miércoles, 2 de marzo de 2011

Frases hechas originarias de las Caballerías: Ser un muermo - Hacerlo a posta - Ir de perilla



He pensado que una buena forma de empezar marzo, podría ser recordando el origen tan curioso procedente de las caballerías, que tienen algunas frases hechas que utilizamos muy a menudo.


¿Sabías por qué SER UN MUERMO es ser una persona o cosa tediosa y aburrida?

El muermo es una enfermedad infecciosa de las caballerías. Tan virulenta y contagiosa que incluso puede afectar al ser humano.

Se caracteriza por la inflamación de las glándulas nasales y la ulceración del hocico. Y también por el lamentable estado de postración en el que permanecen los animales afectados mientras dura la infección.

La expresión se origina en la comparación establecida entre las bestias aquejadas de muermo y la situación del individuo sometido al aburrimiento y la apatía.



¿Sabías por qué HACERLO A POSTA es hacerlo adrede, con premeditación e intención?

Alude a las posta: Conjunto de caballerías apostadas a distancia de varios kilómetros, para que mudando los tiros, se haga el viaje con más rapidez. Lo utilizaban principalmente los correos.




¿Sabías por qué IR DE PERILLA (o de perillas) siginifica a propósito o a tiempo?

Las dos maneras de decirlo son correctas, según también el DRAE, pero la más apropiada es la primera y explicando su origen se verá el porqué. Alude el Dicho, a la oportunidad con que el jinete novel encuentra la perilla de la silla al alcance de la mano cuando, por un movimiento brusco del caballo o por otra causa, se ve a punto de ser despedido. De donde perilla (diminutivo de pera) es la punta saliente del arco que forma por delante el armazón de la silla de montar.



lunes, 28 de febrero de 2011

"100 metros cuadrados" en el teatro Lara de Madrid



Quería contaros que repetí teatro el viernes pasado. Me apetecía ver una obra que terminaba justo en este fin de semana, así que no me lo pensé dos veces. Era el viernes o el viernes.

Os estoy hablando de '100 metros cuadrados' en el teatro Lara.

El argumento es el de una anciana enferma pero bastante rebelde (Lola o María Luisa Merlo) que decide vender su piso con la condición de vivir en él hasta su muerte.Una mujer de 39 años (Sara o lo que es lo mismo Miriam Díaz Aroca) está interesada en él y lo compra. A partir de ese momento se establece una relación entre ellas... De vez en cuando se cruza de nuevo con ellas la vida del vendedor (Jorge Roelas).

Supongo que el tema que subyace a ese argumento es el de "carpe diem", aprovecha el tiempo. De hecho en un momento dado se habla de la cita de Lennon: "La vida es es aquello que te va sucediendo mientras tú estás ocupado en hacer otros planes".

Me gustó mucho. Lo pasé bien. Me gustaba el guión, que tenía muchas notas de humor, aunque en el fondo era sentimental.

El papel de Lola, la anciana, lo borda María Luisa Merlo, que está fenomenal. Le coges rápido cariño a esa señora de setenta años pero rebelde, enferma pero con muchas ganas de vivir y de disfrutar. Miriam Díaz-Aroca tampoco lo hace nada mal. Es el contrapunto con su papel de señora que se acerca a los cuarenta, segura de sí misma, vendedora de seguros, pero con una vida personal que está a punto de derrumbarse. Y Jorge Roelas le da a su personaje la nota cómica que contrasta con el dramatismo de algunos momentos.

Todo el peso de la obra recae sobre los actores y su interpretación, puesto que el decorado apenas tiene nada, una mesa, unas sillas, dos puertas, una de ellas la de un armario.

He leído que está basado en un hecho real. Todo comenzó cuando el autor y director teatral Juan Carlos Rubio se topó con un anuncio de periódico: "Se vende piso para inquilino", y, en el acto, se interesó por la historia escondida detrás de la publicidad, detrás de aquellas cinco palabras. El dramaturgo, que buscaba un inmueble para un amigo, se acercó a ver la vivienda y se encontró con un espacio anacrónico, en donde el tiempo se había detenido sesenta años atrás. "Era una de esas casas colgadas en un momento indefinido entre los cuarenta y los cincuenta", ha añadido. "Pregunté por la inquilina. El agente inmobiliario, sin inmutarse, me alargó una foto enmarcada. En ella una pareja de novios posaba ante el fotógrafo... por lo menos sesenta años atrás. Él había muerto y ella 'no podía durar mucho', juro que el agente me dijo esto", ha explicado.  Después de darle "vueltas y vueltas", Rubio terminó descartando el piso, sin ni siquiera haber conocido a la inquilina, pero en su cabeza fue germinando la idea de una comedia viva y conmovedora en la que los personajes revelan el estado natural del ser humano, la absoluta soledad.

"Así, pronto me encontré con un pretexto para hablar de los sueños y la amistad que va surgiendo entre las protagonistas. Y ahora la historia está conectando muy bien con el público. Los espectadores disfrutan cuando les damos algo que les toca un poco el corazón", ha destacado.

A mí la verdad es que me gustaba mucho. Dura hora y media que se pasa volando. Y eso a pesar del teatro. Porque no lo veíamos mal desde dónde estábamos en la primera fila del entresuelo, pero había poquisimo espacio hasta la barandilla, era un poco incómodo.

Pero merece la pena. Los tres actores lo hacen muy bien. Y el guión es entretenido, a ratos haciéndote reír y otros dejándote al borde de la tristeza, pero en cualquier caso, hilvanando una historia de amistad curiosa...


domingo, 27 de febrero de 2011

1 de Marzo - Granada - Presentacion de los poemarios de Javier Díaz Gil y Fernando Soriano Bensusan



















Ya me gustaría a mí poder ir a Granada el martes que viene, para ir a ésta presentación que os cuento hoy.

En la librería Nueva Gala se presentarán los poemarios "Vivo extramuros y El Ángel prometido" de Javier Díaz Gil (http://javierdiazgil.blogspot.com)  y "Hassard y Mi sueño vive debajo de tus párpados" de Fernando Soriano Bensusan (http://materiadormida.blogspot.com) .Ambos muy buenos poetas, y ambos tertulianos de nuestra tertulia del Ruiz, el primero además como coordinador.



Están editados por la Editorial Poeta de Cabra, en forma de libretos, a modo de homenaje a la colección de libros de bolsillo de la Generación Beat de San Francisco. 


La presentación la hará Jose María Herranz, poeta y editor de Poeta de Cabra (http://poetacabra2.blogspot.com


jueves, 24 de febrero de 2011

"La ladrona de libros" de Markus Zusak




Prólogo

Una montaña de escombros

Donde nuestra narradora se presenta a sí misma


La muerte y tú

Primero los colores.
Luego los humanos.
Así es como acostumbro a ver las cosas.
O, al menos, así intento verlas.

UN PEQUEÑO DETALLE
Morirás

Sinceramente, me esfuerzo por tratar el tema con tranquilidad, pero a casi todo el mundo le cuesta creerme, por más que yo proteste. Por favor, confía en mí. De verdad, puedo ser alegre. Amable, agradable, afable... Y eso sólo son las palabras que empiezan por "a". Pero no me pidas que sea simpática, la simpatía no va conmigo.


Así comienza "La ladrona de libros" de Markus Zusak. Cómo me ha gustado este libro. Me ha gustado un montón. Muy original.

Una niña que ve morir a su hermano mientras su madre la lleva hasta la familia que la va a adoptar. La alemania nazi de fondo. Una niña que roba un libro "El manual del sepulturero" sobre el que aprende a leer. Una niña que robará libros.

Un libro sobre las palabras. Sobre los sentimientos.

Una narradora de excepción: la muerte. Una narradora envuelta en la soledad, pero que aún así  se conduce con ternura.

Unos personajes entrañables, un padre que enseña a leer y toca el acordeón, una madre con un genio horrible que insulta y pega con una cuchara de madera, pero buen corazón, un niño que se pinta de negro y quiere ser Jesse Owens, un judio boxeador que dibuja cuentos, una señora que se deja robar libros...

Una forma de contar muy poética.

Una estructura al contarlo muy curiosa, con pequeños mensajes cifrados que adelantan la historia, que te llevan hacia adelante y hacia atrás. Con los que el autor llama tu atención y te tiene atrapado. Con dibujos. Con otras historias dentro.

Un beso. Un beso que planea sobre la historia desde el principio.

Un libro que quizás a algunos lectores les pueda parecer demasiado sensiblero, quízás. Pero que a mí me ha gustado mucho.

Un libro para leer despacio, para entretenerse entre sus ilustraciones, entre sus palabras. Un libro para saborear el placer de la lectura.


La ladrona de libros
Markus Zusak
Lumen editores

lunes, 21 de febrero de 2011

"El día que nació Isaac" una obra de teatro en el Fernán Gómez



Tengo que reconocer que me gusta mucho más el teatro que el cine.

Y eso que el cine me gusta mucho...

Pero para mí (para mí) no se puede comparar el esfuerzo de esos actores interpretando una y otra vez, cada día, cada tarde, y la mayor parte de las veces, más de una vez en esa misma tarde, el mismo personaje, para todos los que estamos ahí. Aunque reconozco que muchas veces quizás se tarde menos en entrar en la historia de una película, que de una obra de teatro. Aún así, si tuviera que elegir, me quedaría con éste último.

Por eso, de vez en cuando necesito disfrutar del teatro. Ayer estuve en el  Fernán Gómez viendo "El día que nació Isaac", una obra de Antonio Hernández Centeno, con Feliz Gómez, Diana Palazón, Ricard Sales, Cynthia Martín.

Dice el director cuando habla de la obra que es "vital, optimista, liberadora y positiva".

Hombre... optimista, optimista yo no diría que es.

Pero dejadme primero que os cuento un poquito de qué va esta historia: "Dos amigos, tras 16 años separados, vuelven a encontrarse e intentan retomar aquella vieja amistad de la adolescencia. Pero ya ninguno es el que fue. Los dos tienen parejas e intentan involucrarlas en su amistad organizando una cena. Aquí saldrán a la luz cuatro modos diferentes de entender la vida y tomarán una decisión que les embarcará en un viaje sin retorno que les hará evolucionar y cambiar."

Se trata de una historia cotidiana, actual. Coinciden, deciden algo y llega el punto de giro. Porque a partir de ese momento en que confluyen, aquello que les une les hace replantearse qué están haciendo con sus vidas, qué piensan, que no piensan, qué afrontan, qué no afrontan, qué quieren sentir, pero en defintiiva qué sienten de verdad. Y eso les hace crecer, les hace sacar fuera lo que no querían ver.

Es una obra sobre por qué nos engañamos a veces, por qué no intentamos en definitiva sentir y dejarnos llevar por eso que en realidad somos y sentimos.

Y la verdad, es que es una obra entretenida. Durante las cerca de dos horas que duró, yo en ningún momento me aburrí, ni se me hizo larga. Qué va, quieres saber qué pasa, dónde van, cómo quedarán.

No es una comedia. Pero tampoco un drama. Es un revulsivo, que te hace pensar.

Los actores están bien. En general interpretan bien sus papeles. Quizás en algún momento a una de las dos actrices, a Diana Palazón se la escuchara algo más bajito que a los demás, pero salvo eso, los cuatro consiguen que te creas perfectamente a sus personajes. Te convencen.


Durante toda la función están casi todo el tiempo los cuatro en el escenario, se van alternando los ambientes, las dos casas, decoradas de forma muy diferente, las dos parejas, vistiendo de modo distinto, pero saltando gracias al diálogo ágil de un lado a otro, consiguen mucha  fluidez en los cambios de escena.

Y a medida que va transcurriendo te das cuenta de que se va cerrando bien la historia, no os quiero desvelar nada, pero si la veis fijaros como el autor cierra con el nombre de Isaac, como cierra con esas voces en off que se escuchan al principio de todo, y que luego tienen su explicación casi al final...

Bueno no quiero contaros más.

Y hay que reconocer que el teatro Fernán Gómez está bien, es grande, tiene unas butacas muy buenas, amplias, cómodas. Es espacioso. Y ¿qué queréis que os diga? yo creo que por atrapalo que te sale a 12 euros y la fila cinco que nos dieron, si ya el cine te cuesta en torno a los 8 euros, pues  de vez en cuando se puede ir bien al teatro ¿no?

El día que nació Isaac
Del 17 de febrero al 20 de marzo
Teatro Fernán Gómez. Plaza de Colón, 4 Madrid 

sábado, 19 de febrero de 2011

Un poema de María Eloy-García: Viñeta autobiográfica




Viñeta autobiográfica

yo la conocí y blablablá
entonces ella -plum- dijo sí
y ya se sabe -zas- en un segundo
estábamos -uf- en el aire
-flas flas flas- volábamos en el aire
que -agg- yo imprimí
para siempre como tres líneas con un tactactac
de máquina impresora impresionante
ella -ahhh- abrió la boca en que destellan
los matices blancos de su seda dental
y escribía yo y escribía cuántos hilos
pueden desprenderse -brrr- de cualquier hombre
se me ocurren -hum- cerca de tres o cuatro
y también se me ocurre -ahá-  quién los maneja
pero en ésto estaba cuando -crac-
aurícula sacó su dura congruencia
ante el muac distinto que me daba
así que piedras puse y límites todos los posibles
pero convine con lo sensato un pacto largo
y -plin- vino el destino a ser huésped de mi casa
os pongo la mesa desde entonces
yo slurp digo tú que stop
yo shhhh tú bah y yo humm
desde entonces de tus slam mis snifs
glub ante tu ringggg
uf ante tu plaf y bua ante tus bah
así que toctoctoc llamé a tu metalenguaje
y no había nadie
buff y para esto rasss
mi paciencia arqueó las piernas
si tu ya no mmm
entonces yo ya no ahhhh
así que 
booom


María Eloy-García
Malagueña del 72, licencia en Geografía e Historia, reconocida con premios como el Carmen Conde 2001, el Ateneo-Universidad de Málaga 1998 o la Mención especial en la Muestra de Jóvenes Creadores de Málaga 1999. Autora de Metafísica del trapo (Torremozas 2001) y Cuánto dura cuánto (El Gaviero 2007), ya en su segunda edición.

Revista de artes y letras
Luces y Sombras. Núm. 26. Dic. 2010.


jueves, 17 de febrero de 2011

Galimatías en el lenguaje. Escher en la imagen.



En cierto lugar que callo
para que de él no te rías
tuvo pleito un tal Matías
sobre propiedad de un gallo.

Si yo os recitara estos versos... ¿De qué creéis que os querría hablar?

Bueeeeeno, os sigo recitando...

Tanto el pleito dio que hablar
y tanto tiempo duró
que cuando a su fin llegó
nadie apuntó lo ocurrido:

Si aquel gallo discutido,
causa de litigio fiero,
estaba en el gallinero,
o si estaba ya comido.

¿Ya lo sabéis? ¿Ya sí, verdad? Pues ya solo queda contaros el final:

Y creciendo las porfías
que dieron lugar al fallo
pasando y pasando días,
de Matías y del gallo,
se formo galimatías.

José Ma. Iribarren.- El porqué de los dichos



Efectivamente: De la palabra galimatías.

¿Es chula eh? Bien sonora que es la palabrita.

¿Y qué significa?

Pues según el diccionario de la Real Academia de la Lengua en su vigésima segunda edición, Galimatías vendría del frances y a su vez éste del griego:

(Del fr. galimatias, discurso o escrito embrollado, y este del gr. κατὰ Ματθαῖον, según Mateo, por la manera en que este evangelista describe la genealogía que figura al comienzo de su Evangelio).

1. m. coloq. Lenguaje oscuro por la impropiedad de la frase o por la confusión de las ideas.
2. m. coloq. Confusión, desorden, lío.
 
Supongo que el significado no se le escapa a nadie: lío, desorden... Pero la verdad es que los problemas vienen cuando queremos saber su origen.
 
Como veis la RAE, que introdujo esta palabra por primera vez en 1843 en el diccionario, se ha inclinado por un origen francés y a su vez éste dice que procedería del griego "Kata Mathías" que significa "Según Mateo" y se referiría a la forma liosa en que el evangelista describe la genealogía de Cristo.
 
Y luego pues están las etimologías más populares que le suponen otro origen, como por ejemplo las que señalan en la página "Etimologías de Chile":
 
"Se cuenta que en un pleito sobre la propiedad de un gallo, el defensor de una de las partes, un tal Matías, en la época en que los juicios se sustanciaban en latín, en el apuro, dijo GalliMathias, que quiere decir "El Matías del Gallo" en lugar de Mathias Galli, que significa en latín "El Gallo de Mathias". La expresión gallimathias, que se supone habría hecho reír a los circunstantes, habría pasado a tener el significado de hoy"
 
Quizás esta explicación tenga a su vez su origen en los versos que os señalaba al principio de esta entrada y que señala Iribarren en su libro "El porqué de los dichos".
 
En fin. Que no está nada claro el origen de la expresión. Pero a mí me gusta mucho.
 
Como Escher. La dos imágenes de esta entrada son suyas. Puro galimatías.