Mostrando entradas con la etiqueta Mis autores Quevedo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mis autores Quevedo. Mostrar todas las entradas

lunes, 19 de septiembre de 2011

Dos buenos sonetos: Lope de Vega y Quevedo



El último miércoles en mi tertulia salieron estos eternos sonetos.

Son de dos maestros: Lope de Vega y Quevedo.

¿Y qué importa si no es 14 de febrero?


Cualquier día es bueno, para un buen soneto.





Lope de Vega

(1562-1635) Desmayarse Desmayarse, atreverse, estar furioso, áspero, tierno, liberal, esquivo, alentado, mortal, difunto, vivo, leal, traidor, cobarde y animoso: no hallar fuera del bien centro y reposo, 5 mostrarse alegre, triste, humilde, altivo, enojado, valiente, fugitivo, satisfecho, ofendido, receloso: huir el rostro al claro desengaño, beber veneno por licor süave, 10 olvidar el provecho, amar el daño: creer que el cielo en un infierno cabe; dar la vida y el alma a un desengaño, ¡esto es amor! quien lo probó lo sabe.





Francisco de Quevedo

(1580-1645) Amor constante más allá de la muerte Cerrar podrá mis ojos la postrera sombra que me llevare el blanco día, y podrá desatar esta alma mía hora a su afán ansioso lisonjera; mas no, de esotra parte, en la ribera, 5 dejará la memoria, en donde ardía: nadar sabe mi llama la agua fría, y perder el respeto a ley severa. Alma a quien todo un dios prisión ha sido, venas que humor a tanto fuego han dado, 10 medulas que han gloriosamente ardido: su cuerpo dejará no su cuidado; serán ceniza, mas tendrá sentido; polvo serán, mas polvo enamorado. Estrofa: Soneto (catorce versos de once sílabas: dos cuartetos [o serventesios] y dos tercetos)