Mostrando entradas con la etiqueta Mis amigos escritores David Lerma. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mis amigos escritores David Lerma. Mostrar todas las entradas

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Lectura literaria David Lerma y Javier Díaz Gil en la Biblioteca María Moliner de Villaverde Alto (Madrid)



Ayer, día 22 de noviembre de 2016, asistimos en la biblioteca María Moliner de Villaverde Alto a una doble presentación literaria. 

Por un lado se presentaba la novela "Tiempo de orquideas" de David Lerma, publicada por la Editorial Poeta de Cabra, en su colección Growl. Y por otro, se presentaba el poemario "La palabra y la carne" de Javier Díaz Gil, publicada por la editorial Ruleta Rusa.

Estuvieron presentes cuatro personas en dicha presentación. Los autores ya citados, y sus dos editores, de una parte Agustín Sánchez Antequera por Poeta de Cabra y de otra Roberto Menéndez por Ruleta Rusa. Todos tuvieron su protagonismo.




Agustín Sánchez Antequera, editor de Legados y ahora de Poeta de Cabra, presentó la novela de David Lerma. Aunque leyó la presentación que previamente había escrito José María Herranz, editor de Poeta de Cabra, que se va a tomar un descanso de su editorial para dar impulso a su propia obra.

En el blog de la editorial nos presentan con estas palabras la novela:

"Tiempo de orquídeas" es la primera novela publicada por el joven autor David Lerma Martínez. Se trata de un fresco sobre la eternamente inconclusa Transición española. La historia arranca el día del asesinato de los abogados de Atocha en enero de 1977, en Madrid, protagonizada por Miguel Soto, un oficinista anodino en el gris paisaje del posfranquismo, que esconde un pasado doloroso, y por Soledad, la nueva compañera de trabajo con la que entabla una relación especial. 




El vídeo que os muestro sobre este párrafo, recoge el momento en que Javier Díaz presenta al novelista Lerma. Comentaban los autores que habían decidido que cada uno presentara al otro, ambos son compañeros desde hace muchos años de taller y tertulia literaria, y no les faltaba información ni motivos para querer hacerlo así, era un homenaje mutuo.

Del compañerismo de trabajar codo con codo durante tanto tiempo en torno a la literatura surgieron esas dos semblanzas acertadas y justas de los autores. Desde el respeto por el trabajo del otro, se habló del distinto proceso creativo que entraña la escritura de una novela o la escritura de un poemario. El intentar hacerlo desde el otro punto de vista, ofrece otra visión de la creación literaria, más universal, más cerca de cualquier lector menos acostumbrado a cualquiera de los dos géneros.





Os dejo ahora con dos momentos de la participación de David Lerma. El primer vídeo corresponde al momento en el que nos hablaba de su novela. Qué le había motivado a la hora de escribirla, sus pretensiones, el momento vital en que lo hizo, qué nos lleva a escribir, y el por qué de ese argumento ambientado en la transición española, cuando el autor entonces solo tenía cinco años, el por qué de su interés en dicha época de España.

El segundo vídeo corresponde al momento en el que nos leyó un fragmento de la misma. Fragmento que había escogido su mujer y que él reseñó como muy bien elegido.




A continuación tuvimos un momento musical precioso. El hijo de David Lerma, Daniel de 9 años nos interpretó dos piezas musicales con el violín.  Había que ver al pequeño músico, tan serio, tan formal en su tarea. Un valiente porque ponerse delante de un auditorio a tocar con esa edad no es ninguna tontería...



A continuación llegó el momento de presentar la parte dedicada a la poesía. El primero que salió fue el editor de Ruleta Rusa, la editorial que ha publicado el poemario "La palabra y la carne" de Javier Díaz Gil. Nos habló de que para ellos acostumbrados a publicar escritores más noveles, fue una suerte dar con el poemario de Javier Díaz, que tiene ya una trayectoria literaria a sus espaldas.






A continuación le tocó el turno de David Lerma presentando a Javier Díaz Gil. Quiso comenzar su intervención con la biografía del autor como coordinador de la tertulia literaria, de su labor correctora tan desinteresada, frecuente y acertada con los poemas de los demás. A continuación habló de su historial académico y terminó hablando de este poemario que se presentaba, de su estructura en cinco partes y del contenido de cada una de ellas. Se ayudaba leyendo algunos versos e incluso algunos poemas con los que ilustraba la explicación. 




 Y por último fue el turno de la poesía en singular, de la mano del propio poeta hablando de "La palabra y la carne". Último poemario publicado pero no escrito, porque lo terminó en el año 2003, nos comentaba. Pasados los años lo ha querido revisar, comprobar si seguía "vivo" para darle luz y publicidad. 

Este poemario gira en torno a la cita del evangelista Juan 1:14:

14Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros…

Comenzaba su explicación el poeta diciéndonos que la lectura de cualquier poemario debería empezar por su índice. Ahí está el modo en el que el escritor ha abordado la cuestión que pretende contar. En el índice está el camino que ha seguido.


Todo el poemario es una búsqueda, un proceso de indagación sobre esa dualidad: Verbo y Carne, hasta que poema a poema, parte a parte, el poeta vislumbra una conclusión final sobre su relación que nos expone en el último soneto y que no os voy a desvelar porque os destriparía el libro.

El poemario está escrito en su mayoría en verso libre, pero también hay dos décimas, cerrando cada parte, y cómo ya he comentado un soneto final a modo de conclusión.






Por último llegó el turno de las preguntas y las firmas de libros.

El turno de preguntas fue ameno, y en él se habló de que pocos escritores viven de su literatura, pero si hay algunos que quizá lo consigan, son los novelistas, porque desde luego los poetas... David Lerma fue rápido en sus contestaciones y se creó un ambiente distendido y casi festivo.

Fue una tarde literaria muy interesante. Dos formas distintas de enfocar la literatura. Un diálogo entre una novela y un poemario, en el que los dos autores adoptaron el punto de vista del otro para adentrarse en su obra y mostrársela al público, nosotros, los lectores.

Resultó una velada en torno a la palabra muy enriquecedora. A la que se sumó la música de ese violinista de nueve años, concentrado y extraordinario. Un lujo.

Que fuera en la biblioteca María Moliner de Villaverde Alto este recital no fue gratuito ni azaroso. Fue en Villaverde Alto donde comenzó esta relación fructífera entre los autores, puesto que en el Centro Cultural Agata despegaron como autores. No en vano Javier Díaz Gil fue durante muchos años el profesor del taller de creación literaria, y David Lerma desde el año 1996 asistió a éste. Veinte años peleando con las frases buscando dar forma en palabras, dar un sentido al caos que todo escritor lleva dentro y quiere, o bien versar, o bien contar.

La biblioteca María Moliner de Villaverde Alto era el mejor lugar para esta presentación, y fue el mejor refugio en una tarde otoñal lluviosa en Madrid.  





Enlace a las dos obras y autores:

http://javierdiazgil.blogspot.com.es/

https://poetacabra2.blogspot.com.es/2016/08/tiempo-de-orquideas-david-lerma-martinez.html