Mostrando entradas con la etiqueta Mis poetas Marta López Vilar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mis poetas Marta López Vilar. Mostrar todas las entradas

domingo, 12 de febrero de 2017

Visita de la poeta Marta López Vilar a la tertulia literaria Rascamán


La poeta Marta López Vilar, el coordinador de la tertulia Javier Díaz Gil y el narrador David Lerma (de izda a dcha)


Este miércoles, 8 de febrero de 2017, hemos tenido la suerte en nuestra tertulia literaria de contar con la visita de la traductora y poeta Marta López Vilar.

Os copio su biografía para los que no la conocéis:

Finalizó sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid en el 2002. Es licenciada en Filología Hispánica y dispone de amplios conocimientos de portugués, catalán y griego por lo cual ha realizado varias obras de traducción literaria de poesía catalana, portuguesa y griega contemporánea. Estudió lengua, literatura y filosofía neohelénicas en la Universidad de Atenas. Es doctora en Literatura Española por la Universidad Autónoma de Madrid con una tesis sobre la mística y el simbolismo de las Elegies de Bierville de Carles Riba.

Cuánto hemos aprendido de ella. Cuánto tenía que enseñarnos.

Por el libro De sombras y sombreros olvidados en 2003 obtuvo el premio “Blas de Otero” de poesía (Madrid, Amargord, 2007).1 En 2007 ganó el premio “Arte Joven de Poesía” de la Comunidad de Madrid por el libro La palabra esperada (Madrid, Hiperión, 2007). Su tercer poemario lleva por nombre En las aguas de octubre. Y además ha publicado la antología "Traslucidas" una antología de poesía femenina española que ha coordinado y recoge 29 voces que dan muestra de la diversidad de las poéticas actuales: Carmen Camacho, Esther Muntañola, Carmen Garrido, Ada Salas, Leire Bilbao, Ariadna G. García, Miriam Reyes, Nuria Ruiz de Viñaspre, Cristina Morano, Aurora Luque, Lola Nieto, Begonya Pozo, Yaiza Martínez, Martha Asunción Alonso, Guadalupe Grande, Sofía Castañón, Vanessa Pérez-Sauquillo, Erika Martínez, Rosana Acquaroni, Isabel Bono, Josefa Parra, Laia López Manrique, Susanna Rafart, Miren Agur Meabe, Olga Novo, Sandra Santana, Esther Giménez, Lucía de Fraga y Esperanza López Parada.


Con la poeta, hemos recorrido su trayectoria literaria, a medida que iba leyéndonos poemas de sus distintos libros mientras nos iba ilustrando con historia griega, mitología, literatura...No nos faltaba conversación sobre miles de temas.

He querido dejaros con vídeos tanto de poemas como de pedazos de conversación, porque era muy distendida la velada, muy, muy instructiva y entretenida.


 La poeta nos habló (porque le preguntó Javier) del tiempo que estuvo invitada por la Cadena Ser de Alcalá de Henares para retransmitir la entrega del Premio Cervantes. Y ya del Paraninfo, de aquella Universidad...

 Comienza la lectura propia de su poesía con el libro "De sombras y sombreros olvidados", un libro que la poeta calificó como "muy de la ciudad", lo escribió muy jóven, pero se llevó el Premio Blas de Otero de Poesía 2003.

Aprenderé tus sombras para que no se me olviden
y cuidaré de ti en días como estos
en los que nuestras huellas
sólo son de sombras y sombreros olvidados.

Son los días del olvido.
Nadie puede ser más afortunado que nosotros.
Amémonos si es preciso.

Marta López Vilar
De: “De sombras y sombreros olvidados”
Ediciones Amargord

Marta López Vilar decía que era muy jóven cuando escribió este poemario, 17 o 18 años, pero a mí me gustaron mucho los poemas que leyó de éste. Me parecieron muy acertados, sencillos pero conmovedores.

Son poemas de los ochenta, cuando deslumbraba la llamada Poesía de la Experiencia.














Su segundo libro es "La palabra esperada". Poblado de héroes griegos, de nostalgia...

Nos leyó Naussica, esa figura hechizada por Atenea, para enamorarse de Odiseo, quién la abandona finalmente. Y nos lo contaba... Escuchadla, da gusto. Habla también de Circe. y nos lee el poema "La isla del último adios" que es un verso de Carles Riba:




ADRIANO HABLA AL CUERPO MUERTO DE ANTÍNOO

Ya nada persigo, nada se presenta ante mi puerta.
Ninguna juventud sentí sino la tuya,
ninguna ciudad, ningún otoño desbordó
por mis manos el cabello de la luz,
los misterios del aire.

Duermen contigo aquella sangre derramada
en sueños, la noche sin refugio
con redes de oro, el perfume
cuajado de amapolas en tus labios
mientras yo contemplo la patria destruida de tu cuerpo,
recién abandonado.

Contemplo al dios que me arrojó a la vida
yaciendo en la sombra inmensa
de lo que ya no tendré…

La muerte ha llegado al mundo, mi dios,
y nada ya podrá espantar mi frío.

De La palabra esperada

Dice la poeta que "Hay ciudades que nos gustan y hay ciudades que nos hacen". Para ella Atenas es la ciudad que la hace. Dentro de ella tiene su caos, tiene su ruido. Cómo habla de Atenas, dan ganas de salir corriendo otra vez a visitarla.

Nos dice que Grecia para ella es un estado emocional, un estado del alma y donde siempre regresa. El olor a la vida y a la palabra, es Grecia.


Ensoñación de Fernando Pessoa

Nunca soñé habitada esta ciudad.
Siempre ardía en mis sueños al escuchar mis pasos,
se marchaba antes de que llegara a visitarla.
Lisboa no existe. Es la herida desnuda
que contempla el Tajo, la frágil
presencia de la lluvia que florece
en las calles, el vacío que nombro
en los secretos.
Ninguna imagen evoqué en esta ciudad.
Sólo yo pertenezco a lo que sueño.
Lo demás es espacio vacío, sombra
que me aterra y me vuelve la sangre
negra y fría como la muerte.
Soy lo que imagino y no regresaré a Lisboa
ni regresaré de Sintra.
Soy lo que imagino y no soy nada,
sólo apátrida esclavo de su nombre
que aún ignora dónde existe.


Por supuesto nos habla del poeta catalán Carles Riba, sobre el que hizo su tesis. Carles Riba fue un traductor, profesor y poeta. Se exilió con Machado y su familia, pero él terminó en un pueblecito más cerca de París.

Un compañero le pregunta que cuándo considera que el libro está acabado. Nos dice que un libro nunca se acaba. Sin llegar a lo que hacía Juan Ramón Jiménez, que ya era enfermizo. Pero hay que volver a él varias veces, muchas.

Hemos hablado del mito de Sísifo. De Safo también, de quién Aurora Luque nos dice que hizo una muy buena traducción. Hablamos entonces de la poeta Aurora Luque y de su libro "Los limones absortos".

El siguiente poemario es "En las aguas de octubre". Muy elegiaco. Es un libro de tradición grecolatina, mediterraneo. Una vuelta a los clásicos. Aunque también hay poemas sobre Lisboa. Se trata de una poesía muy delicada.

Eurídice

Quédate así un instante,
que esta luz que ahora me cubre
la memoria —ese paraje inhóspito y helado—
nunca convertirá en final lo que ahora brilla
como una lluvia débil cayendo de los árboles.

Es la prueba más hermosa
de estar vivos para siempre.
La única, tal vez.


LAS HUELLAS

                        No le reprocho a la primavera
                                   que llegue de nuevo
                                               Wislawa Szymborska

Dejo mi palabra hundida en esta primavera.
De ella crecerán las hojas que cubrirán
la puerta de mi casa,
-esta casa, cualquier casa-,
los nombres
que no desaparecen, pero tampoco nombran.

Escribir es despedirse,
sellar con hielo el corazón de un muerto.



A propósito de este libro nos habla la autora de Perséfone, del mito, de Hades que la rapta ofreciéndola ladinamente una granada. De ahí es como se explican las estaciones. Daba gusto escuchar cuántas cosas nos contaba de los mitos. También nos habla mucho de María Poliduri, de su triste vida.

La poesía de Marta López Vilar es una poesía muy profunda, con mucho peso, pero no es pomposa, ni pedante.

De ahí pasamos a hacer un repaso por la historia de la poesía en España. Y charlamos sobre el pensamiento ilustrado, el Romanticismo, Espronceda, Becquer. Y nos habla de María Zambrano y su texto "Los intelectuales en el drama de España".



Siguiendo con su trayectoria literaria, también Marta López Vilar nos hablaba de su tiempo de profesora en Hungría. Y de cómo pasaba muchos ratos en el restaurante que había debajo de su casa, un kebab, solo por oler a las especias,  y que le pareciera más mediterráneo.

De aquel tiempo, triste y largo para la autora surge "El gran bosque". Que está todavía en construcción, y del que nos leyó algunos poemas en prosa.








Y por último casi no hubo tiempo para hablar de la antología de poesía femenina que ella ha hecho "Translucidas". Parece muy interesante. Ha escogido a 29 poetas. Os he hablado de ella al principio de esta entrada.


Es muy dificil plasmar en una entrada todos los temas que tocamos en esa tarde literaria. Solo os he dejado unas pinceladas, una breve aproximación, sé que me falta muchísimo de lo que se habló. Porque fue una tarde muy, muy interesante. Conversamos, escuchamos, aprendimos. Hablamos de las ciudades, de Atenas, de los clásicos, de los mitos, de poetas griegos, de poetas catalanes, de la Ilustración, del Romanticismo... Más de tres horas y podríamos haber seguido mucho más tiempo porque unos temas sacaban otros y eso no tenía fin porque  todos eran igual de trascendentes y jugosos.

Ahora nos toca a nosotros profundizar en ellos.

Cuánto sabe Marta López Vilar, cuánto aprendimos y cuánto podríamos aprender de ella.

Desde aquí quiero darle otra vez las gracias por su generosidad queriendo compartir con nosotros una de nuestras tertulias.