jueves, 21 de mayo de 2015

"Música para feos" de Lorenzo Silva




“We are ugly, but we have the music.”
– Leonard Cohen


El último libro que leí ha sido "Música para feos" de Lorenzo Silva. 

Siempre que escucho que Lorenzo Silva saca libro quiero leerlo. Por supuesto si es de Bevilacqua y Chamorro sin dudarlo ni medio segundo, pero si no es de ellos pues resulta que también. Me gustan las novelas de este autor a quién siento tan cercano desde que vino a a nuestro taller de creación literaria hace un montón de años a hablarnos de la construcción de las novelas y nos encantó su argumentación (que solo estaba en su cabeza), la claridad de su exposición y su proximidad.

En este caso se trata de una historia de amor. Una historia de amor dificil en el mundo actual.

 El argumento arranca con Mónica que, aún siendo periodista vocacional, está inmersa en un empleo que no le gusta nada y además tampoco es nada feliz en su vida sentimental. Así está su vida, cuando una noche en un garito de copas al que la ha arrastrado una compañera de trabajo conoce a Ramón mientras está bailando... Sube al coche/reina de la noche/olvida tu malhumor…

El tema de la novela yo creo que puede ser cómo hay amores que merecen ser vividos a pesar de las dificultades, de los conflictos, de las guerras, de la distancia, de su brevedad o de la misma muerte. Su intensidad, su verdad, los salva.

«Lo de estar con alguien es muchas veces una ilusión: muchas parejas que ves paseando por ahí hace años que no están el uno con el otro, en realidad. Tú y yo no necesitamos pasear juntos para estarlo. Yo te siento aquí, como si estuviera contigo desde siempre. Como si siempre fuera a estar».

 La novela está contada en primera persona desde la voz de Mónica. Lo cuenta una mujer y lo cuenta muy bien desde su voz femenina, desde su mirada femenina, desde su sensibilidad. Está ambientada en la actualidad donde los medios informáticos y de comunicación como por ejemplo el skipe están muy presentes.

Los personajes son Mónica y Ramón. Ella es una veinteañera que como os contaba no está en uno de sus mejores momentos vitales. Su trabajo de mileurista no le llena en absoluto, no tiene nada que ver con su vocación periodística. Además arrastra alguna que otra historia sentimental fallida y no tiene demasiadas ganas de embarcarse otra vez en ninguna. Él, Ramón, es varios años mayor ya ha entrado en los cuarenta, es una persona comprometida y misteriosa porque no sabemos a qué se dedica ni nos lo quiere desvelar tan fácilmente. Su vida es un misterio que Mónica irá conociendo poco a poco. Son dos antihéroes, dos solitarios que se encuentran y sienten con mayúscula.

"Lo único limpio y hermoso que de veras he tenido."

Poco se puede contar más de esta historia. Hay que leerla para sentirla porque lo mágico son esos diálogos que tienen los personajes. Tiene un giro brusco en la trama que ves venir pero no quieres aceptar y que de pronto te deja diciendo: ¿Pero bueno y ahora qué? Que da lugar a una reflexión social donde lo importante es el telón actual de fondo que hay detrás, los paisajes que se cuentan casi al final de la novela cuando de la mano de los protagonistas visitas lo que no es visitable.

"Música para feos" es una historia de amor profunda que no cae en ningún tipo de sensiblería ni cursilería. Tampoco tiene escenas tórridas ni explícitas sino que todo en esta historia está contado de forma impecable y sutil.

«Quien sólo te folla te da la libertad de puntuarle y olvidarlo; quien acierta a amarte, y a provocar que le ames, antes o después será tu cárcel».

La música que ya lleva su título (y cuyo por qué se te desvela en la historia de la mano de Leonard Cohen) está muy presente en toda la trama. Cómo lo está también en nuestra vida ¿no? ¿A quién no le viene algún recuerdo de la mano de una melodía? Pues sí aquín también es muy importante porque detrás de lo que se nos cuenta hay una banda sonora compuesta de 21 canciones de buena música que se van intercambiando los personajes en cada cita. Y que nosotros, los lectores, vamos a ir conociendo y disfrutando poco a poco. Éste punto musical en mi opinión mejora mucho la novela: Leonard Cohen, Alan Parsons Project, Alison Moyet, Amy Winehouse, Roy Orbison, ELO, Franco Battiato...

Aquí podéis ver la lista completa de canciones:
http://www.planetadelibros.com/musica-para-feos-libro-195481.html



A mí me ha gustado mucho porque la narración logra que en muchos momentos yo me haya sentido identificada. Me gusta la atmosfera de intimidad que sabe crear el autor, me gusta la intensidad en el sentimiento que trasmite. Y claro, como Mónica, yo también me enamoraría del personaje masculino... 




Lorenzo Silva (Madrid, 1966) es licenciado en derecho y escritor, comenzó su producción literaria en la década de los ochenta. Su obra abarca diversos géneros que van desde la poesía al ensayo, pasando por la novela y los artículos periodísticos. Es autor también de algunas obras para el público juvenil. A pesar de su juventud, ya ha obtenido varios galardones, entre los que destaca el premio Nadal del año 2000 con El alquimista impaciente, el premio Primavera 2004 con su obra Carta Blanca y el Premio Planeta en 2012 con La marca del meridiano, la séptima entrega de Bevilacqua y Chamorro (una de sus obras más conocidas). Posteriormente, en 2014 publicó la octava entrega "Los cuerpos extraños".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me enriquecen, anímate y déjame uno