domingo, 30 de junio de 2019

Letraherido, la palabra


«Te escribo desde la oficina, mientras en torno cantan el vals de los ventiladores. Realmente no es éste clima para letraheridos: mi cabeza pierde filo y mi caligrafía lleva camino de convertirse en algo infantil». 
Extracto de una carta de Gil de Biedma a Carlos Barral.



https://cvc.cervantes.es/el_rinconete/anteriores/junio_17/09062017_01.htm




Letraherido:

Es un calco del término catalán lletraferit. El Diccionario de uso del español, de Seco, Andrés y Ramos, lo recoge con el significado de ‘aficionado a las letras o a la lectura’.


Cómo me gusta esta palabra.










viernes, 28 de junio de 2019

La literatura y el humor...


No lo puedo evitar...

Me encantan estos chistes literarios, ortográficos, cómo queráis llamarlos.









martes, 25 de junio de 2019

Los murales de Villajoyosa


Nos hablaron de sus casas pintadas
nos hablaron de su fábrica de chocolate, 
hablaron hasta de su amplia playa y 
aquel primer faro que desapareció.

Pero nadie nos habló de sus murales. 
Nadie.
Y allí estaban.
Como recién pintados.
              Esperándonos.

Villajoyosa. Junio 2019







#Murales y trampantojos
#Villajoyosa
#Alicante

viernes, 21 de junio de 2019

"El guardián de los secretos" de Óscar Hernández Campano




Tenía pendiente hablaros de la última novela que he leído: "El guardián de los secretos" de Óscar Hernández Campano. 

Una novela de la que no había oído hablar y que llegó a mí por casualidad pero que me ha parecido muy entretenida. 

Está ambientada tanto en Madrid como en Peñíscola. Temporalmente también se rompe a menudo la linealidad de la historia puesto que la acción salta del Madrid actual a sesenta años atrás para situarnos en la Peñíscola de la Guerra Civil. Los saltos espaciales y temporales imprimen ritmo a la narración.

El tema es el amor entre personas, independientemente del sexo que tengan. Pero también toca nuestra historia, la sociedad española durante la II República, la Guerra Civil, los desaparecidos, el Franquismo. También la culpa y hasta la magia.

El argumento lo podríamos sintetizar contando que un viejo escritor llamado Miguel, contacta con Enara, una jóven enfermera, para que le ayude en sus últimos días. Enara descubre que el escritor está trabajando en lo que será su última novela: Una autobiografia donde habla de su juventud como hijo de un alto cargo de la República, al que envian a Peñíscola para mantenerlo a salvo de la guerra. Allí en el pueblo costero, el jóven Miguel, conocerá a su primer amor. 

Creo que es una novela que está muy bien ambientada, nos podemos sentir tan cerca del mar como sus protagonistas cuando navegan o nadan, como horrorizados dentro de una casa que están bombardeando en ese momento. El autor ha sabido reflejar muy bien las coordenadas de la historia, la ambientación como os decía de los lugares en los que se desarrolla. Está llena de pequeños detalles que se huelen, se escuchan. 

Para trasladarnos del presente al pasado, el autor se ha valido también del cambio de narrador, de la primera persona o la tercera. La primera persona te acerca más al personaje, y le ha venido muy bien para las memorias de Miguel, para que empatizáramos más con el personaje principal. 

Además de ser entretenida, es emocionante. Está impregnada de sentimiento. Es intimista.

No sé si habrá influido que la he leído mientras estaba pasando unos días en Levante, pero a mí me ha parecido que está tan lograda su ambientación como bien definidos los personajes. Son personajes que te caen bien o regular, que te llegan, te los crees, sientes cómo se mueven.

Es una novela que quizás sea en muchos momentos previsible, pero a mí me ha tenido atrapada, me ha entretenido bastante y la he disfrutado.




#Oscar Hernández Campano
#Novela
#El guardián de los secretos

martes, 18 de junio de 2019

Desde donde los Faros miran: Faro de L`Albir.


 


Mis compinches y yo hicimos los cinco kilómetros deprisa, muy deprisa, anochecía.

El camino asfaltado, casi llano, nos conducía sin pérdida hasta el extremo de Punta Bombarda, hasta el Faro de L`Albir.

Ese Faro que lleva allí desde 1863. Muy cerca de dónde estuvo la Torre Bombarda, una torre de vigilancia del siglo XVII que se contruyó para avisar de los ataques de los piratas berberiscos.​ 

Y allí estábamos.  Pisando un trozo de historia.

Y caminar, mientras el aire te da en la cara. 
Y sonreír, mientras vas alcanzando el Faro. 

Porque no hay mejor forma de escapar de la ciudad, de la rutina, del reloj, de todo, que asomarse al océano desde el mejor lugar del mundo:

Desde donde los Faros miran. 





#Faros
#Faro de L`Albir.
#Faros de Alicante

viernes, 14 de junio de 2019

Feria del Libro 2019 y Eduardo Bieger y "El emocionario"


Y llegó otro año más la Feria del Libro.

Y llegó tan especial o más que otras veces.

Reencuentros con compiches de letras con los que una tiene buenísimos recuerdos. Encuentros entrañables con buenas personas con las que no importa que pasen los años. Qué bueno verte Eduardo Bieger, compañero de relatos.

Y la ilusión de volver a casa con un botín estupendo que estoy deseando interiorizar: "Mujeres de vanguardia" de la Residencia de Estudiantes, "La biblioteca de agua" de Clara Obligado, "Cuaderno de faros" de Jazmina Barrera y "El emocionario" de mi querido Eduardo Bieger.

Y ahora la gran pregunta: ¿Cómo encontraré sitio en "la Cueva de Rocio y los cuarenta mil libros" a estos cuatro más?





#Feria del Libro 2019
#Eduardo Bieger
#Libros

miércoles, 12 de junio de 2019

Homenaje a María Antonia Copado, poeta, en "María Pandora" el pasado 10 de junio de 2019



Este pasado lunes, 10 de junio de 2019, la tertulia literaria Rascamán le hizo un homenaje a María Antonia Copado, poeta y compañera que falleció el pasado enero. 

Se hizo en la Librería champanería María Pandora, un lugar cálido lleno de colorido.

Y allí estuvimos juntos por ella y quién sabe si con ella. 

Pero allí fuimos otra vez sus compañeros, leyendo entre todos en voz alta su poemario "La mujer de la lluvia", y recordando cómo era María Antonia, cómo vivía su poesía, y cómo quería vivir su vida. 

No todos los compañeros de la tertulia la conocían, porque llevaba tiempo enferma, sin poder asistir a nuestras reuniones semanales. Pero sí todos, cuántos pudieron, quisieron participar. 

Y los que sí coincidimos con ella en tantos actos de los años que ella nos acompañó, no solo en la tertulia sino en tantas lecturas, en tantas actividades, no dejamos de recordar anécdotas vividas juntos, que algunos verbalizaron y otros pasamos todo el acto recordando con cariño y una sonrisa que no podíamos disimular.

Cuando los que quisieron leer terminaron de hacerlo, aún estuvimos viendo dos vídeos de María Antonia leyendo que habíamos rescatado de alguna de las presentaciones de sus libros. Y para terminar Iñaki Ferreras, también compañero, nos tocó un par de piezas con su acordeón.

Fue una despedida emotiva y salpicada de cariño. 

Decía Javier Díaz que durante todo el acto, la persiana que estaba al lado de la mesa donde nos acercábamos a leer, estaba moviéndose. Quizás sea Maria Antonia, decía Javier, que quiere demostrarnos que nos escucha. Quién sabe...

Pero seguro que sí, que esté donde esté, ella también disfrutó de las palabras de sus compañeros, de su calor y su cariño porque la queríamos tal y cómo era. A veces valiente, a veces negativa, otras risueña, siempre intensa, llena de fuerza y ganas de emprender actividades literarias con nosotros. 

Por tí María Antonia, un placer haberte conocido.



Javier Díaz Gil, coordinador de la tertulia Rascamán


Javier Díaz Gil y José María Herranz, poeta.

Javier Díaz Gil e Hilario Martínez Nebreda, poeta.

Javier Díaz Gil y Aureliano Cañadas, poeta.

En el vídeo de debajo Cinta Rosa Guil Redondo (maestra, narradora y poeta):


Javier Díaz Gil y Alma Pagés, poeta.

Javier Díaz Gil y Celeste Lamas.

Javier Díaz Gil y Feli Martinez, poeta.

En el vídeo de debajo Isabel Morión (poeta) recitando:

Javier Díaz Gil e Iñaki Ferreras, narrador y músico.

José León Cano, poeta.

Javier Díaz Gil y Mariana Feride, poeta.

Javier Díaz Gil y Antonio Benicio, editor.

En el vídeo de debajo tenemos a Juan Raña, narrador:


Jocelyn Almeida, poeta.

Javier Díaz Gil y David Lerma, novelista.


José Antonio Carmona, poeta.




De dcha a izda: Iñaki Ferreras, María Jesús Briones, Isabel Morión, José Antonio Carmona e Hilario Mtnez Nebreda.


#Tertulia Rascamán
#Champanería Librería María Pandora


martes, 11 de junio de 2019

Los murales y trampantojos de Calpe (Alicante)



Muchos años después, todavía recordaríamos las paredes coloreadas del casco antiguo de aquel pueblo costero, que tenía un Peñón.

Un Peñón que nunca coronamos por más que pensáramos cómo se podría subir.

Era tan apetecible tenderse como lagartos bajo el sol. 

Descubrir pueblos, alcanzar faros, 
empaparse de luz y mar.

Atardecer en aquellas calles empedradas y en cuesta, 
donde murales y trampantojos,
te tentaban
desde cualquier esquina tenuemente iluminada. 

Serían las paredes coloreadas de aquel pueblo costero, que sí también tenía un Peñón, las que recordaríamos,
                                                                                                              muchos, muchos años después. 


Calpe. Junio 2019










lunes, 10 de junio de 2019

"Balthus" estuvo en el Museo Thyssen y mereció la pena

'Thérèse' (1938).


Del 19 de febrero al 26 de mayo de 2019 se ha podido ver esta exposición del artista Balthasar Klossowski de Rola (1908-2001), conocido como Balthus, en el Thyssen de Madrid. 

Ha estado envuelta en cierta polémica por sus niñas, sus adolescentes, con la falda arremangada y sus bragas al aire. Como la de Thérèse soñando (1938) para quién hace un par de años se reunieron miles de firmas para que fuera retirado en Nueva York.

Pero el caso es que ya ha terminado, y a mí me gustó descubrirla, contemplar de cerca los cuadros de este artista y sobre todo sus colores. Descubrir a sus figuras tranquilas, esos adolescentes ociosos. Incluso descubrir esa foto del autor en una posición tan de reposo como la de sus figuras.

Así que más vale tarde que nunca para dedicarle una entrada.


'Thèresé soñando'