Un blog de literatura y de Madrid, de exposiciones y lugares especiales, de librerias, libros y let

miércoles, 20 de abril de 2011

Frases hechas de Semana Santa




Mañana comienzan en algunas provincias, como en Madrid, las vacaciones de Semana Santa. El pasado domingo fue el domingo de Ramos, uno de esos días que yo recuerdo siempre de mi infancia como un día festivo con mucha gente en la calle y los balcones decorados de palmas. Mi madre siempre me compraba alguna prenda para estrenar ese día, y una de esas palmas típicas bien bonitas para que la llevara ese día a misa... En fin, qué recuerdos.



Pero bueno yo no quería contaros eso, sino que quería recordar con vosotros algunas de esas frases hechas que utilizamos a menudo y que tienen su origen en estos días.



La procesión va por dentro:


Expresión que se aplica cuando una persona parece estar aparentemente tranquila, aún cuando sabemos que íntimamente está pasando por un momento delicado. Por fuera es una persona medida, serena, e incluso puede parecer divertida, pero por dentro está seria -como se marcha en las procesiones- porque sufre.

Os copio aquí el único origen de la expresión que he encontrado:
 
¿Por qué decimos que LA PROCESIÓN VA POR DENTRO para significar que alguien no exterioriza el pesar o la pena que siente en su interior?
 
La expresión hace referencia a la antigua costumbre de realizar las procesiones religiosas en el claustro del templo o bajo cubierto los días de lluvia.
Los oficios no dejaban de realizarse, aunque se hacían de manera menos vistosa, sin la pompa habitual de las procesiones públicas.
Aunque los cofrades mostraban la alegría propia de la celebración, en su fuero interno se sentían contrariados, pero no dejaban que esa tristeza se reflejara en su cara.





De Pascuas a Ramos:

De tarde en tarde. Cada mucho tiempo. 


Pascuas hace referencia a la Pascua  florida o de Resurrección; Ramos, al domingo de Ramos, final y comienzo respectivamente de la Semana Santa. Por tanto, entre la Pascua y el domingo de Ramos pasa exactamente un año, menos una semana.




Y por último una expresión que a mi me gusta mucho:



Dar la matraca



Dar la matraca es burlarse con pesadez de alguno, molestar, agobiar, insistir con impertinencia en algo que enfada a otro.


La matraca era y es un instrumento de madera construido con una o dos mazas que forman una especie de aspas de tablas en la que cuelgan mazos que al girar producían un ruido muy molesto. Se utilizaba en algunos conventos para llamar a maitines y todavía se utilizan en semana santa para anunciar los actos religiosos los jueves y viernes santos porque no se pueden utilizar las campanas de la Iglesia por haber muerto Cristo.


Abecedario de dichos y frases hechas de Guillermo Suazo Pascual.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Rocio, me encanta cuanto me gusta, lo que has puesto, sobre las frases de Semana Santa.
Un abrazo, Feli

Rocío Díaz Gómez dijo...

Muchas gracias Feli, me alegro de que te guste, es que estas cosillas del lenguaje son mi debilidad. Un beso, Rocío

maria jose benitez dijo...

Rocio cada vez que abro tu blog me encuentro con un montón de cosas, que si exposiciones o el poemario de la calle Libertad en fin cosas y reseñas bonitas, me encantaron las frases que pones como ya sabidas, enhorabuena cariño, sigue así que me alegras cada vez que te leo