jueves, 25 de mayo de 2017

Faro de Oporto




Cuando llegaba el buen tiempo nos gustaba cazar faros.

Al oeste de Oporto un mayo luminoso cazamos éste farol, cómo decían ellos.

Estaba situado justo en la esquinita de la desembocadura del Duero y antes de todas las playas de la zona llamada “Foz do Douro”. O cómo ellos decían en la freguesía de Foz de Douro.

Foz do Douro fue un antiguo pueblo de pescadores que con el tiempo se había convertido en una zona con mucho encanto de Oporto. Y al fondo, casi en el océano, estaba el pequeño y antiguo farol portugués: El Faro de Felgueiras. 

El elegido por las gaviotas, y por nosotros.





Se había construído en 1886 y estuvo funcionando hasta 2009. Tenía forma hexagonal y unos 10 metros de altura. Ahora solo quedaba su aviso sonoro para los días de niebla.

El lugar perfecto para fotografiar la desembocadura del Duero en el Océano Atlántico.



En paralelo al lugar donde estaba el Faro de Filgueiras había un largo espigón donde al final estaba otro faro que nunca tendría el porte y la elegancía del primero, el llamado Faro da Barra do Douro.

Cuando llega el buen tiempo, en este blog cazamos faros, y nos los guardamos para poder volver a ellos cuando queramos.

No por ello los faros pierden su porte, ni su dignidad, les gusta nuestra compañía. Altivos posan al fondo en nuestras fotos, mientras grandes olas chocan contra ellos y los bañan y los bañan.

Ellos, húmedos y brillantes, no dejan de sonreír.




martes, 23 de mayo de 2017

"Los ritos del agua" de Eva García Sáenz de Urturi



«Para los que no conozcan mi historia previa, resumo en unas líneas: me llamo Unai López de Ayala, trabajo como perfilador en la Unidad de Investigación Criminal de la comisaría de Vitoria. A efectos prácticos, todo el mundo me conoce como Kraken. Tengo una afasia de Broca, el asesino en serie del anterior caso que resolví como pude casi me lleva por delante y me incrustó una bala en la cabeza».



Terminé de leer "Los ritos del agua", la continuación de "El silencio de la ciudad blanca" de Eva García Sáenz de Urturi. Muy buena continuación. Muy, muy entretenida.

Argumento:
Ana Belén Liaño, la primera novia de Kraken, aparece asesinada. La mujer estaba embarazada y fue ejecutada según un ritual de hace 2600 años: quemada, colgada y sumergida en un caldero de la Edad del Bronce. 

1992. Unai y sus tres mejores amigos trabajan en la reconstrucción de un poblado celta. Allí conocen a una enigmática dibujante de cómics, a la que los cuatro consideran su primer amor. 

2016. Kraken debe detener a un asesino que imita los Ritos del Agua en lugares sagrados del País Vasco y Cantabria cuyas víctimas son personas que esperan un hijo. La subcomisaria Díaz de Salvatierra está embarazada, pero sobre la paternidad se cierne una duda de terribles consecuencias. Si Kraken es el padre, se convertirá en uno más de la lista de amenazados por los Ritos del Agua.

Novelas de misterio, de detectives y asesinos, muy nuestras las que componen esta trilogía. Y que merecen mucho la pena.


"—Así es. Tenía el cuerpo sumergido hasta la altura de los hombros en un caldero de bronce lleno de agua, Kraken. Una pieza arqueológica, de museo, habrá que consultar con un experto, pero parece que es un caldero de la época celta. Una muerte muy extraña, un escenario muy elaborado. No es un homicidio cualquiera. Quiero pedirle a la subcomisaria que hable con el juez Olano para que te autorice a estar presente en la inspección ocular en calidad de perito. Espero equivocarme, espero que no nos tengamos que enfrentar de nuevo a un asesino serial, pero tú eres uno de los mejores perfiladores que conozco y necesito que, si me asignan el caso, estés a mi lado para asesorarme.

No pude evitar hacer conjeturas, no pude evitar imaginarme el escenario y desear verlo con mis propios ojos. Pero me frené. Continuaba de baja, seguía sin hablar, ya no estaba en activo. No podía ayudarla."

 
Como se continúa de la anterior, los personajes protagonistas son los mismos: Unai, o lo que es lo mismo Kraken, que es un inspector de la Unidad de Investigación Criminal de la Comisaría de Vitoria. Su compañera Estíbaliz, y su jefa y pareja la subcomisaria Blanca Díaz de Salvatierra, por un lado. Y por otro el hermano de Unai, Germán, y su abuelo. Ahora también aparecerán sus tres mejores amigos, y otros componentes de la cuadrilla. En general los personajes están bien perfilados, son bastante creíbles. De todos ellos yo me quedaría con el del Abuelo, con ese sentido común y esa templanza que dan los años, tan lograda.
En este volumen el tema son las relaciones familiares. Y de ahí también la negación de esas relaciones, su desviación, la enfermedad, la tragedia... No quiero contar más.

El ritmo de la narración es muy ágil, eso hace que la lectura sea muy entretenida. Les están ocurriendo muchas cosas a estos personajes. Está muy bien dosificada la intriga, sobre todo desde la mitad del libro en adelante se vuelve más rápida, se van descubriendo muchos misterios y la trama tiene varios puntos de giro que tienen ahí pillado.

Además también influye en que el ritmo sea rápido el que haya dos líneas argumentales en dos épocas diferentes. Se rompe la linealidad de la temporalidad porque va saltando a lo que pasó en 1992 y lo que está ocurriendo en la actualidad en el 2016, eso mantiene el interés del lector.

Por otra parte en cuánto a la ambientación, como en la novela anterior, sigue discurriendo la trama en Vitoria y sus aledaños. Está muy bien ambientada.

También hay que destacar de estas novelas, tanto de la primera cómo de ésta, ese trabajo de documentación tan bueno, exhaustivo, de todos los parajes de la localización, y de los ritos celtíberos, de ritos ancestrales en general, y de la historia.

Muy recomendable esta trilogía de La ciudad blanca, los dos primeros volúmenes son amenos, entretenidos e interesantes. Aconsejo leerlos por orden, porque aunque las tramas de los asesinatos son distintas, en muchos puntos el segundo se continúa del primero, y se desvelarían muchos detalles. Yo estoy ya deseando leer el tercero, a ver si no tarda mucho en publicarse.



Eva García Sáenz de Urturi (Vitoria) publicó en 2012 su primera novela, La saga de los longevos, que se convirtió en un fenómeno de ventas y fue traducido al inglés con una gran acogida tanto en Estados Unidos como en Reino Unido. En 2014 vio la luz la segunda entrega de la saga, Los hijos de Adán, y también la novela histórica Pasaje a Tahití. En 2016 publica El silencio de la ciudad blanca, un thriller apasionante ambientado en su ciudad natal, que ha supuesto un gran éxito de crítica y ventas en nuestro país y cuyos derechos de traducción ya han sido vendidos a Alemania e Italia y está en proceso de adaptación cinematográfica. Con El silencio de la ciudad blanca arranca una trilogía de la que Los ritos del agua es la segunda entrega.

lunes, 22 de mayo de 2017

Una nueva entrada sobre el lenguaje de los mercadillos



Hoy vamos a iniciar la semana con una nueva entrada del lenguaje coloquial.

Volvemos con dos joyas del lenguaje de los mercadillos.Ya sabéis que en este blog tenemos más entradas dentro de esta sección, si pinchais en la etiqueta os saldrán las demás. También para el lenguaje coloquial. Ambos muy ricos.

En este caso las dos fotos están tomadas en Madrid. La que encabeza la entrada tiene un toque poético, rima y todo. 

La que la termina hace daño a la vista... 

La palabra biquini, se escribe con "b". Aunque se puede usar con "k" y "q":

bikini.
Del ingl. bikini, y este de Bikini, nombre de un atolón de las Islas Marshall, con infl. de bi- 'bi-', por alus. a las dos piezas.
1. m. Prenda femenina de baño compuesta de un sujetador y una braga. En Arg., u. c. f.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados




¡Buen principio de semana!

viernes, 19 de mayo de 2017

¡¡Y otra vez viernes!!



Buen fin de semana a todos.

Aprovechar muy bien estos días para todo cuánto os guste: leer, escribir, pasear, ... o simplemente no hacer nada.

Disfrutad de vuestro ocio.





jueves, 18 de mayo de 2017

Presentación de "La palabra y la carne" de Javier Díaz Gil en la Casa Castilla La Mancha


Desde la ausencia de adjetivos
las palabras desnudan lo que amo
No necesito más.

Solo tu aliento.

Pág. 32

Tal y cómo os comentaba en otra entrada, este pasado martes 16 de mayo y en la Casa Castilla La Mancha de Madrid, fue la última presentación del poemario "La palabra y la carne" de Javier Díaz Gil. 


Javier Díaz, una vez más me invitó a otra aventura literaria, pidiéndome que le presentara. Y allí que estuvimos en ese lugar tan especial para mí, porque en la Casa de Castilla La Mancha fue donde me entregaron mi primer premio literario un lejano 2002. Han pasado muchos años, y otra vez me veía allí delante del micrófono, esta vez sin poder parapetarme tras mis relatos, sino para hacer una presentación de este último poemario de Javier. Y os aseguro que los nervios de verme delante del público ahí siguen. Más domesticados claro que sí, pero siguen porque la timidez nunca se pasa del todo por más que una quiera.




Fue un martes poético para nosotros, y gracias a eso no será un martes cualquiera. Se ha ganado su lugar en nuestra memoria como una tarde muy plácida y agradable, una tarde rica y sentida. Ojalá todos martes tuvieran ese toque que los hace especiales.

Otra vez en la Casa de Castilla La Mancha me sentí muy arropada. Esta vez por el presentador Juan Pedro Carrasco (estábamos en el ámbito de la Tertulia "Eduardo Alonso" que dirigen los poetas Manuel Cortijo y Juan Pedro Carrasco), por el protagonista de la velada, nuestro poeta, y por el público que tuvimos, a quiénes les tenemos que agradecer, siempre, que quisieran acompañarnos para disfrutar juntos de los versos de Javier Díaz Gil. Una vez más os recomiendo este último poemario publicado suyo.

Por si queréis leer la reseña del poemario que escribí y leí, os dejo con un enlace a otra entrada de mi blog donde la publiqué con motivo de la primera presentación:

http://rociodiazgomez.blogspot.com.es/2016/12/presentacion-de-la-palabra-y-la-carne.html


A veces
cuelgan ángeles de tus labios,
la pirueta perfecta
la cicatriz de sus alas
desnudan la cintura de lo eterno.

Pág. 36
 


Esta entrada solo trata de dejar memoria de algo intangible y etéreo: el sentimiento que nace de compartir la literatura. La pasión por la palabra, ya sea en forma de verso o prosa. 

Quería dejaros con algunos momentos de la presentación. 

Primero salieron algunas personas del público a leer poemas. No los voy a nombrar porque dudo de algún nombre y no quiero hacer distinciones. Después Juan Pedro Carrasco presentó esa edición de la tertulia "Eduardo Alonso", y después yo leí la presentación del poemario, y finalmente le tocó al verdadero invitado: Javier Díaz leyéndonos poemas, no solo de este último libro, sino de alguno anterior como "Vivo extramuros" y también alguno que otro suelto con los que cerró su lectura. 

Os dejo con las fotos que estuvo haciendo un fotógrafo que había en la sala. Y con varios de los poemas de Javier Díaz.




  Lo pasamos bien, disfrutamos mucho de mis equivocaciones, de los poemas tristes que luego intentamos rebatir con otros más alegres, de la magia de la poesía y sobre todo de la complicidad en torno a nuestra pasión.

Gracias muy especiales a Javier Díaz por estos retos. 



“Es en tu piel secreta
-la que se esconde
bajo tu blusa-
donde quiero morir.
(...)
Serán
mis diez dedos agua
           atravesando
tu cuerpo.
...” 

Pág. 38. 


No quieras desprenderte
de lo que amas.

El lugar donde
       fuiste feliz
           no está en venta.

Crece tu piel
contra los días
             impares.

Renunciar a la luz
que te alimenta
es desprender el hueso de su carne.

Pág. 47



La palabra y la carne
Javier Díaz Gil
Ediciones Ruleta Rusa

 

sábado, 13 de mayo de 2017

Fermín Herrero "Sin ir más lejos"



La obra del poeta soriano Fermín Herrero, 'Sin ir más lejos', le ha valido el Premio de la Critica en castellano por «su claridad de expresión y su estética limpia y sencilla».

También le dieron este premio de la Crítica a Aramburu por "Patria" y no puedo estar más de acuerdo.

Hoy he escuchado por primera vez en el programa "No es un día cualquiera" de Pepa Fernández en Radio Nacional de España, a este "versificador" como él dice, Fermín Herrero, y ha sido un descubrimiento.




Cuánto me ha gustado este poema, cuando se lo he escuchado a su autor:


Siempre un frío que pela. En cuanto las sacas
del bolsillo, las manos se te enganchan.
Venimos cada año al cementerio.
La puerta está cerrada con unas cuerdas
de paca. Desatamos los nudos.
Mi madre lleva un azadillo y un caldero
con un poquitín de agua para los ramos
de crisantemos y de rosa tardías,
de haberlas. Reza un padrenuestro y se pone
a cavuchar las tumbas, aporca algo de tierra
hasta formar una lomilla, destripa
los pequeños terrones. El frío
es bueno porque es blanco. No conocí
a ninguno de mis abuelos. Hay hierbas
secas, recién cortadas, excepto en las esquinas,
llenas de pasto y cardos. Han sujetado
con alambres las flores de plástico, a las cruces,
a algunas cruces. Faltan letras de los nombres,
las que tienen. Mi madre deposita
muy despacio, con mimo, los ramos
encima de los lomos, como si acostase
a los abuelos con amor.
A veces caen chispas de aguanieve.
Miramos a poniente, a lo alto. Nos vamos.
Mi madre se persigna. El frío es nuestro.
 Me ha conmovido.


 Venga os dejo otros dos. Merecen la pena.
La poesía
es la conciencia.
Muchas veces la profané,
lo haré de nuevo. Es más,
ya la estoy traicionando.
La poesía no tiene
complacencia, trabaja
a favor del olvido
de uno mismo.
En ausencia de Dios,
lo espera; si se esconde,
lo busca, porque sabe
de su insignificancia. Lo diré
por derecho: la poesía
ha de mostrarse. La bondad
se ve, no necesita
verborrea. Y a cada uno
según sus obras.
La poesía es la conciencia,
ese invento judío, según Hitler.
Es una enfermedad
que afecta a los más débiles
de la especie.




Que todo es regalado, acuérdate,
que en mucho has de tener, más allá
de ti, cualquier amor, cualquier indicio
de amistad, de misterio compartido.
Vivimos de milagro y eso es suficiente.
Es cierta la belleza aunque lacere,
sobrecoja, remanse y niegue el tiempo.
Que es de admirar por junto, de parte
a parte, lo pasado y lo por venir,
de plenitud en plenitud. Si bien
una sola constancia bastaría. Una sola.
Que de tanto contento no se te acaben
estos días si deja de alumbrar el sol,
que dejará.Actúa como si no lo supieses
y, ante lo inevitable, como fuere razón.

viernes, 12 de mayo de 2017

"Pide por esa boquita" y más nombres para nuestra colección


Cómo  hoy es viernes, promesa de un finde un poco más largo para los madrileños porque el 15 de agosto es nuestro Santo, voy a hacer una entrada más distendida.

Se la vamos a dedicar a las calles, y en concreto a los bares, y mucho más concretamente a los nombres de las cosas. Vamos a guardarnos otro cromo para nuestras colecciones de "Los nombres de las tiendas" y "Los letreros de la calle".

Encabezando la entrada un bar con un nombre que me encantó "Pide por esa boquita": No me digáis que no era para traérmelo... Estaba en Valladolid.






En el siguiente bar que nos topamos, también Valladolid, nos esperaban dos regalos. 


Uno el nombre del establecimiento: "Caffé bar Julepe". Y además con apellidos: "Jack Daniels, Rock and roll y mucho futbol". 

Y luego con ese letrero, sí señor, pidiendo un poquito de silencio para los vecinos. No tenía desperdicio.




Y por último, nos queda la aportación de mi ciudad. En Madrid dimos con este bar cuyo nombre también me gustó: "Fulanita de tal". 

Un nombre desenfadado para un local que también lo es por el barrio de Chueca de Madrid. Es bar, puedes picar y tiene sala de conciertos. Y cabe todo el mundo sea cómo sea.

Me hizo gracia el nombre, muy bien elegido.


Buen fin de semana a todos.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Tal día como hoy, 10 de mayo, nacía Benito Pérez Galdós en 1843



Tal día como hoy, un 10 de mayo, pero del año 1843 y en Las Palmas nacía el escritor Don Benito Perez Galdós.

En este blog le hemos seguido muchas veces la pista, a través de la visitas a la casa donde nació en Las Palmas o por las placas que te vas encontrando en Madrid con su recuerdo. Y tenemos varias entradas sobre él.

¿Que os parece, dado el día que es, que le recordemos?

Aquí tenéis el enlace a la entrada que hicimos a propósito de la visita a su Casa Museo en Las Palmas, que por cierto me encantó.





También tenemos una entrada dedicada a la relación mantuvo con Emilia Pardo Bazán, y otra a la correspondiencia entre ellos. 

Mi bien, miquiño mío del alma: [...] Haz por venir pronto, cielo feo, monigote, y mientras no puedas arrancarte de esas playas, escríbeme [...] y un deseo tal de verte otra vez en cualquier misterioso asilo, apretaditos el uno contra el otro, embozados en tu capa o en la mía los dos a la vez, o tumbados en el impuro lecho, que nuestra amistad tiernísima hace puro en tantas ocasiones. Sí, yo me acuesto contigo y me acostaré siempre, y si es para algo execrable, bien, muy bien, sabe a gloria... porque tienes la gracia del mundo y me gustas más que ningún libro.
Emilia Pardo Bazán a Benito Pérez Galdós




 En Madrid, como ya hemos dicho, nos dejó en múltiples ocasiones su rastro. 

Por la zona de sol, en una callecita perpendicular a la calle Mayor, que se llama Las Fuentes, en el núm. 3 estaba la pensión donde vivió el jovencito Pérez Galdós al poco de llegar a Madrid. Había estado en otra en Lavapiés, pero ésta le quedaba más céntrica para ir al Teatro Real y a los Cafés de la zona. Estamos hablando de los años 1862-63. 

Las fotos no me salieron muy bien porque eran con mi móvil, que las hace muy regular, y de noche. Pero bueno se aprecia lo importante.


 

Por la zona de la Plaza de España, en una callecita muy poco transitada, me tope con esta placa en un edificio nuevo: "En este lugar se alzaba hasta 1989 la vieja casa donde Benito Perez Galdós dirigió el diario "El Debate" entre los años 1871 y 1873". 





Y finalmente aquí os dejo con la placa de la casa donde vivió y murió.

No se había cumplido el acuerdo en 1920 de colocar una lápida en la casa en que vivió y murió Galdós. En esta casa de la calle Hilarión Eslava 7, en 1922, por fin, apareció una lápida conmemorativa en latín clásico. Victoriano Moreno, secretario de don Benito, manifestó que el sobrino de este, José Hurtado de Mendoza, cansado de esperar la hizo colocar en la casa. Llegó 1924 y una mañana, en el mes de junio, un obrero puso en la tapia del jardín de Hilarión Eslava unos azulejos con letra formando un rótulo que decía: "Aquí vivió y murió Benito Pérez Galdós". Finalmente, en noviembre de ese año el Ayuntamiento subsanó el olvido y colocó una lápida en donde aparece en bronce el busto del novelista y se lee: "A Galdós, el pueblo de Madrid". La lápida, al derribarse la casa, se conserva en el edificio moderno que se levantó en aquel lugar.



Presentando el Poemario "La carne y la palabra" de Javier Díaz Gil, el martes 16 de mayo



El próximo martes, día 16 de mayo a las 19.30, presentaré al poeta y amigo de letras, Javier Díaz Gil, en la Casa Castilla La Mancha de Madrid.

Su nuevo poemario "La carne y la palabra" llega al centro de Madrid, para cerrar un ciclo de presentaciones que se inició en la Librería Champanería María Pandora el pasado diciembre, y continuó por varios puntos de la geografía española: Burgos,Getafe, Guadalajara...

Es uno de sus poemarios más maduros e intensos. Y para mí, que no soy poeta, ha supuesto todo un reto hacer un comentario de texto de él para poder presentarle. Pero él se merece que lo intente y desde aquí vuelvo a agradecerle su confianza en mí.

En esta ocasión, última vez que se va a presentar por el momento en público, el lugar elegido es la Casa Castilla La Mancha, a la que yo tengo mucho cariño por razones que explicaré el próximo martes, y que ha tenido la gentileza de invitarle en el ámbito de la Tertulia "Eduardo Alonso" que dirigen los poetas Manuel Cortijo y Juan Pedro Carrasco.

Previamente, como es costumbre en este lugar, habrá poemas de más autores y después ya nos centraremos en "La palabra y la carne".

Como muestra le tomo prestado a Javier dos vídeos de cuando hicimos la presentación de este poemario por primera vez, en la Librería Champanería Maria Pandora. Se creó un ambiente muy propicio para la intimidad y la poesía. Fue un martes casi domingo.






Os animo a que nos acompañéis.Será el próximo martes, día 16 de mayo a las 19.30, en la calle Paz núm. 4. Aquí debajo tenéis la invitación con los datos.







sábado, 6 de mayo de 2017

"Margarita o el lenguaje de los signos" en la Sala Teatro NueveNorte



Hoy he conocido otra pequeña sala de teatro de esas que hay por Madrid donde por poco dinero ves una obra que te deja un buen sabor de boca.

Se llama Teatro NueveNorte y está en el barrio de Noviciado. Me ha gustado esta sala, porque aunque es pequeñita, está en pendiente y las butacas son bastante cómodas y espaciosas. Está bien. 

Hace poco, os comentaba que había conocido otra: La Sala Off Latina. Me gustan mucho estas salas de teatro pequeñas, donde estás cerca de los actores, que normalmente actúan bastante bien y se ven cosas interesantes, además de cómo os comentaba por menos dinero.


Hoy he estado viendo "Margarita o el lenguaje de los signos". Una obra sobre el lenguaje y los géneros, el lenguaje y los sentimientos. Sobre cómo nos comunicamos.

Ésto dice ellos:

"La dicotomía entre el amor físico y mental, entre sentir y hacer o, mejor dicho, entre lo que pienso que siento y lo que pienso que hago. La vida  misma…"

Ha sido amena, entretenida e ingeniosa. Muchos juegos de palabras, y nos hemos reído. Yo me he pasado casi toda la obra con una sonrisa en la cara. Los dos actores lo hacen bien, son creíbles, y te atrapan con su papel. Pero sobre todo ella, la actriz, que es quién lleva casi todo el peso de la obra, lo ha hecho muy, muy bien. Es muy expresiva, me ha gustado mucho su actuación, y su espontaneidad cuando contestaba con lo que le decía el público. La hemos disfrutado mucho. Y vamos en cuánto me entere de que esta actriz vuelve a actuar ahí que voy.

Yo os recomendaría esta obra... pero hoy justo era el último día que la hacían. No lo sabíamos pero nos lo han dicho en la taquilla. Y ahora pienso que hemos tenido mucha suerte.


Ficha artística: 
Actores: Aisha Wizuete, José Luis Valverde
Autor y director: Jesús Amate
Compañía: Benamate
Producción: Benamate.


viernes, 5 de mayo de 2017

¡Hasta cerradas merecen la pena las librerias!




Esta entrada está dedicada a dos de los temas principales de este blog: Madrid y Las librerias.

Hay ocasiones en que en una misma entrada se pueden aunar ambos temas. Ésta es una de ellas, traemos dos librerías de Madrid, del barrio de Malasaña. Quiero descubriros cómo ¡hasta cerradas! las librerías pueden tener mucho encanto.

La que encabeza la entrada es la Librería Tres rosas amarillas. Está especializada en libros de relatos. Y también en los libros móviles con desplegables. Qué chulos son algunos de éstos ¿verdad? Los llaman libros pop-up: http://tresrosasamarillas.es/

Pero además de todo eso, me encantó pasar por su verja y descubrir el cartel de debajo: "Cerrado por amor". Había que hacer foto.




Y la siguiente librería es la "Arrebato Libros". Ya hemos hablado de ella. También está en el barrio de Malasaña. 

Dice su página web que es "mundialmente pequeña". Y trae esta frase:

“Hay cosas que son difíciles de definir en esencia. Sobre todo si Arrebato no es del todo una librería, como no es exactamente una editorial, como no es con exactitud un núcleo de gestión cultural, sino que es todo a la vez". 

Además de visitar la librería, merece la pena visitar su página web: http://www.arrebatolibros.com/es/




Yo hoy os la traigo porque también cerrada es bien chula. Fijaos en su puerta...

Y poco más.
A disfrutar del fin de semana, de la tranquilidad y del ocio.