Mostrando entradas con la etiqueta Segovia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Segovia. Mostrar todas las entradas

jueves, 15 de diciembre de 2016

Revoltijo literario: Casas de Escritores, poemas, sentencias entre El Algarve, Lisboa, Madrid y Segovia

Vila Real de San Antonio en el Algarve en Portugal
Hoy vamos a hacer una entrada literaria para el blog a modo de cajón de sastre. 

Me apetece que sea variada en esta día gris, al menos en Madrid.

La foto que encabeza la entrada está tomada en el Algarve, en Vila Real de San Antonio. Me gustó mucho la sentencia o el aforismo que habían escrito.

De la Casa de Pessoa, en Lisboa

Del Algarve saltamos hasta Lisboa y nos quedamos con una fotografía de Fernando Pessoa fotografiado por su amigo Manuel Martins en septiembre de 1929. Está bien lo de "Fernando Pessoa, en fragrante delito"...

La fotografía está tomada de la Casa del escritor en Lisboa.



Ahora saltamos de Lisboa a Madrid. Y también sacamos de este cajón de sastre un recuerdo para el dramaturgo Antonio Buero Vallejo, porque este año estamos celebrando el centenario de su nacimiento. 

Estas fotografías son de la calle General Díaz Porlier, donde está la casa donde vivió y murió el escritor, en Madrid. 





Y de Madrid, nos vamos hasta Segovia, y rescatamos de sus paredes un letrero antiguo, muy antiguo, de esos que da gusto encontrar.

"No se permite dejar carruajes en esta plazuela bajo la multa de 5 pesetas"

Está chulo ¿verdad?


En Segovia en pleno centro de la ciudad

Todas las fotos las he ido haciendo yo en este año 2016.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Casa Museo Antonio Machado en Segovia



Como continuación a la entrada que hemos hecho hace nada sobre una ruta literaria por la ciudad de Segovia, nos quedaba comentar con más detenimiento la Casa Museo de Antonio Machado en esta ciudad.

El poeta llega a Segovia procedente de Baeza, su anterior destino. El archivero de Hacienda le busca una pensión que fuera modesta porque el poeta no nadaba en la abundancia. Y así la encontró. Nos referimos a la pensión regentada por doña Luisa Torrego en la calle de los Desamparados -hoy única ‘Casa Museo’ dedicado al poeta-. Más tarde la compraría la Academia de Historia y Arte de San Quirce, que la ha mantenido para que pueda ser visitada por el público.

A mí me ha gustado. Es pequeñita, pero estámuy bien para recrearse en la figura de este poeta.

Solo cuesta 2,5 euros, y te incluye una audioguía con muchísima información sobre el poeta, y su tiempo. 




 Nada más entrar, subimos las escaleras y nos encontramos con un pasillo largo, techos bajitos, y este cuadro con fotografías de doña Luisa, la señora de la pensión. Es gracioso porque en la audioguía te dicen que es "una señora muy limpia". Qué expresión... 

En la foto vemos la cama y la mesita que luego veremos en la habitación de Machado. La mujer vivió muchos años.


A continuación vemos la cocina, muy bien equipada con todos los utensilios de entonces, no le falta ningún detalle. Se conserva la pared encalada, el suelo de losas, y la cocina de carbón.




Sabemos que Machado pide destino en Segovia por su cercanía a la capital. Todas las semanas se acerca a la estación de ferrocarril para tomar el tren que le llevará a Madrid, donde cada fin de semana se empapa del movimiento artístico y literario del momento.

Lo siguiente que vemos es el comedor. Al que se accede después de subir unos escalones. Ahora recuerdo que decía la audioguía que la escalera le traía a mal traer al poeta. Como tenía los pies grandes y planos y los escalones eran estrechos no se hacía con ellos...

Lindando con el comedor está una habitacioncita donde se da homenaje a la Universidad Popular Segoviana, a cuya iniciativa ayuda Machado al poco de llegar. En ella se impartían cursillos gratuitos y nocturnos para todo el mundo. 





 También hay un recuerdo para la Biblioteca Circulante, que formaron los miembros de la Universidad con la aportación cada uno de un número de libros. He leído que Machado contribuyó con 50 libros a esta causa. 

También está en la casa la biblioteca Machadiana, entre el comedor y la habitación.






Es reseñable la habitación del poeta. Conserva los mismos muebles que tenía. Con su mesa camilla y su peculiar brasero. Los libros apilados encima de la mesilla, la llave antigua de la luz... 

El cronista y compañero del poeta M Grau, decía que como la habitación estaba orientada al norte, era tan fría que Machado, irónicamente por supuesto, comentaba que tenía que abrir el balcón para que se caldeara un poco... Vamos que debía ser una nevera.

Y la señora de la pensión, doña Luisa, se enfadaba porque todas las mañanas se encontraba su papelera llenita de papeles, los borradores que había tirado por la noche, cuando se quedaba escribiendo...






 Os quería dejar también con el detalle de la última carta escrita por Machado a su amigo José Bergamín. Está fechada el 9 de febrero de 1939, en el mismo mes de su muerte.



 A mí me gustó mucho esta casa museo de Machado en Segovia. En ella permaneció el poeta hasta 1932 cuando se marchó a Madrid porque había conseguido una cátedra de francés en el Instituto Calderón de la Barca de Madrid. Así que estuvo allí desde 1919 hasta 1932.

La casa, aunque pequeña, es más grande de lo que yo pensaba, tiene varias estancias que ver y desde luego puesta con mucho detalle. Los muebles, los retratos del poeta por todas partes, las fotos de diversos momentos de su vida, y desde luego con su esposa la jóven Leonor, y su otro amor Guiomar o Pilar de Avellaneda, entre otros. Muchos libros, diversos objetos más o menos privados, como la carta. Recortes de periódicos... Pero desde luego te haces una idea de lo modestamente que vivía en esa casa el poeta.

Como os decía la audioguía está fenomenal, ¡no veáis si os cuenta cosas! Me pareció de lo más entretenida.

 En el jardín una copia del busto que le hiciera Emiliano Barral en 1920.

Yo creo que si os gustan estos temas, no os defraudará la visita.

Dirección:

C/ de los Desamparados, 5
40003, Segovia, Segovia, España
Teléfono: 921 46 03 77

lunes, 28 de noviembre de 2016

Ruta Literaria por la Ciudad de Segovia

Casa de Antonio Machado en Segovia


Hoy nos vamos a ir a Segovia con nuestras cuestiones literarias.

¡Qué bonita es Segovia en noviembre! Y si además esperas empaparte y congelarte, y resulta que tienes la gran suerte de que no te llueva cuando está diluviando en media España y tampoco hace demasiado frío, pues mucho mejor.

Os voy a dejar algunas estampas, rincones donde podemos encontrar la huella de algunos de nuestros escritores que uno va encontrando a su paso por la ciudad. Escritores de distintas épocas y de distinto género de literatura, hacen a Segoria muy rica en alusiones literarias.

Vamos a hacer una pequeña ruta por la ciudad, paseando desde el Acueducto hasta el Alcazar deteniéndonos en varios puntos.

En la foto superior, la que encabeza la entrada, tenemos una imagen de la Casa Museo de Antonio Machado. 

En el año 1919 llegó, también en noviembre, el poeta D. Antonio Machado a Segovia para ocupar una cátedra en el Instituto de Bachillerato de la ciudad. Desde entonces y hasta que la abandonó, el año 1932, tuvo habitación en una casa de la calle de los Desamparados que, pasado el tiempo, fue adquirida por la Academia de Historia y Arte de San Quirce, que la convirtió en recuerdo permanente del poeta. A esta casa le vamos a dedicar una entrada más adelante, pero en nuestra ruta hay que nombrarla como un punto y aparte.


Comenzamos nuestra ruta en la Plaza del Azoguejo, de donde sale la calle Cervantes. En la foto de debajo tenemos la placa de esa calle, la que sube desde el Acueducto hacia la Catedral. Vemos que tiene una cita de El Quijote:

"La libertad, amigo Sancho, es el don más preciado que dio Dios a los hombres".




A continuación tenemos una alusión a la novela picaresca, con la placa de cerámica que hay situada en la casa donde murió D. Jerónimo de Alcalá Yañez Segoviano. Esta placa nos la hemos encontrado al paso según caminábamos hacia la Catedral, pasando de la calle Cervantes a la calle Real. Está situada en una plaza muy bonita, la plaza de Medina del Campo, donde hay una estatua de Juan Bravo, varias casas renacentistas y la Iglesia románica de San Martín.

Plaza Medina del Campo. Segovia


 Al otro lado de la plaza, al volver a coger la calle Real encontramos a la derecha la cárcel Real o cárcel Vieja. Además de porque hoy es la biblioteca pública de Segovia nos interesa mucho, porque en sus celdas estuvo encarcelado el dramaturgo Lope de Vega en 1577. Fue utilizada como prisión hasta 1933. 
 




 En la plaza de la Catedral encontramos a D. Antonio Machado otra vez. Quizás paseando después de sus clases, encaminándose a la pensión de doña Luisa.



De camino al Alcazar, pero justo enfrente de la Catedral encontramos ya la primera alusión a la literatura mística. Tenemos aquí una placa que alude a Santa Teresa de Jesús. En Segovia vino a fundar y escribió el libro de "Las moradas".



A espaldas de la Casa Museo de D. Antonio Machado, de la que ya hemos hablado al principio de la entrada y que está en la calle de los Desamparados que encontraremos a la derecha nada más pasar la Catedral, tenemos el paseo que lleva el nombre de San Juan de Dios, y desde las ventanas del comedor de la pensión podemos ver el homenaje que la ciudad le rindió con una estatua realizada por José Mª García Moro. El autor también vino aquí a fundar y escribió.

Así que aquí en esta ciudad los tenemos a ambos, a Santa Teresa y a San Juan de Dios.




Si seguimos caminando hacia el Alcazar, dejando a un lado la casa de Antonio Machado, encontramos otra placa de piedra que nos recuerda a D. Ramón Gómez de la Serna, que también escribió sobre la ciudad.





 Y en esta rutita literaria por Segovia, también nos encontramos con D. Francisco de Quevedo, a la altura del arco del Socorro cuando ya estamos volviendo del Alcazar, y bajando desde la Catedral. En la placa hay un recuerdo para los personajes de El Buscón don Pablos, que nace segoviano, y el Dómine Cabra.



Nos hemos dejado algunos puntos, pero yo creo que para hacernos una idea general sí que nos ha valido. 

Como veís hay mucha literatura en esta pequeña ciudad: Picaresca, mística, poesía... No hay que perderla de vista.