Mostrando entradas con la etiqueta SALAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SALAS. Mostrar todas las entradas

jueves, 16 de octubre de 2014

"Érase una vez... el habla" de Cosmo Caixa




El ser humano habla. Hablamos en la vigilia y en el sueño. Hablamos sin parar, incluso cuando no pronunciamos ninguna palabra, sino que escuchamos o leemos; hablamos tanto si nos dedicamos a una tarea o si nos abandonamos en el ocio. Hablamos constantemente de una u otra forma. Hablamos, porque hablar es connatural al ser humano [...] El hombre es hombre en cuanto que es capaz de hablar.” Martin Heidegger
Me gustaría aprovechar estos primeros días del otoño para terminar de hablaros de museos, exposiciones lugares... relacionados con el lenguaje y los libros que he ido atesorando este verano.

Ya os he contado de varios museos: El Ángel Oresanz y de las Artes de Serrablo de Sabiñánigo, la escuela-museo rural de Linás de Marcuello, el Museo Histórico de la Guerra Civil de Gandesa en Tarragona, las bibliotecas del Matarraña de Teruel... Pero aún no os he hablado de una exposición que estuve viendo en Torrevieja, organizada por la obra Social de "La Caixa" muy, muy interesante sobre el origen del habla.

¡¡No quiero que se me olvide hablaros de ella!! Porque me encantó. Y yo creo que es itinerante y que con un poco de suerte la podréis disfrutar todavía en alguno de los puntos de su camino.

Como os decía es una exposición que se centra en el origen y en la evolución del lenguaje. Pero es muy visual, muy amena, con un montón de paneles interactivos que la hacen muy atractiva. Nos habla de cómo apareció la capacidad de hablar de nuestros antepasados, de qué partes de nuestro cuerpo intervienen y logran que podamos hablar, de muchos aspectos cruciales del lenguaje.

La exposición se divide en tres partes: 
- La comunicación en los seres vivos. 
- El habla una ventaja de la comunicación
- Lenguaje más que un código de signos.

¿Solo los humanos podemos hablar? ¿Cuándo podemos decir que hay comunicación) Nos cuenta la exposición que podemos decir que hay comunicación en el momento en que un ser vivo realiza una acción que modifica el comportamiento de otro ser vivo.  Para ellos nos enseña como se comunican muchos seres de nuestro entorno: Comunicación animal.



Tampoco sabemos con exactitud cuándo apareció el habla, pero al estudiar la anatomía de nuestros antecesores podemos saber qué especies estaban fisiológicamente preparadas para ello. Antropológicamente hablando existen dos factores que pueden indicarnos si determinadas especies poseían o no lenguaje hablado: la morfología del cerebro y la posición de la laringe.Nos podemos atragantar pero en cambio ¡hablamos! gracias a nuestro cuerpo.

"El hioides, un pequeño hueso con forma de herradura suspendido en los músculos del cuello, es el responsable de la mayoría de los movimientos de la lengua y de la laringe, implicados no sólo en la acción de tragar, sino también en el habla.
Otros animales tienen versiones del hueso hioides, pero sólo los humanos lo tenemos ubicado en la posición ideal para que pueda trabajar al unísono con la laringe y la lengua, y así producir el habla."

Por otra parte aún no sabemos con absoluta certeza cuál es el origen de las lenguas o idiomas. La teoría más aceptada es la de su origen único: de un mismo grupo que salió de África procede toda la población actual y con ella toda la diversidad lingüística.

También podemos señalar sin lugar a dudas que una lengua permanece viva si hay hablantes que la usan. A lo largo del tiempo, la lengua sufre constantes trasformaciones o adaptaciones que se producen a causa de entrar en contacto con otras lenguas, con otras realidades, con los avances técnicos, científicos y tecnológicos, así como con las realidades sociales de quienes la usan.

"Hogar es la palabra que utilizamos tanto para referirnos al sitio donde se hace la lumbre en las cocinas o chimeneas, como a nuestro domicilio familiar. Que la palabra tenga tanto una acepción como otra no es una casualidad. Hogar proviene del latín focaris, derivado de focus: fuego. 
Por lo tanto, el “hogar”, refiriéndonos a nuestra casa, evoca el lugar en el que el grupo familiar reunido en torno al fuegose resguarda del frío, tal como lo hacían nuestros antepasados en torno a la hoguera."




El lenguaje evoluciona a la vez que lo hacemos nosotros.

Esta parte de la exposición me gustó especialmente porque se nos mostraba escritura en distintos soportes: las cartas manuscritas y los sms de los móviles. Rápidamente nos surgen muchas cuestiones ¿Qué tienen en común? ¿Que ha perdido la literatura con esta evolución de los soportes?
ESCRIBIR. Juan José Millás.

“13.15. Todos los tripulantes de los compartimentos sexto, séptimo y octavo pasaron al noveno. Hay 23 personas aquí.Tomamos esta decisión como consecuencia del accidente. Ninguno de nosotros puede subir a la superficie. Escribo a ciegas”.

Estas palabras, escritas por un oficial del Kursk en un pedazo de papel, tienen la turbadora exactitud que pedimos a un texto literario. El autor está rodeado de bocas que exhalan un pánico que ni siquiera nombra. Él mismo debe de encon-
trarse al borde de la desesperación, pero no tiene tiempo ni papel para recrearse en la suerte. Ha de hacer, pues, una selección rigurosa de los materiales narrativos, y el resultado es esa obra maestra en la que, sin embargo, sólo cuenta
aquello a lo que se puede asignar un número: la hora y la cantidad de hombres. En situaciones extremas, la literatura sale a presión, como por la grieta de una tubería reventada. El documento del oficial del Kursk es bueno porque es necesario. Mientras la muerte trepaba por sus piernas, ese hombre se entregó con fría vehemencia a la literatura. (...)

Lo curioso es que un billete con cuatro líneas aparecido en el bolsillo de un cadáver responda de súbito a la vieja pregunta de para qué sirve la literatura. Sirve para contarlo. (...)

El País
Viernes 3 de Noviembre de 2000
Los valores que Millás destaca: la exactitud –selección de los materiales pertinentes para referirse o representar aquello que se desea representar– y lo necesario que ha de ser aquello que se cuenta, podrían tener cabida incluso en un mediocomo el móvil. Así el móvil en lugar de acabar con el lenguaje como frecuentemente se le acusa, puede llegar incluso a darle un nuevo valor al lenguaje: 
160 Krctrs puedn ser utls
xa mntener vivo el
lnguaje: xa cmprtir
emociones :–), intrcmbiar
infrmcion, mvlzar bnas
causas. N sntesis, xa dr
un nvo vr a la scritura."
Por último al final de la exposición un enorme caleidoscopio en el que el visitante sufre un continuo caudal de estímulos visuales y sonoros, y la pluralidad de personajes y lenguas deja constancia de la diversidad lingüística y cultural.

Muy amena, y muy interesante. No dejéis de visitarla si topais con ella, por favor.


lunes, 24 de marzo de 2014

"Génesis" de Sebastiao Salgado en CaixaForum


Estuve el otro día viendo la exposición de fotografía “Génesis” de Sebastiao Salgado en CaixaForum. Tenía muchas ganas de ir y la verdad es que, tal y como yo esperaba, me encantó. Y eso que nos tocó esperar una cola de 45 minutos y con un fresquito que hacía en Madrid… Pero valió, valió la pena.
 
Hace mucho tiempo que estuve viendo otra de sus exposiciones, la titulada “Éxodos” y desde ese día me hice incondicional de su fotografía.
 
“Génesis” es una forma de concienciarnos sobre nuestra Naturaleza. Y sí, digo Naturaleza en mayúsculas adrede, porque los paisajes, los seres humanos que nos muestran esas enormes fotografías en blanco y negro son vírgenes y espectaculares.


 
Ocho años, más de treinta viajes, ha dedicado el fotógrafo a reunir las 250 imágenes en blanco y negro que nos muestra. Fotografías tomadas a pie, en canoa o en globo por poner un ejemplo, en lugares gélidos y desiertos, en condiciones extremas y peligrosas para acercarse lo máximo posible e intentar devolvernos una instantánea lo más parecida posible a la realidad, sin que se alterara con el ruido procedente de su acercamiento ese 46% de planeta virgen que aún queda.
 
He leído que el lema de éste fotógrafo es “Si el objetivo a fotografiar está lejos, acércate”. Dice también que no quiere trabajar con el color ni utilizar el ordenador. Se considera un artesano, un fotógrafo curioso que con su instinto busca atrapar el instante.
 
Y en ésta ocasión ha buscado atraparlo en lugares a los que no ha llegado el hombre moderno, y que se conservan como son y han sido siempre. Ríos, volcanes, glaciares, junglas, tribus perdidas. El Gran Cañón, los glaciares de Alaska, los animales y volcanes de las Galápagos; los pingüinos, leones marinos, cormoranes y ballenas del Antártico y el Atlántico Sur; los caimanes yacaré y los jaguares de Brasi,  los leones, leopardos y elefantes africanos, una tribu perdida en lo más profundo de la selva amazónica, los trashumantes nenets y sus manadas de renos en el Círculo Polar Ártico , la neolítica etnia korowai de Papúa Occidental; los nómadas ganaderos dinka en Sudán; comunidades de las islas al oeste de Sumatra; los icebergs del Antártico,  los volcanes de África Central y de la península de Kamchatka; los desiertos saharianos; los ríos amazónicos Negro y Yuruá…

Qué ilusión me hacía cuando contemplaba esas fotografías y reconocía lugares y nombres donde he estado: Los glaciares o las ballenas y pingüinos de Península Valdés en Argentina, Monument Valley o Bryce Canyon en EEUU… Un lujo.



Cómo es un lujo esta exposición. Ojalá pudiéramos llegar a todos esos lugares que nos muestra Salgado, al menos gracias a él podemos verlo en sus fotografías, esas que están ahí a dos pasos en el CaixaForum de Madrid, y que merecen tanto la pena.

Caixaforum Madrid
Hasta el 4 de mayo 2014
Paseo del Prado, 36
Horario: De lunes a domingo de 10.00 a 20.00h.
Metro: Atocha
Precio: 4 €.






domingo, 29 de mayo de 2011

Un mundo flotante. Jacques Henry Lartigue en CaixaForum Madrid



"La vida es algo maravilloso que baila, salta, vuela, ríe, y luego pasa."
Lartigue

Hoy he estado en CaixaForum en la exposición fotográfica de Jacques Henry Lartigue "Un mundo flotante" y me ha gustado mucho.

«Ser fotógrafo es atrapar el propio asombro».

Su padre le compró la primera cámara fotográfica a los ocho años y ahí empezó su carrera. Nada más empezar la exposición hay una foto de sus padres, y debajo había un texto breve : "Mi padre le dijo a mi madre: Coloquémonos aquí". Era la segunda foto que hacía en su vida.

La verdad es que he sentido bastante identificada con lo que decía él mismo o se decía de él en la exposición Esa obsesión o "enfermedad" como lo llama él, de intentar apresar el tiempo. Quería disfrutar de la felicidad, sentir que estaba disfrutando, pero al mismo tiempo se daba cuenta de la fugacidad de ésta, y de la vida misma. La fotografía le daba la posibilidad de retener instantes, de conservarlos.



Desde muy pequeño, empezó a llevar un diario con fotografías y breves textos que le acompañaría durante toda la vida. Tenía sus albumes de fotografías y tenía sus textos escritos en cualquier sitio, y finalmente en un cuaderno donde registraba diariamente el tiempo que hacía junto a algunas reflexiones. En la exposición también están algunos de esos textos.

La exposición reúne cerca de 230 piezas representativas de las distintas etapas y temáticas que abordó a lo largo de su vida. 



La vida cotidiana, su familia, la moda, el deporte y las competiciones de motor, el agua, el viento, el instante perdurable. La relatividad de todas las cosas, el movimiento, la velocidad, los encuadres diferentes, el humor... la belleza.

Lartigue capturó la vida a su alrededor, la exaltación de la felicidad y la alegría de vivir y lo hizo con unas ideas estéticas que proponían la renovación del lenguaje fotográfico. Todo lo volvía más ligero, más espontáneo.

Menos a las mujeres, a ellas les pedía que se estuvieran quietas, muy quietas... para hacerles un retrato.






Quería una memoria de lo frágil y efímero...


Os la recomiendo.

Hasta el 19 de junio de lunes a domingo de 10,00 a 20,00 horas. Entrada gratuita.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Infancia. Fotografías de Isabel Muñoz en el CaixaForum de Madrid

Ya os comentado otras veces que me gustan mucho las exposiciones sobre fotografía. Y dentro de ellas siempre que me entero de que hay alguna de Isabel Muñoz procuro no perdérmela. Siempre me gustan.

Hace unos meses os hablaba de la que había en ese momento en el Canal de Isabel II, en la calle Santa Engracia, un lugar habilitado para exposiciones que me gusta mucho. Esa vez lsabel Muñoz había fotografiado a distintas religiones y sectas. Se titulaba El amor y el éxtasis. Impactante. Os copio el vínculo para no repetirme.

Esta vez la exposición es sobre la infancia. Así se titula: Infancia. Fotografías de Isabel Muñoz. Y está en el CaixaForum hasta el 15 de enero de 2011. Vamos que todavía hay tiempo para disfrutar de ella.




"La exposición, organizada por UNICEF y Fundación "la Caixa", con motivo del vigésimo aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, pone de relieve, a través de las fotografías de Isabel Muñoz tomadas en cuatro continentes, la grandeza de los niños, niñas y jóvenes, y las marcadas diferencias de sus respectivas situaciones, a pesar de tener los mismos derechos."






Está muy bien. Las fotografías comienzan a presentarse antes de entrar en el edificio, se continúan algunas por el vestíbulo y termina en la planta tercera. En una sala no demasiado grande. Pero donde se ha aprovechado muy bien el espacio a base de poner grandes espejos en las paredes. Así que las fotografías, que tienen un tamaño considerable y están colocadas haciendo una especie de pasillos, se pueden ver desde distintos ángulos.






Yo la ví el sábado y la verdad es que había muchísima gente. Creo que volveré a ir a cualquier día en otra hora y un día menos concurrido. Os aconsejo que también vosotros si os apetece visitarla vayais a alguna hora más tranquila de público porque la disfrutareis mucho más.



Infancia. Isabel Muñoz
De lunes a domingo, de 10.00 a 20.00 h. Actividad gratuita
CaixaForum Madrid. Paseo del Prado, 36. 28014 MADRID

jueves, 8 de abril de 2010

FotoPres 09 "Violencia de género en Pakistan"



Tengo un amigo que muchas veces me dice que nosotros, él, la mayoría de los que nos rodean, yo, somos unos privilegiados. ¿Privilegiados? Sí, porque vivimos en el primer mundo, porque tenemos lluvia que es vida, porque tenemos agua con solo abrir un grifo, porque tenemos un trabajo, y un tiempo de ocio remunerado. Solo por eso ya lo somos. Y es verdad. Es verdad, aunque muchas veces ni nos demos cuenta.

Ayer visité la exposición de FotoPres “la Caixa” 09 que hay en el CaixaForum Madrid.

“La Caixa” instituyó FotoPres en 1982 con el objetivo de reconocer el trabajo de los fotoperiodistas. A lo largo de casi 30 años, el certamen ha plasmado con la fotografía, como medio artístico y de sensibilización, la realidad en situaciones de conflicto.

La exposición de este año tiene 135 fotografías y tienen como vínculo la reflexión sobre las condiciones de vida de distintos países en situaciones de conflicto.

La exposición incluye los trabajos Violencia post-electoral en Kenia, de Walter Astrada (Buenos Aires, 1974), y Líbano, entre mar y fuego, de Alfonso Moral (Valladolid, 1977), segundo y tercer premio respectivamente. Y los trabajos de varios becados.



Pero para mí lo más impresionante fue el primer premio de este año, el que se llevó Emilio Morenatti (Jerez de la Frontera, 1969) con el trabajo: Violencia de género en Pakistán.

Impactante. ¿Cómo podemos llegar los seres humanos a tratar así a los demás? Se trata de una serie de retratos de mujeres pakistaníes que han sufrido ataques con ácido por parte de familiares y allegados. Qué destrozo de caras. Una de ellas tiene entre sus manos una foto de cómo era, y ves el antes, y ves el ahora, y se te encoge el corazón. Es imposible que no se te encoja. La mayoría han sufrido ya un montón de operaciones quirúrgicas, así que además la fotografía recoge como son después de haber pasado ya por ellas. Estremecedor.

Cuando salí de la exposición, iba caminando por ese Paseo del Prado iluminado, alegre, en una tarde de abril soleada, y no pude evitar acordarme de lo que siempre dice mi amigo, de todo eso del primer mundo... Y a poco que lo pensé, qué brillante me parecía todo a mi alrededor, el sol que sentía, el aire, la calle que pisaba, las personas con que me cruzaba… Mi vida entera era como si acabara de desenvolverla del papel de regalo en el que me había llegado y comenzara a estrenarla.

La exposición FotoPres "la Caixa" 09 se podrá visitar en CaixaForum Madrid (Paseo del Prado, 36) del 25 de marzo al 22 de agosto de 2010.

jueves, 25 de marzo de 2010

Miquel Barceló. Caixa Forum "Pintamos porque la vida no basta"






Pintamos porque la vida no basta. Dije yo eso o lo leí en alguna parte. Creo que es mío. En cualquier caso aquí la vida sí basta. Es casi excesiva” Cuadernos de Africa. Miquel Barceló (1957).

La suerte de vivir en Madrid.
La suerte de disponer de un par de horas en el centro de un miércoles primaveral.
La suerte de que en el Caixa Forum haya una exposición de Miquel Barceló.
La suerte de poder ser turista en tu propia ciudad.

La suerte de tener una buena compañía, tranquilidad, interés, ojos.
La suerte de encontrar tres palabras en el primer panel:”misterio, adrenalina, incertidumbre” que encierra el proceso creativo, que tienen tus medidas, que crees.
La suerte de 140 obras: pinturas, cerámicas, esculturas, acuarelas, dibujos, posters, libros, cuadernos de viaje.




Los tomates y las papayas.
El fondo del mar y el desierto.
Los cefalópodos en la oscuridad.




La suerte de encontrar un grupo con guía que entra a la vez que tú.
La suerte de que la guía “¿Será la agente de Miquel Barceló?” sea una apasionada de lo que cuenta.




“Siempre que veáis que hay una retrospectiva de un artista no os lo penséis: hay que ir. Es genial, fijaros como ha hecho las rayas de la barca, con un cepillo de raíces sobre la pintura, que a la vez de pintar, va dibujando. Estos son de la época que pinta a cuatro patas, sobre el suelo… fijaros en las huellas de sus zapatos ¿las veis aquí? Y mirad, mirad la colilla. Son cuadros hechos sobre los papeles que previamente había puesto en el suelo y sobre los que ya había caído la pintura, así ya tiene el fondo. Es normal que la cúpula se esté cayendo, también cuando se hacían las de las iglesias góticas al principio se caían… Fijaros que curioso como hace el desierto, con tizas… Adelantaros hasta aquí ¿Veis cómo la base son las hojas del papel de periódico que había en los suelos?. Este retrato sí que es curioso: lo recuperó veinte años después y fijaros dejó las telas de araña y los nidos de los abejorros. Noo, Miguel Barceló no está solo, está casado y tiene dos hijos. Sí es que ella vive en París. Fijaros, fijaros aquí como son acuarelas muy, muy líquidas. Fijaros, está claro que lo ha hecho un pintor que sabe mirar, que estaba allí en ese momento…”

La suerte de sus palabras entregadas, de su timbre de voz claro y alto.




“Gao es la ciudad más pobre de uno de los países más pobres del mundo” se dice así mismo sobre Mali, de donde proceden tantos de los subsaharianos que llegan a España en patera. Hay “mucho polvo y moscas grandes como palomas”, “mosquitos y todas las enfermedades del mundo”, y la corrupción está a la orden del día, pero “aquí las cosas me parecen más reales y pintables. En París los cuadros me parecen más reales que las calles”.

“Como una serpiente que se traga una rata enorme, hay que digerir lentamente todo el aburrimiento del mundo. Y de repente, como un rayo, el deslumbramiento” escribe el pintor, que explica como prepara sus cuadros: “Pisamos descalzos las telas, que colocamos sobre las rocas al borde del acantilado. Después, pintó con las manos”.




“Además de celebrar los extraordinarios logros de un destacado artista vivo de renombre internacional, esta exposición experiencial se propone presentar los logros de este artista de un modo excepcionalmente experimental resaltando el misterio, la adrenalina, la incertidumbre que prefiguran el proceso creativo.”


Miquel Barceló (1983-2009)
CaixaForum Madrid
Hasta el 13 de junio
Entrada gratuita

La suerte de hallar un libro que me apetecería algún día leer: “Los cuadernos de África” de Barceló.

lunes, 7 de diciembre de 2009

"Nubes de un cielo que no cambia" exposición de fotografía y poesía en la Casa de América



Ayer, camino del restaurante donde había quedado para comer con unos amigos, me encontré con la exposición "Nubes de un cielo que no cambia" que está ahora mismo en la Casa de América.

Me gustó mucho el título de la exposición y vi que era de fotografía, así que consultamos el reloj y viendo que teníamos tiempo, entramos a verla. Fue todo un descubrimiento.

Se trata de un proyecto conjunto entre un fotógrafo español Ricky Dávila y un poeta de Pereira llamado Dufay Bustamante.

54 imágenes en blanco y negro de este fotógrafo español, considerado como uno de los mejores de España, en las que juega con la luz, y donde consigue intimidad e impacto. Son fotografias de Bogotá.

Los versos de Dufay Bustamante, el título de la exposición es un verso de uno de los poemas, me impresionaron de forma muy grata. Me parecieron muy visuales, muy cercanos. Me gustaron mucho, la verdad.

La unión de la fotografía con los poemas crea un ambiente poético a la vez inquietante y armónico. Ambas formas de poesía, la visual y la escrita, se acomodan creando un conjunto interesante.

Os copio un par de poemas de la exposición que a mí me gustaron mucho:


TIMBRE

Es un ordenador con dos discos duros
cerdos de la época
con piso en el aire
y yo soplaré y soplaré
y tu casa derribaré;

no empujes ese carro que te coge ventaja
aunque lleves su velocidad.

Te llamo apenas consiga un minuto de mis ganas.
¿Te gusta mi timbre de voz?
Llega alto.

Dufay Bustamante


GUERRA

Instrumentos que dejaron las bocas secas,
con llagas en las palabras.
El humo subió por la pared
como un río de cucarachas.
De repente, se vieron gusanos rojos
avanzando por las avenidas,
rojas avenidas del cuerpo.
Pelear era normal
pero usamos las armas equivocadas.

Dufay Bustamante


Lugar: Casa América, Salas Frida Kalho y Diego Rivera Plaza de Cibeles
Fechas: Del 24 de noviembre hasta el 21 de febrero de 2010.
Horario: Lunes a sábado de 11:00 a 20:00 h. Domingos y festivos de 11:00 a 15:00 h.
Precio: gratis