domingo, 17 de abril de 2011

Paloma Sánchez en el Libertad 8. Poesía y música para una buena tarde





A veces los recitales poéticos son diferentes. 

Y se llenan de energía, de música, de ganas de vivir los versos, las melodías, intensificar el ritmo que acompaña a las palabras.


IX
Tus palabras se evaporan hacia el cielo
atrapadas en una mota de polvo.

Mi culpa es imperdonable, la tuya no sé

He aprendido de tu construcción minuciosa
cuanto más me atraviesas más fuerte se hace
la trémula sinapsis que nos ata.

Siempre a punto de soltarse
si sigues así te convertirás en recuerdo.

Sabes de sobra que mis plumas son frágiles
si mi madre tiene miedo me sangran los labios

¿Seré yo una gota abandonada de las otras?

El tiempo se ha tumbado a la derecha
vengo sosteniendo mi estructura
amenaza gravedad el mes de julio.

Paloma Sánchez ("Alguien dijo tu nombre" 2011)

El jueves pasado, el día 14 de abril, en Libertad 8, leyó Paloma Sánchez sus versos. Nos  mostró su doble poemario: "Alguien dijo y tu nombre y la envidia de los dioses". Y os puedo asegurar que fue un recital poético distinto, ameno, entretenido, agradable, entusiasta, entregado y generoso para con los que estuvimos allí escuchando, pues además Paloma tenía ambos poemarios preparados para que todos los que estuvimos allí nos lo pudieramos llevar a casa ya impreso. Y eso sí que es un regalo. Poder releer algunos de esos versos suyos.

La presentación la hizo Javier Díaz Gil, que luego también leyó algunos de sus poemas.
Javier Díaz Gil, poeta, presentando el acto. Al fondo Alfonso y Alvaro en la música.

Paloma lee los versos de pie, dramatizándolos, viviéndolos con su voz, su expresión, su vaivén, todo su cuerpo. 



Le acompañaban en la música Alfonso y Alvaro (uno de ellos es su hijo), que también cantaron un par de canciones, entre ellas "Baby, can I hold you" de Tracy Chapman. Su otro hijo,  Ignacio también cantó casi al final del recital  "Por el bulevar de los sueños rotos".









La verdad es que salimos de allí encantados de la vida. La voz de Paloma, su arrolladora forma de entender la poesía, su forma "fiestera" de trasmitirla, su manera de ir poniendo "lazos" a la vida, nos contagió de buena energía.

¿Qué más se puede pedir?

Solo preguntarle a Paloma Sánchez que cuando es su próxima lectura...

Suenan cigarras y entre todas un alegro.

Si escucharas mis poemas ya no podrías separarte de mí
el timbre es la magia de la voz
¿Se puede hacer un hombre con estos desperdicios?
una estatua
un aguacero.

El reloj de arena se vacía despacio
en los ojos, en la boca las arrugas de la risa
la resolución de una flecha que avanza
puedo jurar que el deseo me domina
te busco y juego a ser un personaje de novela
recién lavado casi húmedo

Ha amanecido y hoy la tierra brilla más que nunca

Si escucharas mis poemas ya no podrías separarte de mí.

Paloma Sánchez

3 comentarios:

  1. Rocío,
    preciosa entrada. Sé que a Paloma le va a gustar mucho.

    Un beso.
    Javier

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Cómo me ha gustado volver a escucharlo!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por compartirlo Rocio, con los que no pudimos estar, además de que a Paloma le va a encantar.
    Una puesta en escena, preciosa
    FELI

    ResponderEliminar

Tus comentarios me enriquecen, anímate y déjame uno