lunes, 15 de junio de 2009

Juana Cortés Amunarriz. Feria del Libro II


La segunda vez que he ido este año a la Feria del Libro ha sido el sábado 13 de junio. Tarde que firmaba en la caseta de la librería Berkhana, Juana Cortés Amunarriz.
Conocí a Juana porque a ambas nos premiaron en un certamen literario. Era febrero del 2007 y hasta Cádiz que nos fuimos a conocernos, viviendo ambas en Madrid. Pero allí coincidimos y allí comenzó esta relación que tenemos salpicada de letras y relatos.

Después de aquello Juana ha seguido ganando premios, entre ellos uno de los más importantes, el segundo premio del Hucha de Oro 2006. Para celebrarlo hizo una fiesta en junio del 2007 donde coincidimos muchos de los “concurseros” y aficionados a las letras que transitan por Madrid. Juana fue muy generosa acercándonos. De esa fiesta es la foto que encabeza esta entrada.

El sábado 13 de junio Juana firmaba en la feria su primera novela “Memorias de un ahogado”. Me alegro muchísimo por ella, porque tiene constancia y disciplina, y sobre todo porque escribe tan bien que se lo merece. Tiene un blog donde podéis ir viendo la trayectoria de Juana con su novela. http://memoriasdeunahogado-jcortes.blogspot.com/

Pero mejor os dejo con un párrafo de ésta:

Fragmento de la novela:
“Así como en momentos me había sentido sometido a una parte de mi cuerpo, ahora me había convertido, todo yo, en un hígado. Un hígado enfermo. Hubiera dado cualquier cosa por volver a ser el hombre corazón. El hombre polla. Cada órgano o cada miembro dicta sus principios. ¿Qué se podía esperar de un hombre hígado? ¿De un hombre hígado enfermo? El corazón o la polla, enfermos o no, tienen su belleza. No podemos concebir la vida sin ellos. Pero el hígado… ¿Quién piensa alguna vez en él? Órgano escondido y olvidado. Todos sabemos dibujar un corazón, aunque no se parezca en nada al real. Corazones infantiles, de color rojo, que significan amor. Todo el mundo sabe dibujar una polla, el dibujo más fácil del mundo. Pero ¿cómo se dibuja un hígado? Si yo lo dibujara y, como el Principito, le preguntara a un adulto qué es, podría obtener cualquier respuesta. Incluida la del sombrero. El hígado sombrero. Así de incierta es la idea que tenemos de él.”

2 comentarios:

  1. Pero Rocío, enhorabuena por tu blog. Está muy bien. Ahora me engancharé a tu blog sin duda. Un beso bloguera.

    Javier

    ResponderEliminar
  2. Jo Javier ¡mi primer comentario! muchas gracias, yo ya estaba hace años enganchanda al tuyo... un beso javivi

    ResponderEliminar

Tus comentarios me enriquecen, anímate y déjame uno