domingo, 30 de julio de 2017

"Encandilados" todos los viernes del verano en El Retiro


 Todos los viernes de julio, agosto y septiembre a eso de las 21.30 en un lugar tan madrileño como El Retiro se enciende un viejo candil que ilumina muchos cuentos. 

Tantos como tú quieras escuchar.


 En la Fuente de la Alcachofa que está en una de las esquinas del estanque del Retiro, llegan unos "tirititeros" de la palabra cargados con una cartelón de colores, una manta para extender en el suelo, un candil y cerros de cuentos bajo el brazo para decirte... "Erase una vez".

Se llaman "Encandilados" y estan allí todos viernes del verano para encandilarte con sus cuentos. Son cuenteros de aquí y de allí que se unen para contar a viva voz, sin micrófono, cuentos para adultos que han leído o han inventado. 

Quieren expresarse, ensayar, contar y disfrutar cada vez mejor.

Este último viernes, 28 de julio, allí que estuve disfrutando de esta velada. Además tenía el aliciente de que una amiga Piluca Martínez de Velasco quería contar unos de mis cuentos: "Boca abajo".


Fue toda una invitación: allí me esperaba una sillita azul y uno de mis cuentos puesto en escena. Eso es un regalo.

Alli estuvimos.
Bajo la farola diez u once narradores con muchísimas ganas de contar, y al otro lado todos los que paseaban por El Retiro y quisieron acercarse.





Las fotos no me salieron muy bien, y bien que lo siento, pero el rato... el rato me salió estupendo.

Mil gracias a Piluca, y a todos sus compañeros porque disfrutamos mucho con ellos y su forma de contar.


4 comentarios:

  1. Rocío,
    gracias por compartir esta entrada y esta pasión de Piluca por contar cuentos en este lugar tan hermoso en El Retiro.
    Tu relato fue muy aplaudido y gustó. Disfrutamos de una hermosa velada.
    Un beso. amiga.
    Javier

    ResponderEliminar
  2. Joo..RO!!Tu siempre tan cariñosa y agradecida.
    Gracias a ti por el placer de dejarme narrar tu relato..y como te prometi:
    Lo he cuidado y mimafo e incluso lo he acunado varias veces como si fuera tu hijo.Gracias .

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos. Porque aunque parece un desdoblamiento de personalidad de Javier, sé que está ahí Piluca. Fue una experiencia muy entretenida y divertida. Un placer. Un beso a cada uno.

    ResponderEliminar
  4. Así es, Rocío. El segundo comentario es de Piluca. Un beso, amiga.
    Sigamos disfrutando de la magia de contar, escrito un oral. A todos nos gusta que nos cuenten buenas historias. ¿Verdad?
    Javier

    ResponderEliminar

Tus comentarios me enriquecen, anímate y déjame uno