jueves, 31 de octubre de 2019

Las palabras que vienen de nuestro cuerpo

Esta ilustración es de Ana Yael


Entrañable viene de entraña. 

Y entraña viene del sustantivo latino interanea que significa "intestinos". 
Para formar entrañable hemos sumado el sufijo able.

Pero tú cuando dices que algo es entrañable no piensas en su etimología, claro, porque tanto como te gusta esta palabra, te desagrada la casquería.

Pero a poco que lo pienses, qué certeras te parecen todas las palabras que proceden de nuestro cuerpo:

Entrañable. Corazonada. Estomagante. Lenguaraz. 

Puedes saborearlas. Son intensas, las sentimos.

Tan certeras como las que vienen precedidas por ese "des" que como un esparadrapo te arranca de cuajo la sensación:

Deslenguado. Descorazonador. Desentrañar. Destripar. Despecho

Por no hablar del desaliento o del desánimo, tan etéreas, pero que támbién nos salen de muy dentro. 

Qué visuales son todas estas palabras, qué transparentes en su significado.


Y ese sinfín de frases hechas que decimos tan sin pensar y que verbalizamos tan automáticamente que jamás hemos pensado que se han construído con nuestro cuerpo:

"Hacer de tripas corazón", 
"Tomárselo a pecho", 
"Poner la mano en el fuego", 
"Estar hasta las narices", 
"No pegar ojo", 
"Arrimar el hombro", 
"Creerse el ómbligo del mundo", 
"Ser un cara dura", 
"Hacerlo con las propias manos", 
"Ser uña y carne". 
"Tener la mano larga", 
"Hablar por los codos", 
"Costar un ojo de la cara", 
"Tener la lengua muy larga"...

¿No seguimos no?

Pero podríamos.  Pensadlo un momento, seguro que se os ocurre alguna más.

En esta noche de víspera de difuntos, noche de espíritus, nosotros que estamos muy vivos vamos a reparar en nuestro cuerpo, al que nombramos tantas veces sin apenas darnos ni cuenta.


#Cuerpo
#Lenguaje
#Palabras
#Frases hechas



domingo, 27 de octubre de 2019

Fray Escoba y Perú



La niña que yo era tiene una biblioteca particular que viaja con ella a todas partes y siempre.

La niña que yo era leía tan deprisa, que su madre le decía que estirara un poco más los libros, que eran cuatro, y no había dinero para comprar tantos.

La niña que yo era, ya no recuerda si los libros que están en su biblioteca, eran de ella o de alguno de sus hermanos; sin embargo, recuerda a la perfección los títulos, la portada y el chorro de sensaciones que dejaron dentro de ella.

Y le ocurre que a veces, muy de vez en cuando, en los lugares más remotos y sin esperarlo, tropieza con algún personaje de los libros de su biblioteca.  

Y sin querer vuelve al presente uno de aquellos títulos, la portada y el chorro de sensaciones que dejaron dentro de ella y que con el paso del tiempo creía perdidas.

No lo estaban. 

Habían viajado con ella: Solo tenían que despertar. 

Y ocurre que a veces, en los lugares más remotos y sin esperarlo, la niña que yo era y la que soy, sonreímos a la vez. 

A la vez. 

¡Anda Fray Escoba!

Y se van cerrando círculos.




Los restos de San Martin de Porres, Fray Escoba, descansan en la Basílica y Convento de Santo Domingo de Lima, junto a los restos de Santa Rosa de Lima y San Juan Macías en el denominado Altar de los Santos Peruanos.





#San Martín de Porres
#Lima
#Perú

lunes, 21 de octubre de 2019

"El gran mercado del mundo" en el Teatro de la Comedia



Yo te dije que me cuesta mucho salir los domingos por la tarde, que no sabía si me iba a gustar, que el teatro ya sabes que me encanta, pero el clásico a mí me impone mucho, que aunque de vez en cuando me gusta la poesía, pero cuánto verso el de un auto sacramental... 

Tú me dijiste que cuántas pegas para un caballo regalado, que así veía cómo habían dejado el Teatro de la Comedia que desde que hicieron la obra yo no lo había pisado, que suelen ser montajes buenos, que la vida también existe los domingos por la tarde. Venga... dijiste, y merendamos...


Y yo que muero por una meriendita rica, claudiqué. Con ese dulce argumento final me ganaste.

Y fuimos, y qué buena nuestra merienda y por supuesto nuestra conversación (aunque eso ya lo sabía yo). 

Y fuimos al teatro de la Comedia, y tenías razón qué bien lo han dejado, da gusto entrar en él.

Y comenzó la obra "El gran mercado del mundo"y otra vez tenías razón porque me hipnotizó.


Sobre todo en cuánto terminó aquel ventilador ruidoso del comienzo, qué alivio cuando dejó de sonar y por fin el canto coral y el verso nos atrapó.

Aquella Silvia Marsó cantando y bailando haciendo de Culpa cómo yo nunca la había visto. Aquellos Buen genio y Mal genio disputando su amor por Gracia viendo como gastar su talento. Aquella Lascivia juguetona, aquella Gula, Malicia, Herejía...  

Una banda sonora ecléctica y divertida, que combina la revista, el cuplé de la Bella Dorita de Régimen Severo, con la rumba catalana, y la música clásica con la canción italiana de Il Mondo, que me encanta. 



Un tio vivo, un carrusel donde se han sentado las virtudes y los pecados capitales. Y una cruz excesiva a todas luces y nunca mejor dicho. 

Rara, excesiva, profunda en sus versos, pero reconvertida en una fiesta teatral, así es "El gran mercado del mundo".

Y yo que estaba tan recelosa, cuánto disfruté.

Y tú como reías.


Qué suerte la mía tenerte.





Obra: El Gran Mercado del Mundo
Autor: Pedro Calderón de la Barca
Versión y dirección:  Xavier Albertí -  
Escenografía: Max Glaenzel -  
Vestuario: Mirian García Milla - 
Iluminación:  Ignasi Camprodon -  
Sonido: Jordi Bonet -  
Movimiento: Roberto G. Alonso -  

Reparto: CRISTINA ARIAS – Soberbia; ALEJANDRO BORDANOVE – Buen Genio; ANTONI COMAS – Inocencia; ELVIRA CUADRUPANI – Penitencia, Humildad; JORDI DOMÈNECH – Herejía; RUBÉN DE EGUÍA – Fe; ROBERTO G. ALONSO – Lascivia; ORIOL GENÍS – Gula; LARA GRUBE – Fama, SILVIA MARSÓ – Culpa, JORGE MERINO – Padre de Familias, Mundo; MONT PLANS – Malicia; AINA SÁNCHEZ – Gracia; DAVID SOTO – Mal Genio - Coproducción TNC, Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC)

sábado, 19 de octubre de 2019

"Fondo de armario" de Patricia Esteban Erlés




«Las palabras casi siempre cuentan una historia. Así sucede con la voz armario, que antiguamente definía el lugar donde se guardaban las armas. Creo que todavía hoy cada armario conserva parte de su significado original, porque en ese mueble oscuro y secreto guardamos a buen recaudo la ropa con la que armamos nuestro cuerpo, las prendas que nos defienden de la desnudez, que nos ocultan del otro o nos hacen brillar ante los demás, según nos convenga. (... ) Mi armario real está lleno de camisetas negras, de vestidos verdes, de terciopelo. El armario de esta selección de mis columnas, publicadas en el Heraldo de Aragón, es un muestrario de temas a los que recurro con frecuencia. Cuestiones como la defensa del feminismo y de los derechos de los animales, la fe inquebrantable en la sanidad y la educación públicas, el amor a la literatura que nos salva. Mi eterna fascinación por la belleza y el mal. Ese es mi fondo de armario».



Acabo de terminar de leer "Fondo de armario" de Patricia Esteban Erlés.

Lo encontré por casualidad buscando algún libro suyo de cuentos, porque es una cuentista que admiro. Y mira por dónde tropecé con éste que también había publicado este año y no me había enterado. Es una recopilación de 72 columnas, de artículos periodísticos, que ha ido publicando esta autora de Zaragoza en el Heraldo de Aragón.

Yo he disfrutado mucho con ellos.

Los temas que subyacen a la mayoría de las columnas son la preocupación por la educación pública, la autora es profesora en un Instituto Público; también ahonda, en general, en la indefensión de algunos colectivos, hay algunos en concreto del maltrato animal; temas que han sido actualidad, casos reales, como el de la Manada, un suicidio por acoso escolar; también aborda el arte, la literatura, el cine, la pintura... y en concreto te cuenta de algunos de sus mitos (Bette Davis, Amy Winehouse, Marilyn Monroe...).
Como son columnas escritas a lo largo de diez años, pues hay una variedad de temas importantes con los que he repasado algunos momentos cruciales de éstos últimos años.

Como las columnas periodísticas tienen el máximo de los 1750 caracteres, son textos breves, pero son contundentes. La autora sabe como dosificar los ingredientes para que ninguna pase desapercibida. Une su opinión personal sobre el tema, con los hechos objetivos y lo adereza con su destreza literaria, no faltan las imágenes, las buenas imágenes, el amor por el lenguaje y las palabras.

Coincido con ella en su admiración por María Moliner, en sus párrafos nostálgicos que hablan de cabinas telefónicas y profesores que no se olvidan, en su gusto por utilizar a veces la segunda persona del singular, en su pasión en general por las letras.

Me han encantado algunas de las columnas como la dedicada a Marilyn, la de Casitas con encanto, Tontas perdidas, la de Follarse a alguien, Oposicionitis, Antes... Bueno, la verdad es que me han llenado muchas y mucho.

Yo ya la había leído en sus microcuentos, en el libro de "Casa de Muñecas". Pero también me han parecido muy instructivos sus artículos, además de entretenidos, y por supuesto literariamente muy bien escritos, no les falta ni la buena frase de arranque, ni la final que parezca la guinda, ese final que  aún retumba como un eco despues de terminado y te hace pensar que mereció la pena leerlo.


Muy recomendable.



#Patricia Esteban Erlés
#Fondo de armario
#Artículos periodísticos
#Elisa Arguilé ilustradora

domingo, 13 de octubre de 2019

El otoño y las castañas. Las castañas y el lenguaje. La vida y Maricastaña





Es octubre, y empieza a otoñar. 

El otoño guarda el olor de las castañas asadas escapándose de la cocina. 

Mientras en el fuego se calentaba aquella lata redonda, siempre la misma, que mi madre había agurejeado para asar las castañas partidas por la mitad.

Dónde iría a parar aquella lata...

Es otoño, y con las lluvias que comienzan, el mundo se mira en los charcos, embelleciendo las aceras.

Habrá que ir mudando de traje y de lenguaje. 

Es tiempo de mudanza.

Que "Por el Pilar las primeras castañas has de asar".




Y como en este blog nos gustan tanto el lenguaje pues vamos a hablar un poquito de las frases hechas con "castañas", centrándonos en una de ellas:


Sacar las castañas del fuego

Según el DRAE el significado de esta frase hecha es: ejecutar en beneficio de alguien algo de lo que puede resultar daño o disgusto para sí.

Evidentemente es bastante fácil quemarse al cogerlas, luego si lo hace otro por nosotros, eso que nos evitamos.  

Es una expresión muy corriente, que también existe en frances e inglés: tirer les marrons du feu y to pull the chestnuts out of the fire.

El origen de la expresión que he encontrado y se lleva más puntos, nos dice que vendría de una fábula de Jean de La Fontaine (1621-1695). El gato y el mono, en la que un mono que convence a un gato, dorándole la píldora (otro día hablamos de esta expresión) para inflarle el ego y que al final todo valiente le sacara unas castañas del fuego. Al final el gato se quema las garra y casi sale mal parado.

He encontrado otro posible origen: "La expresión hace referencia a un episodio que desgraciadamente no ha sido recogido de forma directa por ninguna fuente. Se cree que fue durante la guerra que Julio César libró en el norte de Egipto contra Ptolomeo XIII que comenzó el incendio que destruyó la mayor parte de los volúmenes de la Biblioteca de Alejandría. Cuando Cleopatra se enteró de semejante tragedia, rogó a César que salvara al menos su obra preferida: “Las castañas” de Aristófanes, una comedia de la que no tenemos muchas más noticias. Parece ser que fue el mismo César quien aprovechó de la confusión en la ciudad para adentrarse en el edificio en llamas y rescatar un manuscrito de la obra. Fue al volver al palacio que se lo arrojó con desdén a la faraona y le dijo: “que sea la última vez que te tenga que sacar Las Castañas del fuego”, que era una frase referida sobre todo a la mala situación de la guerra en aquel momento, con César que estuvo a punto de perder la vida en varias ocasiones por culpa de Cleopatra y de sus escasas tropas." 



Os dejo con más frases hechas que utilizan las castañas:


Empezar a buscarse las castañas...

¡Toma castaña!

Te has dado una castaña...

 ¿Alguien sabe más?



Y ya que estamos, y a riego de enrollarnos, solo hablaros un poquito de la famosa Maricastaña, sí, sí, aquella de la famosa frase "En tiempos de Maricastaña".

Pues bien aquí os dejo quién parece ser que era. Le debemos esta explicación al blog o libro de "Aquí está el listo que todo lo sabe" de Alfred López, que nos enseña un montón de cosas:

"...un gran número de historiadores que coinciden en trasladar a la famosa María Castaña al siglo XIV y ubicarla concretamente en Cereixa, un pequeño pueblo (parroquia) perteneciente al municipio de A Pobra do Brollón (Lugo).

Todo parece indicar que la tal María Castaña encabezó una protesta contra el despotismo ejercido desde el Obispado de Lugo, representado por el religioso Pedro López de Aguiar. Los abusivos tributos que cobraba a la población bajo el beneplácito de la Corona de Castilla (de la que dependía en aquellos tiempos Galicia) la llevaron, el 18 de Junio de 1386, a liderar una importante revuelta que se saldó con la muerte de Francisco Fernández, mayordomo y recaudador de impuestos del Obispo.

María fue acusada de encabezar tales revueltas con la ayuda de su esposo y sus dos hijos, convirtiéndose en toda una heroína local, ejemplo a seguir para muchos de sus vecinos.
La gesta de María Castaña fue pasando de boca en boca, quedando aquellos hechos en el recuerdo colectivo.

Las referencias a esta historia se pueden encontrar en el tomo XLI (pág. 126-127) del libro “España Sagrada” de Juan Manuel Martínez Ugarte (más conocido como Padre Risco), en el libro “Crónica de la provincia de Lugo”, de José Villaamil y Castro y en el tomo I de los pergaminos del archivo episcopal de Lugo."





https://blogs.20minutos.es/yaestaellistoquetodolosabe/quien-fue-la-maricastanas-del-famoso-dicho/

https://emitologias.wordpress.com/2013/12/02/sacar-las-castanas-del-fuego-origen/

https://blogdeespanol.com/2012/10/sacar-las-castanas-del-fuego/


#Castañas
#Frases hechas
#Maricastaña
#Lenguaje

viernes, 11 de octubre de 2019

"Flores sobre el infierno" de Ilaria Tuti


"Una leyenda gravitaba alrededor de aquel sitio. Una de esas que se adhieren a los lugares igual que un olor persistente. Se decía que a finales de otoño, antes de que las lluvias se convirtieran en nieve, el lago alpino exhalaba siniestras emanaciones."


Bueno pues me acabo de terminar "Flores sobre el infierno" de Ilaria Tuti y ahí que me ha tenido varios días enganchadita con su trama oscura.

La novela negra puede conmigo, qué le vamos a hacer.

En este caso se trata de novela negra de la italiana, que de todo hay. 

Al primer muerto que nos encontramos le encuentran con los ojos arrancados, desfigurado y desnudo. Pues ya tenemos el cadáver servido. 

Si a eso le añadimos que pronto conoceremos a una inspectora singular: Teresa Battaglia, comisaria de policía especializada en perfiles criminales, de unos sesenta años, diabética, que empieza a tener problemas con su cabeza y que tiene un humor de mil demonios, pues ya tenemos otro punto más. Y enseguida también aparece un jóven inspector: Massimo Marini, que va a ser el novato al que va a hacer sufrir un poco, bastante, Teresa con su talante endiablado.Ya vemos que los personajes tienen su miga, forman una buena pareja, están bien perfilados, son originales y te los crees con sus miedos y sus problemillas. Me ha gustado bastante tanto el personaje principal de Teresa, tan contradictorio pero por el que terminas sintiendo cierta ternura como el personaje del asesino, que es el menos convencional de todos.

Por otra parte la novela tiene dos tramas, la principal que es la que se desarrolla en la actualidad, en italia, en Taverni, un pequeño pueblecito de la montaña donde ha aparecido el cadáver y comienza la investigación. Y una segunda trama en la que la autora nos hace retroceder al pasado, al 1978, en Austria, a una especie de institución llamada La Escuela donde ocurre algo misterioso. Por lo tanto tenemos dos tramas que van a ir paralelas, con un salto temporal y ambiental, hasta que confluyan. Eso ya imprime a la novela mucha agilidad pues el lector está todo el rato saltando de una historia a otra, a cual más enigmática.

Está narrada en tercera persona, en estilo directo, con un lenguaje sencillo que va fluyendo. Las descripciones de la naturaleza son buenas, muy pormenorizadas. Y también el narrador es reflexivo, se detiene de vez en cuando en las relaciones afectivas, sobre todo en las de las madres y los hijos. Todo eso hace que aunque sea una novela negra su ritmo no sea muy rápido.

La ambientación está muy lograda. En la primera trama, la historia se desarrolla en un pueblo italiano de las montañas (que no tiene nada que ver con "Marco"...), con un relieve muy abrupto, con bosques, niebla, nieve... vamos que invita a que se te encoja ya el ánimo un poquito. Y si saltamos a la otra trama, ya se te encoge del todo porque lo que te van contando da su "cosilla". Total que buena ambientación.

"Marini estaba concentrado en la conducción y no había dicho ni una palabra desde que se habían puesto en marcha. Teresa observaba el paisaje. En cuánto empezaron a subir fueron tragados por nubes bajas que rodeaban la montaña como una corona. El mundo había cambiado de nuevo: era un limbo suspendido entre bruma, hielo y la ausencia de luz.
Después de algunas curvas cerradas, la quitanieves se detuvo. Desde la ventanilla bajada, el conductor llamó su atención con el brazo levantado. Pararon el coche y se bajaron. El aire era denso, cargado de minúsculas partículas de agua. Estaban respirando nubes. "

No os voy a decir que sea una obra maestra del género, se parece a otras en conjugar dos tramas, en tener una pareja de inspectores que son el contrapunto el uno del otro, quizás hay algunos detalles previsibles... Pero da un poco igual que no sea súper original en ésto, porque creo que funciona bien, resulta entretenida aunque no es trepidante, entretenida mucho, cada vez más a medida que vas avanzando en la lectura de la novela porque las dosis de la intriga están muy bien repartidas. Yo la he disfrutado mucho.

Nunca había leído nada de esta autora y leo ahora que es su primera novela. Pues qué más queremos. Está muy lograda para ser una primera novela, y yo, después de haber leído ésta, espero leer más de Ilaria Tuti, prometen.


Os dejo un enlace a una entrevista con la autora por si os apetece leerlo. Me gustó mucho el títular que escogieron:

Ilaria Tuti: "Los cuentos son para contar el mal a los niños; los thrillers, para contárselo a los adultos"




#Ilaria Tuti
#Novela
#Thriller
#Flores sobre el infierno

"Largo petalo de mar" de Isabel Allende



“El soldadito era de la Quinta del Biberón, la leva de niños reclutados cuando ya no quedaban hombres jóvenes ni viejos para la guerra. Víctor Dalmau lo recibió junto a otros heridos que sacaron del vagón de carga sin mucha consideración, porque había prisa, y tendieron como leños en esterillas sobre el piso de cemento y piedra de la estación del Norte, en espera de otros vehículos para llevarlos a los centros hospitalarios del Ejército del Este. Estaba inerte, con la expresión tranquila de quien ha visto a los ángeles y ya nada teme. Quién sabe cuántos días llevaba zarandeado de una camilla a otra, de una posta de campaña a otra, de una ambulancia a otra, hasta llegar a Cataluña en ese tren. En la estación, varios médicos, sanitarios y enfermeras recibían a los soldados, mandaban de inmediato a los más graves al hospital y clasificaban al resto según dónde estaban heridos —grupo A los brazos, B las piernas, C la cabeza, y así seguía el alfabeto— y los enviaban con un cartel al cuello al lugar correspondiente. Los heridos llegaban por centenares; había que diagnosticar y decidir en cuestión de minutos, pero el tumulto y la confusión eran sólo aparentes. Nadie quedaba sin atención, nadie se perdía. Los de cirugía iban al antiguo edificio de Sant Andreu en Manresa, los que requerían tratamiento se mandaban a otros centros y a algunos más valía dejarlos donde estaban, porque nada se podía hacer para salvarlos. Las voluntarias les mojaban los labios, les hablaban bajito y los acunaban como si fueran sus hijos, sabiendo que en otra parte habría otra mujer sosteniendo a su hijo o a su hermano. ..."



He vuelto a pasar unos días de placer en el universo de Isabel Allende.

Viajar de nuevo a sus historias, volver a vivir entre sus páginas es garantía de disfrute, de conocer personajes entrañables, de vivir muchas vidas fascinantes.

“Largo pétalo de amor” no ha sido ninguna excepción.

Me daba pena que se terminara, y de hecho fue lo que menos me gustó de todo el libro, que se termina casi sin que te des cuenta. El final no me convence mucho. Llegas a la última página y te preguntas: ¿Ya? Y sí, más o menos te imaginas qué pasará después. Pero querrías que también eso te lo hubiera contado, porque la Allende cuenta las cosas “tan bonito…”.

El tema de la novela es la patria y el desarraigo. Y por supuesto creo que también podría ser el amor.

"Y entonces ese vasco alegre y corajudo, que había visto tanta muerte y sufrimiento, tanta violencia y maldad, lloró disimuladamente con la cara escondida en la nuca de la joven, cuyo olor no olvidaría. Lloro por ella, porque todavía no sabía que era viudad, lloró por Guillem, que nunca conocería a su hijo ni volvería a abrazar a su novia, lloró por Carme, que se había ido sin despedirse, lloró por sí mismo, porque estaba muy cansado y por primera vez en su vida dudaba de su buena suerte."

Por primera vez la historia está ambientada en España, en tiempos de la Guerra Civil. Ahí arranca esta novela. Y después nos hablará del barco Winnipeg, donde un puñado de republicanos, ni más ni menos que dos mil, buscarán otro lugar para vivir: Chile. Y ahí la historia se trasladará a ese país mientras nos cuenta las vidas del médico Víctor Dalmau y la que será su mujer, la pianista Roser Bruguera y su historia de amor.

Pablo Neruda tiene un papel importante en la obra y la autora le hace un homenaje en este libro. Por esta historia circulan junto a los personajes ficticios, personajes reales como, ya he dicho Pablo Neruda, pero también Salvador Allende o Elizabeth Eidenbenz.

Temporalmente  la novela comprende un periodo de tiempo entre el año 1936 y el 1994. 

No quiero contaros mucho porque es mejor zambullirse en esta nueva novela e ir descubriéndola poco a poco. La gesta del Winnipeg, barco del que yo nunca había oído hablar y un ramillete de vidas a las que toca no solo pasar la Guerra Civil, sino también el golpe de Pinochet. 

Como siempre la autora disecciona los sentimientos y los sabe traducir a palabras de forma efectiva y delicada. 

A mí me ha parecido una novela muy entretenida y amena. Creo que me ha gustado más que la anterior novela de esta autora, pero quizás a otras personas ésta le guste menos que alguna que otra, porque Isabel Allende tiene muchas novelas entrañables, y para gustos…

  En fin, por mi parte, muy recomendable.


#Reseñas
#Isabel Allende

martes, 8 de octubre de 2019

Julia




Tus buenos días todos los días del año.

Tu sonrisa cuando yo entraba en casa:
luminosa.

Tu mirada cuando yo cosía.
Tu silencio.
Tu forma de hablarme con los ojos.
Tu humor.
Tu fuerza de voluntad.
Tu ejemplo.
Tu miedo a la electricidad,
a los ladrones,
a que volviera sola a casa,
esa forma tuya perfecta de quererme.

Feliz no cumpleaños mamá. 



domingo, 6 de octubre de 2019

La Casa Museo de Mario Vargas Llosa en Arequipa (Perú)


LA CASA DE AREQUIPA
Por Mario Vargas Llosa

"La casa en que nací, en el número 101 del Boulevard Parra, en Arequipa, el 28 de marzo de 1936, no tiene ninguna distinción arquitectónica particular, salvo la vejez, que sobrelleva con dignidad y que le da ahora cierta apariencia respetable. Es una casa republicana, de principios del siglo veinte..."


 "Bienvenidos a este museo virtual. En esta casa nací y aquí pasé mi primer año de vida junto a mi madre y mi familia materna. Y aquí está reunida ahora, en una animada síntesis, toda mi trayectoria de escritor"



El lujo de estar en Arequipa y ver la Casa Museo de Mario Vargas Llosa. 
             Situada en la avenida Parra, 101, la casona donde nació el escritor, y donde solo vivió su primer año de vida.
Inaugurada como Casa Museo en abril del año 2014.


El placer de visitarla casi a solas con una guía exclusivamente para tí.
             Una guía amable que nos dejaba todo el tiempo que quisiéramos en cada una de salas, que nos dió toda la información y permitió que hiciéramos las fotos que quisiéramos.  


El descubrimiento de ver lo interactiva que era, con hologramas y vídeos en todas las salas donde el escritor te va contando a ti solo cómo ha sido su vida.

Ordenadas las 16  salas cronológicamente, vas haciendo un recorrido por toda su vida guiados por su voz, sus recuerdos y sus anécdotas. 
Hay muchos hologramas, vídeos, fotos y objetos personales del autor.

La sala donde te habla de cuando nació, 
la sala donde te cuenta cuando empezó a leer y sus años de escuela, 
la sala que es un vagón de tren donde te habla de lo que supuso para él la vocación de escribir, 
la sala donde te habla de sus obras, 
la sala donde recuerda su época en Barcelona con un homenaje a la generación de autores latinoamericanos coetáneos a Vargas Llosa y donde se puede ver otro holograma donde el escritor peruano comparte mesa con sus hijos literarios más carismáticos, personajes más emblemáticos a los que dio vida en sus novelas;
 la sala dedicada a su afición por el cine, 
la sala dedicada a sus diplomas y trofeos con el discurso del Nobel incluido... 


El entusiasmo de saberte en una casa especial, una de las mejores casas de escritores que has visitado. 


Y El ruego de que nadie interesado por la literatura deje de visitar este lugar, absolutamente recomendable, si pasa por Arequipa.





La sala dedicada al nacimiento de Vargas Llosa, la cama original.











Sala dedicada a su paso por el Colegio Militar Leoncio Prado


En la sala dedicada a su tiempo como reportero, su máquina de escribir







Sala ambientada como un tren donde te habla Vargas Llosa de su vocación












Sala dedicada a el tiempo que estuvo Vargas Llosa en Barcelona

Su estancia en Barcelona, con otros grandes autores como García Márquez




El manuscrito del discurso del Nóbel






#Casa Museo Mario Vargas Llosa
#Arequipa
#Perú
#Casas de escritores

jueves, 3 de octubre de 2019

Nombres de los sitios.Hoy una de bares y Gabinete Caligari


¡Marchando otra de nombres de bares!

Ainssss lo que nos gustan en este blog los nombres originales de las tiendas y demás establecimientos.  Nos gusta que se ponga atención en este tema, que se elijan con cuidado las palabras, que se cuide el lenguaje. Que se necesita llamar la atención, busquémoslos así de originales.

Como decíamos, hoy ¡marchando una de bares!

Recien cazados, aún están calentitos. ¡Cuidado no os quemeis al hincarle el diente!

Son nombres originales, desenfadados, joviales, nombres que designen un lugar donde estar a gusto y pasar un rato distendido, charlando, riendo, disfrutando. Sí, brindando.

Nombres como "Nothingan prisa" donde juegan con el nombre de la ciudad inglesa de Robin Hood: Nottingham y cómo suena en español "No tengan" y como estamos en un bar, pues "bares qué lugares, tan gratos para conversar..." Muy ingenioso.

Y el bar "Hasta aquí llegué", primero porque estaba en un alto y segundo porque es el mejor lugar para quedarse a pasar un buen rato, además de que hay veces que entramos en un bar y casi que es mejor que después no vayamos a otro lugar que a nuestra casa... Idiosincrasias de estos establecimientos. "Amor, aunque a estas horas, ya no estoy muy entero, al fin llego el momento, de decirte te quiero"



Letra de "Al calor del amor en un bar" de Gabinete Caligari

Amor, la noche ha sido larga
Y llena de emoción,
Pero amanece y me apetece
Estar juntos los dos. 
Los bares, que lugares
Tan gratos para conversar.
No hay como el calor
Del amor en un bar. 
Amor, no he sabido encontrar
El momento justo
Pues con el frío de la noche
No estaba a gusto. 
Mozos ponga un trozo
De bayoneta y un café,
Que a la señorita la invita Monsieur 
Y dos alondras nos observan
Sin gran interés
El camarero está leyendo el "As"
Con avidez
Los bares, que lugares
Tan gratos para conversar.
No hay como el calor
Del amor en un bar.
Amor, aunque a estas horas
Ya no estoy muy entero,
Al fin llego el momento
De decirlo te quiero
Pollo, otro bollo
No me tenga que levantar
No hay como el calo
Del amor en un bar.
Jefe, no se queje
Y sirva otra copita más
No hay como el calor
Del amor en un bar
El calor del amor en un bar
El calor del amor en un bar







#Nombres de las cosas
#Nombres de las tiendas