miércoles, 3 de junio de 2015

Soluciones al enigma de los escritores




Os debía la solución al jueguecito literario que os puse el otro día.

Aquí traigo las soluciones aunque tengo que admitir que en un escritor dudo... pero por más que lo busco y rebusco no encuentro otra respuesta así que será como he encontrado:

En la primera fila, de izquierda a derecha: JK Rowling (Con el cuaderno en el aire - una alusión a los poderes mágicos de Harry Potter), William Shakespeare (inconfundible) y Stephen King (que con tantas hojas garabateando alude a un escritor muy prolífico).

En la segunda fila, de izquierda a derecha tenermos a: George Orwell (con la nariz de cerdo de "Rebelión en la granja"), Ernest Hemingway (Con la barba, el jersey de cuello alto y la caña de pescar) y Ian Fleming (con un cóctel, como James Bond).

Y en la tercera fila y en el mismo orden de izda a dcha tenemos: a Agatha Christie (con un tarrito seguramente con veneno), Salman Rushdie (inconfundible) y por último, el que más dudas ha suscitado, que parece ser que es Kafka (con el gato porque tiene varias fábulas cortas con ese animal, aunque yo lo hubiera representado más al estilo de la Metamorfosis... a mí me parece que es el menos conseguido).



Una pequeña fábula
[Fábula: Texto completo.]
Franz Kafka

¡Ay! -dijo el ratón-. El mundo se hace cada día más pequeño. Al principio era tan grande que le tenía miedo. Corría y corría y por cierto que me alegraba ver esos muros, a diestra y siniestra, en la distancia. Pero esas paredes se estrechan tan rápido que me encuentro en el último cuarto y ahí en el rincón está la trampa sobre la cual debo pasar.

-Todo lo que debes hacer es cambiar de rumbo -dijo el gato... y se lo comió.


El híbrido
[Cuento: Texto incompleto.]
Franz Kafka

Tengo un animal curioso mitad gatito, mitad cordero. Es una herencia de mi padre. En mi poder se ha desarrollado del todo; antes era más cordero que gato. Ahora es mitad y mitad. Del gato tiene la cabeza y las uñas, del cordero el tamaño y la forma; de ambos los ojos, que son huraños y chispeantes, la piel suave y ajustada al cuerpo, los movimientos a la par saltarines y furtivos. Echado al sol, en el hueco de la ventana se hace un ovillo y ronronea; en el campo corre como loco y nadie lo alcanza. Dispara de los gatos y quiere atacar a los corderos. En las noches de luna su paseo favorito es la canaleta del tejado. No sabe maullar y abomina a los ratones. Horas y horas pasa al acecho ante el gallinero, pero jamás ha cometido un asesinato.
 
...
Si queréis leerlo completo:

 

1 comentario:

Iñaki Túrnez dijo...

Jo, Rocío, qué torpe debo ser. Yo solo había identificado a Rushdie. Prometo esmerarme más para el siguiente juego.