Mostrando entradas con la etiqueta lenguaje teatral. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta lenguaje teatral. Mostrar todas las entradas

lunes, 28 de marzo de 2016

Ayer, 27 de marzo de 2016, día Mundial del Teatro. El lenguaje y el Teatro



Ayer, 27 de marzo, era el día Mundial del Teatro. Y yo quería que nos detuviéramos un ratito en ello.

El origen de esta celebración se remonta al año 1961, cuando el Instituto Internacional del Teatro de la Unesco decretó el Día Internacional del Teatro para dar a conocer y que llegara a más personas este arte. Pero fue el 27 de marzo de 1962 cuando se realizó la primera celebración de este día.

En esta edición ha sido el director y profesor de teatro ruso Anatoly Vassiliev quién ha enviado el mensaje para conmemorar este día. Y se ha centrado en su capacidad para comunicar y transmitir.



¿Os acordáis de las conchas que había en el escenario y donde estaba metido el el Apuntador? Yo no sé si he llegado a verlo en la realidad, creo que no, imagino que solo lo he visto en las películas. 

El Apuntador era la persona que recordaba a los actores el texto si tenían algún olvido, o si no estaban moviéndose correctamente por el escenario. En el diccionario de la Real Academia vemos exactamente su definición en el teatro en la segunda acepción :


apuntador, ra
1. adj. Que apunta. U. t. c. s.
2. m. y f. En una representación teatral, persona que, oculta a la vista del espectador, dice en voz baja a los actores las palabras que olvidan o en las que vacilan.
3. m. y f. traspunte.


traspunte
De tras1 y apunte.
1. m. y f. Teatro. Persona que avisa a cada actor cuando ha de salir a escena y le apunta las primeras palabras que tiene que decir.


De esta figura  nos han quedado algunas frases hechas que utilizamos muy a menudo: "Aquí se muere hasta el apuntador", "Aquí no se salva ni el apuntador" "Aquí no queda el apuntador"... ¿Quién no las ha utilizado alguna vez?

Del teatro tenemos muchas más frases hechas:

- Hacer mutis por el foro: De cuando los actores, en el teatro clásico, desaparecían silenciosamente por el fondo del escenario.

- Estar en el candelero: Que significa estar de actualiadad y viene de que los antiguos escenarios se iluminaban con una fila de luces o candelas llamada candelero. Estar en el candelero era, y es, estar en la parte más iluminada del escenario, es decir, estar en primera fila bajo la atenta mirada de todos.
 
- Entre candilejas: Con poca luz, medio en penunbra... Viene de la cuarta acepción del significado de la palabra candileja, la que se refiere a la fila de luces que hay en el borde del escenario y que diluye la luminosidad entre el públicos y los actores.


candileja
1. f. Vaso interior del candil.
2. f. Vaso pequeño en que se pone aceite u otra materia combustible para que ardan una o más mechas.
3. f. neguilla (‖ planta).
4. f. pl. Línea de luces en el proscenio del teatro.
- Que empiece el espectáculo: Cuando va a empezar cualquier tarea.

- Mucha mierda: Esta frase se suele decir que teatro para desear suerte. He leído por internet que procede de cuando se asistía a las representaciones teatrales, a los Corrales de Comedias, en coche de caballos. Se sabía que la obra tenía éxito, si había muchos excrementos de caballo a la puerta del teatro. 

Y por supuesto tenemos otras tantas que se nos han quedado a todos en la cabeza y que repetimos en otros contextos, que originariamente procedían alguna obra de teatro en concreto:

- "Mi reino por un caballo": Que procede de la obra de Shakespeare "Vida y muerte de Ricardo III"
- "Largo me lo fíais..." de "El burlador de Sevilla" de Tirso de Molina.
-"... Porque toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son..." de "La vida es Sueño" de Calderón de la Barca.
- "¿No es cierto ángel de amor..." de Don Juan Tenorio de Zorrilla.

En fin... hay muchas. Seguro que a vosotros se os ocurren otras tantas que muchas veces, sin daros cuenta, se os vienen a la cabeza y decís. 

La magia del teatro.