Mostrando entradas con la etiqueta La vida. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta La vida. Mostrar todas las entradas

domingo, 8 de octubre de 2017

8 de octubre. Siempre será tu cumpleaños




Primera evocación

Recuerdo bien a mi madre.
Tenía miedo del viento,
era pequeña de estatura,
le asustaban los truenos,
y las guerras
siempre estaba temiéndolas
de lejos,
desde antes de la última ruptura
del Tratado suscrito
por todos los ministros de asuntos exteriores.

Recuerdo que yo no comprendía.
El viento se llevaba
silbando
las hojas de los árboles,
y era como un alegre barrendero
que dejaba las niñas
despeinadas y enteras,
con las piernas desnudas e inocentes.

Por otra parte, el trueno
tronaba demasiado, era imposible
soportar sin horror esa estridencia,
aunque jamás ocurría nada luego:
la lluvia se encargaba de borrar
el dibujo violento del relámpago
y el arco iris ponía
un bucólico fin a tanto estrépito.

Llegó también la guerra un mal verano.
Llegó después la paz, tras un invierno
todavía peor. Esa vez, sin embargo,
no devolvió lo arrebatado el viento.
Ni la lluvia
pudo borrar las huellas de la sangre.
Perdido para siempre lo perdido,
atrás quedó definitivamente
muerto lo que fue muerto.

Por eso (y por más cosas)
recuerdo muchas veces a mi madre:

cuando el viento
se adueña de las calles de la noche,
y golpea las puertas, y huye, y deja
un rastro de cristales y de ramas
rotas, que al alba
la ciudad muestra desolada y lívida;

cuando el rayo
hiende el aire, y crepita,
y cae en tierra,
trazando surcos de carbón y fuego,
erizando los lomos de los gatos
y trastocando el norte de las brújulas;

y, sobre todo, cuando
la guerra ha comenzado,
lejos —nos dicen— y pequeña
—no hay por qué preocuparse—, cubriendo
de cadáveres mínimos, distantes territorios,
de crímenes lejanos, de huérfanos pequeños...



viernes, 29 de septiembre de 2017

29 de septiembre de 2017. Cumplo un año más




Yo lo noto: cómo me voy volviendo
menos cierto, confuso,
disolviéndome en aire
cotidiano, burdo
jirón de mí, deshilachado
y roto por los puños.

Yo comprendo: he vivido
un año más, y eso es muy duro.
¡Mover el corazón todos los días
casi cien veces por minuto!

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.


Ángel González

domingo, 17 de septiembre de 2017

"El nido de Robin" y la vida


Y vas por la calle por un ciudad del norte y de pronto te encuentras con ¡El nido de Robin!

¿Cómo no sonreír? ¿Cómo no volver sobre tus pasos para atraparlo?

Si ¡zas! nada más leerlo ese nombre ha tenido la virtud de llevarte en volandas a otro tiempo mágico. Finales de los años setenta, cuando eras adolescente y aún vivias en tu casa con tu madre y tus hermanos. Y te ves en tu comedor, con aquella estufa que de pronto bufaba, y todos sentados en los sofás viendo la misma serie sin parar de reír.

"Un hombre en casa", "Los Ropper", "El nido del Robin" salian en el televisor mientras crecías.

Y resulta que pasaron los años pero siguen dentro de ti, a poco que escarbes. 




martes, 15 de agosto de 2017

viernes, 7 de julio de 2017

Cruzándome con Mr. Greenwich



"El meridiano de Greenwich es la referencia usada para realizar el calculo de las diferencias horarias en los diferentes lugares de nuestro planeta"


El otro día en la autopista A2 viniendo de Barcelona, pero ya en Aragón entre Bajaraloz y Peñalba me crucé con Mr. Meridiano de Greenwich.

¡Qué sorpresa!

Toda la vida oyendo hablar de él, y me lo voy a cruzar un día que llevaba el pelo todo revuelto y las pintas propias de venir de la playa. Mira que me lo decía mi madre: "Rocío a la calle hay que ir siempre bien que no sabes con quién te vas a encontrar..."

Y efectivamente, voy y me encuentro con el Sr. Greenwich y yo sin alisarme el flequillo...

Que no es ninguna tontería, que Mr. Meridiano de Greenwich pasa por los siguientes países: Reino Unido, Francia, España, Argelia, Mali, Burkina Faso, Togo y Ghana. Y atravesarlo en el nuestro tampoco ocurre todos los días... Todos los días no pasa uno del hemisferio occidental del planeta al hemisferio oriental.

El Sr. Meridiano de Greenwich a esa altura de la autopista A2 tiene forma de arco con cuatro metros de anchura, y hay varios carteles que te van avisando de que lo vas a cruzar.

Y a mí ya no me daba tiempo a atusarme... 

¿Y sabéis por qué se llama Greenwich?

El meridiano de Greenwich desde hace 132 años es el meridiano cero o primer meridiano. Y se llama así porque su punto de referencia es el antiguo Real Observatorio de Greenwich, situado en la ribera sur del Támesis, a 15 kilómetros de Londres. Tras la Segunda Guerra Mundial fue trasladado el observatorio debido a su mala visibilidad, pero las viejas instalaciones se conservan y fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Se trata de una línea que une los polos dividiendo el mundo en dos partes. Discurre de norte a sur atravesando todos esos países que os he comentado.




Es lo que tiene el verano, y las vacaciones, y sobre todo zascandilear que no sabe uno con quién va a terminar encontrándose... 


martes, 13 de junio de 2017

"Comer, leer" de Manuel Vicent este año en la Selectividad



Una mujer come mientras lee.
Una mujer come mientras lee.

"Existen lectores exquisitos que leen buscando en cada libro la isla del tesoro y siempre encuentran el cofre del pirata."


El miércoles pasado en mi tertulia un compañero, Ismael Istambul, nos dijo que en Selectividad para comentario de texto había caído un artículo de Manuel Vicent.

Me alegré. Siempre me han gustado los artículos, los retratos, los textos cortos de este autor. De hecho en este blog hay varias reseñas de algunos de sus libros.


Qué orgullo sentiría yo, si fuera el escritor, sabiendo que uno de mis textos se ponen en exámenes tan decisivos.

Os quería dejar con el artículo que ha caído en selectividad y que salió publicado en el periódico El País en el mes de mayo del año 2016, y que se titulaba "Comer, leer".




Comer, leer

Existen lectores exquisitos que leen buscando en cada libro la isla del tesoro y siempre encuentran el cofre del pirata

Leer y comer son dos formas de alimentarse y también de sobrevivir. No sabría decir qué es más orgánico, más íntimo, más necesario. Los clásicos lo tenían claro: primero vivir y después filosofar. Pero sucede que hoy los más refinados creen que comer es también una filosofía y mastican lentamente los alimentos pensando en su naturaleza ontológica, imaginando el largo camino que han recorrido hasta llegar a la mesa. Alguien sembró la semilla, regó las hortalizas, podó los frutales, salió de madrugada a pescar, apacentó el ganado. Alguien llevó todos esos productos al mercado. Alguien los cocinó con amor y sabiduría, con la cultura culinaria que arranca del neolítico. Los que comen así tratan de convertir también la sobremesa en un ejercicio moral, casi místico y no necesitan ninguna enseñanza de tantos masters chefs insoportables. Por otra parte existen lectores exquisitos que leen buscando en cada libro la isla del tesoro y siempre encuentran el cofre del pirata. Hasta hace bien poco ningún artilugio se interponía en esa placentera navegación de los sueños que a través de las páginas de los libros se eleva hasta el cerebro y tampoco ningún cocinero mediático perturbaba el trayecto que los alimentos naturales recorrían del plato al estómago. Pero hoy la cocina y la lectura están cambiando de sustancia. La cocina ha caído bajo la dictadura de los masters chefs que ejercen el papel de intermediarios del gusto con sus platos estructuralistas y la lectura se ha instalado en soportes digitales que imponen sus reglas al pensamiento con sus múltiples aplicaciones. Los artilugios informáticos exigen una lectura rápida, breve, fragmentada, superficial, líquida e inmediata. Los nuevos cocineros te obligan a admirar sus instalaciones artísticas en el plato sin preocuparse de lo que suceda después en el estómago. Así están las cosas.










Manuel Vicent (Villavieja, Castellón, 1936) es escritor y periodista y licenciado en Derecho y Filosofía por la Universidad de Valencia. Estudió Periodismo en la Escuela Oficial de Madrid. Colaboró en revistas como Hermano Lobo y Triunfo y sus primeros artículos de temática política se publicaron en el desaparecido diario Madrid. En 1977 comenzó su andadura profesional en EL PAÍS, donde escribe en la actualidad como columnista con periodicidad semanal. En su faceta literaria es autor de más de una decena de obras, entre las que destacan, la galardonada con el Premio Alfaguara de Novela en 1966 titulada “Pascua y Naranja” o por la que obtuvo el Premio Nadal (1987), con el título “La balada de Caín”. Su labor periodística ha sido merecedor con una variedad de galardones: en 1979 ganó el Premio González Ruano y en 1994 el Premio Francisco Cerecedo

jueves, 6 de abril de 2017

25 años del inicio de la guerra de Bosnia-Herzegovina



El 6 de abril de 2017 se cumplen 25 años del inicio de la Guerra de Bosnia-Herzegovina y del cerco de Sarajevo.

Las fotos las tomé yo en octubre del año 2011 en Mostar.

No se me olvida nunca que el guía nos dijo que había tantos muertos que aprovecharon todos los parques de la ciudad para enterrarlos. 

Cuando he leído que hoy se cumplían 25 años del inicio de esa guerra, me he acordado de cuánto me impresionó su visita.
 









A la vuelta me leí el libro "El violonchelista de Sarajevo" de Steven Galloway. Un libro de los que hay que leer:

http://rociodiazgomez.blogspot.com.es/2011/10/el-violonchelista-de-sarajevo-de-steven.html


sábado, 24 de diciembre de 2016

Feliz Navidad





Feliz Navidad
os deseamos

mi blog y yo



jueves, 22 de diciembre de 2016

La lotería, 22 de diciembre






La mejor lotería: 
Salud y economía.



Este refrán lo aprendí del Señor Emiliano, 
mi abuelo.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Los zapatos de Dorothy en el "El Mago de Hoz" en Washington



Hay días que la actualidad se impone a las entradas que tengo medio preparadas para el blog. Éste es uno de esos días.

Esta mañana he escuchado en la radio que por fin van a poder restaurar los zapatos rojos que usó Judy Garland en la película "El Mago de Hoz", en el año 1938. Han conseguido una buena recaudación para hacerlos.

Qué casualidad, porque justo este septiembre pasado yo estuve en Washington en el Museo de Historia Natural, viéndolos. Son las fotos que os dejo. Aunque ya veis que están un poco oscuras, no se podía usar el flash y estaba muy oscuro, imagino que para preservan los objetos.

Lo cierto es que es un Museo que merece muchísimo la pena, muy ameno, muy entretenido. Pero, si os parece, al Museo le dedicamos otro día la entrada con más detenimiento.

Parece que los zapatos fueron donados al museo en 1979, y realmente los tenían en un lugar muy especial, dentro del apartado dedicado a la Historia de América, donde tambien estaban nuestros Epi y Blas. No me extraña que se quisieran restaurar los zapatos porque eran rojos brillantes, y yo los ví más bien marrones, la verdad.

La actualidad se ha impuesto, como veis.





lunes, 17 de octubre de 2016

El día de las Escritoras



Por primera vez, hoy se celebra El Día de las Escritoras.
 
Se trata de recuperar el legado de las mujeres escritoras, hacer visible el trabajo de las
mujeres en la literatura y combatir la discriminación que han sufrido a lo largo de la
historia. 
 
La celebración, que nace con vocación de ser de carácter anual, se convoca el lunes
siguiente a la fecha del 15 de octubre, festividad de Teresa de Jesús. Este año se celebra el
17 de octubre.
 
Surge por iniciativa de la Biblioteca Nacional de España, la Asociación Clásicas y Modernas
para la igualdad de género en la cultura, y la Federación Española de Mujeres Directivas
(FEDEPE), para compensar la discriminación histórica

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Llega el otoño...




"En el Quijote, por ejemplo, hallamos cinco estaciones: «... a la primavera sigue el verano, al verano el estío, al estío el otoño y al otoño el invierno ya! invierno la primavera.» Y es que Cervantes utiliza los nombres de las estaciones en su sentido etimológico. Primavera significa literalmente ~



Comienza el otoño.

Leo en el artículo "Divertimento filológico del otoño" que la palabra "otoño" etimologicamente parece que viene del latín "augeo amnus", época de brote, tiempo de brote de las plantas. No tiene nada que ver con el sol, o el clima cómo si ocurre con los demás nombres de las estaciones. De aquí vendrían palabras como retoñar, o retoño. E incluso palabras como auge.

Parece ser que en las lenguas romances todas heredan la palabra otoño del mismo modo, en portugués, en italiano, en francés y en inglés se dice muy parecido porque sus términos vienen también de la misma palabra: outono, autumno, automne, autumm... Menos en catalán que se dice "tardor".

Leo también en el mismo artículo anterior, que nuestros poetas, Juan Ramón Jiménez y Machado han mostrado en sus poemas predilección por el otoño.

Otoño, triste príncipe.
de ojos celestes y cabellos áureos,
todo vestido de brocado negro,
cori hojas amarillas en las manos -

J.R. Jiménez.


El cárdeno otoño
no tiene leyendas
para mi. Los salmos
de las frondas muertas,
jamás he escuchado,
que el viento se lleva.
Yo no sé los salmos
de las hojas secas,
sino el sueño verde
de la amarga tierra. («Otoño» en Poesías Sueltas, 1898-1907)

Machado



Ojalá que ocurra lo de los dibujos, ojalá que como caen las hojas, nos caigan muchas y buenas lecturas, escrituras, y todo lo relacionado con ellas en este otoño que comienza. 




¿Cruzamos los dedos?



viernes, 8 de julio de 2016

De fines de semana y palabras

Que digo yo que como ya vamos para el fin de semana pues una entrada ligerita ¿No?

Venga, pues os dejo con una pequeña recopilación de chistecillos que tienen que ver con las palabras. 

La mayoría ya los conoceréis, pero... 

¿Cuando los releeis no se os escapa una sonrisilla?














Éste último me lo regaló un amigo para el blog. Está bien para un viernes ¿verdad?

Venga a disfrutar del tiempo libre.

Buen fin de semana.

domingo, 3 de julio de 2016

El verano y los libros


Tiempo de verano.

Más tiempo, sol, brisa, y libros.

Tiempo de verano, tiempo de lectura.

 ¿Y tú? ¿Qué lees?







jueves, 23 de junio de 2016

María Candelaria y los exámenes - Discapacidad


Hace unos días que conocí a María Candelaria. 

Yo cuidaba en una clase donde había exámenes a los que ella se presentaba. Unos exámenes para unas plazas para discapacitados intelectuales para entrar de laborales en la Administración.

Maria Candelaria se quedó la última de mi clase repasando una y otra otra vez las preguntas de su examen. Las contestaba, las tachaba, las volvía a contestar, y después me llamaba para que me acercara. No quería preguntarme nada del éxamen, solo si se veía bien que ella quería decir en esa pregunta "la b", "Se tiene que ver que yo quería decir la "b", a ver si con tanta corrección no se iba a saber"...

Maria Candelaria era veinteañera y delgadita, tenía el pelo largo y muchas, muchas ganas de hacerlo bien, tantas que se le salían entre las palabras.

"Yo ya me he presentado cinco veces, en el Estado, en la Junta, otra vez en el Estado, en mi pueblo... ¡Pero yo no me rindo!"

Seguramente no volveré a ver nunca más a María Candelaria firmando con todo su nombre entero, y su letra menuda detrás de ningún sobre. Ojalá por fin apruebe, se lo merece.

Solo la vi una hora, y sin embargo cuánto me enseñó. Ella y todos los compañeros que se examinaban, todos discapacitados intelectuales; en unos la discapacidad más visible que en los otros. Pero todos tan deseosos de hacerlo bien. Qué lección nos dieron.

No hay que rendirse.







lunes, 20 de junio de 2016

Hola Verano: 20 - 21 de junio de 2016



El verano 2016 comienza exactamente el 20 de junio a las 22:34

 En España, el solsticio de verano tendrá lugar exactamente a las 00 y 34 minutos hora peninsular y balear del martes día 21. Durante ese día inauguraremos el verano 2016.

¡¡Bienvenidos al verano!!

viernes, 17 de junio de 2016

De la riqueza de la calle...


Estas fotos están hechas en Madrid, por la zona de Embajadores.

Para nuestra colección de murales y trampantojos. Y también para la de los letreros...

Las calles son ricas en imágenes y en frases que hacen que te vuelvas a mirarlas.

Mi madre siempre me decía que había que ir por la vida con los ojos bien abiertos.

Y tenía toda la razón.



Buen fin de semana.



martes, 31 de mayo de 2016

Refranes y letreros curiosos porque es martes y "En martes..."



Bueno pues vamos a por una entrada que nos anime un poco el martes, este día un poco insípido de la semana. 

Ya se sabe:

En martes no te cases, ni te embarques ni tu puerco mates.
Para quien no tiene a la suerte de su parte, todos los días son martes.
En todas partes tiene la semana su martes.
De lunes a martes, poco se llevan las artes.
En todos tiempos y en todas partes, hay domingos que son martes.

Así que para distraernos vamos con un par de fotos para nuestras colecciones.

La que encabeza la entrada es de Madrid, de una de esas furgonetas que de pronto se cruzan contigo, y te sonríes diciéndote ¡Pues es verdad!

Y ésta es para nuestra colección de nombres de tiendas curiosos u originales. También es de Madrid, de la calle Libertad. Está bien ¿verdad?

Qué mejor nombre, para una clínica de Fisioterapia que ¡Ya no me duele!