Mostrando entradas con la etiqueta libros leídos en 2018. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta libros leídos en 2018. Mostrar todas las entradas

miércoles, 9 de mayo de 2018

"Los días felices" de Mara Torres


“A Miguel, por su veinte cumpleaños, para que aprenda a llevarse la vida por delante y tarde mucho en descubrir que la cosa va en serio".


El primer libro que leo de Mara Torres ha sido su novela "Los días felices". La he disfrutado tanto que ya me he convertido en su lectora.

Qué bien se lee esta novela. Te atrapa y ya no la puedes dejar.

El argumento nos cuenta que Miguel recibe una llamada de Claudia y sale a su encuentro casi con lo puesto. Y a partir de ahí nos contará la vida de Miguel con saltos de cinco en cinco años.

Los temas de esta novela son múltiples: La peripecia vital, la identidad, la amistad, los sentimientos, las decisiones, el amor.

En cuanto a la forma, a la creación literaria en sí, me parece acertado el arranque que tiene con una llamada telefónica de una persona a la que no ves hace años. Ya ese comienzo te trae un montón de interrogantes, quiénes son, cual era su relación, por qué se dejaron de ver, por qué vuelve ella... En fin, que ya despierta su intriga y se atrapa al lector.

A partir de ahí la autora nos contará la vida de Miguel desde los veinte años. Incidiendo en su vida, sus amigos, sus estudios, su familia, sus sentimientos.

Y para ello la autora rompe constantemente en su escritura la línea temporal provocando saltos en la historia de cinco en cinco años por un lado haciéndolos coincidir con cada cumpleaños del protagonista, y por otro volviendo de vez en cuando a la conversación narrada en el presente con la que arranca la novela. Eso hace que la novela tenga un ritmo muy ágil, y se hace bastante entretenida viendo de golpe los cambios sufridos en la vida de los personajes.

Los personajes están bien caracterizados. El lenguaje fluye acorde con la edad de los mismos, y sus cambios vitales me parecen logrados, muy adecuados con la edad que va teniendo el protagonista.

Está contando en tercera persona, pero su forma de escribir es muy cercana, muy sencilla, fresca. Va discurriendo la vida entre sus líneas casi sin que uno se de cuenta.

Es una novela de sentimientos que yo recomendaría. 


sábado, 5 de mayo de 2018

"El efecto Marcus" de Jussi Adler-Olsen


Las reseñas de los libros que voy leyendo se me van acumulando otra vez... No consigo estar al día a nunca.

Teníamos pendiente uno de los casos del Departamento Q. Uno de mis departamentos favoritos en cuánto a novela negra se refiere. La serie de Jussi Adler Olsen que comenzó con "La mujer que arañaba las paredes", ya reseñada aquí junto a los tres siguientes: Los chicos que cayeron en la trampa, El mensaje que llegó en una botella y El expediente 64.

Le toca el turno a "El efecto Marcus", el quinto caso.

Confieso que estuve tentada de dejarlo cuando comencé a leerlo. No me gustan las novelas donde se les hace daño a los niños. Pero me costaba, porque quería saber que pasaba con el trío protagonista de estas novelas y que componen el Departamento Q de Copenhagen: Carl Morck el subcomisario y su equipo, Assad y Rose. Peculiares los dos como ellos solos. Menos mal que Marcus, el protagonista, se iba revelando como un chaval muy listo que se iba salvando, y eso hizo que continuara leyendo.

Pero vamos al argumento: Marcus, que tiene quince años, es carterista de una banda rumana cuyo líder, Zola, obliga a sus miembros a robar y a cometer otros actos criminales. Cuando amenaza con mutilarlo para que dé más pena, Marcus huye. Y al hacerlo descubre el cadáver de un hombre cerca del escondite de Zola. Más tarde, Marcus averigua que el muerto es William Stark, responsable de un proyecto de ayudas al desarrollo en Camerún, y se convierte así en un peligro tanto para Zola, que ejecutó al asesinato, como para quienes se lo encargaron, personas poderosas que desviaron los fondos del proyecto. Por otra parte tenemos a nuestro departamento Q, Carl, Assad, Rose, más Gordon, el nuevo miembro, que de casualidad acaban tropezando con el mismo caso.

Bueno no quiero contaros mucho para no destriparos más de la cuenta.

Hay varios temas que se abordan en este caso: la corrupción política y financiera, los proyectos internacionales las bandas mafiosas que explotan niños... 

Cómo es decía estamos ante un nuevo caso del Departamento Q que se hace cargo de antiguos casos archivados que no se resolvieron. No voy a hablaros de nuevo del trío protagonista: el subcomisario Carl Morck (el antihéroe total) y su departamento ocupado por el sirio Assad y la complicada Rose, porque ya os he hablado en las anteriores reseñas y ya los conoceis.

En este caso que nos ocupa, temporalmente la novela comienza en el otoño del 2008 con una de las subtramas, cuando en un remoto poblado bantú se produce el asesinato de la persona encargada de gestionar el proyecto danés de ayuda al desarrollo. Pero desde ese episodio salta a otra subtrama, la que terminará por convertise en la trama principal, han pasado dos años y conocemos a Marcus, un adolescente que pertenece a un red criminal donde les obligan a mendigar y robar.

Luego el autor ha creado varias subtramas que convergerán en una sola. Lo cual imprime a la novela la agilidad de hacer al lector saltar de una historia a otra. Como también hemos dicho, temporalmente también el escritor va a romper la linealidad, saltando desde el pasado al presente. Todo ello hace aumentar la intriga.

Pero en general yo creo que es el caso de los leídos de este Departamente que menos me ha gustado. Me ha parecido más aburridillo que los anteriores. Lo he leído hasta el final para ver que pasaba finalmente con Marcus, y sobre todo para saber si íbamos avanzando en la historia de los protagonistas, pero el autor no nos dice demasiado de sus vidas en esta entrega.

Por ello aunque recomendaría esta colección del Departamento Q, justo este caso es el que veo más flojillo en general. 

Pero pienso seguir con ellos, quiro saber que es de la vida de los protagonistas  con todos los secretos y las peculiaridades que arrastran caso tras caso no puedo abandonarlos.


Finalmente os dejo con las reseñas de este blog de los anteriores libros de este autor y su Departamento Q:

https://rociodiazgomez.blogspot.com.es/search?q=jussi+adler+olsen

jueves, 12 de abril de 2018

"Tantos lobos" de Lorenzo Silva





Volver a encontrarse con Bevilacqua y Chamorro siempre es un acierto. Porque los que ya los conocemos de tantos libros anteriores somos unos incondicionales suyos y les hemos visto crecer, evolucionar, se han hecho un poco más mayores con nosotros.

Claro, me estoy refiriendo a la pareja de guardias civiles de Lorenzo Silva. En este blog ya son muy conocidos, porque no nos solemos perder ninguna de sus aventuras.

En esta ocasión se trata del libro "Tantos lobos" donde nuestros protagonistas se enfrentan a cuatro casos donde la víctima es una adolescente y una niña, eso tienen en común, la elección de las víctimas.

También tienen en común sus coordenadas temporales. Todos se desarrollan en la actualidad y en el verano. Aunque espacialmente son en distintos lugares de España.

El tema de estas pequeñas historias policíacas son los peligros que hay para nuestros jóvenes de hoy: las redes sociales, la violencia de género...

Cómo ya hemos hablado otras veces de estas novelas de Lorenzo Silva pues tampoco nos vamos a extender mucho.
Antes de nada, decir que el título me parece un acierto. Tantos lobos son los que ahora rodean a nuestras Caperucitas, desde luego que sí.

El libro se estructura en una nota preliminar y cuatro casos, o relatos cortos con los títulos: 547 Amigos, Antes de los dieciséis, Cuatro novios y La hija única.

No os quiero contar mucho porque como son más pequeños en su extensión no quiero destriparos nada.

Estos cuatro casos están escritos con la misma prosa reflexiva de las otras. Lo cuenta Rubén Bevilacqua como siempre. Y el ritmo de cada historia y la dosificación de los elementos de intriga por parte del autor es similar, un poco más rápida si acaso pero por cuestión de la extensión.

Por ello, la única posible critica que puedo hacer es que se te hacen un pelín cortos acostumbrados como estamos a novelas con un mismo argumento. Son más bien relatos largos que el autor ha escrito entre 2010 y 2017, cuando hace ya veinte años que empezó a escribir con estos protagonistas.

Como soy incondicional de esta pareja de guardias civiles pues me ha gustado mucho reencontrarme con ellos. Yo creo que a cualquier otro lector les ocurrirá lo mismo. Espero que Lorenzo Silva no nos haga esperar mucho la próxima novela con estos protagonistas.

viernes, 6 de abril de 2018

"Un amor" de Alejandro Palomas



La vida va más deprisa que mi blog. Cómo debe ser.

Así que las entradas se me quedan atrasadas sin remedio. Pero bueno poco a poco iremos poniendo orden.

Hoy le toca a Alejandro Palomas con su libro "Un amor" por el que ganó el Premio Nadal 2018.

Ya hemos leído más libros de este autor, en los que la afectividad y los sentimientos se escriben con mayúscula y planean sobre la historia.

En este caso nos encontramos con el que cierra la trilogía que comenzó con "Una madre" y continuó con "Un perro". Aunque son independientes comparten los personajes.

Estamos de nuevo ante el universo familiar de Amalia y sus hijos. Personajes que están muy bien definidos y que se nos han hecho entrañables. Amalia, es una mujer de más de setenta años que lo único que quiere, como la mayoría de las madres, es que sus hijos estén bien y sean felices. Los hijos son Silvia, la mayor que en este momento está casada y enviciada con las obras. Emma que se nos casa en esta novela con Magali. Y el pequeño, Fer, que es nuestro protagonista, el único hijo varón, homosexual, que tiene un perro del que ya sabemos por el libro anterior.

El argumento que cuenta esta tercera novela de la trilogía es que Emma, la hija mediana, se casa, justo en el mismo día en que se celebra el cumpleaños de Amalia. Por otra parte, justo la noche anterior, algunos miembros de la familia se enteran de una fatídica noticia que puede estropear la boda. A partir de aquí ya vemos como los personajes se van moviendo por su existencia con sus propias circunstancias y las de los más allegados. Porque en esta familia, como en la mayoría, todo salpica a unos y a otros. Enredándose en un historia de mentiras y mentirijillas.

Los temas que aborda la novela son varios: la soledad, la amistad, las relaciones de pareja, los hilos familiares. Y en este caso también aborda temas históricos y políticos.

El tono de estas novelas es agridulce. Los dramas y las situaciones hilarantes se continúan las unas a las otras. La emotividad, tal y como decíamos, impregna toda la novela.

El autor escribe rompiendo el hilo cronológico, no es una historia lineal lo cual ayuda a agilizar mucho el ritmo de la narración. Al lector le tiene muy entretenido dosificando los datos, haciendo avanzar y retroceder a la historia a su antojo.  

El estilo del autor es sencillo, natural, cercano, salpicando la narración de muchos momentos de diálogo muy fluidos, muy bien hilados, ocurrentes. El lector sabe como diseccionar los sentimientos alternando la narración con el diálogos de forma acertada. Además en este caso juega mucho con el lenguaje, ridiculizando esos términos que se ponen de moda colocándolos en la boca de Amalia pero a su manera: "Emponderado por empotrado" y demás.

Yo disfruto mucho con las novelas de Alejandro Palomas. Su estilo sencillo pero sentimental me conmueve y sus personajes tan naturales, tan de carne y hueso me los creo.

Hombre lo que desde luego no me creo mucho es que lo del Premio Planeta sea anónimo. Porque claro si Alejandro Palomas presentó esta obra a concurso, por mucho que lo hiciera con otro título, a poco que conozcas las novelas de este autor ya sabes de quién es.

Pero bueno esa es otra cuestión.

En cuánto a sus novelas si quieres leer historias actuales, de sagas familiares, cercanas, con personajes que se hacen de querer, yo creo que hay que leer a Alejandro Palomas.







miércoles, 28 de marzo de 2018

"Gerda Taro, la sombra de una fotógrafa" de Francois Maspero



"...todo en ella es política. Su vida, su comportamiento, sus fotos. Política en el sentido más amplio y más justo, que es sentirse concernido por su tiempo. De vivirse como sujeto y no sólo como objeto. Sujeto de la Historia y sujeto de su propia historia". -
Maspero



En un mercadillo veraniego y virtual de Ediciones La Fábrica encontré este libro de escasas cien páginas por un módico precio.

No me pude resistir.

Siempre me ha atraído la figura de esta fotógrafa Gerda Taro. Murió pocos días antes de cumplir 27 años aquí en España, durante nuestra Guerra Civil, en el frente de Brunete donde estaba como reportera gráfica. Durante un ataque de la aviación franquista, en la confusión de la retirada republicada, sufrió un accidente y la atropelló un tanque. Aunque fue trasladada a un hospital en El Escorial, murió a las pocas horas. Ha sido considerada como la primera fotógrafa de guerra en primera línea de fuego, y también la primera en morir como tal.

En este libro el escritor y editor francés Francois Maspero combina varios géneros: la ficción, el ensayo y hasta la investigación fotográfica.

Está dividido el libro en tres partes:
-En el primer capítulo, que me sorprendió muy gratamente, está la parte de ficción. Se trata de una entrevista entre el autor y la fotógrafa, imaginando que ella no murió, y por tanto inventando la vida que podría llevar cuando ya fuera una señora mayor. Es original la verdad.
El segundo capítulo está dedicado ya a la vida de la fotógrafa: a los inicios de Gerda en la fotografía, cuando conoce a Robert Capa, sus viajes... Cómo fue desarrollándose su relación.
Y el tercer capítulo ya trata de analizar su figura tras su muerte.

Además en el libro hay unas veinte fotografías tanto de Gerda Taro, como de Robert Capa, como de Stein.

Como os decía me gustó el arranque de este ensayo, esa primera parte donde está la ficción. Maspero comienza el libro imaginando cómo habría sido la vida de esta fotógrafa si no hubiera muerto en la contienda. Se imagina que va a verla y habla con ella. Es original.

En la segunda parte se centra más en su vida. En sus orígenes, su salida de Alemania, su paso por Francia, y su llegada a España. También por supuesto trata su relación con André Friedman, o más conocido como Robert Capa, que fue su pareja tanto en lo personal como en lo profesional. Tampoco Gerda Taro era el verdadero nombre de la fotógrafa, se llamaba Gerta Pohorylle y había nacido en Stuttgart el 1 de agosto de 1910, en una familia judía de origen polaco.

Capa y ella se conocieron en 1934 en París. Y a partir de aquí ya fueron creciendo en paralelo. Fue éste quién la inició en la fotografía. En el año 36, cuando nuestra Guerra Civil, ambos viajan a Barcelona y empiezan a hacer fotografías en distintos lugares. También ambos cambiaron sus nombres originales y firman juntos algunas fotografías, naciendo como un solo fotógrafo ficticio, un americano elegante con un nombre sonoro Robert Capa que eran en realidad los dos. Al principio ellos fotografiaban las mismas situaciones, los mismos lugares pero con cámaras diferentes. Ella utilizaba  una Rolleiflex y él una Leica. Ambos fotografiaron juntos en nuestra Guerra Civil, aunque también viajaban. Eran una pareja moderna, según el ensayo.

La carrera de esta fotógrafa desgraciadamente fue muy corta, pero fue ganando poco a poco en autonomía y llega a firmar algunas fotografías como Taro. Se centró exclusivamente en la Guerra Civil Española.

Una vez que falleció su figura se fue difuminando y muchas de sus fotografías acabaron mezcladas con las de Robert Capa. Y cuando terminó la 2ª Guerra Mundial ya casi su nombre había desaparecido porque sus fotos eran normalmente atribuidas a Capa que la había eclipsado.

Sin embargo de un tiempo a esta parte ha sido recuperada tanto su biografía como su obra. Quien abordó de un modo ejemplar esta tarea fue la investigadora alemana Irme Schaber a principios de los años noventa. Porque en 1994 publicó el libro Gerda Taro. Una fotógrafa revolucionaria en la guerra de España, una exhaustiva biografía. Después se han hecho algunas exposición, en Nueva York, en Cataluña...

De este libro me han entretenido mucho sus dos primera partes, pero según iba avanzando se me ha hecho un poquito cuesta arriba, la verdad. Y eso que es muy corto. Pero bueno para el objetivo que yo pretendía, que era indagar más en la vida de esta fotógrafa me ha venido muy bien. 


domingo, 11 de marzo de 2018

Isbrük de David Vicente




AYER recolecté tomates. Hoy los he puesto al sol. Me he convertido en mi madre.
Mi madre siempre deshidrataba los tomates al sol después de recogerlos en la huerta de la parte de atrás de la casa. Así se conservaban más tiempo y le aportaban más sabor a los platos. Eso decía.
En realidad no sólo está la cuestión de los tomates. También están las bolsas en los ojos que me devuelve mi imagen en el espejo, mi pelo desgreñado, mi descuido general en la vestimenta, las arrugas que empiezan a aparecer en las comisuras de los labios con la misma forma de tela de araña que las suyas...
Pág. 11



Si tú empiezas a leer un libro con este comienzo, y tú eres yo, tienes que seguir leyéndolo. Eso me ocurrió a mí con esta pequeña novela "Isbrük" de David Vicente.
Pequeña por el tamaño, grande en silencios y tristeza, metáforas y poesía.
Ha sido galardonada con el Premio Internacional de novela corta Ciudad de Barbastro 2017.


Comienza con este fragmento de un poema, que me encantó. Y que imagino que también es del autor puesto que no se dice otra cosa:

...hay diez centímetros de silencio
entre tus manos y mis manos
una frontera de palabras no dichas
entre tus labios y mis labios
y algo que brilla así de triste
entre tus ojos y mis ojos...


Y después ya comienza con el párrafo que encabeza esta entrada la novela en sí.


Nos cuenta la historia de la protagonista Anja, que está casada con Andreas. Ambos viven en un pueblecito pesquero al que no hace mucho que se han trasladado: Isbruk. Un pueblecito donde vivió Anja de niña. Habla también de personas peces y tomates deshidratados. Habla de personas que se van deshidratando como los tomates.


El tema de esta novela es la soledad, la incomunicación.


Está estructurada en ocho partes contada cada una de ellas por un personaje de la historia. Se toma como uno más de esos personajes a Isbruk, el pueblecito donde viven. El autor ha utilizado la técnica del multiperspectivismo para contar la historia. Por tanto son varias las voces de los narradores, cada uno va a imprimir a su relato su visión de los hechos.


Es una novela muy poética, una historia llena de imágenes y silencios, una historia de tomates deshidratados y hombres peces, qué símbolos tan bien elegidos, qué visuales, qué sugerentes. Desde luego es una novela impregnada de soledad.


No se puede contar mucho de ella, se lee en un suspiro, pero deja un sabor de boca que persiste mucho más allá de la última página.




David Vicente, escritor y editor que está al frente de la escuela de creatividad La Posada de Hojalata. Ha publicado las novelas Un pequeño paso para el hombre (Editorial Planeta, 2012; reeditado por VdB Ediciones, 2015), seleccionada como uno de los cinco mejores debuts literarios del año 2012 por El Cultural del diario El Mundo; Esto podría ser un gambito de dama, pero es una canción de amor (Editorial Almuzara, 2016), y el libro de relatos El sonido de los sapos (Editorial Planeta, 2013; reeditado por Inventa Editores, 2016). Además de la obra de teatro infantil en edición bilingüe, La hormiga que quiso ser persona (Inventa Editores, 2016).

lunes, 12 de febrero de 2018

"Los pacientes del doctor García" de Almudena Grandes





Terminé de leer “Los pacientes del Doctor García” de Almudena Grandes, con la sensación de haber estado fuera de mi vida mucho tiempo. Porque además de tener muchas páginas, me ha tenido muy atrapada con los avatares de esa época de la guerra civil y la postguerra.

Para lo que me duran a mí las novelas, ésta me ha durado más de lo normal. Pero yo disfruto mucho con la forma de escribir de esta autora.

Esta es la cuarta entrega de esos “Episodios Nacionales” que ella se ha propuesto escribir, que comenzaron con “Inés y la alegría”. Me los leo todos porque me gusta su forma de escribir densa, con esas frases de aliento largo llenas de imágenes que duelen y porque creo que sus novelas están bien documentadas, independientemente de su posicionamiento claro al respecto.

El argumento nos cuenta como se entrecruzan las vidas de dos hombres que llegarán a ser muy buenos amigos, el doctor Guillermo García Medina y el diplomático republicano Manuel Arroyo Benítez a quién el primero le salvó la vida en el año 1937. Tras la victoria de los nacionales, El doctor García tiene que cambiar de identidad, gracias a la que le consigue Manuel Arroyo que está en el exilio. Pasan los años, y mediados los años 40 ambos se ven envueltos en la red de evasión de criminales de guerra y prófugos del Tercer Reich, que desde Madrid dirige Clara Stauffer. Paralelamente iremos conociendo la vida de Adrián Gallardo Ortega, boxeador profesional que terminará alistándose en la División Azul.

Os lo he resumido mucho para ser tantísimas páginas. Pero yo prefiero siempre que no me cuenten mucho de las novelas. Cómo veréis está ambientada en un largo período de años, desde antes de la guerra civil española hasta los años setenta. Y está ambientada en España, Alemania y Argentina.

Es una novela muy ambiciosa, muy bien documentada, donde los personajes reales se entrecruzan con los ficticios para contarnos esas décadas fascinantes de nuestra historia.

Los personajes de esta autora siempre están muy bien perfilados, y consigue que esté deseando saber de ellos. En este caso también me ha ocurrido con los dos protagonistas. Estaba deseando saber que era de sus vidas, y no podía dejar de leer. Ese es un mérito que siempre le otorgo a esta escritora, cómo inventa esos personajes por los que logra que sientas una natural empatía. También ha sido muy instructivo profundizar en algunas personas reales de ese momento, como Clara Stauffer o Negrín. O en algunos episodios como por ejemplo lo del banco de sangre, que me llamó mucha la atención, o lo de las colonias de nazis en Cercedilla. Pero volviendo a sus personajes, creo que es de lo mejor de Almudena Grandes, esos personajes que parecen de carne y hueso, a quiénes no puedes evitar casi odiar o querer, porque duelen. Son de lectura muy agradable también, esos guiños a los lectores que hemos leído las demás novelas de esta saga cuando de pronto te encuentras con personajes de las demás, entrelazándose las historias. Aquí hablan, por ejemplo, de Manolita o de Pepe el Portugués.

Es una novela que toca muchísimos acontecimientos históricos trascendentes en nuestra historia: Nuestra guerra civil con sus bombardeos y su racionamiento, el franquismo, Pilar Primo de Rivera y la sección femenina de la Falange; las acciones de los republicanos en el exilio, la red de evasión de los criminales de la segunda guerra mundial a través de España, las colonias de nazis en Cercedilla, la II Guerra Mundial, el nazismo, los campos de concentración, la batalla de Stalingrado, la División Azul, Los aliados, la vía diplomática de los republicanos para conseguir la atención de estos aliados… por citar algunos porque son muchísimos y todos muy interesantes.

Confieso que quizá el abordar un período tan largo de nuestra historia y tan rico en detalles, ha dado lugar a que en ocasiones esta novela se me haya hecho un poco larga. Me atrevería a afirmar de hecho que quizá le sobren algunas páginas. En la historia del boxeador Adrián que necesitábamos conocerla por lo que ocurre más adelante, se podría haber detallado menos para que el resto fuera más ágil. No es una novela fácil de leer, partiendo ya del hecho de que algunos personajes tienen hasta tres o cuatro identidades distintas.

Pero para mí ha merecido la pena el esfuerzo. Creo que hay que subrayar el trabajo de la autora de documentación para ambientar sus historias. Hay mucho recorrido previo detrás de cada una de ellas. Y si haces una lectura profunda y pausada, con atención, pues no te terminas perdiendo, cosa que podría ocurrir si lees a la ligera. Es una novela profunda con una trama principal pero muchas subtramas que enriquecen la historia sí, pero también la bifurcan y la hacen más compleja.

En fin, que en cuánto saque esta escritora el quinto libro de la saga pues ahí me tenéis leyéndolo para saber qué ha sido de la vida de un montón de personajes.