viernes, 28 de febrero de 2014

"Resaca Literaria": Isabel Allende

Termina febrero y lo acabo leyendo las últimas páginas del último libro de Isabel Allende "El juego de Ripper". Siento exactamente eso que cuenta el letrero que encabeza esta entrada...

¿Y ahora qué libro empezaré?

Si todavía estoy en San Francisco con Amanda, con su abuelo, con Indiana, Ryan...

jueves, 27 de febrero de 2014

¿El "palulú" o el palodul?



Hoy, en el trabajo, hemos estado hablando del “palulú”. ¿Os acordáis? Ese palo dulce y rugoso con cierto sabor a regaliz que comprábamos de niños en la tienda de las chucherías y luego chupábamos muy despacio hasta que perdía el sabor y se quedaba como consumido en hebras secas... Efectivamente ahora sabemos que de él se saca el regaliz y que se trata de una raíz con propiedades curativas. Pero entonces... entonces era el palulú... Qué rico... Y qué palabra tan entrañable.

¿Os acordáis verdad? Aunque quizás algunos de vosotros no lo llamarais con ese nombre. Hay quién le llamaba palolú o palodul o regaliz de palo o qué sé yo... En nuestra conversación barajábamos estos dos términos refiriéndonos al mismo palo: o Palulú o Palodul.

He buscado la palabra en el diccionario de la Real Academia y “palulú” no aparece. Bua bua buaaaah. Está claro que es una de esas palabras que usábamos mal como “Turuleta” o “Conchinchina” (De estas palabras ya hemos hecho entrada en este blog).

Sin embargo he buscado “palodul” en el diccionario y tampoco viene. Empatados a 0. Pero en cambio sí que viene “paloduz”, que nos lleva al término “orozuz” con el mismo significado.

orozuz.

(Del ár. hisp. ‘urúq sús o ‘írq sús, y este del ár. clás. ‘irqu [s]sús; cf. port. alcaçuz).
1. m. Planta herbácea vivaz de la familia de las Papilionáceas, con tallos leñosos, de un metro aproximadamente de altura, hojas compuestas de hojuelas elípticas, puntiagudas, glaucas y algo viscosas por el envés, flores pequeñas, azuladas, en racimos axilares, flojos y pedunculados, fruto con pocas semillas, y rizomas largos, cilíndricos, pardos por fuera y amarillos por dentro. Es común en España a orillas de muchos ríos. El jugo de sus rizomas, dulce y mucilaginoso, se usa como pectoral y emoliente.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Yo tomaba el palulú en Cataluña, algunos compañeros también disfrutaban del palulú en Madrid. En Melilla parece ser que lo que chupaban era “palodul”. Seguro que vosotros tenéis alguna palabra más para designar el mismo palo dulce ¿No?

Aunque, no os voy a engañar, para mí ya siempre será el palulú de toda la vida…

lunes, 24 de febrero de 2014

Los nombres de las tiendas. Kiev.


Mi amiga Isabel ha estado hace un par se semanas en Ucrania, en Kiev, lugar tristemente nombrado últimamente en todos los informativos.

Se acordó de mí, allí tan lejos, y me ha traído estas tres fotografías para el blog. Son curiosas ¿vardad? "Bar Salvador Dalí", nuestro toro, y la palabra "Mafia" claramente legible para nosotros. Para la colección de nombres de tiendas diferentes.

Mil gracias amiga.






domingo, 23 de febrero de 2014

La lectura es un abrazo - I. Allende





La lectura es un abrazo entre el autor y el lector.

Isabel Allende
Página 2

sábado, 22 de febrero de 2014

75 años que se nos murió Machado: 22 de febrero



 

autógrafo







En realidad se llamaba Antonio Cipriano José María Machado Ruiz. (Sevilla, 26 de julio de 1875 - Coillure, Francia, 22 de febrero de 1939). Aunque para nosotros era y es Antonio Machado, el poeta emblemático de la Generación del 98. 

Dicen que era bastante alto, metro ochenta, mucho para la época. Dicen que usaba grandes zapatones y andaba de forma un poco renqueante apoyandose en el bastón. Dicen que casi siempre iba sucio de la ceniza que le caía encima del traje porque fumaba mucho.

Dicen que no soportaba que nadie leyera sus versos declamándolos en exceso, que era lo que se suele llamar "un perdedor" y que murió sobre todo de pena. Su hermano Manuel se enteró de su muerte estando en una peluquería porque se lo comentó como si tal cosa el peluquero. 

Hoy 22 de febrero se cumplen 75 años de la muerte del poeta Antonio Machado en Colliure.

Había atravesado la frontera huyendo de España, y hacía algo menos de un mes que junto a su hermano José y su madre, había llegado a la estación de ferrocarril de este pequeño pueblo de mar al sureste francés.

Se alojaron en una pequeña pensión regentada por la familia Quintana. De allí ya no saldrían ni el poeta ni su madre. A primera hora de la tarde del día 22 de febrero Antonio Machado murió de una neumonía. Tres días después lo haría su madre. De todos es conocido que su hermano en la chaqueta del poeta encontraría dos papeles arrugados. En uno recordaba a su Guiomar, y en el otro estaba escrito ese verso tan famoso: 'Estos días azules y este sol de la infancia'. 



No es la primera vez que hablamos de Antonio Machado en este blog. Os voy a copiar el vínculo por si queréis repasar esas otras veces: El áula donde daba clases Machado en Baeza, la obra de teatro donde se recordaba a la madre de Machado, una conferencia a la que asistí sobre él...

http://rociodiazgomez.blogspot.com.es/search/label/Mis%20autores%20Antonio%20Machado




miércoles, 19 de febrero de 2014

El poeta Cristobal López de la Manzanara en nuestra tertulia



“…Las persianas escriben la luz a doble espacio”
Cristobal López de la Manzanara
El otro día en la tertulia nos visitó el poeta Cristobal López de la Manzanara.
Para mí fue un descubrimiento. Yo no le conocía, solo de oídas porque fue cofundador de la revista literaria de Getafe “Cuadernos del Matemático” donde tuve el placer de que me publicaran un relato.
El poeta ejerce como boticario en Getafe, puesto que es en primer lugar licenciado en Farmacia y luego lo fue en Política y Sociología. Pero literariamente hablando ya os comentaba que es Subdirector de la revista “Cuadernos del Matemático” y redactor de “Calicanto”.
Tiene varios libros de poesía publicados. “Episodios de la sed” por el que le dieron el 2º premio Internacional de Poesía Amado Nervo. “Las pesadumbres del ozono”, “La voz entre la palabra” y “El cajón de las formas. Sonetos boticarios y otras formas” del que nos leyó algunos poemas con tema boticario que nos encantaron y nos comentaba que esta primavera iba ya a publicar el siguiente del que nos leyó algunos poemas.
Es una persona singular la verdad y disfrutamos todos mucho con su visita pues desde un primer momento estuvo con la sonrisa en la boca, demostrando tener mucho sentido del humor con esa ironía con que están impregnados muchos de sus poemas. Además iban enlazándolos con anécdotas divertidas y cotidianas de su vida que nos contaba de forma tan sencilla… Muy amable, humilde, tenía dificultades para pasar las hojas pero no cejaba de hacerlo dándonos una buena lección, como también la de leernos en voz alta sus versos, para que conociéramos la voz del poema. Le acompañaba su mujer Mercedes a la que pedía que volviera a leer algunos de sus poemas por si no le habíamos entendido.
Qué cercano e interesante fue este poeta. Qué encuentro tan distendido, que agradable. Su poesía nos resultó igualmente muy atractiva, salpicada de metáforas, de personificaciones… Unas imágenes muy logradas.
Me gustó especialmente cuando nos leía poemas de su libro de los olores. Poemas con títulos como: Olor a tristeza, olor a Infancia, Olor a Ropa, olor a Mar, olor a Libro, olor a Piscina… En esos poemas el poeta nos habla no solo de lo meramente físico sino también de sus recuerdos, de sus emociones, mezclando lo universal con lo personal.
Os copio algunos versos de su libro de los Olores:
“El pergamino del mar / cuyos barcos son comas” (Olor a mar).
“las persianas escriben la luz a doble espacio”
Y de sus poemas con sabor a botica:
EL GENÉRICO
Estructura, gemela medicina,
recientemente púber, quinceañera;
réplica que al enfermo le genera
un rechazo que pronto se adivina.
 
Fórmula igual, sin tanta bambalina,
con un nombre común, una cualquiera,
con la desgracia de no ser pionera
en nada, ni siquiera clandestina.
 
Lo original que en ella hay de absoluto
es su precio bajado hasta el subsuelo
en aras de ser bioequivalente.
 
Y deja al boticario el atributo
de elegir una forma de consuelo
que devuelva la fe de su paciente.

Si os interesa este tema, y queréis profundizar más en este autor o su obra os invito a visitar la bitácora que de la visita de ese día ha hecho Javier Díaz Gil en nuestro blog:
 
http://bitacoratertuliagaldos.blogspot.com.es/2014/01/19-jornadavii-ano-miercoles-29-de-enero.html
 

martes, 18 de febrero de 2014

"La verdad sobre el caso Harry Quebert" de Jöel Dicker


- Que la vida tenía muy poco sentido. Y que escribir daba sentido a la vida.
- Eso es, Marcus. Y ése es el error que cometió hace unos meses, cuando Barnaski le reclamó un nuevo manuscrito. Se puso a escribir porque tenía que escribir un libro, no para dar un sentido a su vida. Hacer por hacer nunca ha tenido sentido: así que no tenía nada de extraño que fuese incapaz de escribir una sola línea.
El don de la escritura es un don no porque escriba correctamente, sino porque puede dar sentido a su vida. Todos los días hay gente que nace, y otros que mueren. Todos los días, millones de trabajadores anónimos entran y salen de enormes edificios grises. Y luego están los escritores. Los escritores viven la vida más intensamente que los demás, creo. No escriba usted en nombre de nuestra amistad, Marcus. Escriba porque es el único medio para usted hacer de esa minúscula cosa insignificante que llamamos vida una experiencia válida y gratificante.

La verdad sobre el caso Harry Quebert es el último libro que me he terminado. Había oído hablar de él, uno de los más vendidos, premiado en el 2012 por la Academia francesa y aspirante a un montón de traducciones. También había escuchado tanto críticas a favor como críticas en contra expuestas ambas con pasión.
Bueno, pues habrá que comenzar esta reseña diciendo que a mí me ha gustado. Es más, estaba encantada de leerlo. Bien es verdad que la primera parte del libro cuando habla de la vida del escritor que narra la historia (Marcus Goldman) se me hacía un poco cuesta arriba, pero superada esa parte estaba deseando volver a cogerlo.

El argumento comienza con la historia de Marcus Goldman. Un escritor que, tras el éxito de su primer libro se encuentra paralizado por el síndrome de la página en blanco, ha de entregar un nuevo libro con un plazo y se le echa encima. Recurre pues a su amigo y profesor: el escritor de éxito Harry Quebert, que alcanzó la fama con su obra Los orígenes del mal. Quebert le invita a trasladarse a Aurora, un pueblo de New Hampshire, para ver si allí recupera la inspiración y puede volver a escribir. Estando allí Goldman descubre por accidente que su amigo y maestro tuvo una relación secreta 33 años atrás, con 34 años, con una chica de 15 años, Nola Kellergan, que desapareció de forma misteriosa y violenta a finales del verano de 1975.

Es una novela que a mí, que escribo, ya solo por todo lo que hablan sobre la creación de una novela ya me gustaba. A lo largo de la novela se va salpicando la historia con los consejos del profesor escritor a su alumno también escritor. Consejos sobre la creación literaria que van encabezando los capítulos. Consejos sobre la vida y el boxeo también. Lo más curioso también es que la historia gira en torno al personaje de Marcus Goldman, que se hará muy famoso con su segundo libro escrito a raíz del caso Harry Quebert (su amigo y profesor), segundo libro de la ficción que no es ni más ni menos que el que estamos leyendo.  El personaje lo va escribiendo a medida que nosotros también lo vamos leyendo.

Los personajes son múltiples y tienen muchas caras. Están perfilados de forma que son bastante humanos, no hay buenos. Los protagonistas por supuesto son Marcus Goldman y Harry Quebert los escritores de la novela. Después está el personaje de Nola, la chica de quince años que aparece muerta y que se descubre que mantenía una historia sentimental con Harry Quebert. Tenemos también a los distintos habitantes de Aurora y los que rodean a Marcus. Y por último también será importante en la historia el teniendo Galahowood con quién investigará Marcus y que se irá haciendo progresivamente más importante. En esta novela los personajes son muy cambiantes. Nadie es quién parece ser. Todos son un caleidoscopio, van cambiando. Y nosotros, los lectores, se supone que vamos conociendo los entresijos de la historia a medida que los va conociendo el narrador.

Yo siempre había escuchado en el taller de creación literaria al que asistía o ahora en la tertulia literaria que cuando uno escribe no debe suponer que el lector es tonto. No hay que darle mascada la historia, hay que sugerir muchas veces, darle gestos además palabras… en fin, él tiene que imaginar. Pero por otro lado no hay que mentirle, ni engañarle. Bueno pues en esta novela el autor está todo el rato mintiéndonos. Haciéndonos ver que los personajes son de una forma, y que ocurrió toda cómo nos muestra, para unas páginas más adelante desmontarnos todo el tinglado y enseñarnos todo de otra forma. Y así varias veces. La acción tiene varios puntos de giros. Varios. Quizá demasiados. Aquí nada es lo que parece.

En cuanto a cómo está contada la historia. En lo que se refiere al tiempo, la narración está contada en tres tiempos: En 1975 en Aurora con la historia de amor entre Harry y Nola es el primer hilo temporal. El segundo hilo nos cuenta cómo se desarrolla la historia entre Harry Quebert y Marcus, a partir de que se conocen en la universidad, estamos en el año 1998. Y por último el tercer hilo se cuenta en el presente, y es la trama principal, el año 2008, desde el momento que se descubre el cadáver de Nola en adelante.

Y en lo que se refiere a su ubicación espacial, está toda ella ambientada en la costa Este de EEUU. En Nueva Inglaterra. En una ciudad inventada Aurora. Aunque también sale Nueva York.

Pero además de tener tres hilos temporales está contada todo el tiempo dando vueltas. No es lineal sino que vuelve una y otra vez a los mismos sucesos para ofrecernos más detalles. Es una historia que está narrada en espiral.
A mí me ha resultado interesante la forma en que está escrita esta novela. Independientemente de la historia que cuenta, me ha gustado cómo nos la ha contado el escritor. Aunque creo que es muy desigual en el ritmo. Al principio casi me parecía lenta. Pero a medida que avanza se va acelerando, hasta que al final casi se vuelve trepidante venga a introducir puntos de giro a la historia. Quizás haya demasiados hacia el final de la novela en comparación con el resto de ella. Claro que por otra parte eso a algunos lectores como yo no nos deja abandonar la historia sino que quieres ver de una vez qué pasó de verdad.

Concluyendo que me ha parecido una novela interesante, me ha gustado leerla, me ha tenido bastante intrigada y sus aportaciones sobre la creación literaria me han gustado mucho. 


El autor Jöel Dicker (Ginebra, 16 de junio 1985) leo que “tiene una voz apagada y modales educados”. Con una madre librera y un padre profesor de francés, es el segundo de cuatro hermanos (dos chicos y dos chicas). Había escrito ya varias novelas que no le publicaban y ya iba a dedicarse a otra cosa cuando de pronto comenzó el éxito con ésta novela.

domingo, 16 de febrero de 2014

Dueto poético Federico Monroy y Javier Díaz Gil en Libertad 8


El pasado lunes 10 de febrero, estuve en Libertad 8, ese lugar con solera en pleno Chueca, disfrutando de una velada poética amenizada con música de piano. Una gozada.

Los artífices fueron Federico Monroy y Javier Díaz Gil, compañeros de nuestra tertulia Rascamán, de los que ya os he hablado muchas veces. La música venía de las manos, nunca mejor dicho, del joven pianista Antonio del Pin. 

Me gustó mucho. Comenzó el acto con música, y luego hasta brindamos... Bueno, bueno, bueno. Pero no quiero extenderme con mis impresiones. Mejor que contároslo aquí os dejo algunos momentos de la intervención de cada uno de ellos, brindis incluído, para que podáis ver y comprobar que entretenido y agradable fue. Lo disfrutamos mucho.

video





video


 

video





video




sábado, 15 de febrero de 2014

De Larra a Zorrilla un 15 de febrero



Tal día como hoy, 15 de febrero pero del año 1834, tuvo lugar el entierro del poeta Larra. 

Dos días antes, un 13 de febrero de 1837 ya de noche, Dolores Armijo, una mujer casada con quién tuvo amoríos, acompañada de su cuñada, le visita en su casa del tercer piso de la calle Santa Clara nº 3, para devolverle unas cartas y de paso comunicarle que no quería reanudar la relación sentimental que tenían, que volvía con su marido. Nada más salir de la casa, el poeta se suicidó de un pistoletazo en la sien derecha. Tenía veintisiete años. 

Aquella tarde, subido en una lápida del cementerio de Fuencarral, se haría famoso un nuevo poeta de Valladolid José Zorrilla, al declamar este poema:

A la memoria desgraciada del joven literato D. Mariano José de Larra

1    Ese vago clamor que rasga el viento


es la voz funeral de una campana:


Vano remedo del postrer lamento


de un cadáver sombrío y macilento


que en sucio polvo dormirá mañana.  5

2    Acabó su misión sobre la tierra,


y dejó su existencia carcomida,


como una virgen al placer perdida


cuelga el profano velo en el altar.


Miró en el tiempo el porvenir vacío,  10

vacío ya de ensueños y de gloria,


y se entregó a ese sueño sin memoria


que nos lleva a otro mundo a despertar.


3     Era una flor que marchitó el estío,


era una fuente que agotó el verano;  15

ya no se siente su murmullo vano,


ya está quemado el tallo de la flor.


Todavía su aroma se percibe,


y ese verde color de la llanura,


ese manto de hierba y de frescura,  20

hijos son del arroyo creador.


4        Que el poeta en su misión


   sobre la tierra que habita,


   es una planta maldita


   con frutos de bendición.  25

5     Duerme en paz en la tumba solitaria,


donde no llegue a tu cegado oído


más que la triste y funeral plegaria


que otro poeta cantará por ti.


Esta será una ofrenda de cariño,  30

más grata, sí, que la oración de un hombre,


pura como la lágrima de un niño,


memoria del poeta que perdí.


6        Si existe un remoto cielo,


   de los poetas mansión,  35

   y sólo le queda al suelo


   ese retrato de hielo, fetidez y corrupción;


7        ¡Digno presente por cierto


   se deja a la amarga vida!


   ¡Abandonar un desierto  40

   y darle a la despedida


   la fea prenda de un muerto!


8       Poeta, si en el no ser


   hay un recuerdo de ayer,


   una vida como aquí  45

   detrás de ese firmamento...


   conságrame un pensamiento


   como el que tengo de ti.




Así lo contaría el mismo Zorrilla:

Recuerdos del tiempo viejo:
 
El silencio era absoluto: el público, el más a propósito y el mejor preparado; la escena solemne y la ocasión sin par. Tenía yo entonces una voz juvenil, fresca y argentinamente timbrada, y una manera nunca oída de recitar, y rompí a leer... pero según iba leyendo aquellos mis tan mal hilvanados versos, iba leyendo en los semblantes de los que absortos me rodeaban, el asombro que mi aparición y mi voz les causaba. Imagineme que Dios me deparaba aquel extraño escenario, aquel auditorio tan unísono con mi palabra, y aquella ocasión tan propicia y excepcional, para que antes del año realizase yo mis dos irrealizables delirios: creí ya imposible que mi padre y mi amada no oyesen la voz de la fama, cuyas alas veía yo levantarse desde aquel cementerio, y vi el porvenir luminoso y el cielo abierto... y se me embargó la voz y se arrasaron mis ojos en lágrimas... y Roca de Togores, junto a quien me hallaba, concluyó de leer mis versos.

(Obras, II, p. 1.745)                
 

Contestaciones al Juego Literario de la última entrada


Bueeeno pues vamos a contestar a todas las preguntas que hacíamos en el "juego literario" de la última entrada. Pese a tener muchas visitas en el registro de las estadísticas, comparando esta entrada con las anteriores, la verdad es que no muchos se han atrevido a contestar por escrito ni aquí ni en el facebook. Y eso que varias personas en estos días me han hablado de esta entrada y he podido comentar con ellos en voz alta las contestaciones. Pero vamos a ello:


El 1 de febrero de 1851 fallece Mary Wollstonecraft Godwin, conocida como Mary Shelley, narradora, dramaturga británica. ¿Sabéis verdad el título de su novela gótica más reconocida? 
En 1916 Mary Shelley comenzó a escribir Frankestein o el Moderno Prometeo que publicaría dos años después, en el año 1818.

El 7 de febrero de 2003 fallece Augusto Monterroso, creador del famoso microrrelato de El dinosaurio. ¿Sabéis cual verdad? 
 
«El dinosaurio» de Augusto Monterroso es uno de los textos más estudiados, citados, y conocidos en la historia de la palabra escrita, a pesar de tener una extensión de exactamente siete palabras:

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.




El 12 de febrero de 1976, Mario Vargas Llosa le propinó un tremendo e histórico puñetazo en un ojo a Gabriel García Márquez dentro de las instalaciones de un cine mexicano. ¿Sabemos ya por qué, por qué de verdad de la buena? porque hay muchas teorías...
No se sabe porque los mismos protagonistas han dicho que nunca dirán exactamente por qué. He investigado por internet y más o menos dicen en todas partes lo mismo. Os copio unos fragmentos de un artículo donde hablan de ello: "Hay quienes pretenden que los celos profesionales del peruano empezaron a hacer mella en su amistad, pero esto queda desmentido de antemano por su monumental Historia de un deicidio, que sigue siendo el mejor estudio analítico de la obra garciamarquiana.
Otros sostienen que fueron las divergencias ideológicas, que llevaron al peruano a abjurar de la izquierda latinoamericana y del castrismo, lo que empezó a erosionar su relación. Pero aunque pudo haber sido un elemento coadyuvante, no explica por sí solo el cruento puñetazo.
Todo parece indicar que el distanciamiento definitivo se debió a un problema, real o inventado, de faldas y de celos. Pero aquí entramos en un terreno de arenas movedizas, donde no estamos seguros de dar ningún paso en firme.
La leyenda o una de las leyendas dice que, tras dejar Barcelona y regresar a Perú a mediados de 1974, Vargas Llosa conoció y se enamoró locamente de una mujer que iba en el barco en el que él viajaba con su mujer, Patricia Llosa, y sus hijos. Poco después, el peruano dejó a su familia y se fue a Estocolmo a vivir con la azafata sueca el amor más desaforado de su vida, tanto que se olvidó hasta de la literatura.
Mientras, Patricia regresó con sus hijos a Barcelona, y los García Márquez se convirtieron en su pañuelo de lágrimas. En algún momento, mientras departían solos en la cafetería de algún hotel barcelonés, Patricia le pidió un consejo a García Márquez sobre si creía que debía separase de su marido, después de lo que le había hecho.
Según versiones próximas al colombiano, éste le dijo que si creía que debía hacerlo, pues que se lo planteara claramente a su esposo cuando volviera, pero que no se precipitara. Otras versiones próximas al peruano sostienen que esa noche ocurrió lo peor (o lo mejor), lo que Vargas Llosa habría de considerar como la gran traición de su amigo.
Lo cierto es que, cuando el marido fugado volvió a casa y los esposos se reconciliaron después de una pelea monumental, Patricia se sacó la enorme y vengativa solitaria que había estado incubando en su corazón, echándole en cara a su marido que ella, Patricia Llosa, tampoco había perdido el tiempo, pues había estado «con tu gran amigo Gabo».
Vargas Llosa tomó las palabras de su mujer al pie de la letra, según lo dictaba el contexto, y durante más de un año en que no se vio con García Márquez fue alimentando la solitaria del marido celoso, hasta ese día ingrato del 12 de febrero en México..."


El 13 de febrero de 1837 Larra se dispara un tiro en la sién. Dolores Armijo, su amante, le acababa de decir que volvía con su marido. ¿Y sabéis qué escritor se dió a conocer en su funeral?
El 15 de febrero de 1837, hace 175 años, se enterraba al periodista y escritor Mariano José de Larra mientras un joven llamado José Zorrilla recibía el aplauso de la crítica. Y os dejo el enlace donde Nieves Concostrina os lo cuenta así de bien:




El 17 de febrero de 1673 Molière se desploma en un escenario representando una de sus obras más famosas con un enfermo, que ya es casualidad... ¿Sabéis cual verdad?. Poco después moriría. 
¡¡Claro "El enfermo imaginario"!!


El 18 de febrero de 1952 muere Enrique Jardiel Poncela. Cómico genial, adorado y criticado a partes iguales. Y misógino declarado:"El que pide "la mano" de una mujer, lo que realmente desea es el resto del cuerpo". Seguro que os sabréis muchas frases más... ¡¡Venga alguna más...!!
 - Todos los hombres que no tienen nada importante que decir, hablan a gritos. 
- La mujer adora al hombre igual que el creyente adora a Dios: pidiéndole todos los días algo.
- Cuando las mujeres andan en peores pasos es cuando van mejor calzadas. 
- Hay dos tipos de enfermedades: las que curan solas, y por tanto no es preciso el médico, o las que nadie las cura, en las que tampoco es preciso el médico...


 El 22 de febrero de 1939 muere Antonio Machado en Colliure, al poco tiempo de atravesar la frontera. Y ¿Verdad que sabéis que famosa frase se encontró en el bolsillo de su chaqueta?
 El 18 de febrero empeoró don Antonio de su neumonía. Falleció 4 días más tarde, el 22 de febrero de 1939, de asma y de pena. Sus últimas palabras fueron: "Adiós, madre". Unos días más tarde, su hermano encontró en uno de los bolsillos de su viejo gabán, escritos a lápiz, tres papelitos arrugados: En el primero las palabras iniciales del monólogo de Hamlet “Ser o no ser”; en el segundo unos versos de “Otras canciones a Guiomar"; y en el último un solo verso alejandrino: "Estos días azules y este sol de la infancia".

Buenooo es cierto todo no va ser malo. También:


El 4 de febrero de 1937 nace un poeta grande que acaba de fallecer el mes pasado. Premio Nacional de poesía en el 77 y Premio Nacional de las letras en el 2004. ¿Sabéis quién verdad?  
Poeta "grande"... Felix Grande.
Nacido en Mérida (Badajoz) el 4 de febrero de 1937, Grande trasladó su residencia a Madrid en 1957. Experto flamencólogo, pues consideraba que el flamenco tenía «la función de darme consuelo». Dirigió durante dos décadas la revista "Cuadernos Hispanoamericanos" que inició junto a Rosales. Premio Adonais de Poesía, Premio Nacional de Poesía, Premio Nacional de las Letras... 



 
El 6 de febrero de 1926 uno de nuestros Reyes, un Borbón instaura La Fiesta Nacional del Libro. ¿De quien estámos hablando?
De Alfonso XIII..  La tradición de dedicarle un día al libro viene de 1926, año en el que Alfonso XIII firmó el Real Decreto por el cual se instituía la Fiesta del Libro Español. La idea original partió del escritor valenciano Vicente Clavel, que realizó la propuesta en Barcelona. Tras la firma del Real Decreto, la celebración se fue extendiendo por todo el país, presentando un mayor arraigo en las ciudades que contaban con Universidad. Pasado el tiempo, su desarrollo fue desigual, dependiendo de los lugares (como el conocido san Jorge en el contexto catalán, que acabó mimetizándose con el día del libro). En algunos lugares de nuestro país, la fiesta llegó incluso a desaparecer.


El 7 de febrero de 1931 Virginia Wolf termina Las olas, su obra maestra para muchos.Aunque ella no acabó muy bien... ¿Sabéis cómo verdad?
 Sumergiendo su cuerpo en el río con los bolsillos llenos de piedras para impedir poder salir a flote. Así acabó con su vida la escritora Virginia Woolf el 28 de marzo de 1941, hace 70 años. Dominó como pocos el género epistolar y quizá por eso se despidió de su esposo con una emotiva carta de despedida.

martes, 11 de febrero de 2014

Juegos literarios: De febrero, refranes, efemérides literarias y preguntitas de conocimientos literarios muuuuy fáciles... Todo muy loco...



 "Febrero es un mes embustero" dice el refrán. ¿Pero lo dice solo un refrán?

"Febrerillo el loco, un día peor que otro", "En febrero un rato al sol y otro al humero", "Febrerillo mes loquillo"... En fin. Refranes y refranes que nos señalan este mes como bastante "veletero".

Quizás sea por eso que tenemos muchas efemerides literarias en febrero bastante "contundentes" por llamarlas de alguna forma. Aquí os dejo algunos ejemplos:

El 1 de febrero de 1851 fallece Mary Wollstonecraft Godwin, conocida como Mary Shelley, narradora, dramaturga británica. ¿Sabéis verdad el título de su novela gótica más reconocida?

El 7 de febrero de 2003 fallece Augusto Monterroso, creador del famoso microrelato de El dinosaurio. ¿Sabéis cual verdad?

El 12 de febrero de 1976, Mario Vargas Llosa le propinó un tremendo e histórico puñetazo en un ojo a Gabriel García Márquez dentro de las instalaciones de un cine mexicano. ¿Sabemos ya por qué, por qué de verdad de la buena? porque hay muchas teorías...

El 13 de febrero de 1837 Larra se dispara un tiro en la sién. Dolores Armijo, su amante, le acababa de decir que volvía con su marido. ¿Y sabéis qué escritor se dió a conocer en su funeral?

El 17 de febrero de 1673 Molière se desploma en un escenario representando una de sus obras más famosas con un enfermo, que ya es casualidad... ¿Sabéis cual verdad?. Poco después moriría.

El 18 de febrero de 1952 muere Enrique Jardiel Poncela. Cómico genial, adorado y criticado a partes iguales. Y misógino declarado:"El que pide "la mano" de una mujer, lo que realmente desea es el resto del cuerpo". Seguro que os sabréis muchas frases más... ¡¡Venga alguna más...!!

 El 22 de febrero de 1939 muere Antonio Machado en Colliure, al poco tiempo de atravesar la frontera. Y ¿Verdad que sabéis que famosa frase se encontró en el bolsillo de su chaqueta?

Buenooo es cierto todo no va ser malo. También:

El 4 de febrero de 1937 nace un poeta grande que acaba de fallecer el mes pasado. Premio Nacional de poesía en el 77 y Premio Nacional de las letras en el 2004. ¿Sabéis quién verdad? 

El 6 de febrero de 1926 uno de nuestros Reyes, un Borbón instaura La Fiesta Nacional del Libro. ¿De quien estámos hablando?

El 7 de febrero de 1931 Virginia Wolf termina Las olas, su obra maestra para muchos.Aunque ella no acabó muy bien... ¿Sabéis cómo verdad?

¿Es o no "febrero el loco, un día peor que otro"?

¿Que tal las preguntas?

Jugando repasamos las efémerides y la literatura... 

lunes, 10 de febrero de 2014

"¿Qué fue aquella luz?" Poesía Valenciana en Madrid


El vienes pasado, el día 7 de febrero, estuve en una velada poética en la Biblioteca Pública Manuel Alvar. Era un día muy lluvioso y la cita era con la poesía valenciana de la mano de Lola Andrés y Joan Navarro, poetas que vinieron expresamente desde su tierra para que en Madrid les pudiéramos escuchar. Esa suerte tuvimos.

 JOAN NAVARRO, Oliva, País Valenciano, 1951. Profesor de Filosofía. Poeta, narrador y traductor. Recientemente ha publicado los libros de poesía en catalán Magrana (2004), Sauvage! (2007), edición francesa de A. Salvador y A. Gato, A deslloc (2010), BWV 988 (São Paulo, 2013) y con el pintor Pere Salinas  Atlas (Correspondència 2005-2007) (2008) y Grafies·Incisions (2010).Traductor al catalán, entre otros, de Amado mio de P. P. Pasolini (1986) y algunos poetas brasileños. También ha traducido en otras ocasiones al español.

 LOLA ANDRÉS nace en Valencia en 1961. Licenciada en filología por la Universidad de Valencia. Ha recibido varios premios: “Gerardo Diego” de la Diputación de Soria, 2002; Primer accésit del Premio de Poesía “Ciudad de las Palmas de Gran Canaria”, 2006 y Premio Alfons el Magnànim “Ciutat de València” de poesía en valenciano, 2006. Tiene publicados los libros de poemas: Moléculas y astros, Ed de la Diputación de Soria, 2003; Jocs de llum, Ed Bromera, 2006 y Materia, Ed Ayto de Las Palmas de Gran Canaria, 2007. Ha traducido al castellano algunos libros.

La presentación corrió a cargo de la poeta Esther Giménez que presentó a Lola Andrés, y del poeta Javier Díaz Gil que presentó a su vez a Joan Navarro. 

Bueno he tenido que resumir bastante su trayectoria porque no da para una entrada del blog. Me ha parecido mucho más interesante dejaros algunos vídeos del recital para que podáis haceros una idea de cómo fue y disfrutarlos.


video



video

video

video

domingo, 9 de febrero de 2014

"Poner los puntos sobre las íes" - Las frases hechas con puntos



"Poner los puntos sobre las íes" es una frase hecha que utilizamos muchas veces. 

Queremos decir con ello que pretendemos decir las cosas de forma muy clara, sin dejar ni un resquicio a la duda,concretar algo muy bien. 

 ¿Pero sabemos de dónde viene esa expresión?

Pues parece ser que tenemos que remontarnos al siglo XVI... Ahí mismo, ya veis. 

Por entonces se utilizaban en la escritura los caracteres góticos. Y muchas veces se escribían palabras donde era fácil que dos letras  "i" minúsculas estuvieran seguidas. Algunos copistas para que no se confundieran con una "u" comenzaron a introducir la costumbre de poner encima de ellas unas tildes o virgulillas para distinguirlas fácilmente que al ir evolucionando, con el tiempo, se conviertieron en el punto que llevan encima. 

Pero como suele pasar, algunos no estaban de acuerdo, en este caso los copistas más tradicionales que veían éste método como demasiado pormenorizado, lo veían como innecesario, casi como algo quisquilloso. Y de ahí nos llegó la frase con ese sentido de quizás ser demasiado aclaratorio, casi por demás: "Poner los puntos sobre las íes".

Y ya de paso os pongo una curiosidad grafológica:





Fuentes:
- “Ya está el listo que todo lo sabe” (366 curiosidades para descubrir el porqué de las cosas cada día) de Alfred López
- La web Etimologías de Chile
- http://www.psicografologia.net/que-puede-hacer-por-mi-la-grafologia/





miércoles, 5 de febrero de 2014

Nieves Pulido - poeta




Hombre-árbol

Todo lo que quise
de ti
era un poco de sombra.

 


Nieves Pulido

Gana el Premio Gerardo Diego (2010) de la Diputación Provincial de Soria con este poemario "Grandes Exitos".

Hoy nos ha visitado en nuestra tertulia, un gusto su poesía.

martes, 4 de febrero de 2014

"La lista de los nombres olvidados" de Kristin Harmel


El último libro que he leído ha sido “La lista de los nombres olvidados” de Kristin Harmel y me ha gustado, la verdad.
 
Bien es cierto que la parte romántica se ve venir de lejos, es bastante previsible, no nos vamos a engañar... Pero la parte central del libro, con su intriga, te tiene enganchada. 
 
Pero vamos por partes.
 
El argumento nos cuenta que Hope, una mujer de 36 años que vive en Cabo Cod, Massachusetts, y regenta una panadería familiar, no está atravesando un buen momento. Divorciada y con una hija de doce años preadolescente, en pie de guerra siempre, no solo tiene problemas financieros sino que su abuela Rose, muy importante en su vida, está en una Residencia y comienza a mostrar síntomas del Alzheimer. En medio de esa situación, que parece que todo se derrumba, su abuela en un momento de lucidez le da una lista de nombres para que busque a esas personas en París, de donde ella procede. Curiosamente eso ocurre un 29 de septiembre, el día de mi cumpleaños. Que es una tontería, pero me hacía gracia, que la fecha fuera tan importante en la novela. Porque ahí comienza, el interés de la historia.
 
Yo creo que el tema principal de la novela podría ser cómo una guerra cambia el destino de las personas. Y por supuesto el holocausto, puesto que se trata en ella.
 
El tiempo no es lineal en la novela. Por un lado hay un hilo argumental que se desarrolla en el presente, pero hay otro en el pasado. Eso en lo que se refiere al tiempo. En cuanto a la ubicación espacial, en el presente estamos en la actualidad, en EEUU, en Cabo Cod (Masachusetts) cómo ya hemos dicho, pero en el pasado estamos en 1942 en París.
 
Y hay dos narradores, bueno en este caso narradoras. Por un lado Hope en el presente. Y también en el presente, su abuela Rose, pero que constantemente acude al pasado a fuerza de bucear en sus recuerdos.También cambia la persona que se utiliza en la voz del narrador, la narración del presente se cuenta en primera persona. Mientras que la narración se cuenta en tercera persona cuando se trata de la parte de la parte de Rose.
 
Literariamente tiene una construcción curiosa, puesto que la autora ha ido introduciendo recetas al contar la historia. Cada vez que le toca a Rose contar la historia, se encabeza esa parte con una receta de cocina, de repostería en concreto.Además es una historia con muchos olores, puesto que la panadería familiar tiene mucha importancia.
 
Ya os he dicho que hay una historia de amor en este libro, pero también está la historia de una familia en tiempos del holocausto nazi.
 
Es una novela que se lee muy bien, tiene una prosa sencilla, fácil, y tiene su dosis de intriga. Es un libro entretenido y desde luego muy emotivo. Es una novela de esas que no son el gran novelón desde el punto de vista literario, busca entretener, pero que cumple muy bien su función si quieres sumergirte en una historia de sentimientos, amable, porque la autora al contar sabe muy bien transmitir.
 
A mí me parece, cómo os decía en un principio, que la historia de amor del presente es bastante previsible, pero toda la parte en la que nos volvemos al pasado, cuando buscamos a los familiares, es ágil, aunque por supuesto algo triste también, dado el ambiente en el que se desarrolla. 
 
En fin... que estamos ante una historia de esas emotivas y entretenidas que se lee muy bien, una historia de saga familiar que de vez en cuando está muy bien leer porque uno simplemente se evade de la rutina y disfruta.