domingo, 12 de marzo de 2017

Siempre hay que volver a Gloria Fuertes




Este año 2017 se celebra el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes.

En este blog hemos dedicado ya muchas entradas a esta poeta, os copio solo algunas de ellas por si queréis recordarlas:







Pero como sus poemas para adultos me gustan tanto vamos a seguir dedicándole de vez en cuando alguna entrada.



 En este vídeo nos recita un poema "Nota autobiográfica", por favor no dejéis de escucharla. Este vídeo es del programa La mitad invisible, que también os animo a que veáis porque siempre es interesante.





Y ahora para terminar os dejo con otro poema de Gloria Fuertes:

 No quiero ser maestra

No quiero ser maestra de nada, 
me conformaría
con ser una lección
de algo.


viernes, 10 de marzo de 2017

Frases hechas con nombres de lugares





Hoy vamos a hablar de esas expresiones, o frases hechas, con nombres de lugares. Hay muchas en nuestro lenguaje coloquial, así que solo vamos a hablar más detenidamente de tres de ellas.



Estar en Babia
La frase hecha “estar en Babia” significa según el diccionario de la Rae “estar distraído y como ajeno a aquello de que se trata”.

Babia no es ningún lugar imaginario, sino que existe. Babia es una comarca de la provincia de León. Parece ser que en la Edad Media los reyes de León para alejarse de los problemas de la Corte, lo elegían, como un lugar de asueto y reposo ya que  abundaba la caza. Cuando los súbditos preguntaban dónde estaba el Rey la contestación era: “Está en Babia” sin dar mucha explicación más.

Babia existe y es una apartada comarca de la provincia de León, en España (...) Durante la Edad Media, al parecer, abundaba la caza en ese lugar y los reyes de León lo eligieron como punto de reposo, particularmente para alejarse de los problemas de la corte, complicada con las intrigas palaciegas de los nobles (...) Estas ausencias del rey motivaban a menudo la inquietud de los súbditos a quienes, cuando preguntaban por él, se les respondía evasivamente que el rey estaba en Babia


Esto es Jauja

Si Buscamos en el diccionario de la Rae esta expresión encontramos:
jauja
Por alus. a Jauja, valle del Perú, famoso por la riqueza de su territorio.

1. f. Denota todo lo que quiere presentarse como tipo de prosperidad y abundancia.

¿Estamos aquí, o en Jauja?
1. expr. coloq. U. para reprender una acción o un dicho importuno o indecoroso.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Cómo vemos ya la misma definición nos indica su origen. Hace referencia a ese valle del Perú llamado Jauja, muy rico. Según las crónicas de la época de la fundación por Francisco Pizarro, ésta capital poseía calles «empedradas con piñones», por las que corrían «arroyos de leche y miel». Ligada a esta explicación, hay quien asegura que todo fue una invención de Cristóbal Colón. Para enrolar marineros en su segundo viaje a América.
Aquí en España, no íbamos a ser menos, tenemos también nuestra propia jauja, con un pueblo Jauja en Córdoba.



Poner pies en Polvorosa

Buscamos como siempre la definición en el diccionario de la Rae y nos dice:
polvoroso, sa
De pólvora 'partículas a que se reduce una cosa sólida'.
1. adj. Que tiene mucho polvo.

Cómo vemos que ahí no está la frase que buscamos, nos vamos a la definición de "pie" y ya sí que figura entre muchísimas más:
poner pies en polvorosa
1. loc. verb. coloq. Huir, escapar.


Entonces buscamos el origen de esta expresión, y encontramos que hay distintas opiniones para ello.

Hay una que alude directamente al polvo que levantan los pies cuando se huye.

Otra explicación, en cambio, alude a un lugar relacionado con un hecho histórico: Una batalla que entabló Alfonso III, el Magno con los moros cerca del río Orbigo, en la provincia de Palencia, en los campos de Polvorosa. Se cuenta que gracias al valor de nuestros soldados, más un eclipse de luna providencial que asustó a los moros, hizo que éstos se dispersaran derrotados, suponiendo la victoria de las huestes de Alfonso III, el Magno.

"El casual encuentro junto al sitio nominado Polvoraria, sobre el río Orbigo, causa el quebrando de la morisma, que pierde más de quince mil solados" señalaba Ricardo Velasco Ayllón en "El romancero de los once Alfonsos" (1863)







Hay muchas más expresiones que recurren a lugares, hablaremos de ellas en otras entradas. 

Aunque de algunas de ellas ya hemos hablado, como de Cochinchina, Valencia o Flandes. Os dejo los enlaces a esas entradas por si queréis volver a ellas, es curioso su origen:





miércoles, 8 de marzo de 2017

"los juegos de las niñas sabias" Uno de mis relatos para el 8 de marzo "Día de la Mujer"






Os dejo con uno de mis relatos sobre mujeres en este 8 de marzo "Día de la Mujer".

En el 2011 fue 2º premio de relato corto del X Certamen de Narrativa Breve "Mujeres en el arte" que había convocado la concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Valencia. 

Por nosotras.
 

Los juegos de las niñas sabias


Rocío Díaz







Cuentan que en algún lugar, a salvo del tiempo y el espacio, están jugando unas niñas.

A la pequeña Safo jugando al escondite siempre le toca contar. Pero no suma diez, ni treinta, no suma cuarenta ni cincuenta. Ella cuenta en endecasílabos, cuenta hasta once, y vuelve a comenzar. Safo tamborilea con sus dedos, inventa versos que algún día descubrirán escritos en papiros que nos la devolverán inmortal.

A la niña Isadora, en cambio, el mar la tiene hipnotizada. Le gusta jugar descalza en la arena, le gusta mirar las olas durante horas. Sola, y en silencio, con el pelo suelto y sus vestidos vaporosos de finas telas envolviéndola, juega Isadora durante horas a mover sus manos y sus pies siguiendo el vaivén de aquellas ondas...

La pequeña Frida, que no puede moverse de su cama, juega a vivir más que las demás. Juega a mezclar los colores, juega a despistar con la pintura un destino de animal eternamente herido.

Las tres niñas solitarias tampoco juegan al escondite. Solas con su padre en aquel páramo las niñas Brontë inventan mundos de fantasía al que escapar. Miopes e inteligentes, cultas y pobres las niñas quieren relatarlos, quieren transformarlos en palabras escritas, aunque “las mujeres no debieran hacerlo”.

Mientras tanto, la niña Camille juega con la arcilla. La niña coja pero bella, la niña de carácter fuerte y voluntad tenaz se recrea en esculpir con fuerza y sentimiento. Esculpe con pasión piezas delicadas pero impresionantes, bellas en sus rasgos, intensas en su profundidad.

¿Y la pequeña Alma? Alma ya es una niña artista que juega a componer música. Y lo hace muy bien. La niña Alma tiene el adorno del talento, pero además es muy guapa y pasional. Y cómo juega con la música, cómo compone, aún tan pequeña ella.



Pero cuentan que hay ocasiones en que los cuentos de hadas no terminan bien para las niñas que esconden una pasión. Las niñas que crecen y se convierten en mujeres queriendo bailar, queriendo componer música, queriendo escribir, queriendo esculpir. Queriendo alejarse de lo considerado “normal”, de lo establecido. Y llegará un día que esas niñas tendrán que defender lo que les apasiona. La poesía, la danza y la pintura. La literatura, la escultura y la música. La vida para con esas mujeres mostrará sus garras y colmillos. La vida tendrá una punta afilada llena de ponzoña que se les clavará donde más les hiera, donde a punto esté de acabar con ellas.

Y quizás Safo vivió con sus compañeras en un clima demasiado distendido y propicio a todos los comentarios. Safo mujer quizás entendía la vida de forma diferente... quizás más femenino, quizás solo femenino.

Y esa forma revolucionaria de bailar y de vivir, esos temas de las danzas, la muerte o el dolor, tan alejados de los clásicos de duendes y trasgos, a Isadora años después le haría cosechar abucheos y polémicas.

Y nunca podrá jugar a correr Frida Khalo, en un principio dolorida por la polio y después por un accidente salvaje y cruel. Pasará casi toda su vida en la cama, pintando y pintando, mientras la enfermedad y los dolores van ganándole terreno a sus ganas de vivir.

Y las hermanas Brontë jugaron a imaginar, a escribir historias. Pero hubieron de hacerlo con disfraces, con opacos seudónimos y  malas críticas.

Y a Camile Claudel la vida fue resquebrajándole su interior de escultora. Se esforzaba por ser reconocida, por vivir de su arte, pero una sociedad conservadora, un amor demasiado amargo, unas críticas despiadadas por su condición femenina, fueron enloqueciéndola poco a poco

Y demasiado pasional, la joven y brillante Alma se enamoró de aquel maduro Gustav Mahler. Por apoyarle a él dejó a un lado su talento, esa carrera que tanto prometía en la música. Y después de Gustav, llegaron otros, pero también se volcó en el talento de cada uno de ellos, olvidándose del propio.

Y cuentan, siempre cuentan que aquellas mujeres terminaron por penar su pasión.



Hubo que dejar pasar el tiempo. Dejar que el poso de los años fuera transformando a la sociedad y su moral. Dejar que subiera a la superficie lo que realmente importa.

Porque Safo en su isla se recreó en su vocación y en la belleza.
Porque Isadora, mito y carácter, rompió con las tradiciones y revolucionó la danza.  
Porque la fuerza de voluntad de Frida y sus ganas de vivir las fue plasmando en cada uno de sus pequeños autorretratos surrealistas.
Porque las hermanas Brontë escribirían obras maestras de la literatura universal.
Porque finalmente Camile y Alma serían reconocidas por su escultura y su música, independientemente  de las de sus amados.



 Cuentan que en algún lugar, a salvo del tiempo y el espacio, siempre están jugando unas niñas. Niñas sabias a quiénes el arte rescató del olvido.

©Rocío Díaz Gómez


martes, 7 de marzo de 2017

7 de marzo. Recordando a Sagrario del Peral






Ayer caminaba todavía, una posibilidad entre nosotros
hoy es tan tarde, quizás lo fue siempre.
Las aguas que nos unieron eran quimeras,
 flores de un día
como el deseo caprichoso, navega mientras el placer embriaga.

Después se olvida con la velocidad de otros dedos que acarician
los mismos lugares que buscábamos juntos
Necesito parar un tiempo que jamás se detiene
quiero seguir soñando y pensar que permaneces.

Despierto y la vulgaridad se hace paso
todo brilla menos
el reloj no me lleva a tu encuentro
la pesadilla me trae el periódico
desayuno la era del desamparo
Menos mal que aún quedan locos
que hablan de poesía y mueren por un verso.







 Aquí, en la foto, estamos en el Café Gijón. Íbamos a una conferencia de Juan José Millás en la Biblioteca Nacional. Recuerdo hasta retazos de la conversación de aquella tarde. Estábamos con unos poquitos compañeros, también Javier Díaz Gil, de nuestra tertulia. Muy poquitos, por eso charlábamos tranquilamente disfrutando del lugar, de la conversación, de esa complicidad que da el  conocernos desde hacía un montón de años, y seguir compartiendo momentos siempre en torno a la literatura y a nuestro taller de creación literaria.


Fue una buena tarde.

Hoy Sagrario hubiera cumplido un año más.

Un beso allá donde estés. 


domingo, 5 de marzo de 2017

Concierto de Pedro Guerra en Madrid este sábado 4 de marzo en el Teatro Fernán Gómez, el Centro Cultural de la Villa





Este sábado, 4 de marzo de 2017, he estado en el Teatro Fernán Gómez de Madrid, el Centro Cultural de la Villa, en un concierto de Pedro Guerra.

Qué conciertazo. Desde las canciones más nuevas hasta las suyas de siempre. Presentaba sus dos últimos discos, uno con canciones suyas, y otro en el que ha musicado catorce sonetos de Joaquín Sabina que cantan otros cantantes. 

Hubo en el conciertos algunos artistas invitados como Sole de Presuntos Implicados, Dani Martín, Miguel Poveda e Ismael Serrano. Han intervenido en su disco de Sabina.

Muy, muy entretenido, se nos pasó en un suspiro. 

Especial, íntimo, bello, conmovedor.

video



video


video


video


video

jueves, 2 de marzo de 2017

De la palabra "Lechuzo"





Mi madre siempre que nos veía meter la cuchara en el frasco de la Nocilla, o el bote de leche condensada nos llamaba "lechuzos".

Es una de esas palabras que una hereda y siempre me devuelve a "casa".

El otro día hablaba con mis hermanos de esta palabra. Y rastreamos su camino.


Nos encontramos con que en el Diccionario de la Real Academia no viene con ese significado. Aquí os lo copio:



lechuzo1.


De lechuza.
1. m. coloq. Hombre que anda en comisiones, y se envía a los lugares a ejecutar los despachos de apremios y otros semejantes.





lechuzo2, za.
De leche.
1. adj. Dicho de un muleto: Que aún no tiene un año. U. t. c. s.


Real Academia Española © Todos los derechos reservados



Sin embargo siempre nos quedará el diccionario de María Moliner, mi favorito, donde sí que viene recogida esta acepción con la palabra Lechucear:

Lechucear:
Andar comiendo golosinas u otras cosas apetitosas.

¡Bien por mi María Moliner!


El diccionario Espasa también lo contempla:

Lechucear:
1.intr.col. Estar continuamente picando o comiendo golosinas. deja de lechucear,

En el diccionario de la RAE no está lechucear.



Si rastreamos el origen de la palabra lechuza tenemos dos opciones:


Por un lado está en la confluencia entre las palabras "leche" y "nechuza". Nechuza es como se las llamaba antiguamente, y que a su vez viene de la palabra latina "noctua" de noche. Según el diccionario etimológico de Corominas el paso de "nechuza" a "lechuza" viene de la antigua costumbre de las lechuzas de echarse sobre los bebés, como si les amamantaran.


Aunque hay otra opción, la de los que opinan que puede venir de la palabra latina "Lectus" o lo que es lo mismo lecho o cama. En castellano evolucionaría hasta "lechu" y después se le agregó el sufino "uza" y su traducción sería algo así como "guardiana del lecho".



Pero y ¿Lechuzo?


No encuentro por ninguna parte el origen de esta palabra como adjetivo, como "goloso". Podría venir perfectamente de "leche", como dicen algunos a propósito de "lechuza".

Lo que sí está claro es que debe ser coloquial, y más frecuente en unas regiones que en otras. Mi madre era de Toledo.


Y por otra parte yo creo que es un adjetivo que casi no se escucha. ¿Estará desapareciendo?


¿Qué me decís? ¿Vosotros habíais escuchado la palabra "lechuzo" como goloso?