lunes, 28 de noviembre de 2016

Ruta Literaria por la Ciudad de Segovia

Casa de Antonio Machado en Segovia


Hoy nos vamos a ir a Segovia con nuestras cuestiones literarias.

¡Qué bonita es Segovia en noviembre! Y si además esperas empaparte y congelarte, y resulta que tienes la gran suerte de que no te llueva cuando está diluviando en media España y tampoco hace demasiado frío, pues mucho mejor.

Os voy a dejar algunas estampas, rincones donde podemos encontrar la huella de algunos de nuestros escritores que uno va encontrando a su paso por la ciudad. Escritores de distintas épocas y de distinto género de literatura, hacen a Segoria muy rica en alusiones literarias.

Vamos a hacer una pequeña ruta por la ciudad, paseando desde el Acueducto hasta el Alcazar deteniéndonos en varios puntos.

En la foto superior, la que encabeza la entrada, tenemos una imagen de la Casa Museo de Antonio Machado. 

En el año 1919 llegó, también en noviembre, el poeta D. Antonio Machado a Segovia para ocupar una cátedra en el Instituto de Bachillerato de la ciudad. Desde entonces y hasta que la abandonó, el año 1932, tuvo habitación en una casa de la calle de los Desamparados que, pasado el tiempo, fue adquirida por la Academia de Historia y Arte de San Quirce, que la convirtió en recuerdo permanente del poeta. A esta casa le vamos a dedicar una entrada más adelante, pero en nuestra ruta hay que nombrarla como un punto y aparte.


Comenzamos nuestra ruta en la Plaza del Azoguejo, de donde sale la calle Cervantes. En la foto de debajo tenemos la placa de esa calle, la que sube desde el Acueducto hacia la Catedral. Vemos que tiene una cita de El Quijote:

"La libertad, amigo Sancho, es el don más preciado que dio Dios a los hombres".




A continuación tenemos una alusión a la novela picaresca, con la placa de cerámica que hay situada en la casa donde murió D. Jerónimo de Alcalá Yañez Segoviano. Esta placa nos la hemos encontrado al paso según caminábamos hacia la Catedral, pasando de la calle Cervantes a la calle Real. Está situada en una plaza muy bonita, la plaza de Medina del Campo, donde hay una estatua de Juan Bravo, varias casas renacentistas y la Iglesia románica de San Martín.

Plaza Medina del Campo. Segovia


 Al otro lado de la plaza, al volver a coger la calle Real encontramos a la derecha la cárcel Real o cárcel Vieja. Además de porque hoy es la biblioteca pública de Segovia nos interesa mucho, porque en sus celdas estuvo encarcelado el dramaturgo Lope de Vega en 1577. Fue utilizada como prisión hasta 1933. 
 




 En la plaza de la Catedral encontramos a D. Antonio Machado otra vez. Quizás paseando después de sus clases, encaminándose a la pensión de doña Luisa.



De camino al Alcazar, pero justo enfrente de la Catedral encontramos ya la primera alusión a la literatura mística. Tenemos aquí una placa que alude a Santa Teresa de Jesús. En Segovia vino a fundar y escribió el libro de "Las moradas".



A espaldas de la Casa Museo de D. Antonio Machado, de la que ya hemos hablado al principio de la entrada y que está en la calle de los Desamparados que encontraremos a la derecha nada más pasar la Catedral, tenemos el paseo que lleva el nombre de San Juan de Dios, y desde las ventanas del comedor de la pensión podemos ver el homenaje que la ciudad le rindió con una estatua realizada por José Mª García Moro. El autor también vino aquí a fundar y escribió.

Así que aquí en esta ciudad los tenemos a ambos, a Santa Teresa y a San Juan de Dios.




Si seguimos caminando hacia el Alcazar, dejando a un lado la casa de Antonio Machado, encontramos otra placa de piedra que nos recuerda a D. Ramón Gómez de la Serna, que también escribió sobre la ciudad.





 Y en esta rutita literaria por Segovia, también nos encontramos con D. Francisco de Quevedo, a la altura del arco del Socorro cuando ya estamos volviendo del Alcazar, y bajando desde la Catedral. En la placa hay un recuerdo para los personajes de El Buscón don Pablos, que nace segoviano, y el Dómine Cabra.



Nos hemos dejado algunos puntos, pero yo creo que para hacernos una idea general sí que nos ha valido. 

Como veís hay mucha literatura en esta pequeña ciudad: Picaresca, mística, poesía... No hay que perderla de vista.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me enriquecen, anímate y déjame uno