Mostrando entradas con la etiqueta Mis amigos escritores Juana Cortés Amunarriz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mis amigos escritores Juana Cortés Amunarriz. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de mayo de 2012

Presentación de "Corazón, mano, corazón" de Juana Cortés Amunarriz



El jueves pasado, el 17 de abril del 2012, en la librería Tipos Infames se presentó el libro juvenil "Corazón, mano, corazón" de Juana Cortés Amunarriz, ganador del III Premio "Avelino Hernández" de novela juvenil.

Os quería dejar con muchos momentos de esa presentación, tan entretenida y amena.

A Juana la conozco gracias a los relatos. Coincidimos, ambas como premiadas, en un concurso de relatos de Cádiz. Allí nos conocimos y desde aquel momento hemos seguido teniendo contacto, girando siempre en torno a esta pasión por las historias que compartimos.

A Juana yo la admiro mucho. Siempre está escribiendo. Por encima de las cuestiones laborales, de las familiares, que lógicamente te absorben, ella siempre encuentra ese rato para escribir. Y así, a fuerza de trabajo, trabajo, y trabajo,  poco a poco pero con pie firme se está haciendo un hueco en este mundo. 

Juana Cortés, licenciada en Filosofía  por la Universidad del País Vasco y ganadora de muchos certámenes de relatos. Entre ellos algunos tan importantes como el Segundo Premio Hucha de Oro, el Gaceta de Salamanca, o el premio Alcalá de Narrativa. En el año 2009 publicó su primera novela "Memorias de un ahogado".
http://rociodiazgomez.blogspot.com.es/2009/06/juana-cortes-amunarriz-feria-del-libro.html

En 2010 publicó su libro de relatos "Queridos niños" en Alcalá Narrativa y ahora, cuando a punto está de publicar otro libro de relatos, presenta esta novela juvenil.



Con  esta obra  Corazón, mano, corazón, su primera incursión en  la literatura  juvenil, Juana Cortés Amunarriz ya os he comentado al comenzar esta entrada que obtuvo el III Premio “Avelino Hernández” (2011), organizado por el Ayuntamiento de Soria. La novela,  publicada por la editorial Everest, es un relato realista, pero lleno de misterio, escrito con esa prosa tan característica de ella, siempre intensa y emotiva, hilada de frases cortas.

La trama del libro se centra en Izaskun, una niña diferente que vive en un caserío con su familia.  A ella no le gusta jugar con las muñecas, ni espera la llegada de un príncipe azul. Izaskun es una niña especial, separada de los demás, cuyas fantasías le sirven de “puente” para conectar con el “otro lado”, su mundo mágico y secreto.




Aquí en este vídeo de arriba tenemos el comienzo de la presentación cuando Juana Cortés daba las gracias...





¿A qué apetece mucho leerlo? Pues ya sabéis...

Mientras, podéis disfrutar de algunos momentos de esa reciente "puesta de largo" de la novela en Tipos Infames, una librería bien chula. El jueves pasado se iba llenando de gente para estar ahí con la escritora. Al final había tantas personas que muchas se tuvieron que quedar de pie, escuchando. Pero valió la pena. Porque allí se habló mucho de escritura y de cuentos. Se habló de historias circulares y momentos mágicos. Sobre todo, de momentos mágicos. Ya veréis, escuchad, escuchad...



"Es normal, dijo el médico ante los comentarios de la madre. Tiene que trabajar la memoria y el pensamiento, como tiene que trabajar cada músculo. Hay que tener paciencia y no presionarla. El recuerdo aflorará mejor libremente, en un ambiente tranquilo y relajado. Lo mejor son los juegos. Sus hermanas la ayudarán.
Y así fue. Además de las cucharadas de caldo reconstituyente y los purés de verdura, Arantxa se fue alimentando de trabalenguas, de adivinanzas, de cuentos e historias.
El perro de San Roque no tiene rabo porque Ramón Ramírez se lo ha cortado. Lo repetían una y otra vez, hasta que lo decían de carrerilla. Ane, Eli. Ahora te toca a ti, Arantxa.
— ¿Quién es San Roque? ¿Quién es Ramón Ramírez? ¿Por qué le cortan el rabo al pobre perro?
Arantxa se había vuelto muy preguntona. Entonces Izaskun ponía a funcionar su imaginación. Las historias misteriosas. El hombre con la navaja. El sacrificio.
El cielo está enladrillado. ¿Quién lo desenladrillará? El desenladrillador que lo desenladrille, buen desenladrillador será.
Se morían de la risa. Otra vez, otra vez.
— ¿Por qué van a enladrillar el cielo?
— Arantxa, es un trabalenguas.
— ¿Nadie va a enladrillar el cielo?
— Claro que no. ¡Es imposible!
— Menos mal, no me gustaría mirar al cielo enladrillado.
Y después de unos minutos insistía.
— Si hacen un muro de ladrillo, ¿en qué lado estarán las nubes?..."

Extracto del libro "Corazón, mano, corazón"

Corazón, mano, corazón  
Juana Cortés Amunarriz.  
Editorial Everest, 2012,
 III Premio “Avelino Hernández”  de novela juvenil. 
8,50 euros.



Toda la suerte para "Corazón, mano, corazón" y para Juana Cortés.

lunes, 15 de junio de 2009

Juana Cortés Amunarriz. Feria del Libro II


La segunda vez que he ido este año a la Feria del Libro ha sido el sábado 13 de junio. Tarde que firmaba en la caseta de la librería Berkhana, Juana Cortés Amunarriz.
Conocí a Juana porque a ambas nos premiaron en un certamen literario. Era febrero del 2007 y hasta Cádiz que nos fuimos a conocernos, viviendo ambas en Madrid. Pero allí coincidimos y allí comenzó esta relación que tenemos salpicada de letras y relatos.

Después de aquello Juana ha seguido ganando premios, entre ellos uno de los más importantes, el segundo premio del Hucha de Oro 2006. Para celebrarlo hizo una fiesta en junio del 2007 donde coincidimos muchos de los “concurseros” y aficionados a las letras que transitan por Madrid. Juana fue muy generosa acercándonos. De esa fiesta es la foto que encabeza esta entrada.

El sábado 13 de junio Juana firmaba en la feria su primera novela “Memorias de un ahogado”. Me alegro muchísimo por ella, porque tiene constancia y disciplina, y sobre todo porque escribe tan bien que se lo merece. Tiene un blog donde podéis ir viendo la trayectoria de Juana con su novela. http://memoriasdeunahogado-jcortes.blogspot.com/

Pero mejor os dejo con un párrafo de ésta:

Fragmento de la novela:
“Así como en momentos me había sentido sometido a una parte de mi cuerpo, ahora me había convertido, todo yo, en un hígado. Un hígado enfermo. Hubiera dado cualquier cosa por volver a ser el hombre corazón. El hombre polla. Cada órgano o cada miembro dicta sus principios. ¿Qué se podía esperar de un hombre hígado? ¿De un hombre hígado enfermo? El corazón o la polla, enfermos o no, tienen su belleza. No podemos concebir la vida sin ellos. Pero el hígado… ¿Quién piensa alguna vez en él? Órgano escondido y olvidado. Todos sabemos dibujar un corazón, aunque no se parezca en nada al real. Corazones infantiles, de color rojo, que significan amor. Todo el mundo sabe dibujar una polla, el dibujo más fácil del mundo. Pero ¿cómo se dibuja un hígado? Si yo lo dibujara y, como el Principito, le preguntara a un adulto qué es, podría obtener cualquier respuesta. Incluida la del sombrero. El hígado sombrero. Así de incierta es la idea que tenemos de él.”