viernes, 11 de diciembre de 2009

Los escritores y el juego


"No hay exorcismo que valga cuando un escritor se encuentra poseído por el demonio del juego. Una vez en timba se jugará hasta la camisa y le dará igual galgos que jamelgos, lotería que bingo, ruleta o palillo de barquillero. Si le pegamos un repaso a la historia universal de la literatura encontramos ejemplos de endemoniados célebres, hombres de letras que, valga la comparación se mostraron tan animosos alrededor de un tapete como ladillas alrededor de un coño. Faites vos jeux. Hagan juego, que aquí la pasión por jugar se queda chica cuando se trata de perder para después contarlo".

Así comienza un artículo titulado ¡Hagan Juego! Escritores y tahúres: el azar en la literatura, publicado en la revista Qué Leer, en marzo del 2004. De él voy a entresacar algunas curiosidades sobre autores y juego.

Porque señores y señoras, aquí estamos de nuevo en otra entrada del "Mentidero".

¿Qué? ¿Curioseamos un poco en las miserias de algunos célebres escritores?

- Fiódor Dostoievsky: "Tuvo la poca verguenza de confesarle a su esposa, y por escrito, que después de perder una notable cantidad de dinero jugando a la ruleta había experimentado algo parecido a un orgasmo". "Condenado a perder, Dostoievski alumbra un relato donde el demonio del juego se convierte en el verdadero protagonista de la historia. Y aunque recurra al exorcismo de la escritura para así neutralizarlo, no se lo arrancará nunca, prueba de ello es que seguirá jugando, lo mismo que Poe, o el protagonista de una novela mágica escrita por Balzac: La piel de zapa."

"El personaje principal está tan lleno de vida que me parece tenerlo delante" diría de "El Jugador" a su amigo de vodkas, Strakhov (sept. de 1863)

- Edgard Allan Poe, "... de una patada en el culo, lo expulsaron de la academia militar de West Point. Parece ser, que en sus ratos de recreo y taberna, le daba por montar timbas y andar a coz y bocado sobre el infame tapete verde. ..."
...
"En la introducción de Los crímenes de la rue Morgue, Poe hace alusión al juego, un descarnado balance del ajedrez y las damas, y se inclina por éstas últimas, ya que, según explica, despiertan las condiciones mentales necesarias para el análisis. Y a continuación asegura que, si tales condiciones se poeen en grado extraordinario son una fuente de vivísimos goces. Otra vez el orgasmo, al que se llega ejerciendo una especie de frotamiento con la actividad intelectual, lo que Poe llama "desentrañar" ..."

- Balzac: "Si bien Balzac no era ludópata declarado, toda su vida se la pasó jugando. Murió jóven y fue un hombre que se hizo a sí mismo. Nacido Honoré Balzac, prefirió anteponer un de al apellido. Lo hizo en nombre de la acristocracia del talento, jugando a trepar por un árbol genealógico negado desde la cuna y que más que árbol fue cucaña."
...
"...Balzac se pasó la vida huyendo de prestamistas, saltando de un lado a otro, como en un juego de la oca en el que dejar de escribir significaba dejar de jugar. No olvidemos que era amigo del lujo y de las faldas, sobre todo si estas las llevaba alguna rica heredera, condesa, marquesa, marquesina o entoldada que le pudieses arreglar el futuro. "

- Freud: "Freud que le sacaba punta a un lápiz, creyó ver momentos culminantes de la masturbación en el frotamiento de manos del que baraja los naipes así como en el meneo del cubilete de los dados..."

- Manuel Vicent: "Marino y jugador de poquer..." "Jugador en una timba nocturna donde uno de los jugadores se quedó fiambre. Esa historia la escribiría Vicent años después en una novela titulada "La Muerte bebe en vaso largo" publicada por entregas en el Colorín de El País, y que al día de hoy, es otro título de culto, y que está a la espera de que la reediten".

- Alberto Vazquez-Figueroa: "Cuando Vazquez-Figueroa anda por su casa de Lanzarote, ya puede estar hablando con Dios, que a las 17.00 horas despacha a todo el mundo pues llegan sus amigos a jugar al dominó. No son capitalistas, ni intelectuales, sino gente de la isla que aparecen en coches modestos y algo descacharrados, amigos de toda la vida, vaya..."... "Todos los años visita el festival de Cannes y confiesa que "Son mis vacaciones y no las perdono por nada ni por nadie. De día voy al festival y de noche, al casino. De vez en cuando voy a Las Vegas."

- Juan Marsé o Luis Sepúlveda : "El dóminó es juego literario y que, entre sus adeptos, cuenta con Juan Marsé o Luis Sepúlveda".

- Julio Cortazar. "Jugador de dominó y de rayuela"


¡Hagan Juego! Escritores y tahúres: el azar en la literatura
Texto: Montero Glez.
Qué Leer, marzo 2004

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me enriquecen, anímate y déjame uno