Mostrando entradas con la etiqueta Barco de Ávila. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Barco de Ávila. Mostrar todas las entradas

sábado, 1 de agosto de 2015

Azucena Pintor - Exposición de su obra en Barco de Avila


En Barco de Ávila, en la antigua Cárcel donde ahora está la UNED y la biblioteca, ha expuesto durante unos días, en este mes de julio de 2015, parte de su obra Azucena Pintor. 

Azucena Pintor escribe por eso nos conocimos compartiendo taller literario. Pero sobre todo ella se define como Artista. Y así con mayúsculas, lo escribo yo. 

Porque esta Artista ayudándose de mil y un materiales: ropa vieja, algas, líquenes, su propio cuerpo, cera líquida... busca otro universo más allá del que vemos todos. Un universo con instalaciones como ésta de las fotos que enmarcan éstos párrafos donde hace un homenaje a las Sirenas del Mediterraneo, esas Sirenas que cantaban con maléficas intenciones. Al mismo tiempo quiere también hablar de las poetas, las mujeres poetas, y por eso sitúa sus esculturas sobre un suelo formado con hojas del poemario: "Ellas cuentan".






Aunque también hay esculturas de hadas buenas como ésta de aquí debajo.


 Azucena Pintor, la autora, que aparece en éstas fotos se hace grande contándonos qué nos quiere mostrar con sus creaciones. Y nos habla de su obsesión por el número cinco: cinco sentidos, cinco dedos... También su obsesión por los círculos, y juega con ellos y las algas, con ellos y las cinco letras del nombre de su hija: CIRCE con los que prueba mil combinaciones. 













 La verdad es que este lugar, la antigua cárcel de Barco de Ávila, es un lugar precioso para exponer. Esas luces tenues, la piedra, la madera, crea una atmósfera sugerente donde las instalaciones parecen alzarse para mostrarte su esencia, su importancia. 

También había un apartado para su estudio dedicado a los transgénicos, y también otros dedicados a las constelaciones, los planetas, los horóscopos...



En la foto de debajo esta la instalación dedicada a las encinas, a su universo. En cuyo tronco y sus hendiduras Azucena Pintor encuentra vulvas y en una serie de fotografías en blanco y negro nos las muestra. El poder de la naturaleza, el universo encerrado en ella, formando un todo orgánico al mismo tiempo que estético. Espacios poéticos y sugerentes.




Gracias Azucena por contarnos tu mundo.