedicarle el capítulo XLI del libro, y al mencionarlo en otros. El escultor ha sido José Manuel Díaz Benítez, conocido en el mundo de la escultura como Chiqui Díaz.




"Platero" en la Plaza del Ayuntamiento de Moguer junto a la escultura de su creador al fondo.

Esta escultura de "Platero" del escultor sevillano Álvaro Flores fue la primera pieza que formó parte del museo al aire libre de Moguer (Huelva).



"Aguedilla"

He leído que Monika Rasco, la escultora onubense, ha querido simbolizar en la figura de Aguedilla el abrazo agradecido de un pueblo a su poeta. Este complejo escultórico, levantado precisamente en la calle Rábida, conocida antiguamente como calle del Sol, se ve enriquecido con un sendero de plantas y flores típicas de la zona que circundan la figura central, y que como el mismo personaje, están realizadas en hierro reciclado




"El tío de las Vistas" está situado en la Plaza del Marqués de Moguer


En ‘El Tío de las Vistas’, Juan Ramón Jiménez describe la llegada al pueblo de este personaje, tocando su tambor y portando su caja de imágenes en las que los niños y niñas del Moguer de entonces miraban ilusionados esas «vistas» de distintos lugares y personajes del mundo, que les permitían echar a volar su viva imaginación. El escultor es Martín Lagares y realiza un complejo escultórico en bronce a tamaño real, que representa al personaje del Tío de las Vistas con el tambor y la caja descritas por el poeta, y acompañado por las figuras de un niño y una niña que, a ambos lados del motivo central, parecen querer descubrir la magia que encierra el singular artefacto.





"Idilio de Abril"


El autor, Pedro Requejo Novoa, recrea el ‘Idilio de Abril’ de Juan Ramón dando forma a un simpático burrillo, algo mayor y más travieso que el protagonista del primer capítulo de la obra, que está acompañada por dos pequeños; una niña que, a lomos de Platero, abre sus brazos y su alma al fresco encanto de la lluviosa primavera, y un niño que parece realizar una amistosa confidencia al borrico, mientras éste mastica todavía ‘las flores a las que su bocota alcanza…’.






viernes, 18 de septiembre de 2015

Visita al Palacio Jauregia en Irurita (Valle del Baztan)




Quería recomendaros una visita guiada que hice el pasado julio en el Valle de Baztán. Se trata de una visita guiada teatralizada a un Palacio: el Palacio Jauregia, también conocido como Jauregizuria, en el centro de Irurita.

Es un Palacio de fines del siglo XIV o principios del XV hecho de piedra con una de las pocas torres de linaje que se conservan en el Valle.

La visita es muy interesante porque el propietario del palacio te va guiando con sus explicaciones por la historia del edificio y del valle. Para hacerlo se apoya en varias obritas de teatro que van representando dos actrices reflejando en la ficción una escena que podría haber existido perfectamente en ese ambiente y en la época que luego el propietario te va a contar. 

Está muy bien. Es muy entretenida la visita, muy agradable, incluso graciosa en algunos momentos gracias a la buena interpretación de las actrices. Me gustó mucho. Creo que es un acierto emplastar de forma tan armoniosa la historia y el teatro en ese marco de las estancias del Palacio para comprender la forma de vida del valle en las distintas épocas. 

Este Palacio siempre ha tenido ese nombre y desde el año 1437 que pertenecía al señor Pedro Periz ha continuado siendo de la misma familia.

Si vais por Navarra, por el Valle de Baztán, os recomiendo esta visita.








martes, 25 de agosto de 2015

Museo de las Brujas de Zugarramurdi



En Zugarramurdi está el Museo de las Brujas. Muy, muy interesante.

Este Museo, que está en una casona de piedra que fue hospital de la localidad, muestra las cuestiones relacionadas con el mundo de la brujería, los aquelarres, la inquisición... Y más concretamente con la sociedad navarra del siglo XVII que dió lugar a la mayor cacería de brujas de España.

Nada más entrar se puede ver el audiovisual "La caza de las brujas" sobre los procesos inquisidores de 1610. Aunque en el museo más tarde se podrán ver algún que otro audiovisual más muy interesantes.




 En la primera planta ya asistimos al nacimiento del mito con María Ximilegui, que aunque tras su llegada a Zugarramurdi participó en los aquelarres, más tarde se arrepintió y avisó de lo que cada noche allí ocurría. Así comenzó la mayor cacería de brujas de España.

Entre 1609 y 1614 fue el proceso. El trabajo de los inquisidores trasladados al lugar culminó en el Auto de Fe de Logroño de 1610 donde hubo 11 personas enviadas a la Hoguera y castigos a otras 42 personas. Pero a partir de aquí comenzó una histeria general que originó que otras inquisidores se fueran otra vez hasta allí y volvieran con 8.000 confesiones de brujeria y 5.000 nombres. A partir de aquí comenzó durante tres años el mayor proceso de brujería que se conoce en la historia. Y aquí te lo cuentan.








Ya en la segunda planta nos muestran los mitos, la sociedad matriarcal y la figura de la herbolera.

Todos esos mitos de la tradición vasco-navarra de los que habla la trilogía de "El guardian invisible" de Dolores Redondo te lo explican aquí con detalle: Mari, Basajaun...

Además hay muchos paneles que hablan de la sabiduría de las mujeres de antes. Ese vivir alrededor de la chimenea, el mundo doméstico, las labores y por supuesto ayudándose del poder de la naturaleza para los males o las enfermedades.









A mí me ha gustado mucho este Museo. Me ha parecido muy didáctico con tantos paneles alternándose con varios audiovisuales. Un Museo muy entretenido, ampliamente documentado y bien ambientado. Os lo recomiendo si pasais por esa zona.


jueves, 6 de agosto de 2015

"Casa de los Poetas" - Un Museo dedicado a la poesía en Soria



Acostumbrada a los Museos de Madrid, da gusto cuando llegas a una ciudad más pequeña y para poder visitar un Museo no tienes más que pedir la llave y te dejan que lo visites el tiempo que quieras tú sola, con la única condición de cerciorarte de cerrar después y devolver la llave. Eso es lo que me ha ocurrido la semana pasada en "La Casa de los Poetas" de Soria.

Este lugar es un homenaje a los poetas que durante un tiempo han vivido en la ciudad y provincia: Becquer, Antonio Machado, Gerardo Diego entre los más importantes.

Está ubicado en la tercera planta del Casino Círculo Amistad de Numancia, un edificio noble en todo el centro de la ciudad que por si solo ya supone un lugar obligado de visita por su carácter cultural, su historia y su arquitectura. Le dedicaremos una entrada en el blog a este lugar para que podáis haceros una idea de cómo es.

Pues bien en ese edificio y cómo os decía en la tercera planta hay un pequeño Museo sobre la poesía de estos tres importantes poetas que hemos señalado principalmente, aunque también hay un recordatorio de otros que también han estado por allí. Allí encontraremos todo tipo de referencias a estas figuras de la poesía, carteles, audiovisuales, objetos que han sido de sus protagonistas, rincones especialmente dedicados a su vida, grabaciones, fotos, libros...





 Éstas tres fotos que viene a continuación pertenecen a la escalera de acceso al Museo. También existe un ascensor, pero si subes andando puedes apreciar ya estos papeles dedicados con detenimiento a Machado.












Cómo os contaba nos encontramos nada más entrar con un audiovisual que recuerda a las leyendas de Becquer. 



 
Sigues el itinerario y te vas encontrando con objetos que pertenecieron a la casa de Antonio Machado y Leonor. Al poeta le puedes escuchar recitando en un gramófono de la época. También cómo podéis apreciar en la foto de debajo hay un recuerdo a su faceta de profesor. Un rincón muy agradable con su pupitre, su pizarra y el globo terraqueo que parece ser que tenía encima de la mesa... Él estuvo enseñando en el Instituto de Soria dónde se puede visitar su Áula.






En el apartado dedicado a Gerardo Diego podemos contemplar el piano del Casino Amistad Numancia que utilizaba el poeta en sus años en el Casino. Y en un viejo teléfono de la época, de principios de siglo, también podemos escuchar su voz recitando distintos poemas de cuando la conferencia del escritor en la Casa de la Cultura de Soria en 1974.


Para finalizar la visita te dan la posibilidad de que puedas escribir tus propios versos o lo que quieras en las hojas de "un olmo", rememorando al de Machado, diferente. Y puedes ver un audiovisual de Soria.

Ah y también, por supuesto, hay un reflejo de otras personalidades de las letras que también han dejado su testimonio en Soria. Las palabras de Miguel de Unamuno, que en 1907 cantó a la "sierra de Castilla", Dionisio Ridruejo, Lorenzo Soler, Mariano Granados, que fundó algunos periódicos sorianos, o Julio Llamazares.



Lo cierto es que me gustó este Museo. Se puede visitar en un ratito porque es pequeño, pero también es tranquilo y acogedor. Está iluminado tenumente, es entretenido y curioso.

lunes, 3 de agosto de 2015

"Chema Madoz 2008-2014: Las reglas del juego" Exposición en laSala Alcalá 31



La segunda exposición de PHotoEspaña que no podía ni quería perderme era la de Chema Madoz en la Sala Alcalá 31:
Chema Madoz 2008-2014 Las reglas del juego

Procuro no perderme ninguna exposición de él. La última fue en la Galería Elvira González de Madrid y la anterior en la Moriarty, también de Madrid. Hay de cada una de ellas reseña en las entradas de este blog.


Por supuesto en este caso había algunas fotografías que ya he visto anteriormente, pero da gusto volverlas a ver. Y de todos modos al ser una retrospectiva de los últimos seis años es una muestra más grande: La colección son 124 fotografías en blanco y negro.



Están ordenadas por series y tamaños.

Me gusta mucho su modo de ver el mundo. Nunca titula sus fotos, y hay veces que me gustaría saber cómo la hubiera titulado esa imagen en cuestión, aunque supongo que precisamente hubiera hecho eso: no titularla.



Es tan curioso cómo combina objetos tan cotidianos creando otro... Objetos como los relojes, los cubiertos, los libros, las cuchillas, las partituras, las palabras, los abrelatas...  Objetos que de tan cotidianos son universales. Para después abrirnos a una nueva realidad que se descubre contemplando esa unión que él te ofrece. Los libera de su significado y nos regala otro. Me gustan especialmente los que forma a partir de libros y escrituras, porque crea imágenes absolutamente poéticas. 

Chema Madoz persigue la sencillez, la simplificación, elevando a los objetos por encima de su utilidad.

Hasta el 2 de agosto de 2015 podéis ver esta exposición, yo os la recomiendo, no os la perdais.